Fue buena

20 agosto 2017

Dimitrov se encontró

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 21:29

Así como hay una generación NextGen, también están los “Lost Boys”, los que siguieron a Del Potro y Cilic y antecedieron a Thiem y luego Kyrgios y Zverev. Ellos son Dimitrov, Raonic, Goffin y Nishikori. Los que nacieron entre 1989 y 1992. Grandes jugadores, pero no campeones de Grand Slam, Masters 1000, Masters o Juegos Olímpicos.

Embed from Getty Images

El de hoy fue el primer Masters 1000 de esta generación “perdida”. Raonic y Nishikori llegaron a finales de Grand Slam pero no pudieron coronarse. Dimitrov, durante tanto tiempo “Baby Fed” (en Niza 2012 le decía a FueBuena que estaba harto de ese mote), había comenzado la temporada en gran forma, con títulos en Brisbane y Sofía, pero salió del top ten, lugar al que regresará con este triunfo.

Es un momento extraño, con muchos lesionados o ya fuera del 2017 (Djokovic, Wawrinka y Nishikori) y oportunidades para los de abajo. El que más lo estaba aprovechando era Sascha Zverev, que pasó de ser quinto favorito en un torneo como Washington a cuarto en el US Open. En Cincinnati, el alemán cayó en su debut con el cansancio lógico de ganar el doblete Washington-Montreal, y el cuadro quedó completamente abierto hasta llegar a una final de Masters 1000 entre primerizos, lo que no ocurría desde 2002 (Cañas-Roddick en Toronto). Cincinnati ofreció las primera semi de M1000 sin alguno de los Big Four desde París 2012. Grigor ganó el torneo sin enfrentar a un top 16: el último en hacerlo en un torneo de este nivel fue Djokovic en Roma 2008.

¿Se puede hablar de despegue definitivo de Dimitrov? Esperemos un poco. Sería buenísimo y saben que lo bancamos (?) desde hace tiempo y sin que nos pague. Sí es cierto que no perdió un set en el torneo y jugó la final como un veterano, apostando a la solidez contra un Kyrgios que falló en dos momentos clave, una vez por set.

Don't contemplate. Just do it!

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

Muy divertido para seguir en Instagram por los increíbles paisajes que muestra (fotos de gran calidad como si fuera uno de esos instagrammers que viven de la red), Dimitrov aporta una gran cuota de tenis a su 2017 y mucho más esta semana. Lo bien que nos hace a todos.

🐫 🇲🇦

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

🌊

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

Healthy weekend🚴

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

Have a jump start of the week! #beyourself

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

Perspective look!

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

15 agosto 2017

Descolgar el póster

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 13:46

Denis Shapovalov despertó a las 10.30 en el sótano (basement) de la casa de Felix Auger-Aliassime en Montreal, y entre las primeras cosas que observó, todavía dormido, estaba un póster de Rafael Nadal. Le pidió a su amigo y colega que por favor lo quitara de su vista. No lo hizo en forma oral sino propia de estos tiempos, vía mensaje de Snapchat.

Jamás una imagen tan trillada como “descolgar el póster” pudo ser más literal. Esa misma noche, en el torneo de su país, pudo vencer a Rafa, quien días después se aseguraría llegar de nuevo al número uno del mundo. Si el día anterior Shapo evidenciaba nervios de principiante antes de eliminar a Juan Martín del Potro, esta vez llegó a su encuentro pensando que con seguridad perdería. Poco a poco se soltó, pensó en “hacer un poco de daño”, luego ganó un set y en el tercero no sintió presión alguna.

Aquí lo cuenta con detalles.

“Lo sigo a Rafa desde que soy chico”, decía Denis, también zurdo. “Lo del póster me sirvió de motivación. Es un sueño ganarle”. El ídolo Nadal, por su lado, opinaba que es más fácil eludir la presión a los 18 que a los 30. “Es una situación win-win para él, no hay nada para perder”.

Shapovalov no sólo se quedó en el departamento de King Felix durante la semana, también trató de que Roger Federer, con quien comparte cumpleaños la otra promesa del tenis canadiense, fuera a la celebración de éste. No ocurrió, pero de todas formas tuvieron su rato de festejo. Auger-Aliassime es un año y medio más chico que Shapovalov y, en opinión de los autores de este blog, el que mejor será de los dos (bueno, no nos apuremos).


(Una de las típicas fotos que quizá se utilicen en algunos años, si estos pibes llegan al top 5)

No caption needed #goat #tb #betterer

Una publicación compartida de Denis Shapovalov (@denis.shapovalov) el

“Lo vi un poco en la tele cuando ganó Wimbledon junior”, dijo Roger sobre Shapovalov. “Va por los tiros y eso es lo que hizo contra Nadal. Fue impresionante. Me puse contento por él. Fue una derrota dura para Rafa pero qué gran ambiente y qué gran día para el tenis canadiense. Denis tiene un gran futuro”.

Días después, Shapo quedó a un sólo partido de poder enfrentar a Roger en la final, pero fue eliminado por Alexander Zverev. El alemán tiene dos años más que él, mayor experiencia en el rubro ATP pero bien podrían armar entre ambos un clásico del futuro.

Sascha Zverev también descolgó el póster hace rato. Recuerden que desde los 17 ya viene haciendo ruido a nivel ATP y en 2016 pudo vencer a Federer en la semifinal de Halle. En aquel torneo, el alemán decía: “Roger es el favorito de mi hermano por lejos, y lo que le gusta a tu hermano mayor te gusta a vos. Llegué a conocerlo a Roger en el circuito y es mi ídolo todavía más ahora”.

Mischa, nacido en Moscú y hoy top 30, le lleva nueve años a su hermano top ten y top 3 en el año. A la hora de enfrentar a Federer en Halle este año, Mischa se autoproclamó “fan número uno de Roger”. El suizo venció a ambos hermanos para ganar el título.

Una cosa es ganarle en un buen ATP como el que se organiza sobre el césped alemán y otra, en la final de un Masters 1000, con puntos importantes en la lucha por el número uno de fin de año. Más allá de los problemas de espalda de Federer, Zverev mostró una calma, actitud positiva y categoría envidiables para su edad. Si bien aún no pasó de cuartos en un Grand Slam, pronto debería romper esa barrera y ganar no uno sino varios torneos grandes.

Embed from Getty Images

Federer siente que Sascha es parte del recambio real en la cima (lo que no pudo todavía la generación anterior de Raonic, Dimitrov y Nishikori) y antes de decidir bajarse de Cincinnati, expresó que le gustaría ver que el alemán mantenga este nivel hasta fin de año, porque “hay muchas oportunidades” dadas las lesiones o problemas físicos de seis top ten.

Sea por “política” o porque le sale de adentro, Roger ideó una de las anécdotas del día final, cuando dijo en la premiación que le preguntaría a Zverev qué se siente ganar en Montreal porque él nunca pudo.

30 julio 2017

Una semana lo puede cambiar todo

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 16:19

- El título argentino en la Copa Davis afectó a los involucrados de diversas maneras, físicas o mentales. Los acontecimientos que vinieron luego (festejos en Casa Rosada, en sus ciudades, derrota en primera ronda de la edición 2017, el circuito y el mundo siguen) a veces nos hacen perder noción de eso. Los tres campeones que no se llamaban Del Potro perdieron su lugar en el top 100 o siguieron por allí. Algo del estilo decía Guido Pella sobre lo difícil de recuperar la motivación por completo sabiendo que quizá se haya alcanzado el logro más importante de una carrera.

- Mientras sus colegas más encumbrados comenzaban a jugar la gira europea de polvo de ladrillo, Leo Mayer se tomó unos días lejos de la raqueta. Familia, pesca… un break. No era un retiro pero en algún momento la cabeza necesita un descanso. No era lindo para él ver su ranking de tres cifras y jugar challengers.

- El período abril-julio en Europa está repleto de torneos. Mayer llegó a una final de challenger (Bastad), a cuartos en el ATP de la misma ciudad y viajó a Hamburgo a la clasificación del campeonato que ganó en 2014 sobre David Ferrer.

- Por la entrada al cuadro, una derrota dura, en tres sets, ante el local Rudolf Molleker, que tiene unas condiciones fenomenales, un revés muy potente, pero visto desde el lado del Yacaré, caer en un chico de 16 y que aparece 926 del ranking, no es placentero.

- A cancelar el vuelo: se bajó del torneo Martin Klizan y Mayer ingresó como lucky loser. La semana anterior, el ruso Rublev había logrado su primer ATP en esa condición. ¿Por qué no podría pasar lo mismo? En primera ronda tocaba el 1 del torneo, el español Albert Ramos, finalista de Montecarlo, 24 del mundo, vencedor de Mayer en Buenos Aires.

- Victoria del correntino por 7-6 en el tercero y cuadro seductor para seguir mejorando. Algunos tenistas tienen que jugar cuatro partidos para ganar un ATP; Leo debió jcompetir en siete, como para ganar un Grand Slam. Por eso las molestias típicas y la banda negra en el bíceps.

- Final contra el otro Mayer y es lógico, los dos muy nerviosos. No salió un buen partido. En el cierre de los sets, siempre hubo uno de los dos que sintió el marcador y la situación (quizá el partido más importante del año para los dos, por los puntos en juego). Leo lo manejó mejor.

- Triunfo del Mayer argentino para lograr su segundo título, ambos en Hamburgo, el primero como padre y pasar del 138 al 48 (aproximadamente) en el ranking. Con esto entra directo a los ATP de Asia y fin de año.

- Curiosidad que marcaban en twitter: Mayer tiene más títulos 500 que jugadores como Cilic, Raonic o Dimitrov. Es el segundo argentino que gana un torneo como lucky loser (Miniussi en San Pablo 1991) y es el primer ATP argento desde Estocolmo 2016 (Delpo).

Como dice Leo,

25 julio 2017

El verdadero Tomic

Filed under: General — Marcos @ 11:43

En la época de la corrección, los tenistas acarrean rótulos según su apego al (o falta de) trabajo. Esas etiquetas a veces están justificadas y otras son un tanto exageradas: están los que aman el entrenamiento, otros lo soportan porque saben que es la clave del éxito y la superación.

Bernard Tomic no entra en ninguna de las dos categorías, casi inauguraría una propia: la del jugador indescifrable, arrogante y desinteresado al extremo y con problemas de conducta.

El Channel 7 australiano realizó una gran entrevista (con un nivel alto de producción) con Bernard. Nada de frases impostadas, pocas veces un protagonista habla con sinceridad extrema. Tómense un recreito de 25 minutos.

En líneas generales, el periodismo está en crisis, en la Argentina y en el mundo, por un montón de factores como la concentración de medios, la precarización, los problemas de adaptación por el cambio de paradigma del papel a lo digital, y demás cuestiones locales e internacionales.

Además de productores de contenidos, también somos consumidores y aprovechamos la ocasión para abrazarnos (?) cuando la vara de calidad es elevada como en este caso, una entrevista al hueso, con buenas preguntas y un entrevistado que no las esquiva.

20 julio 2017

La Yonex tiene dueño

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 21:27

Como adelantábamos en las redes sociales, la Yonex de Nick Kyrgios tiene dueño y no es el bueno de Nick sino Gonzalo Vernhes, de la ciudad de Trenque Lauquen, quien podrá ver si saca y pega el derechazo como el australiano. O como quien quiera pegarle.

Gracias a las decenas y decenas de lectores y lectoras que participaron en este Desafío Yonex durante Wimbledon, en el marco de la década del blog. Ya saben que pueden ver y adquirir más raquetas de la marca, como por ejemplo la de Wawrinka, aquí.

Hasta el próximo Desafío.

16 julio 2017

London Calling Final

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 19:23

“¿Qué chances te dabas de ganar dos Grand Slam este año?”, le preguntaron a Roger Federer 20 minutos después de la coronación de su Grand Slam número 19, su Wimbledon número 8 (récord), a los 35 años y padre de dos pares de mellizos, también récord (?).

“Ninguna”, respondió.

Antes de 2017, su último Grand Slam había llegado en el All England hacía cinco años. La última vez que ganó dos grandes fue en 2009: Roland Garros y Wimbledon. Quizá no esperaba un par, pero Roger había avisado que no dabíamos sacarlo de la conversación.

Podríamos escribir un post repleto de adjetivos y de números, pero intentaremos ir un poco más allá si es que podemos. Lo primero que se nos ocurre es recordar que no sólo salió perfecto el plan de saltear la gira de polvo de ladrillo (recuerdan las dudas de si le pesaría la inactividad, como si lo de la segunda parte del 2016 y el logro de Australia no hubieran servido de ejemplo) sino también reflexionar que la derrota contra Tommy Haas en Stuttgart no debía preocupar más de la cuenta. Hay que tener paciencia, los Grand Slam son bien distintos.

Eso sí, Haas dice que le recordará siempre a su amigo Roger que le ganó un mes antes del octavo Wimbledon.

#19

Una publicación compartida de tommy haas (@tommyhaasofficial) el

El plan funcionó a la perfección, entonces. La semana de la gira de césped que se agregó hace un par de temporadas sirvió para el propósito: un poco duro en Stuttgart, brillante en Halle (demolió a Alex Zverev en la final), semana de aclimatación previa a Wimbledon y octavo título en la Catedral, esta vez sin perder sets, lo que no ocurría en singles desde 1976 (Borg). Federer lleva 30 sets ganados en forma consecutiva. Ningún tenista de más de 31 había ganado en Londres. Volvió a sacarle cuatro Grand Slam de ventaja a Nadal. En el palco aplaudía con ganas Rod Laver.

Lo segundo, y nos unimos a Federer en esta mención, el preparador físico Pierre Paganini se lleva gran parte de este título. Hay una tendencia natural (o cultural, o futbolera) a destacar la labor del entrenador como el hacedor de un campeón, pero el campeón dijo hoy que Paganini no suele llevarse el mérito que merece. El suizo no mencionó a Ivan Ljubicic pero sí le dio el trofeo para que disfrute a Stefan Edberg, quien ya no trabaja con él pero ayudó a moldear el Roger superofensivo de 2015.

Tercero, sentimos que la situación ideal de Roger de viajar con su familia y mantenerse sin grandes presiones salvo la que se impone a sí mismo de demostrar que sigue más que vigente, juega un rol fundamental. Miren a Andy Murray y a Novak Djokovic en los últimos meses. Todo el tiempo deben estar dando explicaciones. Hoy, los dos miembros más jóvenes del Big Four comienzan a despedirse de la lucha por el número uno de fin de 2017, que será para Roger o Rafa. Como si retrocediéramos una década.

😂🙌 #Repost @espn: Roger might have to do more than win 19 majors to impress the Federer twins. #ATP #tennis #wimbledon #Federer

Una publicación compartida de atpworldtour (@atpworldtour) el

Roger, mientras, viaja en familia, dice que no sufre los aviones y que su esposa lo apoya. Cuando ella diga que le cansa viajar con cuatro chicos, será el momento de parar para siempre y cambiar el mapa del tenis mundial.

Más allá de lo que se marcó en Australia sobre la mejora del revés, hay que indicar que el saque sigue siendo un factor fundamental. No suelen quebrarle y su porcentaje de puntos con el primero suele ser altísimo. En Wimbledon le agregamos cómo jugó los tie-breaks contra Raonic o Berdych, por ejemplo. Piensen que el tipo tenía la gran misión (y presión también en este caso) de ganar el título en su Grand Slam más favorable. Armó un plan y lo ejecutó. “Para concretar las cosas primero hay que soñarlas”, dijo Roger, quien pretende volver en 2018 y no sabe si en cuestión de semanas jugará en Montreal. “Siento que estoy trabajando part-time ahora, lo cual es una gran sensación”.

La final tuvo un vuelco inicial clave: Cilic pasó de tener break point en el cuarto game a ganar apenas seis games más en todo el partido. En el segundo set llegó el momento extraño en el cambio de lado cuando dejó caer las lágrimas. Volvió a la cancha y empezó a hacer saque y red. Luego explicó que la situación lo superó emocionalmente y que se trataba de una ampolla que lo molestaba terriblemente en los movimientos rápidos. El problema apareció en la semi con Querrey e los médicos intentaron tratarlo en las 30 horas que tenía hasta la final, pero no se logró evitar las consecuencias en sus movimientos. Fue cómico el debate tuitero de si su problema era físico o emocional. ¿Desde cuándo ambos aspectos deben estar separados sí o sí?

La novia de Cilic no podía más de los nervios. Para colmo, tenía a su lado a un señor con gorra de Roger y al ex doblista Yves Allegro que festejaban los puntos del suizo. El señor era el tío de Roger.

El propio Federer no sabía qué le pasaba al rival hasta que le dijeron en una nota en ESPN. En el momento mantuvo la concentración, siguió en la suya, ni pareció preocupado. Barrió en el segundo set y le alcanzó con un quiebre en el tercero. Más tarde admitiría en esa entrevista que como nunca había ganado Wimbledon en una final en sets corridos, su actitud era de aceptar que podía perder el tercet set, quizá para sacarse algo de presión. En el último turno de saque, mandó tres bombazos que Cilic no pudo responder y lo cerró con un ace.

De ahí en más, las emociones. Primero el llanto al ver a su esposa e hijos.

Luego la alegría en la sala de prensa y el momento de lucir la reme nueva.

Allí dijo que no sería raro verlo jugar hasta los 40.

Más tarde, lo esperaría otro desafío: bailar con Garbi Muguruza.

LA ANÉCDOTA

Roger y los trofeos de Australia y Wimbledon: excelente descripción y anécdota de la gira de la copa de Melbourne, en esta nota con ESPN después del título.

LA CAMPEONA

Con Garbi también vuelve a notarse lo rápido que pueden cambiar las situaciones en el deporte. En Roland Garros llegaba como defensora del título y, tras perder temprano, no podía ocultar su llanto en la rueda de prensa.

De ahí a ganar Wimbledon venciendo a Kerber, la 1, y a la eterna Venus Williams, la finalista más veterana desde 1994 (Navratilova). Muguruza acepta ahora el reto de intentar ser más consistente (tiene dos Grand Slam e igual cantidad de torneos WTA) aunque sabe que no siempre se puede estar a tope, como dicen en España.

EL FESTEJO

¿Qué se siente al ganar Wimbledon?

Marcelo Melo y Lukasz Kubot, campeones primerizos tras vencer 13-11 en el quinto a Pavic-Marach, lo explican así:

Curiosamente, la final femenina de dobles terminó 6-0 y 6-0, y las campeonas fueron Vesnina-Makarova. Finalizaron también las otras categorías como la de juniors, con triunfo del argentino Axel Geller en dobles y caída en la final de singles, y en tenis adaptado, Gustavo Fernández estuvo 5-3 en el tercero y cayó 7-5. Contamos las historias de ambos en un post anterior.

Siguiendo con el Volver al Futuro, Martina Hingis y Jamie Murray ganaron el mixto.

LOS “ESPECIALISTAS”

Ocurrió en la semifinal. En la BBC jugaron a adivinar hacia dónde sacaría Roger. Participaron Boris Becker y Tim Henman. Resultado: tres intentos, cero aciertos.

EL CONCURSO

Terminó el el Desafío Yonex por la raqueta que usa Nick Kyrgios. Pueden visitar la tienda de Yonex para ver más raquetas.

Próximamente, se conocerá al ganador o ganadora.

14 julio 2017

London Calling Día 11

Filed under: General — TodosLosAutores @ 18:36

Podríamos aturdirlos con estadísticas, contar una y otra vez el renacer de Federer después de un semestre entero en boxes. Recalcar una vuelta asombrosa y vintage, pero no, guardamos la épica para el domingo (?).

Hubo debate en las vidriadas oficinas de FueBuena cuando Roger terminó su partido contra Berdych. No fue una victoria apabullante, pero lo sacó adelante jugando dos tie-breaks perfectos: Federer sigue sin perder sets en seis partidos.

¿Ya lo hizo alguna vez? Ni el se acuerda.

El suizo también afirmó que hoy no estuvo nervioso como admitió ante Lajovic y aseguró que no sentir ninguna “sensación de pánico” fue importante en los momentos de cierre.

Esa tranquilidad, y su talento, claro, le alcanzó para clasificarse a su 11º final en Wimbledon; también para comenzar a tener entre cejas el Nº1, aunque diga que no es lo que le quita el sueño.

Mientras tanto, pareciera que nunca existió el tiempo en el que Federer había entrado en un bajón lógico por la edad, porque otros lo superaban, y se encontraba en una segunda fila en la pista de largada hacia los títulos de Grand Slam.

Entendemos a los fans que se suben al tren del “esto es para los que decían que Federer estaba acabado/terminado/muerto/liquidado”: nadie que conozca del tema y tenga dos dedos de frente decía que Roger estaba terminado.

Reconocemos, como siempre lo hicimos, que pensamos que Federer nunca volvería al 1 y que no volveríamos a ver una temporada como la actual. Basta de lugares comunes zonzos y frases hechas que, encima en este caso, no se aplican.

Ayer nos preguntábamos si alguien habría imaginado dos Grand Slams para Roger en 2017. Mientras tanto, 24 hs después Federer nos da todavía más motivos para pensar que así será. 

Mi nombre es Edberg, Stefan Edberg. Invitado especial esta semana en el banco de Roger.

Camino a su 19º Grand Slam tendrá en frente a Cilic, el hombre que siempre festeja igual: brazos arriba, ventilador y un grito para desahogarse.

 

El croata vuelve a una final de Grand Slam tras ganar el US Open en 2014. ‘Cuando gané en Nueva York mi cabeza se abrió y me hizo pensar las nuevas posibilidades que tendría el resto de mi carrera; tener la posibilidad de volver a ganar un Grand Slam es una sensación especial y hacerlo en Wimbledon significaría mucho más que el US Open”, afirmó.

Federer ya sabe de lo que es capaz el croata cuando está inspirado. De hecho, le ganó en el US Open 2014 y lo tuvo 2-0 en sets y tres match points en este torneo el año pasado. No será un tramite y si Cilic entra con la decisión y la regularidad que ha tenido hoy ante Querrey y estas dos semanas podría convertirse en el malo de la película (?).

FIN DE SEMANA ARGENTINO

Restan apenas dos jornadas y hay dos argentinos con chances de llevarse un trofeo en la Catedral, o dos o tres: Gustavo Fernández, venció a Alfie Hewett, un difícil rival (había perdido en Roland Garros), para avanzar a la final de #Wimbledon y buscar su 3º Grand Slam.

Por su parte, Axel Geller avanzó a semifinales, tanto en singles como en dobles (en pareja con el taiwanés Yu Hsiou Hsu). Mañana buscará la final ante el francés Moutet, 1º.

EL INVITADO

En la Central, las semis… en una cancha auxiliar de Wimbledon pasaba esto.

 

EL CONCURSO

Durante Wimbledon tenemos el Desafío Yonex por la raqueta que usa Nick Kyrgios. Pueden visitar la tienda de Yonex para ver más raquetas.

EL PROGRAMA DE MAÑANA

Página siguiente »