Fue buena

2 marzo 2015

Promesa cumplida

Filed under: Coberturas — Marcos @ 10:53

El año pasado, Rafael Nadal se bajó del Argentina Open a pocos días del comienzo del torneo por no recuperarse de problemas físicos durante la final de Australia. Dijo que le dolió hacerlo y le prometió a Martín Jaite que regresaría a Buenos Aires en 2015 a cumplir el compromiso.

En el medio, España perdió su lugar en el grupo Mundial de la Davis y el torneo dejó su plaza en la segunda semana de febrero en manos de San Pablo: todo encajó para que el regreso de Rafa pueda darse diez años después de su última vez en el torneo.


La mordedura del campeón

Nadal prometió, llegó, se lució y venció. Jugó su final número 93, ganó su título 65 y sumó su trofeo número 46 en polvo de ladrillo, para confirmar su status de superhéroe de la tierra batida (ya que estamos con todo ibérico). “¡Hacé que pare de llover, Rafa, vos manejas todo acá!”, bromeó alguien del público cuando la final con su amigo Mónaco se retrasaba por lluvia.

Un torneo que ha tenido mejores y peores momentos (esta fue la 15˚ edición consecutiva) vivió una edición especial, con la oportunidad de contar con un jugador leyenda.

Por eso, todo se pensó para que se pueda apreciar su dimensión. No hay mejor versión del español que cuando juega por los puntos, buscando en cada partido, en cada set, en cada tiro, una cuota extra de confianza para su preparación en dirección a la temporada fuerte de polvo, su momento fetiche del año. Se vio toda la semana, con barbaridades como esta.

Fue por su pedido que por primera vez el torneo tuvo un cuadro de 28 jugadores, y por él se agregó la tribuna tubular, la popu. Al jugar en dobles con Mónaco -por diversión y para sumar algo más de rodaje- solo el lunes no estuvo en la cancha: cada vez que jugó Nadal hubo un piso de 3.500 personas para verlo en acción. Viernes a la noche, sábado y domingo, lleno total.

Cada día, Nadal se entrenó por casi dos horas a puertas cerradas y con seis guardias de seguridad acompañándolo hasta la cancha 13, detrás de la carpa de prensa. Cuando practicaba, nadie podía pasar siquiera por el pasillo. Ni para ir al baño, ubicados en ese sector.

Pese al hermetismo un tanto exagerado, en Buenos Aires quedó en claro que Rafa entrena con la misma intensidad de como si estuviera jugando: se ofusca cuando no le salen las cosas que intenta practicar (defensas, salidas con altura, definiciones en dos tiros) y en cada parate charla e interactúa con Francis Roig (en esta gira no viajó el tío Toni). No les podemos contar qué cosas hablaban, por ahora no manejamos el catalán.

Esas buenas sensaciones que iba encontrando en cada entrenamiento después las trasladaba a los partidos, algo que no siempre ocurre. Más o menos fino, Rafa siempre se puede poner el overól y construye una pared en el fondo de la cancha, con una inigualable capacidad de defensa y rapidez para volver al centro. Puede llegar exigido y despatarrado, pero sus tiros irán donde el quiera. En momentos de tensión sus ejecuciones son todavía más notables.

“Aaahhh, lo que tira este chico…”, dice Bonadeo. Acá en mejor calidad

La final, con la incertidumbre por primera vez en la semana de la lluvia, no tuvo el nivel ni la emoción esperada para una definición; tampoco defraudó.

Fue un partido correcto de Nadal contra un Mónaco que los primeros seis games pudo mostrar todo lo bueno que ya había hecho en la semana (valiosas cuatro victorias ante Machi González, Mayer, Cuevas y Almagro), siendo protagonista y tratando de que el control de los partidos pasen por él y no por el rival.


Si la miras más de 5” y no decís “Ah, se rompió el cuelo”, te ganas un premio (?)

El quiebre del partido llegó en el séptimo game, cuando Nadal empezó a jugar más largo y a mandar en cada punto. El resultado ya estaba sentenciado. Un rato después, Nadal se convertía en el séptimo español consecutivo en coronarse en Buenos Aires, después de Tommy Robredo (09), Juan Carlos Ferrero (10), Almagro (11) y el tricampeonato de Ferrer (12/13/14).

Si hacen un aporte económico, podría renombrarse el evento como España Open (?).

Luego de firmar autógrafos y sacarse fotos con sus fans, @rafael_nadal_ saludó al público argentino.

Un vídeo publicado por Argentina Open (@argentinaopenatp) el

Más allá de Nadal, se terminó una buena edición del ATP. Fue un cuadro general destacado, en ranking y en variedad. Estaban los españoles de alto nivel (Robredo, Almagro recuperado; solo faltó Ferrer), el talentoso displicente (Fognini), dos jóvenes promisorios (Vesely/Carreño), una técnica destacada (Cuevas), los locales (Leo Mayer, Delbonis, la sorpresa de Mónaco y los jóvenes Schwartzman, Olivo y Arguello) y varios personajes más. Por ejemplo, Jarkko Nieminem, quien tras quince años de carrera vino por primera vez a Sudaméricay terminó ganando el dobles.

“No me quedaba mucho tiempo para seguir postergando este viaje. Era este año o no se que si conocería Argentina”, le contó Jarkko a FueBuena. El fin de semana jugará Copa Davis en Montecarlo, por el grupo II europeo.

DELIVERY DE ZAPATILLAS

Para la final ante Mónaco, Nadal usó unas zapatillas distintas a las que venía utilizando toda la semana.

Más allá de los gustos de Nadal, la personalización y del modelo en sí mismo, lo curioso es el momento y la forma en la que llegaron las nuevas zapatillas.

Por la imposibilidad de mandarlas por correo ante la urgencia, una persona de la empresa que viste al español hizo un viaje relámpago el jueves a Oregon, Estados Unidos, donde está la casa matriz.

Ida y vuelta en el día, más de 9.000 km de distancia, casi 20 horas de vuelo. El encargado del flete (?) estuvo los últimos tres partidos de Nadal en su box atrás del manager Carlos Costa. Las estrellas reciben atención 24/7.

EL FUTURO DEL TORNEO

Dejamos también una interesante entrevista a Miguel Nido ( “el que pone la tarasca”), en la que pide por un inversor local, dice que no se ve cómo dueño del torneo en 10 años y piensa que hay que cambiar a cancha dura.

A Nadal le preguntaron si condicionaría su participación si el torneo pasara a jugarse en hard y fue tajante: “Cuando me retire quiero jugar al fútbol con mis amigos y hacer otros deportes y para eso tiene que seguir habiendo torneos sobre polvo”.

En Barcelona se juntarán los directores de torneos los torneos (ATP250, ATP500 y M1000) y para Wimbledon se espera que haya una definición para el calendario 2016, al menos. Nido cree que el ATP de Buenos Aires volverá a tener la segunda semana de febrero.

1 comentario

  1. Estoy muy contento por haber tenido la oportunidad de ver en vivo al mejor tenista de la historia en polvo de ladrillo. La verdad que me sorprendio como juega y se mueve en la superficie, todo muy natural lo hace. Todas cosas que cualquier fanatico del tenis sabia, pero otra cosa muy distinta es verlo en persona hacer todo lo que hace.
    Y hablando de otro crack, muy bien Nieminen! Muy merecido el titulo, espero tenerlo de vuelta el año que viene.

    Comentario by jrod — 2 marzo 2015 @ 20:52

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.