Fue buena

27 abril 2017

Nos vemos en 2018

Filed under: Videos — TodosLosAutores @ 19:12

Serena Williams habla de maternidad, de la noticia publicada por error, de su participación en Australia después de enterarse de que estaba embarazada, de su rol de liderazgo en el circuito femenino y afirma que definitivamente volverá al circuito después de los 36, motivada por su hermana Venus y por Roger Federer.

Su charla en TED:

3 abril 2017

A descansar con los deberes hechos

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 02:51

El final de Miami suele marcar el primer cuarto del año y si pensamos que ya hubo tres Federer-Nadal (recuerden, empezaron muy atrás en la preclasificación en Australia), que los dos ya regresaron al top 5, que Roger ganó los tres choques y los tres títulos más importantes incluido un impensado Grand Slam, que lleva una considerable ventaja que hace que pensemos que puede terminar Uno pese a que hará gira de polvo de ladrillo mínima (quizá ni sea gira); si pensamos que Djokovic y Murray no pudieron pasar de cuartos en los torneos más importantes, que Kyrgios y Zverev siguieron sumando experiencia y buenas victorias… Hombre, qué arranque de 2017. Déjennos respirar un poco.

El dominio inusitado de Federer sobre Rafa en esta período, que le permite ganar su cuarto partido consecutivo por primera vez en el historial entre ambos, lo explica él mismo por el revés mejorado gracias a la raqueta (que no es nueva, la tiene hace un par de años, el asunto es que trabajó muy bien el golpe en la extensa pretemporada en Dubai), el trabajo físico y la felicidad dentro y fuera de la cancha. Lo observamos en Australia y en Miami: fíjense el punto de impacto de Roger con el revés ayer y lo que hacía en la gran final que le remontó a Rafa en Miami 2005. Después de aquel partido, Federer reconoció: “Los pies queman cuando juegas con Nadal”.

Ya no se lanza al ataque como loco como aquella vez. Desecha el slice, que no produce nada contra Nadal. Rafa, es cierto también, no es la fiera en defensa como en 2005. Ya no está tan rápido ni punzante en la contra. Aun así, ayer pudo haber quebrado para sacar 4-3 en el primer set, y una bola de Roger tocó la faja y pasó. “Ese punto fue clave. Rafa comenzó el partido muy animado”, reconocería Federer.

Pasaron 13 años de la final de Miami que llegó a cinco sets, el segundo enfrentamiento entre ellos (el primero también fue en Miami, en 2004, y Nadal ganó cómodo). Ni FueBuena existía y eso que en breve cumplimos una década.

A los 35 años Roger desliza que puede estar jugando el mejor tenis de su carrera. Se nota lo “de vuelta” que está, la suficiencia, el aplomo en los puntos clave, que le permitió zafar dos partidos casi perdidos ante Berdych y Kyrgios. Con su revés y las devoluciones de saque pimponescas dominó a duros rivales como Del Potro y Nadal.

Ayer repasábamos el cuadro de aquel Miami inolvidable. Federer partió como primer favorito y ninguno de sus rivales de aquel entonces, salvo Nadal, son tenistas activos. Ya les sugerimos alguna otra vez pensar qué están haciendo Roddick, Hewitt, Ferrero, Nalbandian, Coria o Fernando González (no es que esté mal que se hayan retirado, cada uno hace su vida, el asunto es que la vigencia de Federer abruma). De aquel cuadro de 96 jugadores, los que siguen activos son 23: Roger, Rafa, Karlovic, Muller, Haas, Benneteau, Stepanek, Young, Mónaco, Mayer, Mathieu, Berdych, Feliciano López, Melzer, Ferrer, Kohlschreiber, Almagro, Monfils, Youzhny, Seppi, Robredo, Verdasco y Mirnyi (en dobles).

A esa altura de los acontecimientos, Kyrgios era más o menos así:

Federer toma una ventaja de 10-9 sobre Nadal en torneos en cancha dura y no le dará la opción de enfrentarlo muchas veces en la superficie que más favorece al español, porque como había anticipado, no jugará casi nada en polvo de ladrillo: descansará varias semanas, hará una preparación en canchas rápidas y antes de Roland Garros probará el polvo de ladrillo para no ir desentrenado, y si pasa muchas rondas en París será por lo bueno que es. El objetivo es Wimbledon.


Nuestra primera imagen de instagram. Pueden seguirnos también allí.

Sus chances de ser número uno a fin de año se verán comprometidas pero no creemos que sea la prioridad de Roger. No nos contó nada el suizo (?), pero además de seguir ganando Grand Slams, lo vemos mirando de reojo un récord del que nadie habla demasiado: los 109 títulos de Connors. Le faltan 18.

¿Tan loco suena?

30 marzo 2017

Un cambio drástico: pirámide de base corta

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 14:39

Ya es historia el quinto set largo en la Copa Davis. Se experimentan desde hace años otras formas de contar los sets (a cuatro games: el Fast4). En agosto se anunciarían cambios en la Copa Davis (quizá dos días de juego, partidos a tres sets, quizá final en sede neutral). El Masters Sub21 (NextGen Finals) que se jugará en noviembre en Milán tendrá modificaciones en las reglas pero la ATP aún no confirmó cuáles.

En medio de estos movimientos de un deporte cuyas bases no se modifican tan frecuentemente como otros, la Federación Internacional de Tenis, encargada de las reglas más importantes, anunció hoy una reestructuración del circuito en sus niveles menores para el 2019. La idea principal, según se desprende, es eliminar a los semi o no-profesionales y encargarse de un fenómeno más o menos reciente: a los más chicos les cuesta cada vez más “llegar”, la edad promedio de los tenistas sube y muchos juniors terminan retirándose por falta de recursos.

Antes de seguir, si gustan, pueden escuchar el podcast de FueBuena en tres partes que explica las alternativas de este asunto: qué es “llegar” en el tenis, cuántos llegan y las alternativas para hacerlo.

La ITF estudió los circuitos profesionales y juveniles durante tres años y anotó que:

- Son demasiados los jugadores que compiten en el circuito profesional.
- Son pocos los que logran vivir de esto.
- La edad de los que lo logran está subiendo.
- Son casi 14.000 jugadores que compiten en torneos profesionales, la mitad de los cuales no ganan dinero de premios.
- Toma más tiempo pasar a un nivel superior.

Por esto, crearán el Transition Tour (circuito de transición), el cual se hará con costos reducidos de traslado y logística, dará sólo puntos de entrada (Entry Points) y no unidades de ranking profesional, y reemplazará a los actuales futures de 15.000 dólares en premios. Los que tengan suficientes puntos Entry, podrán ingresar a los futures. Según la ITF, esto reducirá el número de jugadores (los estudios indican que sería a 750 en ATP y WTA, mientras que hoy el ranking ATP muestra a más de 2.000 tenistas con puntos).

El cambio, aseguran, beneficiará a los profesionales “reales”. Dudamos que pueda llegar a haber más casos como el de la semana pasada de Younes El Aynaoui, que siendo entrenador jugó un future en Bahrein para probar, pasó la qualy y ganó un partido en el cuadro principal a los 46 años.

Según los estudios de la ITF, el costo anual de ser tenista profesional en el menor nivel (sin incluir entrenador) ronda los 40.000 dólares. Volvemos a remitir al podcast: allí pueden encontrar todos los datos relacionados con este asunto. Lo produjimos lindo (?).

¿Una menor cantidad de profesionales hará que los sobrevivientes puedan vivir del tenis? ¿Solucionará problemas generados por el envejecimiento de la sociedad (?)? Demasiado temprano para responder estas preguntas.

La base de la pirámide se recorta. Se quitan torneos profesionales. En vez de ampliar para beneficio común, se cierra la puerta para mejorar las condiciones de menos jugadores (que son los que más ganan). ¿Cómo afectará esto a un junior que quiera hacerse pro? Los torneos juniors ya son caros también. ¿Cómo afectará a los sudamericanos este cambio? ¿Se podrá reducir los costos de los torneos cuando no fue fácil hacerlo antes? ¿Está bueno jugar torneos sin puntos para el ranking?

Habrá que esperar a la implementación para juzgar.

Por lo pronto, imaginamos que el Transition Tour no tendrá partidos para apostar. Se podrá eliminar un foco de corrupción en el tenis.

24 marzo 2017

Se viene el Encuentro de Encordadores

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 19:54

En un mes, exactamente el 24 de abril, se realizará en el American Buenos Aires Park Hotel (Reconquista 699, Ciudad de Buenos Aires) el primer Encuentro Nacional de Encordadores, organizado por Kirschbaum Argentina.

Para los que estén en el rubro, la gran noticia: llegará Bob Patterson, uno de los encordadores más reconocidos del mundo y director ejecutivo de la Asociación de Raquetas y Encordados de los Estados Unidos (USRSA).

En el encuentro se explicarán los exámenes para acceder a los dos tipos de certificaciones de reconocimiento internacional para encordadores que otorga la USRSA (Certified Stringer y Masters Racquet Technitian).

Los cupos serán limitados y para inscribirse se puede llamar al 11-4381-1818 de 9 a 15 horas o en info@kirschbaumarg.com.

20 marzo 2017

Te imaginás si llega al número un… no, dejá

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 02:27

Terminado el primer Grand Slam y los dos primeros Masters 1000 del año, Novak Djokovic ni Andy Murray, los dominadores del 2016 (uno en cada mitad), habrán llegado a los cuartos de final de esos torneos. En Miami estarán ausentes por sendas lesiones en el codo derecho.

Terminado el primer Grand Slam y el primer Masters 1000, Roger Federer es el campeón de ambos. Veremos qué hace en Miami. Lógicamente, es el cómodo líder de la Carrera hacia Londres: los puntos del año.

¿Alguno de ustedes habrá imaginado esto? ¿Lo apostaron? No, en serio preguntamos.

Roger no lo creía posible: el objetivo que se había planteado para el 2017 era ser uno de los 8 mejores al final de Wimbledon (llegó a Australia fuera de los mejores 16). El título en Melbourne fue inesperado para él mismo y lo considera una suma de tres factores: la felicidad (en su vida personal, en poder seguir jugando a los 35), la pretemporada de casi dos meses y el cambio de raqueta de ya hace un tiempo, que le sirve para castigar el famoso revés que ya vieron.

Demasiado positivo todo para un jugador que, antes de llegar a Australia, había jugado su último torneo en Wimbledon.

“Esto no era parte del plan”, dice Federer en una entrevista con el New York Times en Indian Wells, después de ganarle la final a Stan Wawrinka 64 75 y convertirse en el más “viejito” que logra un Masters 1000 (el anterior era Andre Agassi, con 34, en Cincinnati 2004).

Después de Miami, dice Roger, pondrá el freno y fijará nuevos objetivos con su equipo de trabajo. La idea siempre fue que el cuerpo esté bien para que la mente se sienta relajada y sin presiones. Jugar donde le haga feliz y, básicamente, donde él sienta que puede irle bien. No ir para cumplir o dando ventajas. “No quiero viajar de más, estar cansado de los aviones, no quiero ir a los torneos sólo para estar ahí. Si me ven, que sea yo realmente. Eso me lo prometí, así tiene que ser mi forma de encarar la competencia”, indicó antes de ganar su título 90.

Por ello, Federer tenía pensado (imaginamos que seguirá en la misma) que su gira de polvo de ladrillo sea reducida. La anunciará después de Miami. No lo imaginamos en Montecarlo, quizá regrese en Madrid.

Recuperados su espalda, su rodilla y su tenis, con un inesperado Grand Slam en el bolsillo, ¿podría Federer pelear por el Uno de fin de 2017 ya con 36 años? Si sos fan de Roger y leés esto, debés haber sonreído. Se combinan los factores: un notable inicio suyo y el flojo comienzo de los dos mejores.

En la poca competencia que tendrá Federer con respecto a los otros está el único problema: “Por lo poco que voy a jugar, pienso que para serlo debería ganar otro Grand Slam. Con uno ya ganado, y habiendo jugado bien en Indian Wells, hay una posibilidad. Como los Grand Slam dan tantos puntos, debería irme muy bien en otro y quizá no sea suficiente, porque ellos (por Djokovic y Murray) levantarán su nivel, ganarán torneos nuevamente. Por supuesto que me encantaría ser número uno nuevamente, pero otro número aparte de ese no es interesante”, dijo Roger después de la semifinal en Indian.

Pese a regresar al sexto puesto del ranking, a liderar cómodamente el listado anual, Federer siente que todavía está en el proceso de regresar. Se había puesto ese objetivo: llamar “regreso” a los tres primeros meses. Hasta Miami.

Que así sea, no vamos a discutirle eso, su plan está funcionando bastante bien.

8 marzo 2017

Sube la velocidad

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 12:59

Es una pregunta que nos formulamos en las oficinas de FueBuena desde la creación de este blog, en 2007: por qué no hay más canchas de cemento en la Argentina. Por qué no hay más torneos sobre cemento en el país. Recientemente hubo un torneo juvenil apenas, y todos los profesionales (futures, challengers, ATP) se realizan en polvo de ladrillo. Si en temporadas anteriores se organizaban más de una veintena de futures en el país, todos se realizaban en la misma superficie, la tradicional nuestra, pero qué aburrida la monotonía.

La semana próxima (este domingo con la qualy) comienza el challenger de Tigre, un torneo en Argentina y sobre cemento. Sí, como leés. Más allá de la novedad, algunos apuntes que deberían hacer que tú, lector que vive en Buenos Aires o alrededores, tenga ganas de visitar el Jeep Park de Benavídez. Aunque este post suene a chivo y no lo sea ni un poco:

- Es gratis. GRA-TIS. En serio. El único gasto es llegar al Tigre.

- La organización brinda transporte gratis desde el playón de la estación de tren Mitre.

- Hay partidos de noche en octavos y cuartos de final.

- Entre los participantes aparecen Leo Mayer, Rogerio Dutra Silva, Guido Andreozzi, el belga Arthur de Greef, Machi González, Simone Bolelli y uno con mucho futuro, el noruego Casper Ruud, semifinalista del ATP de Río.

- Se iba a hacer en enero, previo al Abierto de Australia, pero no llegaron a tiempo con el armado y se hace igual ahora en marzo. Bien por la organización y los sponsors.

- No te entra polvo de ladrillo en los ojos ni te los llevás en las zapatillas.

- Variedad: la palabrita clave. No habrá largos peloteos de fondo como en casi todos los torneos que ves en el país.

21 febrero 2017

A lo Dolgo se juega mejor

Filed under: Coberturas,Pienso de que... — Marcos @ 13:14

Esta vez, en vez de hacer un resumen de lo que fue el Argentina Open, profundizamos sobre la lectura que nos dejó el triunfo de Dolgopolov, en particular, y la realidad del circuito y el tenis de ataque, en general.

(pueden darle play y dejarlo de fondo mientras leen amenamente el post)

En 2011, Dolgo perdió en su debut ante José Acasuso sin mostrar una buena imagen y dijo algo así como “hay torneos importantes y otros que sirven como preparación para esos torneos”, lo cual no deja de ser cierto, pero no estuvo bueno (o sí) que lo dijera así.

Seis años después, en el tenis del ucraniano resulta bastante notorio cuándo está con buena actitud dentro de la cancha y viceversa: empieza a empujar el drive en vez de impactarlo con picante, tira pelotas altas en vez de misiles y retrocede posicionalmente. Cuanto menos cae en esos “pozos” de (no)ofensividad sucede lo de la última semana en Buenos Aires: campeón sin perder sets, primer saque promedio por encima de los 200 km/h y precisión para jugar a la líneas.

 

Dolgo además dijo que la superficie en la que más cómodo se siente depende casi exclusivamente de su estado físico. “Si estoy en forma, me gusta el polvo de ladrillo y puedo jugar bien en estas canchas; si no estoy bien, prefiero las canchas duras, tener menos rallies y que el juego ofensivo se dé de forma automática (además de que los piques son mejores)… todo depende de mi estado físico y emocional”, afirmó.

“De chico jugaba mucho más con el slice, hacía tiros más raros, pero hoy todos los jugadores son rápidos y se juega a muy alta velocidad en general. Tirar slice, sobre todo en polvo de ladrillo, es difícil y tenés que hacerlo muy bien porque si no se te invierten de derecha y ahí estás en problemas. Es bueno cambiar de ritmos pero si no lo haces con inteligencia no es para nada efectivo. ¿Ese es el futuro del juego? Los jugadores de arriba te muestran que los primeros tres tiros son casi lo más importante, el saque y los siguientes dos tiros… el que agarra la iniciativa de un punto gana la mayoría de las veces. En ese contexto, será un mix entre ser sólido y atacar. Todavía hay lugar para los jugadores como yo, que juegan un tenis más distendido, Dimitrov tiene mucho de improvisación, Kyrgios es divertido de ver, Zverev te mueve por toda la cancha… yo trato de pensar que el tenis no sea unidimensional y, sobre todo, aburrido de mirar por más de media hora”.

Por suerte, en este deporte, hasta las verdades más extendidas pueden refutarse y en su habitual desorden The Dog hoy tiene definida una identidad y sabe para donde ir. O quizás esa libertad es la que lo convierte en un jugador impredecible y peligroso.

“Este año sentí que estoy jugando mejor desde principios de año pese a algunas derrotas y sumar triunfos siempre es bueno. En 2016 estuve lesionado desde julio y entonces no me juzgué cuando no se me daban los resultados, cuando decidí parar ya se me habían pasados dos meses malos jugando con molestias. Hoy por suerte todo cambió”, le contó a FueBuena.

Si bien es cierto que los mejores jugadores suelen ser los que tiene mejor pulso en los puntos clave, ¿qué nos hace pensar que la confianza de un jugador no puede girar del día a la noche? El vuelco, como siempre, puede tener varias causas. Sin embargo, la atención principal en Dolgo se la lleva su onda positiva en lo emocional, evidente, y cómo potenció su fuego interno luego de un año con varias lesiones.

A veces una situación no deseada es una motivación para renovar ganas y sostener el esfuerzo: la condición base para poder competir en nivel suele ser la buena salud y Dolgo dice que desde que se lesionó en Roma en 2016 jugó infiltrado y, por no parar y perderse varias semanas, eso desencadenó en una seguidilla de derrotas inesperadas. Hoy todo fluye y se notó en el Buenos Aires Lawn Tennis.

Página siguiente »