Fue buena

30 julio 2017

Una semana lo puede cambiar todo

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 16:19

- El título argentino en la Copa Davis afectó a los involucrados de diversas maneras, físicas o mentales. Los acontecimientos que vinieron luego (festejos en Casa Rosada, en sus ciudades, derrota en primera ronda de la edición 2017, el circuito y el mundo siguen) a veces nos hacen perder noción de eso. Los tres campeones que no se llamaban Del Potro perdieron su lugar en el top 100 o siguieron por allí. Algo del estilo decía Guido Pella sobre lo difícil de recuperar la motivación por completo sabiendo que quizá se haya alcanzado el logro más importante de una carrera.

- Mientras sus colegas más encumbrados comenzaban a jugar la gira europea de polvo de ladrillo, Leo Mayer se tomó unos días lejos de la raqueta. Familia, pesca… un break. No era un retiro pero en algún momento la cabeza necesita un descanso. No era lindo para él ver su ranking de tres cifras y jugar challengers.

- El período abril-julio en Europa está repleto de torneos. Mayer llegó a una final de challenger (Bastad), a cuartos en el ATP de la misma ciudad y viajó a Hamburgo a la clasificación del campeonato que ganó en 2014 sobre David Ferrer.

- Por la entrada al cuadro, una derrota dura, en tres sets, ante el local Rudolf Molleker, que tiene unas condiciones fenomenales, un revés muy potente, pero visto desde el lado del Yacaré, caer en un chico de 16 y que aparece 926 del ranking, no es placentero.

- A cancelar el vuelo: se bajó del torneo Martin Klizan y Mayer ingresó como lucky loser. La semana anterior, el ruso Rublev había logrado su primer ATP en esa condición. ¿Por qué no podría pasar lo mismo? En primera ronda tocaba el 1 del torneo, el español Albert Ramos, finalista de Montecarlo, 24 del mundo, vencedor de Mayer en Buenos Aires.

- Victoria del correntino por 7-6 en el tercero y cuadro seductor para seguir mejorando. Algunos tenistas tienen que jugar cuatro partidos para ganar un ATP; Leo debió jcompetir en siete, como para ganar un Grand Slam. Por eso las molestias típicas y la banda negra en el bíceps.

- Final contra el otro Mayer y es lógico, los dos muy nerviosos. No salió un buen partido. En el cierre de los sets, siempre hubo uno de los dos que sintió el marcador y la situación (quizá el partido más importante del año para los dos, por los puntos en juego). Leo lo manejó mejor.

- Triunfo del Mayer argentino para lograr su segundo título, ambos en Hamburgo, el primero como padre y pasar del 138 al 48 (aproximadamente) en el ranking. Con esto entra directo a los ATP de Asia y fin de año.

- Curiosidad que marcaban en twitter: Mayer tiene más títulos 500 que jugadores como Cilic, Raonic o Dimitrov. Es el segundo argentino que gana un torneo como lucky loser (Miniussi en San Pablo 1991) y es el primer ATP argento desde Estocolmo 2016 (Delpo).

Como dice Leo,

1 comentario

  1. “The battle of the Mayers”…
    Muy duro fue volver a jugar en 2017 para los 4 jugadores de la final en Zagreb. Además de la potencial falta de motivación, todo lo trabajado en pro de un objetivo en el segundo semestre de 2016 les quemó la cabeza. Eso quedó muy, muy claro en los 3 primeros meses del año.
    Ojalá que, como parece, este segundo semestre les devuelva el protagonismo que se merecen, y que acompañados por los logros de otros como Schwartzman, Kicker, etc, nos haga volver a una realidad que si bien no sea quizás tan lógica por la inversión per cápita en tenis que hay en Argentina, es una realidad a la que nos mal acostumbramos: la de tener protagonismo a nivel global. Saludos a todos.

    Comentario by Gustavo L — 30 julio 2017 @ 21:44

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.