Fue buena

30 agosto 2016

I❤NY Día 2

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 23:47

Taylor Fritz y Frances Tiafoe son, al día de hoy, los proyectos más serios del tenis de Estados Unidos pero, ya eliminados, la estrella del segundo día del US Open fue Jared Donaldson. ¿Quién? El de Boca.

No escribiremos líneas de más: pueden leer nuestro post de 2014 sobre los dos años que pasó Donaldson en la Argentina y cómo le sirvió para su carrera. Hoy dio la sorpresa al eliminar a David Goffin.

El New York Times también mencionó su paso por la Argentina -cómo necesitamos que nos nombren, eh, qué baja autoestima (?)- en la nota sobre la sorpresa del día.

EL FESTEJO

La belga Flipkens al ganar el torn… el part… el set… no, un game, ante Halep. Perdía 6-0 y 5-0, quebró y al final cayó 6-0 6-2.

LOS REGRESOS

Janko Tipsarevic celebró una gran victoria ante Sam Querrey y dijo que su caso es muy parecido al de Del Potro, que ambos tienen muchos puntos en común.

Delpo volvió a jugar el US Open después de tres temporadas y admitió que le cuesta sacarse en la cabeza lo de Río, que fue un impacto gigante y si fuera por él cerraría el 2016 acá.

EL DATO

Alexander y Mischa Zverev son los primeros hermanos que llegan a la segunda ronda de un Grand Slam desde los Rochus (Christophe y Olivier) en 2006. Los primeros en el US Open desde 1998 (Byron y Wayne Black).

EL RESULTADO

Nos hizo acordar al famoso Nadal-Gaudio de Buenos Aires 2005, pero esta vez a cinco sets.

Primer ronda masculina del US Open:
[Q] Alessandro Giannessi a Denis Kudla 06 64 61 16 60

LA REMONTADA

El local Steve Johnson perdía dos sets a cero, 5-2 y cinco match points, y se recuperó para imponerse en cinco ante el ruso Donskoy.

EL NÚMERO

61. Los aces de Karlovic hoy, récord para el US Open.

LOS INCORREGIBLES

Fabio Fognini le sacó los anteojos a un juez de línea y el de silla le quitó un punto. Fabio también se quejó porque su rival, Gabashvili, gritaba “más fuerte que Azarenka” y festejó así después de remontar un 0-2 en sets.

Bernard Tomic, eliminado, discutió con uno del público y le dijo estas cositas…

Nick Kyrgios discutió con el juez en todo su partido.

I❤NY Día 1

Filed under: General — TodosLosAutores @ 01:24

De esto se trata el US Open, de peleas titánicas y los dos aplaudidos de pie al final. En realidad ocurre en cualquier Grand Slam, ahora que pensamos (?), pero que suceda en Flushing tiene un sabor particular: ese sonido de la gente de pie y gritando entre los puntos -lo que no ocurre a tantos decibeles en Londres, por ejemplo- y especialmente si se trata de jugadores locales.

Frances Tiafoe, ya lo conocen los lectores frecuentes, tiene 18, es hijo de inmigrantes y empezó a jugar porque su padre trabajaba en unas canchas de tenis. En el FueBuena News, nuestro newsletter semanal, recomendamos una nota que cuenta sus orígenes comparándolos con los de Taylor Fritz, otro Sub 20 con gran futuro.

Tiafoe enfrentaba a John Isner, llegó a liderar dos sets a cero, estuvo 3-1 en el tie-break del tercero, tuvo una derecha cómoda en el 5-5 de ese tie-break pero fue mala, luego lideró 5-3 el tie-break, pero pese al aliento del público a su favor, no pudo cerrarlo en el primer día del nuevo Grandstand. Isner se recuperó y levantó un 0-2 en sets por primera vez en su carrera para ganar 7-6 en el último. A lo que sí está acostumbrado es a los partidos que llegan a cinco sets (22).

El partido estuvo genial pero queremos destacar especialmente el saludo. Tiafoe estaba abatido e Isner lo agarró como para zamarrearlo y que se diera cuenta, aún en ese momento, que le falta mucho y algún día será buenísimo. John lo llamó “hell of a player” (pedazo de jugador) en la entrevista en la cancha.

LA SECUENCIA

Estas fotos y cómo quedó el reloj. Una obra de arte by Monfils.

Zafó de la lesión en el tobillo Gael.

A video posted by ESPN Tennis (@espntennis) on

Acá también se salvó su tobillo.

EL DATO

Es el primer US Open sin Roger Federer desde 1999.

EL QUE ENTENDIÓ TODO (?)

Después de los cinco sets, Benoit Paire llegó a la sala de prensa tomando una cerveza.

EL REGRESO Y SU HOMENAJE

Novak Djokovic haciendo de Phil Collins por un momento. El serbio perdió el segundo set ante el reaparecido Jerzy Janowicz pero igual volvió a la victoria tras caer en los Juegos de Río ante Delpo. Sobre su muñeca izquierda no quiso entrar en detalles, sólo dijo que es una cuestión de día a día.

Antes había vuelto el verdadero Phil y cantó así. Seguramente este video vuele rápido por “cuestión de derechos”.

LA RESPUESTA

Polona Hercog aguantó poco más de un set ante Angie Kerber y se fue sin ganar un game. Donna Vekic, que podría haber entrado como lucky loser si Polona no jugaba, le mandó un tuiter por elevación: “Qué clase”.

La respuesta de Polona: “No es mi culpa si ella perdió en la última ronda de la qualy”. Y se fue a su casa con los 30.000 dólares…

26 agosto 2016

Las preguntas (y el techo) del US Open

Filed under: Info — Marcos @ 11:27

Un poco de relax y arrancamos.

¿Cómo “reaparecerá” Djokovic? ¿Murray puede llegar al número 1?

Después de la gran satisfacción en Roland Garros y de la prematura derrota en Wimbledon, Nole se tomó un descanso y volvió al circuito ganando un Masters 1000 como quien gana un partido por la cancha contra un amigo (?). Sin embargo, desde ese momento se fueron prendiendo algunas alarmas físicas, una situación no tan común para el serbio, el hombre de goma que supo esquivarle a cualquier molestia o lesión durante varias temporadas.

Cómo le habrá pegado la derrota en Río ante Del Potro, además, es algo que iremos viendo con el correr de los partidos. Mientras tanto, Andy Murray pasó de estar agazapado a inflar el pecho y correr casi a la par de Djokovic, con ganas de seguir ganando títulos importantes.

Murray apareció en las tres finales de Grand Slam del 2016 y logró achicar considerablemente la brecha de puntos. Al serbio le queda no solamente defender el título en Flushing si no también en Pekín, Shanghai, París y Londres (5.800 unidades en apenas 5 torneos). En tanto, Murray defenderá hasta el final de la temporada menos de 2.000.

La diferencia entre ambos en la carrera de Campeones es de 1.215 unidades (a principio de año era de casi 8.000). No pecamos de apresurados, pero un triunfo de Murray mandaría un claro mensaje para un Djokovic que busca reponer la pólvora para el tramo del año que más lo potencia. A los grandes jugadores -y al serbio en especial- lo mueven los desafíos y los grandes torneos. Habrá más capítulos en esta novela.

¿Algún “nuevo” que se destaque?

Desde Roland Garros 2005, cuando Nadal ganó su primer Grand Slam, el quinteto de Federer, Nadal, Djokovic, Murray y Wawrinka ganó 44 de los 46 torneos grandes, con la excepción del US Open de 2009 (Del Potro) y de 2014 (Cilic).

En Wimbledon, Raonic se convirtió en el primer finalista de Grand Slam nacido en los 90′s y quiere colarse en el primer pelotón. Al resto, los sub23, todavía hay que darles tiempo para un golpe más de horno. Mientras tanto, el US Open les mete un poco de inflador.

¿Del Potro será el spoiler?

Así como en los Juegos creíamos que el sorteo importaba en gran para sus aspiraciones y nos terminó sorprendiendo a nosotros y a él mismo, ahora cambió un tanto la ecuación y es el argentino quién podrá poner en problemas a cualquiera desde el primer partido, dado su condición de no favorito ni preclasificado.

(suban el volumen y escuchen el sonido distinto de impactos tan limpios) Del Potro vuelve después de tras años al Us Open que lo vio campeón en 2009, no obstante, no va a cambiar sus prioridades, las de seguir sumando rodaje y estar sano al final de la temporada. Su planificación apunta a 2017 y ahí sí que se agarren (?).

Hola, qué tal, soy el Sr. Techo

Todos tiene un techo menos vos, Roland Garros. En pocos días se estrenará oficialmente el del US Open, que podrá cerrarse o abrirse en menos de siete minutos sobre las 23.771 personas que entran en el Arthur Ashe (el estadio fijo más grande del mundo para ver tenis). Al contrario del techo en Melbourne, en Flushing Meadows sólo se cerrará en caso de lluvia y no con calor extremo.

Las obras se extendieron dos años y los costos fueron de 150 millones de dólares. En total, a todo el predio le inyectaron unos 500 millones: también debuta el nuevo Grandstand. Los viejos lectores recordarán nuestro aprecio al viejo Grandstand, cálido, de los mejores estadios para ver un partido de tenis, atrás del Louis Armstrong.

La nueva versión queda del otro lado del club, con capacidad para 8.100 espectadores y forma hexadecagonal (queríamos usar esa palabra, son 16 lados) y una lona que cubre 2/3 de la cancha que también tendrá su encanto. Se puede apreciar en otro video del colega Juani Ceballos.

17 agosto 2016

Por qué nos sorprendió a nosotros y a él mismo

Filed under: Pienso de que... — Marcos @ 15:45

Dejamos pasar la ola como casi siempre. Nos encanta reflexionar cuando se calman las aguas y poner situaciones en contexto. No nos queremos hacer los distintos, sino que somos lentos para pensar (?).

¿Por qué Del Potro no sólo nos sorprendió a todos, sino a sí mismo?
Porque su físico no estaba supuestamente preparado para todo esto.

Veamos cómo fue pasando de grado.

1) El regreso, en Delray Beach. El revés que pegaba empujando, tan débil que descolocaba a los rivales por lo corto. En el segundo partido ya se agitaba después de un peloteo largo.

2) La primera “gira”, Indian Wells y Miami, torneos bien separados como para descansar. Mejoró contra Berdych y luego vino el típico freno de toda curva ascendente, su partido con Horacio Zeballos, principalmente en lo mental.

3) Su regreso al polvo de ladrillo después de tres años, en la superficie que más le cuesta (aunque haya hecho semifinal de Roland Garros), sus primeros dos torneos en semanas seguidas y los primeros triunfos consecutivos en Munich, también su primer partido a tres sets… En Madrid, la primera gran victoria, contra Dominic Thiem, quien luego llegaría a semifinales en Rolanga y lograría un merecido lugar en el top ten. En la derrota ante Jack Sock, ya impactaba el revés de mejor manera.

5) La primera gira extensa, en el césped, superficie favorable para no correr tanto y para las variantes. Buenas victorias sobre Dimitrov y Simon en Stuttgart, gran triunfo ante Wawrinka en Wimbledon. Sin embargo, al partido siguiente no aguantó de físico y cayó ante un inspirado Pouille, luego cuartofinalista.

6) Regreso triunfal en la Davis, en dobles, punto clave con Guido Pella.

De ahí saltamos a los Juegos. No jugó Washington para preparar Río. Utilizó su última chance de ranking protegido por lesión (por tiempo le quedaba Cincinnati, pero se bajó). Antes de viajar a los Juegos, indicó que el sorteo sería determinante.

Del Potro no jugaba cinco partidos desde enero del 2014, cuando ganó el título en Sydney y un par de semanas antes de retirarse en Dubai para volver a pasar por el quirófano. Para el último registro de seis partidos en una misma semana hay que retroceder hasta Wimbledon 2013 y la épica semifinal ante Djokovic. Pasaron más de tres años, en el mundo del tenis parecieron diez.

Con el rendimiento en Río se repite eso de que “ahora sí está de vuelta”. Es la tercera vez que se afirma ese mensaje en un mes y monedas, después de ganarle a Wawrinka en Wimbledon, en la Davis y ahora. Lo habrán leído o escuchado. Cuantas más veces esté chequeada la afirmación, mejor (?).

Más allá del deporte nacional de asegurar y augurar situaciones, positivas y de las otras, la mejoría de Del Potro puede traducirse desde lo discursivo: empezó a hablar menos sobre la mano y más sobre disfrutar. Como en lo deportivo, fue un proceso natural y no forzado. Por añadidura, ese “cambio” se fue dando a medida de que fue recuperando sensaciones dentro de una cancha de tenis.

Del Potro prefirió transitar el proceso con cautela y paciencia. Sus expectativas fueron medidas desde su vuelta hace algunos meses y se focalizó en la búsqueda de buenas sensaciones, en lo simple: jugar sin dolor, estar sano, sentir que los esfuerzos valieron la pena y en su mano.

Fue dando pasos positivos, si bien el proceso no es lineal, y con el diario del lunes el resultado fue acertado. Su físico es bastante especial y la inactividad se siente. Hay que entender que volver a jugar en el más alto nivel no es lo mismo que cuando nosotros no jugamos a la pelota por un par de meses y no tenemos drama en ir a jugar un picado con amigos repentinamente. Cambia la exigencia a un nivel exponencial.

Sin entrenador ni PF fijos (lo ayudaron Orsanic y el Niño Hood y ya explicó que, hasta ahora, no podía planificar nada al no tener certeza sobre su futuro), con el revés y el físico por mejorar, Del Potro fue igualmente capaz de hacer lo que hizo. El corazón y sus ganas suplieron todo eso, y no estamos tratando de bajar línea de autoayuda cual góndola de supermercado (?). Pero no se puede explicar solamente por una mejora física.

De todas formas, los problemas de Del Potro siguen siendo de esa índole, pero ha transitado una considerable mejoría y su objetivo de terminar el año sin lesiones está a la vuelta de la esquina. Ya habrá tiempo para que haga una buena pretemporada y lo caguen a palos en ese rubro para quedar como una Ferrari.

“Ubicar a Juan en su momento actual y ver lo que hizo realmente es una hazaña y también un hecho histórico que se pudo ver. Ganarle al uno de mundo (Djiokovic), ganarle a Rafa (Nadal) y jugar una final de cuatro horas, no se le podía pedir más”, afirmó su kinesiólogo Diego Rodriguez, pieza importante en este retorno del tandilense.

Andy Murray dijo que muchos jugadores que no fueron a los Juegos seguramente se replantearan esa decisión al ver el gran torneo que resultó la cita olímpica. Además, el 2º del mundo también aseguró que no tiene dudas de que Del Potro puede volver a ser un jugador top 5 si sigue por este camino. “Cuantos mas partidos juegue y mas confianza tenga en su revés. Creo que con los problemas de los últimos años mejoró mucho su slice. Si está bien físicamente no hay razón para que no vuelva a la cima de nuevo”, afirmó el doble oro olímpico.

No obstante, Del Potro no va a cambiar sus prioridades a pesar de los elogios. Su planificación apunta a 2017. Por si no alcanzara con la emoción olímpica, recibió ayer la confirmación de que fue invitado al US Open y volverá a Nueva York por primera vez desde 2013.

¿Para qué más está Del Potro? Quedarán un puñado de torneos hasta fin de año, armará su calendario en función de la Copa Davis y buscará seguir encontrando motivaciones para lo que sigue, hasta quizá dé algún otro golpe antes de final de año. Mientras tanto, Del Potro ya puede sentirse un tenista a tiempo completo y con su talento y decisión y siendo un cabeza dura del trabajo dificilmente se pueda ponerle un techo.

3 agosto 2016

El tenis y los Juegos, una relación particular

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 01:25

¿Hay algún deporte que se juegue de enero a noviembre sin parar?

¿Cuántos deportes hacen pensar a sus protagonistas en puntos -y luego dinero- desde tan temprana edad?

Seguramente, pocos deportes son tan elitistas, tan exclusivos, tan darwinistas como el tenis. Eso lo tratamos en nuestro podcast triple.

Estas son primeras consideraciones -al voleo- cuando intentamos analizar la relación entre el tenis y los Juegos Olímpicos. Por lo pronto, al tenista muy bueno, los Olímpicos “se le meten” en el medio del calendario y lo alteran, complican en cuanto a husos horarios, traslados y superficies (Beijing 2008, por caso) y encima no se trata del torneo más importante que va a jugar en el año. Esos siempre serán los Grand Slam.

Sobre problemas de traslados, pregúntenle a Aga Radwanska.

La consideración del tenista para con los Juegos es completamente individual. No hay una forma única, como no hay de tratar a la Copa Davis. Para algunos es muy trascendental, para otros algo muy significativo, para otro grupo quizá como un buen Masters 1000 (sin puntos en Río), otros prefieren cobrar una buena garantía o sacar puntos en torneos menores, otros irán a los Juegos a pasar un buen rato y vivir una experiencia nueva en la Villa… Definitivamente, como contaba Juan Martín del Potro en esta nota con ESPN, conseguir una medalla cambia todo el panorama y las consideraciones. Hasta ese momento no hay espíritu olímpico. Fernando González y Nicolás Massú lo cuentan en su libro. El que pudo subir al podio siente algo especial. Para el que viajaba con expectativas y le va mal, los Juegos quizá no hayan sido una linda experiencia.

La diferencia básica se establece con deportes como el atletismo o la natación. Mientras los Juegos aparecen como un torneo más, un maratonista o un especialista en 200 libre se preparó durante cuatro años para este momento. Sólo ocurre en el fútbol, el golf y algún otro deporte más esto de que el JJOO no sea la competencia más trascendental que se pueda encontrar.

Roger Federer venía hablando de Río hacía tiempo y en forma repetida. Novak Djokovic lo tenía como prioridad para 2016 junto con Roland Garros. Lo mismo Andy Murray, que hasta los Juegos 2012 pensaba que no podía ganar las grandes finales. Delpo recuerda su medalla en Wimbledon como un gran momento en su carrera, casi como el US Open. Nadal reaparece luego del parate post Roland Garros y dice que si no hubieran sido los Olímpicos, no habría forzado este regreso.

Rafa quizás haya dado el ejemplo en Beijing e incitado a los grandes a querer imitarlo y perseguir el podio.

Por el lado de los que tienen objetivos más modestos, participar en un Juego Olímpico puede ser un hito en su carrera. Es el caso de Máximo González, que logró buenos resultados en el doble, recibió la invitación de Del Potro para combinar rankings y será olímpico por primera vez, a los 33 años. Lo mismo Guillermo Durán, el tucumano que en los Juegos anteriores intentaba zafar del pantano de los futures.

Podríamos citar casos como Darian King, de Barbados, o Radu Albot, de Moldavia. Recordamos a Marcos Baghdatis como abanderado en Chipre.

También lo de Pablo Cuevas, primer uruguayo en el tenis olímpico desde 1996 (Marcelo Filippini). En este video con Guga Kuerten expresaba sus ganas de estar en Río. Se perdió la chance en 2012 por la lesión de rodilla que casi lo retira del tenis.

Otros jugadores quizá no tengan tal entusiasmo. Algunos top se bajaron por el asunto del virus Zika. ¿Será el motivo real?

A los que van con dudas, la Villa los puede cambiar. Llega el momento de las fotos entre deportistas de palos distintos, como las que ilustran este post. De intercambiar experiencias, como cuenta Manu Ginóbili en esta nota. Allí quizá algunos tenistas sientan que por un rato la cosa es distinta, aunque no haya puntos ni dinero.

Recomendable nota relacionada: Los Juegos Olímpicos desde el sillón.

27 julio 2016

Andá tranqui, Roger, te estaremos esperando

Filed under: Pienso de que... — TodosLosAutores @ 02:15

Lo primero que nos sucedió al enterarnos la noticia de que Roger Federer no jugará el 2016 -quizá nunca más un Juego Olímpico- es escuchar a una voz interior, una voz suave, quizá era del mismo Roger, que nos decía: “Oh, chicous de FueBueno (no hablaba muy bien el español la voz ésta), no empiecen a llourar por mí, voy a volver. Say thank you por todou lo que ya he hecho”.

Esa es la postura que tomaremos en este post: no lloraremos como fans -los que quieran descargarse como tales, perfecto-, solamente tomaremos este parate como un ejemplo de lo que está por venir en algunos años (a los que apostamos a una nueva generación muy desarrollada desde lo técnico). Esa es la gran noticia, que falta mucho para que Roger se retire. Ya piensa en volver en 2017 y jugando tenis agresivo, lo cual se encargó de destacar en su mensaje.

Este año ya hubo adelantos desde la cirugía de rodilla y los problemas de espalda, que hicieron que se perdiera varios torneos importantes como Roland Garros (primera falta a un Grand Slam en el milenio) y algunos Masters 1000. Después de la caída (figurada y real) ante Raonic en Wimbledon, su manager indicó que los estudios iniciales no indicaban problema mayor.

La buena noticia es que quiere seguir jugando. Lo increíble es que hubiera seguido lo más normal a punto de cumplir 35 años y enfrentando a tipos cuyos entrenadores, en algunos casos, fueron rivales de Federer. El circuito está lleno de treintañeros pero seguir en el top 4 es digno de un extraterrestre que nos malacostumbró (el único que andaba por ahí era David Ferrer y ya está cayendo) cuando ya pasaron 13 años de su primer Grand Slam.

La novedad será ver a Roger fuera del top ten y quizá del grupo de 16 mejores cuando llegue el Abierto de Australia. Los cuadros serán más difíciles para él, ¿pero piensan que no estará a la altura? Le tenemos fe, quizá no para ganar un Grand Slam pero sí para meterse en el top ten con todo por sumar durante gran parte del año.

La historia reciente de los campeones a su edad no lo avala, pero en varios rubros Roger desafió a las estadísticas que lo precedían.

Seguramente estará con miedos de no volver a ser, la presión sobre el qué dirán, sobre el probable “inicio del retiro”. Su primer desafío, si la rodilla sana (no especificó la gravedad de su lesión ni cuánto le demandaría) sería light, en el regreso a la Copa Hopman con Belinda Bencic.

Del lado de enfrente le mandan saludos.

17 julio 2016

Cómo es el verdadero trabajo en equipo (dentro de la cancha)

Filed under: Pienso de que... — TodosLosAutores @ 15:03

En FueBuena, ya lo saben los lectores históricos, tratamos de no excedernos en eso de destacar la unión o desunión de un grupo para explicar las victorias o derrotas en la Copa Davis.

Coincidimos seguramente con ustedes con que si hay buena onda general es más probable que todos piensen en positivo y den lo mejor de sí. También en que es bueno que el capitán Daniel Orsanic destaque los valores de la unión como ejemplo para los más chicos, pero al final de cuentas entra uno solo a la cancha en cuatro de los cinco puntos y, si bien tiene mucha más gente por defraudar que si se tratara del circuito ATP, tiene que resolver por él mismo, con la raqueta, pelotita, el rival, la cancha y las condiciones.

Las relaciones interpersonales no explican resultados en Copa Davis o al menos no son la razón principal.

Sin embargo, hay una historia de trabajo en equipo quizá más aburrida de apreciar que si tal se peleó o amigó con tal otro, y es el trabajo en equipo a lo largo de una serie.

Hacemos flashback a un fin de semana de Copa Davis de 2012. Croacia llegaba al Parque Roca de Buenos Aires con Marin Cilic como jugador peligroso e Ivo Karlovic algo más incómodo en el polvo de ladrillo.

El primer día, antes de que Juan Martín del Potro despachara en sets corridos a Karlovic, David Nalbandian había perdido en cinco con Cilic. En el doble, Nalba se unió a Eduardo Schwank y juntos vencieron 8-6 en el quinto a Cilic y Karlovic.

El domingo, Cilic no podía mover las piernas y fue víctima de Delpo, que le ganó 6-1, 6-2 y 6-1.

La serie la cerró el tandilense pero sin el trabajo del unquillense -y también el roldanense- no habría sido posible tenerlo a Cilic hecho una piltrafa (?) el domingo. Los argentinos no eran los mejores amigos pero trabajaron en equipo.

Este fin de semana, en Pesaro, ocurrió algo parecido. Sin top 40 entre sus miembros, Argentina ganó por ser el equipo más largo.

La lluvia del viernes terminó complicando a Italia y específicamente a Fabio Fognini, que tuvo un partido sencillo ante Mónaco pero poco descanso entre un doble exigente y el primer single del domingo.

Afuera del equipo en la serie con Polonia, Delbo ganó un partido clave ante Seppi (incluso lo “retiró” de la serie), esperó con nervios que Del Potro y Pella cerraran el doble y apareció más fresco ante Fognini.

Si bien el italiano amenazó con una remontada, le pesaron las diez horas de juego en dos días y el argentino mostró su espíritu de lucha para remontar el 3-5 en el cuarto set.


(Fotos:
sitio de Copa Davis).

Si no hubiera sido Delbonis, Mónaco, Pella o en todo caso un Del Potro no tan entero físicamente habría tenido muy buenas chances de definir ante Lorenzi.

Argentina no ganó nunca la Davis pero mantiene la categoría desde que regresó en 2002 y metió su 11a. semifinal en 15 años.

Y ahora nos permitimos bromear con esto:

 

Página siguiente »