Fue buena

14 agosto 2018

Tsitsi y el “star power”

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 18:28

Stefanos Tsitsipas hizo una doble falta en un match point de su semifinal de Toronto, cuando servía 6-4 ante Kevin Anderson. Más tarde, en rueda de prensa, dijo que pensaba que el marcador era 5-3.

El griego ganó ese partido y lo festejó con esta mueca:

Después de celebrar con el público, se tomó su tiempo con el fibrón para dejar un largo mensaje en la cámara de tevé. El mismo mensaje que tuiteó después:

En la ceremonia de premiación, también se tomó su tiempo. Agradeció a todo el mundo hasta el punto que ya no tenía a nadie a quién mencionar, pero no por eso pensaba abandonar la locución. Se quedó imaginando chistes, hasta que ensayó uno sobre Montreal y Toronto.

Después de la final, tuvo tiempo para un ping-pong con personal del torneo.

Los lectores de FueBuena ya lo sabían: Tsitsi es muy amigo de los micrófonos. El año pasado contamos su pasión por el youtubismo (?); este año le agregó un podcast. Como suele suceder cuando el jugador crece mucho -ya top 15 en el ranking-, seguramente desde ahora tenga menos tiempo para producirlos. Esperemos que no deje las dos cosas. Quizás alguien le ayude.

En las cuestiones comunicacionales, Stefanos no es un improvisado. En la descripción de sus últimos videos de YouTube se puede ver esta lista:

MY PERSONAL GEAR

My Tactical Camera Bag: https://amzn.to/2LgHxi
My Main Camera: https://amzn.to/2c0XDcj
My Second Camera: https://amzn.to/2LswzDt
My Main Lens: https://amzn.to/2yltQbr
My Second Lens: https://amzn.to/2umKJiK
My Main Tripod: https://amzn.to/2DBMiLM
My Second Tripod: https://amzn.to/2LezRd9
My Camera Microphone: https://amzn.to/2NcouTN
My Laptop Microphone: https://amzn.to/2a4A6Js
My Drone: https://amzn.to/2xBGzb4
My Bigger Drone: https://amzn.to/2LAF3rD

LISTEN TO MY PODCAST

Anchor: https://bit.ly/2mtJvy5
Apple Podcasts: https://apple.co/2L0WMMZ
Spotify: https://spoti.fi/2NYCf9J
Castbox: https://bit.ly/2LgfVtK
PodBean: https://bit.ly/2zNUqvY
RadioPublic: https://bit.ly/2uEVHja
Overcast: https://bit.ly/2L1YIoG
Breaker: https://bit.ly/2usvW6g
Stitcher: https://bit.ly/2JwnnMp

FOLLOW ME ON SOCIAL MEDIA

Like me on Facebook: https://bit.ly/2mldvvW
Follow me on Twitter: https://bit.ly/2mi8AM0
Follow me on Instagram: https://bit.ly/2NQzKX3

MY LIGHTROOM PRESETS

https://sellfy.com/stefanostsitsipas

¿Leyeron eso? Pueden comprar sus preseteos en Lightroom (programa de edición de imagen).

¿Debería sorprendernos? Un centennial que aprovecha su (abundante) tiempo libre y abraza la tecnología. No parece tan extraño. Sin embargo, no es muy común en el tenis. Lo marcamos en aquel post de Felix Auger Aliassime y sus videos con mensajes ecologistas (hoy borrados, lamentablemente); los protagonistas se apropian de nuevas formas de comunicar. Nosotros celebramos eso.

Embed from Getty Images

Marcamos hasta aquí características de la personalidad de Tsitsipas que conforman su “star power”. Son un complemento de lo más importante: su tenis. Pudimos verlo en Toronto, con un drive perfeccionado y el revés -a una mano, not dead- que arrancaba exclamaciones. Observamos lo que mejoró en los puntos importantes ante rivales encumbrados (primer jugador de 19 años que les gana a cuatro top ten en un mismo torneo, el mejor dato de la semana en Toronto), la calma que mostraba su tenis para buscar la ofensiva en tie-breaks cerradísimos; la variedad en algunos toques; también ese legado que parece prolongar, el de Sampras-Federer-y-nos-hubiera-gustado-con-Dimitrov, del tenis clásico, “fácil” y ofensivo.

Se advierten, por así llamarlo, elementos de bailarín en la cancha.

Los mensajes de enseñanza que transmitió después de perder tampoco son frecuentes a su edad (cumplió 20 el domingo de la final). Marcó las diferencias con Nadal de una manera muy clara y contundente y afirmó que debe “romperse el culo” en la cancha para alcanzarlo (esa parte no está en el video).

“Siempre te hace sufrir, te agarra como un bull-dog. En serio, es una bestia, un monstruo”, elogió Tsitsipasen la segunda parte de ese video.

Embed from Getty Images

Hace un año, Stefanos no había ganado partidos ATP y miraba por tevé, mientras participaba en el challenger de Portoroz (Eslovenia), a su coetáneo Denis Shapovalov romperla en Montreal. Hoy puede ilusionarse hasta con el Masters (quedó 11° en la Race) pese a la derrota de hoy, con cansancio general evidente, ante David Goffin en Cincinnati.

Su tarea, sumada a la de Maria Sakkari (cerca del top 30 en la WTA), aportan alegrías en una castigada Grecia.

Embed from Getty Images

2 agosto 2018

Paleta por raqueta

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 19:12

Varios tenistas han abrazado al pádel -hace tiempo que se escribe así, ya no más “paddle”- después del retiro. Alberto Berasategui, Juan Carlos Ferrero, Alex Corretja, Guillermo Cañas, y otros han jugado etapas de la World Padel Tour (con resultados discretos, lógicamente, no es lo mismo que el tenis, sino pregúntenle a Gael Monfils), han jugado exhibiciones con profesionales del pádel, acciones conjuntas entre circuitos durante los torneos de ambos tours, etcétera.

El próximo experimento será el de David Nalbandian, este viernes a las 20.30 en el Mega Sport Center, en el centro de Córdoba Capital. Allí, el campeón del Masters de Shanghai 2005 acompañará a su amigo y profesor Gonzalo Vera para divertirse y pasar un buen rato en un deporte que tiene similitudes y grandes diferencias con aquel que practicó el unquillense. Aquí, el cuadro completo.

La dupla no será la gran favorita del torneo pero tampoco se trata de la primera vez que actúen juntos: hace dos semanas ganaron una etapa del circuito cordobés, en categoría segunda.

Nalbandian evitará la clasificación porque el ranking de Goni Vera (98° de la Asociación de Jugadores Profesionales de Pádel) le permite ingresar directo. El de Unquillo actuará del lado de la derecha y el de Cruz del Eje irá al revés. Se recuerda que, en el pádel, a menos que el drive sea zurdo, es el revés el encargado de cubrir más espacio y definir los puntos.

(Click para agrandar las fotos)

El circuito de la AJPP es el más importante de la Argentina: allí conviven profesionales que se dedican por tiempo completo con aquellos que combinan el pasatiempo con otro trabajo (dar clases, coordinar torneos). Aquellos que se entrenan todo el día y quieren emigrar a Europa con los que sólo aspiran a mantenerse porque quizá ya se dedican a la vida familiar. Los que son apoyados por sus padres con los que viven buscando sponsors chicos que les permitan viajar y competir en un circuito que, especialmente, está creciendo en las provincias, fuera de la Ciudad de Buenos Aires.

Para muchos de ellos, el sueño es España y el World Padel Tour (aquel donde juega el gran Fernando Belasteguín).

Los torneos 300 son los más chicos de la AJPP y reparten 30.000 pesos en premios. La inscripción cuesta 400 pesos. Les siguen, en forma ascendente, los torneos 800, 1.200 y 2.000. En el campeonato cordobés actuarán varios de los mejores jugadores del país como Cristian Ozan (4°) y Agustín Gutiérrez (8° y primo de Sanyo).

Padel👍

Una publicación compartida por DAVID NALBANDIAN (@nalbandiand) el

ACTUALIZACIÓN

Nalbandian y Vera pasaron una ronda y cayeron en octavos de final. Aquí, parte del repertorio del unquillense.

En charla con ESPN, comentó por qué juega al pádel.

26 julio 2018

“Una parte mía se está perdiendo, se está yendo”

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 14:37

Nos poníamos tristes con el anuncio del ruso Mikhail Youzhny (jugará su último torneo en San Petersburgo, en septiembre) cuando un distinguido jugador de su generación brindó una entrevista en la que acepta que el final está llegando (inserte música dramática aquí).

David Ferrer pelea contra dolores en los tendones de Aquiles, en un año muy especial para él, dentro y fuera de las pistas. Por ello acepta que el final está cerca.

Mis heroes!!

Una publicación compartida por David Ferrer (@davidferrer1982) el

Vale la pena escuchar toda la nota en El Larguero, de Cadena Ser (España). Extrajimos algunas frases:

“Estos meses han sido diferentes, un torrencial de emociones. Después de la Copa Davis, a las semanas nació mi hijo… Todo ha hecho mella (…). Me está costando. Es una realidad que acepto y que intento llevar lo mejor posible. No me gusta verme 60 del mundo cuando durante toda mi carrera he sigo un jugador que he ganado X partidos, pero también es cierto que tengo 36 años, me ha ido más que bien en el tenis y no he tenido una lesión importante”.

Embed from Getty Images

“No puedo decir cuándo, pero siento que una parte mía se está perdiendo, se está yendo. Por ahora los torneos los estoy jugando sin expectativas, intentando hacer lo que pueda, no metiéndome más presión… (…) Sé que voy a jugar un challenger de Monterrey porque me han invitado, va a ser el último challenger de mi carrera (…)”.

“Cuando acabe el US Open me iré de ranking aún más y el año que viene jugaré algunos torneos por invitación y acabaré en un torneo que me guste, o si no tengo ganas haré un comunicado o lo que haga falta. Tengo derecho a decidir lo que quiera. No tengo tomada ninguna decisión pero es cierto que mi mente la está rumiando. Ahora tengo Toronto y Cincinnati, vendrá mi familia conmigo y será una experiencia nueva. Puede ser que viva el US Open como mi último Grand Slam. Si lo ganara, hiciera final o semifinales, te diría que no, jajaja”.

Embed from Getty Images

“Cuando juego tres sets, físicamente me cuesta. Tengo los tendones de Aquiles que me levanto y prácticamente no puedo bajar escaleras. No es que me preocupa el tenis sino mi salud física. Llevo años con esto pero los últimos me están siendo un calvario. Me preocupa a nivel personal”.

“Me gustaría retirarme en España: el Godó o Madrid”.

“Seguro que siga vinculando al tenis, pero quiero ver la vida más pausada, estar con mi familia en Jávea. Por lo menos un año o dos, disfrutar de otras cosas, de otra etapa”.

Embed from Getty Images

23 julio 2018

Borrón y cuenta vieja

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 10:47

Pocas veces transcribimos una entrevista casi entera pero no es común leer tal profundidad de detalle sobre las condiciones de trabajo de un entrenador y una estrella top. No es casual que la nota (parte 1 y parte 2) haya aparecido en un medio de un país “no central” como Eslovaquia, de donde es oriundo Marian Vajda.

Embed from Getty Images

El entrenador de Novak Djokovic, en su segundo período de trabajo con el serbio, había comentado en Wimbledon sobre el llamado de Nole desde sus vacaciones en República Dominicana, los videos de su saque modificado que le había mandado por whatsapp, el deseo de la esposa e hijas del coach de que Nole volviera a los primeros planos, pero lean los detalles vertidos en esta nota del periodista eslovaco Stefan Vugan, destacada en twitter por el serbio Sasa Ozmo.

1. “Sí, quería que terminara de trabajar con Imaz (recordarán: el español del amor y los abrazos), pero no era mi condición número uno. Primero quería hablar con Novak en persona”.

Embed from Getty Images

2. “Segundo, quería hacer un plan y reglas para los meses siguientes. Estábamos todos juntos en Barcelona, nos sentamos y hablamos. Le dije que no me gustaba que gente de fuera del equipo tuviera influencia sobre él, como ocurría antes”.

3. “El tenis no se puede basar en la filosofía, es un deporte de hombre contra hombre. Si quieres ser el mejor, tienes que hacer repeticiones en los entrenamientos, jugar partidos y ser fuerte mentalmente. Cuando ves al rival, debes enfocarte en dónde tirar la bola, no pensar en Buda”.

4. “Estábamos todos en el mismo barco con estas prioridades, tiramos para el mismo lado y de manera fuerte. Gracias a eso, Novak mejoró significativamente y ganó Wimbledon, lo cual es un éxito fantástico”.

5. “Gebhard (preparador físico antiguo de Nole, que volvió en esta etapa) lo regresó a su forma física muy rápido. Las fibras musculares de Novak son ideales para el tenis pero sus músculos necesitaban fortalecimiento. Su dieta es principalmente vegetariana y necesitaba proteínas animales. Es imposible sin ellas”.

Embed from Getty Images

6. “Así es como Novak ajustó su dieta incorporando más pescado, porque no come otra carne. Ahora sus músculos están en perfecta condición, él sigue todos los hábitos correctos y hace lo que se necesita para ser un campeón. Ojalá que esto continúe en el US Open”.

7. “Novak me llamó desde República Dominicana después de su derrota ante Paire en Miami. Estaba de vacaciones en familia después de dos años. Yo estaba en casa. Hablamos casi una hora. Lo encontré lleno de dudas, me preguntó mi opinión sobre su tenis. No tenía claro cómo debía ser su juego. No se sentía seguro de su equipo con Agassi y Stepanek”.

Embed from Getty Images

8. “Me dijo que tenía un presentimiento, que yo lo podía entrenar de nuevo. Tenía la sensación de que no podía encontrar el equipo correcto. Estaba constantemente comparando presente y pasado”.

9. “Al final, fue decisión de mi familia. Me dijeron que querían ver a Novak ahí arriba de nuevo. Me ayudaron a darme cuenta de que quería tomar este trabajo”.

Embed from Getty Images

10. “Yo había estado fuera del tenis de alto nivel durante un año y tuve muchas ofertas, pero las rechacé todas. No me sentía listo para regresar. Es difícil entrenar a alguien después de Novak. Experimenté y logré todo lo posible en el tenis con él”.

11. “Tuve algunas charlas con Radek y vi que realmente quería entender a Novak. Él y Andre realmente trataron y quizá estaban en el lugar correcto pero en el momento equivocado. Novak quería que la sociedad con ellos fuera exitosa, pero no encajaban bien. Me sugirió en la charla telefónica desde Dominicana que la mentalidad de Agassi es diferente de la mentalidad eslava”.

(Nos quedamos pensando en este punto: un contraejemplo más para aquellos que señalaron a la moda de los “superentrenadores” la gran solución para los problemas de todos los jugadores).

16 julio 2018

London Calling final

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 13:31

Novak Djokovic “obligó” a los periodistas a entrar a la sala 2 de conferencias de Roland Garros. No cabían todos. Estaba muy contrariado, respondía corto: había perdido con el italiano Marco Cecchinato. “¿Si estoy de regreso? De regreso a los vestuarios, ahí es donde regresé”.

Embed from Getty Images

-¿Cómo sigue tu calendario?
-No sé, no sé lo que haré, no sé si voy a jugar en césped”.

“Fue una fase de frustración”, aclaraba ayer Nole, sentado junto al trofeo de Wimbledon, como si hiciera falta. Todos lo sabíamos en aquel momento, ¿no? De calentura, como decimos en la Argentina. Días después se confirmó su participación en Queen’s con invitación especial, y luego vendría Wimbledon.

Jugaría en césped, y cómo.

Embed from Getty Images

Rafael Nadal cree que es en Roland Garros donde él pudo certificar que Nole estaba de regreso. “Perdió su partido porque no estaba con la confianza ganadora de cerrarlo, pero su tenis estaba allí. Debió haber ganado en Queen’s (tuvo set de ventaja y 4-1 en el tie-break), lo mereció más que Cilic, y aquí está jugando en un nivel increíble”, afirmaba antes de uno de los grandes partidos del torneo, el cual, sin temor a la frase hecha, resultó la final anticipada.

¿Cuándo un jugador como Nole está de regreso? Hablando de frases hechas, cuántas veces lo habremos leído en estas semanas. “Ahora sí está de regreso”, “En el camino del regreso”, “Novak Djokovic volvió, señores”, y más, y más. No hay diplomatura de tal hecho, pero sí, cuando se conjugan el nivel de tenis e intensidad de número uno o similar, triunfos significativos y títulos, no hay que ser muy erudito para darse cuenta. “Hay que confiar en el proceso”, repetía el serbio una y otra vez.

Djokovic parecía lejos del regreso en marzo, hace apenas cuatro meses, cuando tiraba drives afuera y perdía en Indian Wells contra un jugador de otro nivel como el japonés Taro Daniel.

Embed from Getty Images

Recuperar la confianza de los golpes no resultó sencillo. El tenis es un deporte de precisión en el que manda la cabeza. En Australia se mostró con problemas en el saque por haber acortado el movimiento. En aquel momento, recordarán, lo ayudaban Andre Agassi y Radek Stepanek, una dupla curiosa que no alcanzó a trabajar con él un año.

No resulta casual que los problemas para Djokovic comenzaran después de ganar, en Roland Garros 2016, el último Grand Slam que le faltaba. Se sintió “vacío”. Llegó a la final del US Open pero perdió el dominio total y recibió dos golpes duros: la derrota en primera ronda de los Juegos Olímpicos y el “robo” del número uno que le hizo Murray a fin de año, con triunfo en la definición del Masters. El 2017 fue un año discreto; después de Wimbledon, que abandonó por lesión de codo ante Tomas Berdych, decidió cerrar por vacaciones y descansar hasta 2018. Había sido padre por segunda vez, “despidió” a su equipo eterno, que incluía a Marian Vajda, y nunca sabremos con certeza cuánto hubo de lesión y cuánto de quemazón. No es sencillo estar al tope del juego durante tantos años (el Big 3 se formó hace una década) y menos cuando el matrimonio debe criar a dos bebés…

En la reconstrucción de su codo y la confianza participó un argentino, el fisioterapeuta Ulises Badio, quien comenzó a trabajar en Roma 2017. También hubo inspiración argentina en el caso Delpo, reconocido por Nole recientemente.

“Tata, tata”, gritaba Stefan en la tribuna. El pequeño Djokovic no pudo ver el partido pero sí asistió a la premiación, uno de los momentos más emotivos del torneo.

La situación se repitió en los momentos de felicitación al campeón.

No olvidemos que, mientras puede, Novak ya lo va “entrenando”.

Hace dos meses, Nole estaba 75 en la Race. Hoy se ubica 5° y 10° en el ranking ATP, lo que significa, lógicamente, que suma todo lo que haga de aquí en adelante porque no registró actividad después de Wimbledon en 2017. Seguramente llegue al top 3 pronto y no sería nada raro que lo viéramos número uno a fin de año. Un nuevo problema para Nadal y Federer (bueno, a Roger no le importa tanto el ranking ahora), a quienes les cuesta superar los 10.000 puntos. El Big 3 ganó 46 de los últimos 54 Grand Slams. Hasta ayer en el puesto 21, Djokovic es el jugador de ranking más bajo en ganar Wimbledon desde Goran Ivanisevic (125°) en 2001, y en Grand Slam desde Gastón Gaudio (44°) en 2004.

Los mareamos con tanto dato.

Embed from Getty Images

Tampoco es casualidad que Vajda esté de regreso en el banco. Se encontraba en un período de prueba después de tener la aprobación de su esposa e hijas en su casa de Bratislava: todas querían ver a Nole de regreso al primer nivel. Vajda y Djokovic volvieron a trabajar en abril, en Marbella. Antes, durante sus vacaciones en República Dominicana, Novak le envió diez videos del nuevo saque, que Vajda volvió a cambiar porque no le gustaba biomecánicamente. También regresó al equipo el preparador físico Gebhard Phil-Gritsch (el pelado), no así el fisioterapeuta grandote Miljan Amanovic, que trabaja con Milos Raonic. Su lugar lo ocupa ahora Badio. Después de un Roland Garros en el que lo vio “al 80%”, Vajda no creía que Djokovic podía jugar en Wimbledon en cuanto a “estado físico y resistencia (stamina)”. Durante el torneo mismo, el entrenador advirtió fuertes mejoras en cuanto al servicio y especialmente en la devolución. Fue muy evidente contra Nadal.

Finalista en el US Open y también aquí, Anderson se marcha de Wimbledon en el quinto lugar del ranking. “Hace dos años y medio cambiamos el nombre del grupo de WhatsApp que tenemos con mi equipo y pusimos ‘Top-5 Kev’. Ese era el objetivo y ese mismo año alcancé el Top 10. Luego llegaron las lesiones en 2016 y hoy puedo decir que se cumplió el sueño”, comentó el sudafricano, quien saltó una barrera gigante al vencer a Roger Federer, con quien estaba 0-8 en sets, y ganó una batalla de servicios y aguante ante John Isner.

Ya quedó “viejo”, pero tanto él como Isner coincidieron que un partido no puede terminar 26-24 en el quinto set. Anderson se mostró disminuido en la final, otra en Wimbledon que no quedará en el Archivo de los Grandes Partidos, como las dos anteriores (Murray a Raonic y Federer a Cilic).

Las dos semifinales fueron las más largas de la historia del torneo:

Viernes 13 de julio de 2018 – Anderson a Isner (6h36).
Sábado 14 de julio de 2018 – Djokovic a Nadal (5h16).

El partidazo entre Nadal y Djokovic necesitó de dos días y una demora en el comienzo de la final femenina, lo cual no quedó demasiado prolijo, eh, Wimbledon (?). La solución propuesta por Isner y Anderson, que aprobamos, es un tie-break en algún momento del quinto, llámese 9-9, 10-10 o 12-12. Por la salud de los jugadores.

KERBÉR CUANDO KERBÉR (?)

Angie Kerber puede jactarse de muchas cosas: entre ellas, ser la única jugadora, además de Venus, que pudo ganarle a Serena Williams dos finales de Grand Slam.

La alemana anotó apenas cinco errores en una atractiva final de estilos, en la que corrió como nunca, fue muy inteligente en las aperturas y contras (siempre buscando la esquinita imposible) y también evidenció las fallas graves que tiene Serena cuando le regresa una más y tiene que resolver adelante. Fallas de formación: ella y Venus nunca se caracterizaron por los elegantes cierres en la red.

Kerber es la primera campeona alemana en Wimbledon desde Steffi Graf (1996), y lo hizo perdiendo apenas un set. A los 30 años, sólo le falta Roland Garros para completar su galería de Grand Slams. El año pasado, recordarán, sufrió una crisis de confianza profunda, sólo quería que el 2017 terminase y arrancara un nuevo capítulo.

“Para todas las madres, estuve jugando por ustedes, dijo Serena, muy emocionada en la premiación. Tuvo un parto muy complicado y, a menos de un año de dar a luz a Olympia, llegó a otra final de Grand Slam. “Esto es sólo el comienzo”, advirtió.

EL BAILE

En la Cena de los Campeones ocurrió esto:

LA VIGENCIA

Con su hermano Bob lesionado, Mike Bryan ganó el doble con Jack Sock (que espera que este título “le quite sus demonios de la cabeza” para el single). El bueno de Mike, a los 40 años, se había convertido, en el transcurso del torneo, en el número uno de dobles más veterano de la Era Abierta tras levantar un match point en tercera ronda. También en el medio del torneo, se murió su abuelo (hace dos meses había muerto su abuela), su madre sufrió una infección en un ojo…

Embed from Getty Images

EL PUNTO

Clijsters sobre Navratilova, en el final de este punto entre veteranas.

LA FRASE

“Ella ganó 11 veces en Australia cuando nadie iba porque se jugaba en Navidad, así que quitemos eso de aquí”.

Chris Evert sobre Margaret Court, la historia, Serena y los Grand Slams.

EL VIDEO

Bye bye, Wimbledon.

11 julio 2018

London Calling Cuartos

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 20:38

Habíamos comenzado a escribir sobre la reunión del Big 3 en las semifinales de Wimbledon pero tuvimos que borrar ese texto.

Como ustedes, no esperábamos que el que faltara a la cita fuera Roger Federer. En su regreso a la cancha 1 por primera vez desde 2015 (hacía 19 partidos que no se movía de la Central), se fue extrañamente del partido tras un match point ante Kevin Anderson, a quien le había ganado todos los sets jugados antes de este encuentro (8-0). Demasiados datos en ese párrafo, pero son significativos.

Embed from Getty Images

Como si Wimbledon hubiera querido competir con el Mundial de fútbol, nos reservaría el mejor partido del torneo para minutos más tarde, en la cancha central, donde Rafael Nadal venció a Juan Martín del Potro. Un festival de tiros increíbles, gifs, y exclamaciones tan típicamente londinenses que llegaban de las gradas.

Embed from Getty Images

“Mientras el partido avanzaba, me repetía que éste sería mi día”, afirmaba el bueno de Kevin, primer sudafricano en la semi de Wimbledon desde 1983 (Kevin Curren). Aunque no sea de los tenistas más populares, siempre resaltamos las mejoras en cuanto a físico, tenis y cabeza de un jugador de más de dos metros que logra sus mejores resultados después de los 30 años. Recordarán que Anderson fue finalista del US Open y ya es miembro regular del top ten.

“Mientras el partido avanzaba, sentí que no podía sorprenderlo más”, fue la frase contraste de Roger. “No sé qué pasó. No me sentí confiado con mis tiros de base”, reconoció Roger, quien jugó su tercer encuentro “largo” en Wimbledon, después de la derrota ante Nadal por 9-7 en la final de 2008 y el triunfo ante Andy Roddick por 16-14 en la definición del 2009. Fue la quinta vez que pierde en un Grand Slam después de tener match point a favor (20 en total).

Después del match point perdido con el revés enganchado, Federer fue acumulando errores y dejó a Anderson agrandarse, al punto de acertar tiros como este:

Aquí llega la estadística falopa fuebuenera: si Nadal gana Wimbledon, quedará a dos Grand Slams de Roger por primera vez desde que empezaron a cruzarse en el circuito, en 2004 (Rafa recién empezó a contar en Roland Garros 2005). ¿Podrá recuperarse Nadal para su semifinal con Djokovic?

“Trataré, no será fácil”, dijo Rafa, quien pudo vencer a Delpo por tercera vez en los últimos cuatro Grand Slams (semi del US Open y Roland Garros, cuartos ahora). El encuentro que empezó con alto nivel pero sin demasiadas emociones -mientras Inglaterra y Croacia comenzaban su semifinal del Mundial- terminó con tiros que nos dejaban boquiabiertos, un final muy peleado y resbalones varios por el rocío del atardecer, cuando el sol ya se acostaba. El quinto set fue lo mejor del choque.

Nadal exhibió su habitual espíritu de lucha y entrega. Delpo recuperó tres set points en el segundo parcial y, ya con una ventaja de 2-1 en sets, careció de algo de punch en el cuarto, de salir a rematarlo. Su entrega al final fue conmovedora, cuando hasta Andy Murray, de comentarista en la televisión, no podía evitar reírse ante drives que llegaban a los 170 km/h. “Este es uno de los mejores quintos sets que he visto en mi vida”, decía Andy en otro pasaje de su comentario.

Del Potro terminó el partido con 33 aces y 77 winners, pero aún así puede no ser suficiente ante el 1 del mundo.

El final fue el perfecto para esta película: el vencedor vencido (en el piso); el ganador, gallardo (?), cruza la red y lo saluda.

El partidazo dejó en un segundo plano la clasificación de Djokovic a semifinales por primera vez desde el US Open 2016, cuando era número uno del mundo, y la primera semi de Grand Slam del gigante John Isner (en su participación N° 40). El estadounidense dijo que si sigue avanzando puede hacer que aquel histórico 70-68 contra Mahut en 2010 no sea la mejor imagen por la que se lo recuerde en Wimbledon.

Isner contra Anderson, Djokovic contra Nadal. Primer Grand Slam con semifinales copadas por treintañeros en la Era Abierta (1968).

LA MIRADA

Serena Williams estaba set abajo contra Camila Giorgi, la miró de esta forma y pudo dar vuelta el partido. La estadounidense es favorita ante Goerges en su semi, pero debería tener mucho cuidado ante Ostapenko o Kerber en la eventual final.

EL SAQUE

Buena manera de ganar un punto.

9 julio 2018

London Calling Octavos

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 19:44

Wimbledon es, desde hace varios años, un torneo en césped durante una semana y un torneo mezcla entre césped y tierra durante la siguiente. Tierra marrón, tierra de jardín.

Embed from Getty Images

Lo comentaba Juan Martín del Potro después de pasar a octavos de final: llega un momento en el que los jugadores están conformes con el césped gastado del fondo de la cancha, porque pueden afirmarse más y resbalarse menos. Están corriendo sobre una base más firme.

Embed from Getty Images

Recurrimos a la comprobación empírica que hizo nuestro enviado en 2010.

Alguna vez hemos escrito un post sobre cómo cambió el dibujo de las canchas de Wimbledon desde los ’80 hasta la actualidad (el “mapa de calor”), al disminuir el empleo de la estrategia de saque y red tanto en hombres como en mujeres.

Antes el dibujo de la tierra parecía una T, de base a red; hoy es una nube en el fondo, un poco adentro de la cancha y la gran mayoría afuera.

Embed from Getty Images

Embed from Getty Images

Parte del cambio en la forma de jugar tuvo que ver con la velocidad del deporte en sí, los cambios de tecnología en la fabricación de raquetas, la preparación atlética y todo lo que sabemos, pero también con el cambio a un pasto más duro que el anterior, el ryegrass o raigras.

Para complementar este video de FueBuena, aquí una nota actual de La Nación con el cuidador del césped en Londres y las condiciones en 2018.

En los ’80 y ’90, el césped era un jabón. Veinte años después, podía jugarse de fondo y allí podía ganar Rafael Nadal el título que más quería de pequeño (era Wimbledon, no Roland Garros).

Esta noche, o en la mañana del martes, quizá llueva un poco en el sur de Londres. Los cancheros regarán el césped como en cada final de jornada. Pero no cambiará demasiado la situación actual, con el césped bastante duro y amarillo en algunas partes, los manchones de tierra en su lugar, los piques aleatorios por lo irregular del piso y el juego de fondo de la cancha de la mayoría de los protagonistas en cuartos de final.

Afirmar que por esto es que Rafael Nadal pudo meterse entre los mejores ocho por primera vez desde 2011 sería demasiado simplista, pero es muy probable que las condiciones actuales hayan jugado un rol importante. Tampoco es casual, por lo que escribimos primero, que varias de las últimas derrotas de Rafa en Wimbledon hayan ocurrido en las primeras dos rondas, con el césped en su semana más rápida, frente a jugadores de ataque como Gilles Muller, Steve Darcis, Lukas Rosol o Dustin Brown.

Embed from Getty Images

“Me gusta el césped más seco, no hay duda, pero si juego mal, no importa si está cálido o frío, si hay lluvia o hay sol. Los favoritos a las rondas finales siguen en carrera. No veo a muchos jugadores de tierra en cuartos de final”, señaló Rafa quien, sabemos, en esta etapa de su carrera trata de emplear el tenis más ofensivo que pueda.

Junto con él, avanzó el resto del Big 3: un Roger Federer que sigue sin perder sets y se mueve con un aplomo notable (es su primer torneo importante desde Miami, pero bueno, es Roger) y un Novak Djokovic que sigue confiando en su proceso de recuperación, que sabe que es lento y progresivo. A ellos no se les pudo sumar Juan Martín del Potro, por la suspensión ante Gilles Simon por falta de luz.

Embed from Getty Images

Embed from Getty Images

EL DATO

Por primera vez en la Era Abierta (50 años), ninguna de las top ten en la preclasificación llega a cuartos de final. La última sobreviviente era Karolina Pliskova, eliminada por Kiki Bertens.

Embed from Getty Images

Por otro lado, Serena Williams es la cuartofinalista con ranking más bajo (181) en 50 años. La anterior era Mirjana Lucic-Baroni, 134a. en 1999.

Embed from Getty Images

Junto a Serena quedan otras dos campeonas de Grand Slam: Angie Kerber y Jelena Ostapenko.

EL TWEET

Nos entró una basurita en el ojo: Serena se perdió los primeros pasos de su hija Olympia por estar entrenándose.

EL TIRO

Stefanos Tsitsipas voló hasta su último partido. En Wimbledon se transformó en el primer griego que llega a la segunda semana de un Grand Slam.

LA FRASE

Camila Giorgi, italiana de padre argentino, no sigue el tenis, ni el que juega ella.

LA FOTO

En la sonrisa de la nena está todo resumido (awwww).

That’s what I’m playing for, to catch this happy looks🙈❤️ #DD @wimbledon

Una publicación compartida por Daria Kasatkina🐬 (@kasatkina) el

LA DUPLA

Billie-Jean King y Rod Laver, campeones del primer Wimbledon profesional hace 50 años.

EL FAN

Gran disfraz de trofeo.

Embed from Getty Images

EL ADIÓS

Daniel Nestor jugó su último Wimbledon. Se retirará en pocas semanas en Toronto.

Página siguiente »