Fue buena

30 marzo 2011

Policía, hay una pelea en el Grandstand

Filed under: Coberturas — Jorge @ 03:32

Lo primero que hay que entender es que Del Potro es una estrella del tenis mundial, pero sobre todo americana. Americano en el sentido que debe dársele a la palabra, de América, no sólo como (mal) sinónimo de estadounidense. Lo aman los «yanquis», también los venezolanos, los colombianos, panameños, ecuatorianos, y muchos etcéteras.

Juega Del Potro en Miami, juega su preferido. Hoy debe estar quinto en la lista de popularidad del torneo, detrás de Nadal, Federer, Djokovic y Roddick, por encima de Murray.

Por eso, entonces, una cancha como el Grandstand (capacidad para 5.300 personas) le quedaba chica en su partido contra Kohlschreiber. Por otro lado, es un torneo superpoblado de estrellas, es lógico que deba salir de la central.

La misión en aquel partido era, entonces, conseguir un lugar en la primera fila del palco de prensa, que todos los años es sobre el fondo de la cancha, para poder filmar el video tan cerca como había hecho con Nalbandian-Troicki en 2010, en un partido que no sería televisado. Para eso llegué cuando comenzaba el segundo set del choque previo, el de Ferrer con Kunitsyn.

Ya era tarde.

Argentinos, y americanos en general, habían hecho la misma. Imagino que algunos incluso llegaron en partidos anteriores. No había lugar en las primeras filas, tampoco en las últimas, y un problema: ese sector ya no era reservado para la prensa. El que se sienta, se adueña del lugar.

«You can’t book seats (no se pueden reservar asientos)», gritaba un acomodador. El sector de prensa está ahora a un costado de la cancha, pero a mí no me servía filmar desde esa posición, sólo saldría bueno si se tomaba de frente.

Elegí esperar en la escalera, atento al primero que se levantara. No era el único: había varios agazapados a la espera del hueco. Quizá, cuando Ferrer terminara, aparecería algún «fan» suyo que no querría ver a Del Potro. Obviamente: terminó Ferrer y no se abrió ningún lugar.

Entonces, empecé a filmar desde la escalera. Del Potro ingresó a la cancha. Se abrió un lugar en la primera fila, pero se lo dejé a una chica con un bebé. Una acomodadora (desde ahora, «LaQueTeUbica») me dejó seguir en la escalera pero dijo que me buscaría un asiento. Llegó un superior («ElJefe») y me señaló dónde ir, pero era una ubicación casi lateral, justo detrás de Miles Maclagan (coach del Kohlschreiber) y la novia del alemán. Feo para filmar.

Porfiado, regresé a la escalera.

En ese momento, se fue la chica del bebé y salté rápido a ocupar el asiento. Al lado mío, un señor mayor (desde ahora, «ElViejo») me miraba en forma extraña, como si yo tuviera algo raro en la cara. Después de unos segundos, se animó: «Ese asiento está ocupado».

«Disculpe, señor, estaba la chica y me dijo que se iba».
«Pero antes estaba mi hijo».

Llegó el hijo, 40 y pico de años, y la nieta (ElHijo y LaNieta). Seguí filmando el partido, que ya había empezado. Delpo iba 3-0. La filmación era errática, a los saltos. No me podía concentrar.


Hecho con el Paint. Ojota…

«Hey, en el cambio de lado te tienes que ir», me dijo ElHijo en inglés.
«¿Sos argentino?», le pregunté.
«No, venezolano, y qué. ¿Acaso no puedo ver el partido? Lo que faltaba!».
«Nahhh, te preguntaba por si te podía hablar en español. No me voy a ir, porque no es asiento con reserva. Lo dijo el acomodador. El que llega, se sienta y es suyo».
«Ah, ¿y cómo hago si quiero ir al baño?», teatralizó un segundo, moviendo sus brazos.
«Y… yo fui antes del partido».

Entiendo la mala onda de mi postura, pero así eran las reglas. El único objetivo en ese momento era filmar. Del Potro perdía la ventaja: ahora era 3-3.

Los nervios crecían. Sentado en la escalera, ElHijo comenzó a putearme por lo bajo. LaNieta -20 años, aprox- me hacía esta pregunta: «¿Vas a dejar que una persona mayor se quede sentada en la escalera?». Hablaba de su padre de 40 y tantos. ¿Mayor?

ElViejo, sentado al lado mío, estaba callado, me miraba con odio. De repente reaccionó, imperativo: «Te vas de aquí, ¿me entiendes?! Te vas de aquí!!». Se acercó demasiado al oído para que me quedara claro.

«Deja, ya le voy a meter esa camarita por el culo al pelotudo este», lanzó ElHijo. No sabía que la palabra «pelotudo» existía en Venezuela.


Los asientos del conflicto.

La gente sentada alrededor comenzaba a pedir que nos callemos. En un momento, Kohlschreiber miró para nuestro lado. Yo intentaba filmar como podía, no les daba bola. Seguían los insultos y amenazas, que la vaina, que argentino no se qué, que ya te vas a ir de allí… Para él ya era un asunto primitivo: Vos contra Mí por Eso.

Los de alrededor mostraban total apoyo a la familia: «Hey, get out of here», gritaba uno. «Estaban allí desde esta tarde», me decía una chica. A todos les decía lo mismo: los asientos no se reservan.

Llegó el momento del cambio de lado en el partido, y la orden: «Muévete de ahí», me lanza ElHijo.

«No me voy a mover», seguía yo. Y tiré una frase que, entiendo, pudo haber sido irritante para ese momento…

«Te equivocás al culparme a mí. Culpá al sistema».

La frase, y el minuto de descanso que terminaba, fueron un cóctel que ElViejo, al lado mío, no pudo soportar.

Sorpresivamente, me agarró de la remera y empezó a sacudir frenéticamente, con movimientos espásticos. No sé si quería pegarme, si quería echarme… Me mostraba los dientes indicando fiereza, el ceño fruncido, emitía sonidos guturales…

El ataque duró unos segundos. Reaccionés sacándole las manos de la remera, e inmediatamente saltaron los de atrás separándolo, todos gritando «nononono», como diciendo: «No queremos violencia».

Me paré para acomodar la remera, pero ElViejo sabe más por viejo, justamente, y se corrió hacia mi asiento al advertir mi distracción. ElHijo y LaNieta ocuparon los lugares restantes. Quedé parado, sin asiento.

Les dije algunas cosas, sin insultar. «Te fuiste, te fuiste, cállate», gozaba LaNieta. Creció el repudio de las otras personas hacia mí. «Get the hell outta here», me gritó uno. «Go, asshole», lanzó uno de anteojos. Dos señoras venezolanas me defendían. «No tienes que irte, no es tu culpa».


En un momento recordé esta pelea del US Open.

Volví a la escalera. Es posible que algunos de ustedes hubiera pensado en recurrir a la violencia o al menos putear de lo lindo a la hermosa familia y a la decena de fans suyos/vecinos de asiento, pero repito: mi objetivo era no perderme más puntos. La remera estaba bien. Hacia ellos no sentía odio, no valía la pena. La escalera era el mejor lugar para las tomas, bien desde el medio. Ellos me miraban, triunfantes. Yo seguí filmando.

Delpo ya estaba 5-5.

En un momento, viene LaQueTeUbica y me dice casi en secreto: «Vi todo lo que pasó».

«No pasa nada, mientras me dejes estar acá, todo bien, la filmación sale mejor», le comenté.

Atrás vino ElJefe. «Sabemos lo que ocurrió». Insistí en la idea: no quería quilombos, sólo filmar. «No, pero aquí no es así, aquí las cosas se hacen bien. No puede haber violencia».


Ahí es cuando ElJefe viene a hablarme. En primera fila, ElHijo, LaNieta y ElViejo.

Llegó el cambio de lado y con él, la policía. Dos efectivos de la Miami-Dade Police bajaron por las escaleras y, a pedido de ElJefe, nos invitaron a salir de la tribuna para hablar. A la familia y a mí.

Allí estábamos, en un costado, casi a oscuras, ElJefe, LaQueTeUbica, ElViejo, ElHijo, LaNieta, dos policías y yo. «¿Qué pasó?», preguntó uno de los efectivos. ElHijo, como era de esperar, minimizó el asunto de la remera, maximizó mi «irrupción» al asiento libre. Después de escucharlo a él, el mismo policía me llamó aparte y le conté mi versión.


Un efectivo de la Miami-Dade a modo de ilustración.

«Escucha, sabemos que no tienen razón. Los vamos a llevar a que vean el partido en un costado, para separarlos. Tú vas tranquilo al asiento».

Volvimos a juntarnos con la divina familia y les dieron el «fallo». No protestaron, masticaron la bronca y siguieron al otro policía, que los escoltó hacia la tribuna lateral. Ni me miraron.


La vista desde allí, con zapas cuadrillé (¿?)

Regresé al famoso asiento. «Entonces volviste», me dijo uno que me había puteado, esta vez sonriendo. «Sí, pasa que ninguno de ustedes parecía entender que no se podía reservar el asiento». De los diez que me habían puteado o mirado mal durante el incidente, hubo seis o siete que esta vez asintieron al escuchar mis palabras. «Pasa que era más una cuestión moral, una familia junta que quería ver el partido…», intentó convencerme una señora, que durante todo el partido se la pasaría gritando: «Go, Philipp», por Kohlschreiber.

Las venezolanas, mis únicas aliadas, se pusieron contentas. Una me dijo que «ese señor (por ElHijo) te mintió, hacía mucho tiempo se había ido». Yo ni pensaba en la familia, sólo en mantener la cámara derecha para terminar filmando esto que ya vieron…

Cuando terminó el partido, reflexioné sobre lo que había pasado, sentado en la escalera. Me preguntaba si debí haber respondido con mayor fuerza a las puteadas o si hice bien en ignorarlos. Eso sí: valoraba, ahora sí, que hubiera sido yo quien terminara con la silla.

Me paré y enfilé hacia la salida. En el tumulto, lo vi a Nacho Viale -para los que no lo conocen, productor televisivo; nieto de Mirtha Legrand, una actriz famosa de la Argentina, conductora de un clásico programa de TV-, me presenté y le conté una historia: durante los últimos años, varios periodistas de revistas de espectáculos me habían llamado a mi teléfono celular repitiendo el siguiente diálogo:

«Hola, ¿Nacho?».
«No, no soy Nacho, soy Jorg…»
«Ah, Nacho, ¿cómo estás? Te queríamos invitar a un viaje para dos personas a Bariloche para hacer unas fotos… (podía ser Bariloche u otro lugar).
«Te dije que no soy Nacho, pero se ve que caí en una lista de mails que circula por ahí porque no es la primera vez que me llaman. Soy Jorge, colega tuyo, no soy Nacho y tampoco famoso».

Nacho se rió y me hizo la broma que me dicen varios cuando escuchan esto: «Hubieras agarrado!». Imposible, otro nombre, otra cara, otro DNI.

Charlamos lo que duró la larga cola para abandonar la cancha, sobre qué estaba haciendo yo al irme de Olé, si le gustaba el tenis, esas boludeces. Comprobamos que no somos parientes, por más que él es Viale y no Viale del Carril.

Al regreso a la sala de prensa, me ganó el cansancio. Editaría el video al día siguiente. Era hora de volver al hotel.

37 Comments »

  1. que bronca me imagino!!! encima que estabas laburando!!!

    en el Australian Open tienen un buen sistema, como en las canchas satelites tampoco podes reservar asientos, si te vas al banio o queres dar una vuelta, solo podes aguantar un asiento durante 3 cambios de lado, si pasaron los 3 cambios y no aparecio, el asiento queda libre para el proximo en la fila…

    siempre igual hay algun vivo…

    Comentario by elbosterix — 30 marzo 2011 @ 05:00

  2. Qué tentación no escribir un post entero acerca de mi post! No lo voy a hacer. Solo un par de puntos (el último, sí más largo):

    1) Impresionante el croquis hecho en Paint. Chapeau. Versatilidad pura.
    2) Felicitaciones por no haber sacado a Gatica de adentro. Yo los ponía (nieta incluida)
    3) Ese partido de Delpo justificó la aventura. Imperdible.
    4) (último) lo que digo en 2) es porque volví a ARG. Estuve 7 años allá y lo primero que puedo decir es que es IMPOSIBLE no vivir una escena así en Miami. Por qué? Porque es un lugar de contradicciones. Es como ponerle reglas de autobahn a la Panamericana. No encajan con la gente que vive en el lugar. Es cierto, sigue siendo USA, con su orden, sus reglas y sus tres jurisdicciones de policía superpuesta por distrito (ej: airport, city, state patrol/trooper). A lo que voy con esto es que si vas a Miami y vas a lugares públicos lo ves todo el tiempo. Te aseguro que en el Norte no pasa. La gente se para de ese asiento sabiendo que lo pierde. Punto.
    Igual me alegro por tu pequeña victoria, como dicen los Faith No More.

    Comentario by rono — 30 marzo 2011 @ 07:59

  3. Hiciste bien en no ir a mayores, la mejor pelea es la que no se produce.
    «…pero antes estaba mi hijo…» Claro! y antes de su hijo estaba Lucas que es amigo mío y también de Carlos Moya… y él me lo dejó a mí…

    Comentario by IDAFE — 30 marzo 2011 @ 08:03

  4. Excelente relato Jorge jajaja y muy interesante.
    Me cuesta ponerme de un lado. En primer lugar felicitaciones: las manos nunca son una buena opción (ni siquiera estoy seguro de que sean una opción). Me da la extraña sensación de que es clarisimo de que tenés razón, pero por otro lado también entiendo la parte «moral» de la cuestión como te decía la señora, lo que pasa es que cuando te prepotean obviamente no reaccionas bien y lo moral se va al joraca, creo que si te hablaban bien, te hacían el cuento de la flia unida y te pedían por favor….igual no les ibas a devolver el asiento jajajajaj y también me parece bien!!
    Fantástico!
    Salutes

    Comentario by Gabrich — 30 marzo 2011 @ 10:13

  5. Pregunta… Cuando los oficiales apartaron a todos a un costado, no hubo nadie que ocupara los asientos que quedaron libres??

    Editado por Jorge: Buena pregunta: dejaron a otro acomodador cuidando.

    Comentario by Pablotol — 30 marzo 2011 @ 10:34

  6. No dejaste que te supere la situacion jorgiño y eso es lo que tenias que hacer, porque vos ibas a filmar el partido solamente, y lo hiciste.
    Yo creo igualmente que gran parte es culpa de la organizacion del torneo (seguramente este tipo de lios les habra pasado mas de una vez en la semana), porque al parecer, por como contas no parecian saber esas personas de que no se podian reservar…
    Igualmente creo que al viejo le chiflo el moño mal, que podria haber sido otra la actitud para tratar el tema.
    De ultima habian dos lugares si no lei mal, le hacias «upita» a la nieta (si estaba buena) y asunto arreglado! Jajaja.

    Editado por Jorge: Mirá la foto que agregué, no era mala idea… ;)

    Comentario by Ale — 30 marzo 2011 @ 10:37

  7. Marche un animoso «Jaja» para el comentario de IDAFE.

    Saludos amigo y nos vemos en la carnicería el barrio….

    Comentario by Tandilero — 30 marzo 2011 @ 11:11

  8. Muy buena la historia Jorge, estuviste bien en aguantar estoico las puteadas, eso si yo de seguro habría reaccionado de otra manera..

    saludos y ojala no tengas más problemas para realizar tu trabajo.

    Comentario by jota — 30 marzo 2011 @ 12:07

  9. Te pasó de todo Jorge desde q llegaste a Miami!1el choque en el taxi y después esto!!

    Comentario by Elsampa — 30 marzo 2011 @ 12:25

  10. muy muy divertido relato de una situación que no creo lo haya sido para nada….
    A mi me pasó algo parecido en una tribuna de la formula uno en Brasil, lo mismo, agarramos un asiento borde pasillo de uno que fue al baño y empezó el baile. Vino la policia y cuando la tribuna detectó que los «usurpadores» eramos argentinos empezó la crisis colectiva y comenzaron a caer objetos de todo tipo sobre nosotros y los polis.
    Finalmente nos tuvimos que ir, los polis buena onda nos pidieron disculpas, pero en vez de «impartir justicia» como en tu caso, nos recomendaron venir mas temprano al año siguiente. Esa cosa norteamericana de las reglas, si bien parece medio trivial, es lo que te dejó más tranqui, sino estarías a las puteadas explicando porque no filmaste….

    Comentario by German — 30 marzo 2011 @ 13:24

  11. gran historia, ya de tanto leer el blog más o menos uno se hace una idea de cómo te manejás a grandes rasgos, así que a priori te banco. Yo no sé cómo reaccionaría, supongo que me calentaría más, aunque soy tranqui en general.

    Igual me termina pareciendo como esas editoriales que arrancan con una historia para explicar algo y luego sacar una conclusión. En esta faltó la conclusión de que la justicia triunfa a la larga, los antagonismos que se pueden observar en poco tiempo o algo así.

    Muy entretenido el post.

    Comentario by Arielo — 30 marzo 2011 @ 13:45

  12. Tuve exactamante el mismo problema q vos acabas de relatar en el US Open 2010(mas precisamente en el Grand Stand) en el partido de David con Serra. Se siente mucha impotencia..porque sabes q tenes razon..pero al mismo tiempo no queres hacer bardo porque el partido se esta jugando y la gente de alrededor tuyo…q poco le importa si tenes razon o no….solo quieren ver el partido en paz. Termine de ver el partido al lado del veterano en cuestion…pero fue muy tirante…tratando de ni rozarlo cuando de vez en cuando ganaba apoya brazo derecho cada vez q se descuidaba.

    Comentario by ricardoribera — 30 marzo 2011 @ 15:01

  13. Buena victoria Jorge, me alegro que en el torneo te hayan dado la razón. También te felicito por haber mantenido la calma, si yo hubiera estado ahí y me decía ese «Deja, ya le voy a meter esa camarita por el culo al pelotudo este», ahí me paraba y lo ponía. Afortunadamente, nunca tuve ningún problema por asientos.

    No se te ocurrió apelar a alguna de las frases del Diego? Un «la tenés adentro» o «sigan mamando» no hubiera estado nada mal. Total los del torneo capaz no la entendían.

    Editado por Jorge: Hay que tener grandeza en la derrota y en la victoria (?).

    Comentario by MatiasR — 30 marzo 2011 @ 15:05

  14. muy bueno el relato Jorge, la verdad este viaje esta lleno de anecdotas ja menos mal q tenes el blog pra hacer catarsis (es siempre muy entretenido escuchar estos «trasbastidores» de los torneos)

    Comentario by la meli — 30 marzo 2011 @ 16:30

  15. Me pasó más de una vez esa situación en el teatro Colón, donde tampoco pueden reservarse los lugares, y que hay veces que una persona ocupa 5 o 6 lugares con la mejor vista.
    diálogo:
    Erick «no se puede reservar lugar»
    R-.»este no es lugar para que armes quilombo»-Retrucan
    E-«entonces no hagas algo que no corresponde, el lugar está libre-
    R-«no me quiero pelear, mejor andate de acá»
    Lugar hasta el que mi novia me pidió que nos retirásemos, ya no valía la pena.
    Mastiqué mucha bronca pensando que él realmente creía que yo estaba en falta.

    Comentario by ecassal — 30 marzo 2011 @ 17:39

  16. Buena Jorge, te banco a morir!!!!

    Fijate que al final fuiste vos quién se quedó en ese lugar. El de «arriba» obra de maneras misteriosas…

    Cada vez que leo alguno de tus post siento que estoy ahí. Cosa que sueño con poder hacer en algún momento de mi vida.
    Salud y gracias!!!!

    Comentario by masisito — 30 marzo 2011 @ 18:21

  17. Muy buena historia, y ese final (haber recuperado el asiento que te correspondía) solo se da en países bien organizados. Otra cosa, en Venezuela no dicen pelotudo, así que te lo deben haber dicho a propósito sabiendo que eras argentino.

    Editado por Jorge: Gracias por el dato.

    Comentario by Joa — 30 marzo 2011 @ 20:03

  18. Por esto leo FueBuena !!!!

    Jorge, un grande !!!!!

    Ahora, tu cara en la escalera escuchando a ElJefe…..no tiene precio !!!!!

    Comentario by Claudio — 30 marzo 2011 @ 21:18

  19. Jorge, te comiste los mocos….así nunca vas a dar el salto a la TV, Frana o Bonadeo hubieran reaccionado de otra manera. Mi amigo Toti Passman hubiera hecho un escándalo, al agarrarlo de la remera se hubiera tirado de cabeza a la cancha y era roja directa para ElViejo y amarilla para LaNieta y ElHijo. Desde que te fuiste de Olé no te quiere nadie, en la columna de ESPN te putearon de lo lindo.

    Editado por Jorge: Por qué está esa creencia de que trabajar en la tele es «un salto»?

    Comentario by balmonet — 30 marzo 2011 @ 21:34

  20. Jorge, ahí esta la torta, después te metes a laburar en la radio y conducis un programa con Salatino. No te confunden con Nole?

    Editado por Jorge: Hay cosas más importantes que «la torta». No podría vivir con los horarios cambiantes de la tele. Youzhny-Petzschner en la final de Munich un domingo de mayo a las 7 de la matina… te la regalo.

    Comentario by balmonet — 30 marzo 2011 @ 22:34

  21. jaja!!! excelente rta al comentario 19 :)

    PD: caripela de figuretin en la foto con el Jefe..:D:D

    Bien reaccionado ante la agresion. Nada mejor que educación, humildad y buenos modales

    Comentario by RAFA_el Original — 30 marzo 2011 @ 22:42

  22. Me pregunto de dónde sacaste la foto en la que estás hablando con ElJefe?

    Editado por Jorge: Unos conocidos me la mandaron hoy, increíble coincidencia que estuvieran ahí.

    Comentario by marianodeaca — 30 marzo 2011 @ 23:35

  23. recontra archi off topic:
    Les dejo el audio de ayer(editado por mí) de la nota a Chelita con Matias Martin desde Miami. Muy buena.
    Saludos.
    http://www.divshare.com/download/14448819-60d

    Comentario by Decastro — 30 marzo 2011 @ 23:52

  24. Otro Offtopic: Acaba de ganar Nole a K. Anderson 6-4, 6-2.

    Lo que esta jugando Nole es IMPRESIONANTE. Desde que empezó el año esta jugando como para pelear el 1. Para mi gusto esta jugando mejor que Nadal.

    Un placer verlo, me encanta su tenis.

    Comentario by Mendion — 30 marzo 2011 @ 23:59

  25. Antes que nada, muy buena la aclaracion: «Del Potro es una estrella del tenis mundial, pero sobre todo americana. Americano en el sentido que debe dársele a la palabra, de América, no sólo como (mal) sinónimo de estadounidense».
    Estuviste bien, le explicaste con respeto que los asientos no se reservan, y encima de eso te agredieron. Al fin y al cabo, vos tenias razon, y te quedaste con el asiento.
    Al muchacho lo llamas ElHijo y nosotros agregamos las 2 palabras restantes?

    Comentario by Juan Carlos Batman — 31 marzo 2011 @ 00:32

  26. Acabo de leer en el OLE que DELPO se la mando a guardar a Nalbandian con sutileza, hay mas?

    Hace unos dias vengo pensando en preguntar si hay algun blog o pagina que muestre a los tenistas como son en realidad, por que no son todos unos fenomenos de personas (ojo, pasa en todo ambito), y nadie dice «este tuvo una actitud horrible por esto y esto».

    Nada, una vez hace unos años tuve un proyecto de traer rebound ace a la argentina, para lo cual me contacte con Luza y lo fui a ver al BALTC (ya no era coach de la davis) y nada, conto alguna que otra perlita de los jugadores que no tenia idea ……

    bueno, un comentario nomas, pero la pregunta era si alguien sabe que pasa con Delpo que se la mando a guardar a Nalba ….

    Comentario by gsilva — 31 marzo 2011 @ 01:35

  27. Y aclaro, nada tiene que ver la brillantez de juego con personalidad, hay monton de jugadores que juegan una barbaridad y es sabido que en el circuito no los quiere nadie (Lleyton me viene a la cabeza primero que todos) y hay otros jugadores que tienen toda la pinta de ser unos fenomenos (cañas, Chela, Calleri).

    Comentario by gsilva — 31 marzo 2011 @ 01:37

  28. Humm….Cuando a Delpo le preguntaron por la Davis, contestó tajante: «de la Davis no hablo»

    Tengo la sensación que no va a participar de la serie contra Kazajstán. Y…no debe bancarse el egocentrismo de David.

    Slds.

    Comentario by Botin — 31 marzo 2011 @ 02:17

  29. Son las 6.30 de la manana aca, antes de salir al trabajo. Como me hiciste reir Jorge. jejejejhh sos un fenomeno.

    Comentario by durich100 — 31 marzo 2011 @ 02:54

  30. Buena reacción jorge!!! Te felicito!!! En estos tiempos donde todo es violenci, donde si a un gobierno no le gusta el otro le tiran bombas, donde todo es agresión contra agresión, se valora muchísimo actitudes como la tuya, donde lejos de acudir a la violencia, te quedaste plantado y estoico y resultaste victorioso en la disputa territorial.
    Otra cosa, no sabía que para dar el «SALTO» a la TV había que agarrarse a trompadas…yo laburo en tele y por suerte nunca tuve ni cerca de pelearme por algo así ni cerca de saltar a ningún lado…

    Abrazo!
    Salú!

    Comentario by jchoro — 31 marzo 2011 @ 05:17

  31. Que lástima,otra vez siento que la ensaladera se va a la mierda

    Comentario by donramon — 31 marzo 2011 @ 05:36

  32. te felicito Jorge, excelente trabajo con el Paint (:P)

    Cuando leia los nombres (ElViejo,LaNieta…) se me vino a la cabeza la lista de Kill Bill…

    Muy valorable tu actitud, esas que escasean en los medios mas masivos, donde el ejemplo son las actitudes de ElViejo.

    Comentario by Fran — 31 marzo 2011 @ 08:09

  33. UUUUULLLLTIMOO MOMEEENNNNNTTOOOO!!!!!!

    Debido a que el dia domingo 10/07 se celebrarian las elecciones porteñas en la capital federal, la AAT pediria a la ITF correr la serie del 08-09-10 de Julio al 07-08-09, o sea se jugaria Jueves, Viernes y Sabado (recordar la serie que en Israel no se jugo el sabado por ser dia santo, creo), otra cosa, si la ITF no aprueba dicho cambio, no se sabe si se jugaria en Parque Roca

    Porque menciono esto???? fundamentalmente para todos los lectores del interior, que tienen planes de ir a ver la serie y previamente hay que comprar/conseguir/manguear pasajes de avion y alojamiento, ya que hoy estuve averiguando en las aerolineas y cuesta un huevo encontrar tarifas economicas para esa fecha (no se porque), esto con el agravante de que se pueda llegar a cambiar el lugar de la serie y tener los pasajes y entradas ya compradas

    Agradeceria cualquier data vinculada con este tema

    Saludos

    Comentario by César — 31 marzo 2011 @ 10:44

  34. Jorge felicitaciones como utilizaste la inteligencia emocional para lograr tu objetivo! Noto humildemente en las declaraciones de Delpo (segun lo que los medios transcribieron) cierta obligacion por parte de sus pares en decirle algo a el cuando estaba pasando por el periodo de la lesion (pre operacion / operacion / post operacion). Tal vez el sentir que hay personas que deberian haberse contactado con el y no lo hicieron genera un malestar en el propio Delpo que se podria evitar simplemente pensando que tal supuesta obligacion no lo es. Me fui al joraca, cuanto hace que no comentaba

    Comentario by lemmypino — 31 marzo 2011 @ 13:16

  35. Que bueno estaría que Nalbandian lea la nota que escribiste sobre Fish.

    Comentario by Leo — 31 marzo 2011 @ 14:08

  36. Al final no era fruta lo que tire en el comentario anterior (33), yo lo escuche ayer en el programa de radio de Salata (el que realmente tenia la posta)

    http://www.ole.com.ar/tenis/Jueves-viernes-sabado_0_454154681.html

    Comentario by César — 31 marzo 2011 @ 17:48

  37. jaaa cara de winer elnieto en la foto… así le fue, la violencia nunca gana incluso en eeuu!

    Comentario by lucianob77 — 7 abril 2011 @ 13:45

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.