Fue buena

28 noviembre 2016

Pellizcate

Filed under: Coberturas,General,Pienso de que... — Marcos @ 14:36

Inspirados por un domingo histórico del tenis argentino arriesgamos en tuiter algunos pensamientos laterales sobre lo que acababa de pasar en Zagreb. Cuando ya hablaron en conferencia mientras Del Potro no dejaba de abrazar la Ensaladera, bajó (algo) la adrenalina y hasta algunos por estos lados fueron al Obelisco, desarrollamos un poco más estas ideas y sumamos otras cuestiones para explicar por qué Argentina, en su quinta final, se sacó la ganas y tras cuatro series de visitante es campeón en la Davis por primera vez.

La primera Copa Davis llega en el momento menos pensado. El nivel de los jugadores argentinos era irregular al principio, Del Potro recién estaba regresando y el sorteo nos había dado vuelta la cara.

Durante las tres series anteriores a esta, tratamos de no excedernos en eso de destacar la unión de un grupo para explicar las victorias o derrotas en la Copa Davis.

Seguimos creyendo que las relaciones interpersonales no explican decisivamente resultados en la Copa Davis o al menos no son la razón principal. No obstante, la historia de trabajo en equipo dejó atrás a quienes preferían apreciar que si tal se peleó o amigó con tal otro, y ese trabajo en equipo se repitió a lo largo de toda una temporada y con el resultado final cumplido.

Argentina tuvo un equipo “largo” en cada serie y ganó la ensaladera con el jugador Nº 1 “peor ranqueado” que cualquier campeón de Davis anterior (Del Potro, 38º). Un ejemplo más de lo mentiroso que resultó esa ubicación y cómo, con el liderazgo y la resiliencia del tandilense, hubo un equipo unido y que sabe (sabía) lo que quiere. Fue el primer paso para conseguir el objetivo.

Esta temporada, y la semifinal del 2015, también, pareciera que vino a sanear el individualismo residual para afrontan los desafíos más allá de un resultado: Mayer, Delbonis y Pella como laburantes silenciosos que encontraron su comodidad y la aceptación del rol terminaron llegando al final del camino.

Jugar todo de visitante es un item siempre mencionado como enteramente negativo pero, aunque pueda sonar extraño, también le vemos un “lado positivo”: evitas bardos (?), presiones de local, de lo que sabemos mucho. Bob Bryan coincide en esto.

Saben que la Davis es una competencia con características especiales, que se resumen en esta línea que alguna vez habrán leído: el tenista encuentra en la Davis más gente a la que defraudar. Por más que se encuentre solo, en sus victorias y derrotas hay más gente involucrada, entre compañeros de equipo y público partidario. Se suman puntos de a varios para garantizar la victoria o lamentar la derrota.

Cuatro finales, las cuatro perdidas, único país con esa suerte (?). De ahí que la presión fuera distinta, más allá que lo de los colores, la patria y demás se exageren.

Estos jugadores, Orsanic y el Niño Hood lograron volver a la raíz de su actividad, se pudieron abstraer de todo ese ruido, asumieron cada uno su rol individual (en los singles) o grupal que imponía la competencia y abrazaron la responsabilidad de sumar en conjunto actuando en soledad.

Todo el equipo utilizó esas situaciones de presión como un empuje, así dejaron atrás la semifinal contra el campeón defensor y esta final muy complicada.

LA PELÍCULA DE DELPO

Después de un viernes lógico y de jugar el dobles, Del Potro salió por tercer día seguido a la cancha (primera vez que ocurre con él en una Davis). En los dos primeros sets estuvo oscilante, algo atado, con Cilic demostrando el mismo tenis de las últimas semanas, siempre un par de escalones arriba. Variedad de saques, variedad de tiros desde el fondo, variedad de pensamientos. Delpo se fue al baño antes del tercero. “Estaba mal. No le encontraba la vuelta al partido”, confesaría más tarde. Un par de games después tiró esta Willy.

El semblante de ambos había cambiado, todavía quedaba mucho por recorrer. Sucede que el tenis tiene ese elemento falopa (?) en el que en un momento puede ocurrir todo lo que no pasaba en las horas previas.

“Cuando estás ahí, una mirada o un gesto valen mucho. Como lo conozco supe que estaba cansado. Cuando veía algún signo de cansancio yo me agrandaba”, contó Del Potro.

Delpo lo hizo otra vez, en un 2016 que no da más de sorprendente. Esta vez, con un dedo fisurado por agarrar una pelotita con la mano, como ara meterle una cuota más de drama.

 

EFECTO MARIPOSA

Después de la levanta de Del Potro, Delbonis volvió a tener la chance de convertirse en un estandarte (“héroe” parece mucho), esta vez no tan inesperado. El zurdo ya había tenido pruebas superadas con creces, el 5º punto ante Brasil y una reacción memorable ante Troicki en 2015; cerró la serie contra Italia, en Pésaro, frente a Fabio Fognini.

Delbonis se siente contenido y valorado, y el viernes ya sabía que saldría a la cancha dos veces en esta final. La sensación positiva que entregó luego de la remontada contra Cilic, el primer día, continuó ayer y entró a la cancha con el saque de Ivanisevic, la devolución de Agassi y el relajo de estar jugando primera ronda del ATP 250 que elijan.

Nunca perdió el hilo del partido y su concentración fue el resguardo para cualquier inconveniente que podía surgir. Apenas algo de temblor en el inicio, pero nada lo sacaría de foco, ni los misiles de Karlovic lo iban a correr de esa decisión. Todo salió según lo planificado. O todo lo contrario, como si fuera algo normal y simple que sus recursos tenísticos fluyeran con total naturalidad.

BAJO CONTROL

Si intentamos poner situaciones en contexto, hubo muchas decisiones, estrategias y trabajo fuera del rectángulo de competencia que, ante los pronósticos agoreros de siempre, le permitieron a la Argentina conseguir la primera Davis.

La planificación de Orsanic y de sus ayudantes comenzó mucho antes de los partidos y ese convencimiento sobre cuál era la forma de ganar esta serie, al igual que ante Gran Bretaña, quedó plasmado en el desarrollo final. Por añadidura, hubo poco de improvisación y mucho de proyectar.

La baja de Simone Bolelli en ese cruce de cuartos queda lejos en el tiempo pero lo creemos relevante, con el dobles junto a Fognini hubiera sido una vara todavía mayor a superar. Sin embargo, siempre se necesitan esos pequeños “golpes de suerte”, son elementos que pueden cruzarse cada semana en el destino de los tenistas, y a ese azar hay que acompañarlo con buena programación y esfuerzo para que la resultante terminará siendo otra.

En definitiva, luego los triunfos se plasmaron dentro de la cancha.

MARADONA, EL HINCHA

Chispeante, acompañado por su novia Rocío Oliva, Diego Maradona vivió la serie de principio a fin en su palco especialmente gestionado por la AAT ante la ITF. Durante el fin de semana dijo que estaba ”a muerte con el equipo”, que se iba a quedar en Zagreb “hasta la última pelotita”, repartió besos y estuvo intenso ante todos los vaivenes de la serie.

SORPRESA, 6.30 AM

Ya había pasado el festejo íntimo hasta después de las cuatro de la madrugada, no iban ni dos horas de sueño para los protagonistas en el hotel Double Tree de la capital croata y llegó la policía del doping. Desde el lobby llamaron a las habitaciones de algunos integrantes del cuerpo técnico para notificar lo que estaba sucediendo y a los jugadores no les quedó otra que someterse a exámenes de sangre y orina.

Lo cuenta Delpo y tira frases tipo “todos los días de mi vida voy a descansar feliz” y “la Copa no me la saca nadie”.

20 noviembre 2016

El número uno y los merecimientos

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 20:07

Somos los primeros en humanizar a los deportistas-estrella pero nos resulta increíble no tanto el bajón de Novak Djokovic en la segunda mitad del 2016 sino lo atado que estuvo hoy el serbio en la final del Masters, que terminó definiendo el 1 de la temporada.

Mérito para Andy Murray por su paciencia a través de los años y por el trabajo de la segunda mitad de la temporada. Recuerdan la diferencia de puntos cuando finalizó Roland Garros, época en la que todo era un “robo” de Djokovic. Murray lo dijo al ganar en París-Bercy: “Estaba tan lejos. No pensaba en ello. Gané mucha confianza después de Wimbledon”.

Antes de Wimbledon, Murray felicitaba públicamente a Djokovic por ser el campeón reinante de los cuatro Grand Slam, algo que no se repetirá, dijo el escocés, por muchos años.

El serbio luego reconocería que la obtención de su primer Roland Garros lo relajó un poco, luego vino el golpe de Sam Querrey en Wimbledon (adiós al Grand Slam completo en una temporada), otro golpazo de Juan Martín del Potro en los Juegos de Río de Janeiro y demás derrotas que fueron erosionando la confianza de Djokovic.

La regularidad de Murray en los últimos meses fue asombrosa tanto como su aguante físico: 24 partidos invicto desde su última derrota, ante Delpo en la semifinal de la Copa Davis en Glasgow.

En el deporte, como en la vida (?), solemos quedarnos con la última imagen. Un hecho tapa al otro en todo momento.

Murray parece un justo 1 del mundo por su impresionante segunda mitad del 2016. Además, de alguna manera, todos coincidíamos en que el escocés “merecía” alguna vez llegar a la cima. Pero hete aquí que el ranking toma en cuenta todo lo que ocurrió en una temporada y aunque lo que hizo Djokovic en la primera mitad pueda quedar casi olvidado, también forma parte de la bolsa de puntos que determina el 1 de fin de año.

Los números muestran una ajustada paridad, tanto que más de algún lector podría pensar que Djokovic merecía haber finalizado arriba. Por otro lado, vale mucho la victoria de Murray hoy porque, ante tremenda paridad, todo se definió allí, mano a mano. Djokovic no puede quejarse (no lo hizo, de hecho concedió que Murray era un justificado número uno) porque tuvo la chance en sus manos.

El serbio le ganó al escocés en los choques del 2016, incluyendo un 2-0 en finales de Grand Slam. ¿No son los GS lo más importante del tenis? Djokovic ganó este año uno más que Murray. Un dato curioso del racconto del 2016: Murray no completó ningún partido ante un top 5 desde que perdió la final de Roland Garros hasta que comenzó el Masters.

En Londres, Andy soportó la presión de la localía y el esfuerzo físico: jugó dos partidos de más de tres horas, ante Nishikori y Raonic.

El ranking es justo, suelen decir los jugadores. Este año está en duda. No nos quedamos con la última foto.

Continuará en 2017 y en la primera parte, Murray tiene la ventaja de defender menos. Qué le importa ahora: es número uno, al igual que su hermano en duplas.

6 noviembre 2016

Allá por 2002…

Filed under: Curiosidades — TodosLosAutores @ 14:14

Este lunes será un día histórico en el ranking ATP: Murray será el 1 por primera vez en su carrera (primer británico en lograrlo desde que existen rankings oficiales por computadora, en 1973) y Roger Federer perderá su lugar en el top ten por primera vez desde octubre de 2002.

Nos pusimos a buscar cómo era el mundo (?) aquella temporada en la que Roger regresaba al top ten y no lo soltaría por 14 años consecutivos.

Por empezar, el top ten era el siguiente. Roger se metería de nuevo en este grupo en la semana del 14 de octubre al ganar Viena.

1) Lleyton Hewitt
2) Tommy Haas
3) Andre Agassi
4) Marat Safin
5) Tim Henman
6) Juan Carlos Ferrero
7) Albert Costa
8) Sebastien Grosjean
9) Carlos Moyá
10) Yevgeny Kafelnikov

El mejor argentino era Guillermo Cañas, en el puesto 15.

Aquel año, Pete Sampras lograba su último Grand Slam y no volvería más al tenis. Una de las finales más recordadas.

Serena Williams era la mejor del mundo con dos Grand Slam (Roland Garros y US Open) mientras que Jennifer Capriati ganaba en Australia.

Paola Suárez y Virginia Ruano ganaban Roland Garros, el US Open y llegaban a la final de Wimbledon.

Brasil ganaba el Mundial de Corea-Japón con estos nenes (y otros más).

Zidane hacía este gol para ganar la Champions League con el Madrid.

En Europa comenzaba a circular el euro. En la Argentina era un año de devaluación y crisis.

Nelly Furtado era una de las estrellas de la música mundial y se llevaba un Grammy.

Lance Armstrong volvía a ganar un Tour de France.

Tiger Woods se llevaba el US Open.

Los Lakers de Kobe y Shaquille barrían en las finales de la NBA.

Se jugaba por primera vez la Copa Sudamericana de fútbol y la ganaba San Lorenzo.

Algunas películas del 2002: Chicago, El Ladrón de Orquídeas, Hombres de Negro II, The Ring, Spiderman y El Señor de los Anillos, las dos Torres.

Se lanzaba en Europa y Japón la Xbox.

Delpo tenía 14. Thiem, 9. Alexander Zverev, 5. Felix Auger-Aliassime, 2.

No existía Facebook. No existían las redes sociales tal como las conocemos.

Estábamos bien lejos de observar el desarrollo de los blogs y crear FueBuena.

5 noviembre 2016

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 13:03


1 noviembre 2016

El amor y los abrazos vencen a la presión

Filed under: Curiosidades,Info — TodosLosAutores @ 14:42

En la década del 80 quizá habría sido extraño que un tenista top tuviera el “entourage” de hoy, con tantos profesionales viajando con él. En la década actual, ya no suena raro que un tenista top practique yoga para vencer sus temores y dominar las presiones.

Novak Djokovic le suma un plus.

El hallazgo es del Daily Mail y no reproduciremos toda la nota pero sí sus ideas principales.

Nole no viajó a París con sus entrenadores sino con José Pepe Imaz. Algún freakie de los nombres del circuito quizá lo recuerde: ex-jugador de challengers, retirado en 1998 y hoy entrenador de 42 años, gurú (nos encanta usar esa palabra) de la meditación y creyente en el éxito a través del amor y la fuerza de los largos abrazos. “Amor & Paz” se llama su escuela de tenis en Puente Romano, en Marbella.

Djokovic pasó por Puente Romano en julio, en la semana de Copa Davis en la que Serbia cayó ante Gran Bretaña, y participó de una sesión de relajación y meditación de dos horas, en la que habló de la necesidad de encontrar la luz interior y comparó la lucha diaria con una calle congestionada. Los autos delante son tus pensamientos y emociones. La misma imagen utilizó en una rueda de prensa reciente.

Imaz subió el video a YouTube y a su página. En él también se ven a Marko, hermano de Nole, quien fue el enlace en esta historia: Imaz lo ayudó en un período de depresión que sufrió el hermano del medio del 1 del mundo cuando decidió dejar el tenis. Según Marko, Imaz lo ayudó incluso a volver a conectarse con su familia. En el video del acto también se la ve a Daniela Hantuchova.

A partir de los 50 minutos del video, Novak empieza a hablar en español bastante correcto y luego sigue en inglés, ayudado por su hermano en la traducción. Comenta que antes del acto, habían meditado para buscar paz en sus almas. Y que el encuentro público sirve para encontrar la luz divina y el amor. También compara a los pensamientos como nubes que pasan rápido por el cielo.

En una segunda intervención se refiere a ese momento de decisión entre el trabajo y la familia. Todo en nuestra vida es un equilibrio, reflexiona Nole, y deja este pensamiento que nos incluye a todos:

“La sociedad tiene sus reglas pero no significa que debes seguirlas, dice Djokovic para hablar de la competitividad del deporte moderno. “La sociedad intenta despertar a la bestia que tienes en ti e intenta crear una rivalidad artificial y intenta separarte de tus colegas. Hay un juego, un partido, que termina de una forma u otra, o en un empate. Pero eso no significa que ganando, perdiendo o empatando haya que odiar a tu rival por el sólo hecho de serlo. Creo en otra cosa. Primero que todo, compartimos el amor y pasión por un deporte, un momento especial en una cancha de tenis o en un campo de fútbol. Para atesorar ese momento, cualquiera sea el resultado, creo que abrazar a tu rival es una manera simple de compartir el amor y el momento especial con alguien con quien has competido. Todo eso es una percepción de cómo quieres que sea tu vida. Hay un lindo dicho: ‘Encuentras a tu paz interior cuando no dejas a nadie ni a nada afectar tus emociones’. La sociedad que consume deportes y los medios pueden o no pueden afectarte, eso depende de ti y de cómo te sientes interiormente. Lo que encuentro que me ayuda en los momentos difíciles es una perspectiva más amplia de por qué juego al tenis y soy tenista profesional. Cuál es el significado de ser parte del deporte. Si mi motivación más importante está dirigida o es parte de la pasión y el amor al deporte y el agradecimiento de la bendición de jugarlo, entonces estoy en paz conmigo y puedo jugar este deporte competitivo en tiempos modernos pero aún así mantener la conexión con los valores reales y el amor”.

“Me preguntan cómo encontrar esa paz en un partido de fútbol. Lo primero es esto”, dice Djokovic, y respira profundo. “Es la manera más simple y efectiva de encontrar esa paz cuando estás nervioso o preocupado. Pero es una solución a corto plazo, en ese momento de un partido de fútbol. Qué tan efectiva es esa respiración depende del trabajo que hiciste antes de llegar al campo de fútbol. Hay un trabajo interior. Por ejemplo, ejercicios de respiración, hay muchos y distintos que te pueden ayudar a aumentar la capacidad de tomar oxígeno pero para establecer la conexión de calma entre mente, corazón y cuerpo. Seguí respirando”.

A Imaz se lo vio ayer en el doble que jugó Djokovic en París y seguramente esté mañana en el single. La relación lleva varios meses y por ello a Djokovic se lo viene escuchando acerca de disfrutar en una cancha, de la luz y el tráfico y muy poco sobre títulos y ranking, a menos que le pregunten.

Ayer dijo sentirse rejuvenecido (la semana pasada también visitó a Imaz) y recordó lo que ya había admitido hace unos meses: ganar Roland Garros le quitó motivación, por más que se encontraba no muy lejos de lograr el Grand Slam completo en un año calendario. Decía Novak ayer que tuvo que redescubrir la felicidad de estar en una cancha.

En este texto, Imaz cuenta el encuentro con los Djokovic y les agradece haberlos conocido.

Murray también confía en un tipo de yoga para llegar por fin al número uno.

Ya lo hemos escrito alguna vez aquí: al nivel galáctico que ellos tienen, la cabeza es más importante que el tenis o el físico.

27 octubre 2016

Indicaciones para todos

Filed under: Info — Marcos @ 17:39

Elijan el partido ATP que quieran y la situación se repetirá decenas de veces: el coaching (indicaciones del entrenador en pleno partido) está prohibido en el tenis pero los jueces de silla lo advierten y suelen dejarlo pasar.

Algunos entrenadores la camuflan un poco más, desarrollan señas especiales, otros no andan con tanto rodeo y no les importa que se note.

La ATP y la ITF sancionan al jugador que recibe indicaciones durante los partidos. La WTA, en cambio, permite desde el 2009 que el entrenador o entrenadora entre a la cancha, una vez por set, durante el tiempo de un cambio de lado, a hablar con su jugadora.

El on-court coaching de la WTA viene con micrófono y la propia WTA publica los videos en YouTube. Por ejemplo este de Lindsay Davenport con Madison Keys.

Es pertinente la queja de Judy Murray: ¿por qué ellas podrían necesitar ayuda y ellos no?

El Libro de Reglas de la ATP dice que ante cada advertencia por “coaching” puede haber multas de 5.000 dólares, además de seguir la regla de, primero, advertencia, luego un game o varios, hasta una posible descalificación. De hecho, el supervisor de un torneo puede pedir que un entrenador se mueva de su lugar o hasta que sea expulsado de la cancha si interrumpe al normal desarrollo de un partido.

La novedad es que, según pudo saber FueBuena, la ATP está analizando romper esa rigidez anti-coacheo y los mismos jugadores debatieron sobre esto en la última reunión del Consejo de Jugadores en Nueva York.

En esa reunión, en la que estuvieron Novak Djokovic y los hermanos Murray, entre otros.quien tomó la palabra fue el italiano Claudio Pistolesi, representante de los entrenadores ante el Consejo, quien expuso una propuesta de un grupo de entrenadores que principalmente proponía “legalizar” la comunicación entre el coach y el jugador en la cancha, mientras aquella no interrumpa el normal desarrollo del juego.

Los miembros del Consejo se comprometieron a recolectar opiniones al respecto para poder continuar el debate en la próxima reunión, durante el Masters 1000 de París, la próxima semana.

Roger nunca fue amigo de esa idea. Hace mucho tiempo dejó clara su posición anti-coaching, argumentando que el tenista es como un boxeador que debe arreglar sus asuntos en soledad. Aun los boxeadores reciben consejos en los cambios de lado (léase por finales del round).

Mientras tanto, recordamos con cariño (?) cuando Stan Wawrinka “descifró” al intenso Tony Nadal, siempre apuntado por sus charlas constantes con su sobrino.

“Yo sé que Rafa no tiene 25 nombres, así que con el tiempo fui descifrando el código. Toni le gritaba un nombre, y según el nombre que decía, él tenía que sacarme a la derecha o al revés”, explicó el suizo, que recibió las disculpas de Toni. “No es nada personal contra Rafael. Tampoco contra Toni. Todos sabemos que él está siempre tratando de ayudarlo. Es normal, parte del juego. Pero cuando es suficiente, es suficiente”.

El padre de Nole acusó a Toni de coaching durante una final de Roland Garros y Fognini también tuvo un cruce con el español (Rafa se quejaba de que el italiano hacía tiempo y Fognini, de las indicaciones) que dejó este entrañable video.

20 octubre 2016

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 14:57

Página siguiente »