Fue buena

18 octubre 2012

Scylla y una búsqueda no tan implacable

Filed under: Coberturas — Jorge @ 09:46

Este es un post que hibernó más de un mes, sin razón que lo amerite. Primero por la Davis, después por la quemazón del viaje y vuelta casera tras 40 días, después…

Finalmente, salen a la luz algunas cuestiones que quedaron del US Open, al menos publicadas antes de emprender un nuevo periplo (?), esta vez por Europa.


La foto es 100% real y sin fotoshop, tomada desde una terraza del Ashe.

———————————————————————————————————————————————————————

BÚSQUEDA APLACABLE

En mi primer US Open, hace dos años, escribí lo siguiente…

Este viaje resultó inolvidable en ese sentido: el reencuentro con una parte de la familia que casi ni conocía, tan lejana debido a los efectos de la Segunda Guerra. Mi abuelo y su hermano (el padre de las primas de mi madre) escaparon de Polonia (no sin sufrir la pérdida de más hermanos y otros seres queridos) y uno recaló en Buenos Aires, el otro en Nueva York.

Como llegaron sin un peso, no pudieron verse por 35 años, hasta que el casamiento de una de las hijas del neoyorquino (la tía que me aloja cuando voy a NY), los juntó por primera vez desde la Guerra. Un canal de televisión estuvo ahí para documentar el momento (fue en 1971) y ahora las primas me preguntan si, debido a “trabajar en los medios”, sería complicado conseguir la cinta. Era el “Eyewitness News” en el Canal 7 local.

Desde hace dos años, entonces, tengo esa misión. Durante la final de la Davis 2010, en Belgrado, el colega Tom “El Juez” Perrotta, de Wall Street Journal, prometió ayudarme. Primero me pidió tiempo, finalmente no pudo. Lo esperé casi dos años, pero le resultó imposible. Probé con Edward, el de aquel vuelo sin agua en el baño. Probé por tuiter, facebook, mail, página oficial del informativo… Cero respuesta.

Finalmente, localicé las oficinas centrales, lo cual tampoco era tan difícil, y me mandé este año. Demasiada seguridad en la puerta, el argentino transpirado, con una mochila de estudiante, que hace una pregunta de… ¿una nota de 1971? Podría haber sido peor, pero no me dieron demasiada bolilla. No fui en plan belicoso, sino persuasivo: sería muy importante para mi familia, comprendan. Un encargado llamó a un número de teléfono, le dieron otro, el del archivo, para que pruebe yo en otro momento.


Foto desde la terraza del depto en Queen’s.

Al regresar, le pedí a mi tía de Nueva Jersey que probara con ese número. La de Nueva York es sordomuda (aunque casi no te darías cuenta por cómo pudo desarrollar el habla), a mí me pasearían al detectar mi acento extranjero… mejor una autóctona.

“No tuve éxito”, me dijo Sally el último día de mi quincena. Jamás pudo llegar al Archivo. El número era equivocado. Probé yo. Lo mismo.


El papelito que me dieron en el canal, con el número protegido (?).

El año próximo volveré a las oficinas. Esta vez exigiré que llamen en el momento. Es improbable que el video exista: en esa época, las cintas se reutilizaban. El reencuentro de mi abuelo y su hermano debe estar tapado por la caída del Muro de Berlín (?). Igualmente, como dicen, la esperanza…


Planta en Belchatow, Polonia.

Al regresar a Buenos Aires, apenas terminada la Davis, finalicé con los trámites de la ciudadanía polaca. Al principio está esa cuestión de comodidades por pertenecer a la Unión Europea, esos que ganaron injustamente el Nobel (?), y poder moverme sin problemas por ahí, entrar y permanecer -en 2009, perdí un trabajo asignado en Londres por no poder quedarme a vivir-.

Luego, ya en la Embajada de Polonia, al descubrir y redescubrir datos de la historia de mi familia materna, el encuentro de mis abuelos en Belchatow, una de las ciudades más contaminadas del mundo (foto arriba), el paso por Uzbekistán y Rusia, la historia errante por culpa de la Guerra, el pedido de ciudadanía adquiere esa sensación de regreso a las fuentes.


Partida de nacimiento materna. Faiga quien Faiga.

En marzo o abril debería llegar el pasaporte.

———————————————————————————————————————————————————————-

Hace algunas semanas surgió una breve discusión en comentarios sobre sordomudez y discriminación. Apenas horas después, me fijé que en las plateas del Arthur Ashe piensan en aquellos que no pueden escuchar.

No había visto estos mensajes por cartel electrónico. Aquí van dos fotos mías.


La derrota de Delpo ante Djokovic.

———————————————————————————————————————————————————————-

HERIDAS DE GUERRA


Herida 2012.

Pensarán que es a propósito. El goma se tira en la calle, se corta con una parte de la bici, todo para parecer el sufrido cronista clase media (?) que debe atravesar todo tipo de vicisitudes y escollos para llegar al torneo y cumplir su deber. Un cronista que no se conforma con ensartarse contra una valla de contención, sino que, al año siguiente, es víctima de una anciana que cruza cuando quiere, en rojo para ella, y obliga a clavar los frenos a centímetros de distancia, trabarse los pies con esa mierda del cubrepedal para bicicleta (no sé si se llaman así) por tener medidas más grandes que las del pedal, y caer hacia un costado, logrando otra frutilla generosa y el corte de la foto de arriba.


Herida 2011.

Las fotos e intervenciones de Primeros Auxilios del torneo hacen que parezcan heridas de Vietnam, pero sólo son cortes comunes por accidentes estúpidos y menores, que ensalzan al personaje (?).

———————————————————————————————————————————————————————-

CONJUNTITO

Esta nunca la vi: una jugadora se retira y los periodistas de su país le hacen regalitos. Lo puedo explicar por la clase de persona -dicen, no la conocí tanto como para opinar- que fue y es Kim Clijsters.


“Si pensás que soy linda, deberías ver a mi mami”. Remerita para Jada.

———————————————————————————————————————————————————————-

En la serie Prison Break, no recuerdo qué temporada, entra en escena Scylla. No es una mujer, sino una pieza de no me acuerdo qué cosa que serviría para desactivar algo. Los héroes, Michael a la cabeza, deben llegar a ella.

En Nueva York, fui en la búsqueda de mi propia Scylla. Era apenas un dispositivo necesario para el auto, el que regula la entrada de aire en el motor. Lo vendían en Jamaica, barrio cercano al aeropuerto, sobre Hillside Ave, típica calle de autopartes: autos usados en venta, la atmósfera de película yanqui en la que de repente puede escucharse algún tiro.


Scylla para mi coche.

¿Por qué la sensación de serie o película en apenas una compra? No sólo por Scylla y Jamaica, sino por la dificultad de conseguir la pieza. Había ido el año pasado, sin éxito. Las condiciones migratorias/tributarias de mi país hicieron que vea como un safari exitoso el solo hecho de haber viajado media hora en subte para adquirirla.

En Argentina me la cobran 3.000 pesos (635 dólares), en el barrio Jamaica me salió 300.

En tu cara, Service Pampa.

———————————————————————————————————————————————————————-

Taylor Towsend, la Nº 1 junior, fue historia durante el US Open por la siguiente decisión de la USTA. La exclusiva fue del amigo Perrotta.


Foto: Getty Images.

———————————————————————————————————————————————————————

LA ABUELA

El Corona Park, dentro del cual se erige (?) el Billie Jean King National Tennis Center, es un parque con acento latinoamericano. Hay picnics, asados, partidos de fútbol y vóley en los que sólo se habla español.

El fútbol amateur del Parque organiza su liga en césped sintético, dominada por los equipos mexicanos. Jaguares, Panteras y demás nombres típicos.

En el Parque, mientras llegaba al US Open, vi a la que debe ser la futbolera más anciana del mundo: jugaba con su nieto, en pollera larga, debía tener más de 70 años y corría más que yo. Se cansaba, paraba, ponía las manos sobre las rodillas para descansar, y seguía corriendo. La pintura era increíble, una abuela en pollera larga corriendo y pateando una pelota, pero no estaba con cámara de fotos para retratarla.

———————————————————————————————————————————————————————

Sergio García, golfista español, y Daniela Hantuchova, tenista eslovaca, reservaron cancha en Flushing para pelotear. Si pensabas que ella te daría bola, desistan. Ellos son pareja.


Fotos: Getty Images.

———————————————————————————————————————————————————————–

El volante que repartían con Arthur Ashe de ejemplo. Click para agrandar.

———————————————————————————————————————————————————————-

El descubrimiento musical del viaje fue la banda Snarky Puppy, a la que no pude ver en vivo porque justo giraba por otras ciudades de Estados Unidos, y su percusionista argentino residente en Nueva York e invitado frecuente por la banda, Marcelo Woloski.

Así como otra vez hablé del violinista Tomás Cotik en Miami y con el “tenor alternativo” Juan Francisco Gatell en París, traigo estos videos de otro músico argentino exitoso y no famoso en nuestro país.


Pequeña clínica.

6 comentarios

  1. [Comentario nerd]Jorge, no es Sheila lo de Prison Break, sino Scylla (o Escila, en español). Era un no-sé-qué basado en un mossstro de la mitología griega, de ahí el nombre.[/Comentario nerd]

    Muy linda la primera foto. :)

    Editado por Jorge: Grazie, papá.

    Comentario by JuanL — 18 octubre 2012 @ 09:54

  2. Muy entretenido este megapost y emocionante historia la de tu familia!

    Comentario by rym — 18 octubre 2012 @ 11:09

  3. Bueno!

    Comentario by Tandilero — 18 octubre 2012 @ 12:30

  4. Comparto totalmente la opinión del comentario #2 de rym.

    La historia del mundo, de la Argentina, de nuestra historia, está construida en gran parte por las trayectorias de familias que narra Jorge.

    Por mi profesión he tenido la posbilidad de conocer muchas de estos relatos de dispersión, guerras, confinamientos, deportaciones, desencuentros, peregrinajes etc. que en cada uno de los casos terminan movilizándonos a todos los que las escuchamos, vemos o leemos.

    Buen viaje!

    Comentario by marianonagy — 18 octubre 2012 @ 16:49

  5. Che Jorge…me imagino q como buen argento habras buscado ese repuesto por todos lados….pero antes de irte tan lejos…probaste atras de Citi Field de Beisball sobre la Shea Rd q esta atras de Flushing ? Ahi hay como un Warnes version Queens q encontras lo q quieras….

    Comentario by ricderich — 19 octubre 2012 @ 00:20

  6. Ayer estaba viendo por Tennis Channel un homenaje q le estan haciendo a Rodick por estos dias…y estaban pasando la semi q jugo con David en el US Open 2003…si esa q David lo tuvo dos sets arriba con match point y perdio. En el quinto set estando 1-1… Rodick se va a la red y le tira un toque cortisimo a David sobre el lado derecho….q David la corre le pega, pero la deja en la red. Pero David no frena la corrida y sigue corriendo por el costado de la red….y adivinen q hace ? Le pega una tremenda patada al box q bordea la silla de juez de linea de la linea de saque. Esta vez no se rompio nada porque era de madera de verdad (o lo q sea…pero era solido)…no como el de Queens q era de madera balsa….Pero bueno..parece q la costumbre venia de antes….

    Comentario by ricderich — 19 octubre 2012 @ 00:28

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.