Fue buena

9 septiembre 2019

I ❤ NY Final

Filed under: General — TodosLosAutores @ 23:36

Las imágenes finales del Nadal sentado y exhausto, visiblemente emocionado, nos hicieron acordar de aquella final de Australia entre Rafa y Djokovic, en la que tuvieron que traerles sillas a los dos.

La final del US Open de este domingo entre Nadal y Daniil Medvedev también fue una lucha sin cuartel (frase moderna) de cinco horas, en la que los dos sumaron sus esfuerzos para coprotagonizar uno de los dos grandes partidos del año, junto con la definición de Wimbledon. Las dos encuentros llegaron a cinco sets, un sólido argumento para los que no quieren que los partidos de Grand Slam se achiquen.

Según reveló Carlos Moyá, minutos después de la final, tras la ducha, Rafa debió recibir la ayuda de su equipo para ponerse los jeans, por calambres (mezcla de cansancio mental y físico). «La final me recordó a un combate de boxeo, en el que se pegan y pegan hasta estar casi groggys. Fue una de las más emocionantes que he visto en mi carrera. Se juntó emoción con calidad de tenis, dos estilos distintos, muchas alternativas, todos los estados posibles…», agregó Moyá en entrevista con El Larguero.


El cambio

Ustedes eran muy chicos pero hace apenas un año, Rafael Nadal no podía terminar torneos en cancha dura. A fines de 2018, fue operado para retirarle un cuerpo libre en un tobillo y debió cerrar el año sin el Masters de Londres. Hace apenas un par de meses dijo, como en años anteriores, que pasar de polvo de ladrillo al césped no era beneficioso para sus rodillas por la mayor flexión que debía hacer en la hierba.

Con un calendario pensado para el cuidado de su físico (no fue a Cincinnati después de ganar en Montreal) y el cuidado de su equipo médico, en el que sobresale Ángel Ruiz Cotorro, Nadal convirtió al US Open en su segundo Grand Slam más exitoso (4 títulos). Seguramente, el cambio de velocidad de las canchas duras influyó en las conquistas pero no fue lo único.

Veremos qué cuidados toma de acá a fin de año.


El Big 3

Federer
Nadal
Federer
Nadal
Federer
Nadal
Djokovic
Djokovic
Djokovic
Nadal
Djokovic
Nadal

Así fueron los últimos tres años de los Grand Slam. Es la segunda racha más larga del Big 3 después de los 18 que ganaron entre Roland Garros 05 y Wimbledon 09.

Sinceramente, pensábamos que la racha se iba a cortar en este US Open, porque los más chicos siguen creciendo y el Big 3 podía llegar cansado a Nueva York tras los esfuerzos de mitad de año. Además, el cemento es la superficie más «igualadora» (recordamos una frase de Zverev en la que decía que apostaba todo al US Open). Rafa salvó el honor del trío después de la mala noche de Federer ante Dimitrov y la lesión de hombro de Djokovic que lo hizo abandonar a Wawrinka.

De acá hasta fin de año, es probable que ocurra como en 2018: los más jóvenes quizá sigan sumando finales y títulos en los Masters 1000 que restan y en el Masters de Londres.

No hay todavía campeón de Grand Slam menor de 30 años, pero ya llegará.


La fan

El show de Xisca, la futura esposa de Rafa.


El tenis

La final ofreció sus alternativas estratégicas. No fue siempre la misma.

  1. Un primer set con muchos errores y nervios, que se decide cuando Rafa «tira la chapa», le pega duro y logra el quiebre clave.
  2. En el segundo, el español seguía «ladilleando», no le jugaba una bola parecida (reveses paralelos altos, «bobas» cruzadas que no eran drop ni profunda, drives bien cruzados, otros más pesados) y el ruso no tenía ritmo para pegar como sabe.
  3. En el tercero, todo cambió en el 3-2. Medvedev cambió totalmente y ahí radica su potencial: puede ser el más sólido contra los pegadores y puede jugar winners todo el tiempo, como hizo contra Djokovic este año o desde el tercer set ante Rafa. El cambio de estrategia, el aliento del público, los nervios de Rafa… Medvedev, con ese estilo desordenado, una técnica particular en el drive, los drops, las subidas a la red y los segundos saques con riesgo, alargó lo que había comenzado como una final aburrida. Había empezado muy retrasado y dio varios pasos adelante en la cancha.
  4. En realidad debería ser 5, el quinto set clave. Medvedev pudo haber picado 2-0 y eso habría sido grave para Rafa. El ruso de 23 años mostró mucho coraje (recuerden lo roto que estaba en la segunda y tercera rondas) para volver a pelear cuando perdía 5-2 (ahí cuando Rafa se desconcentró por la penalidad del reloj de tiempo). Medvedev levantó match points en 3-5 y tuvo un break point en 4-5. Nadal volvió a mostrar espíritu ganador en un final apasionante.

¿Qué tan grosso fue lo que hizo Medvedev en esta final?

Apenas 6 de las 27 finales de Grand Slam de Nadal llegaron a un quinto set: Wimbledon 07 y 08 (Federer), Australia 09 (Federer), 12 (Djokovic) y 17 (Federer) y US Open 19.

Nadal tiene un récord de 206-1 cuando gana los dos primeros sets.


El comentario

Marat Safin comentó el partido para Eurosport de Rusia. Uno de sus highlights, el oioioi interminable.


De villano a favorito

Medvedev y el micrófono, Medvedev y el público, capítulo especial.

Primera máxima: Daniil responde lo que quiere. No importa lo que le pregunten: dice lo que se le canta.

Nos quedará siempre la duda de si hubo algún consejo de relacionista público o la propia convicción de Daniil de que no podía ganar el título con el público en contra.

Recordemos que todo comenzó con su «fuck you» solapado al público después de un maltrato a un ball-boy (no tan boy, sino adulto) en el partido con Feliciano López. Nick Kyrgios adoptó el dedito como portada de twitter.

Después de los abucheos, Medvedev fue irónico, le pidió al público energía negativa para crecer.

Lo mismo decía en ruso:

Y lo mismo en el siguiente partido.

Esto le hizo ganar muchos fans en redes por su anticorreción política. Pero de pronto, entrando en la segunda semana, Daniil cambió: dijo en rueda de prensa que había hecho estupideces, que era buena persona fuera de la cancha y que ofrecía disculpas por su comportamiento (¿incluía el discurso de los abucheos?). Al verlo perder en la final, el público del Arthur Ashe lo adoptó como el favorito y se volvió loco cuando extendió la final.

Terminó con un pequeño stand-up en la premiación.

Y un tweet bien yanqui (?).


El debate (aburrido)

Para los que nos leen por primera vez: el asunto del «más grande de la historia» nos aburre un poco y en el caso del mejor del Big 3, pensamos que hay que esperar a que se retiren. Alguna vez escribimos, allá por 2008-9, que no sería raro que Nadal pasara alguna vez a Roger, pero somos anti-camisetas en el tenis. Hoy el español quedó a un Grand Slam del suizo por primera vez desde 2003. Según decía hoy Mats Wilander, no sería raro que Federer postergue su retiro ante este nuevo título de Rafa.

«Siempre digo lo mismo: me encantaría ser el que gane más, pero no estoy pensando en eso y no voy a entrenarme cada día y jugar por eso. Lo hago porque me encanta. No puedo pensar solo en los Grand Slams. El tenis es más que eso”, dijo Rafa ayer en charla con El País.


Más estadísticas pertinentes

  1. Nadal ganó 5 Grand Slams después de los 30. Djokovic, Federer, Laver, Rosewall y Agassi lograron 4 cada uno.
  2. Rafa, a uno de los máximos ganadores del US Open en la Era Abierta:
    Federer, 5
    Connors, 5
    Sampras, 5
    Nadal, 4
    McEnroe, 4

Andreescu superstar

La final femenina del US Open tuvo números de audiencia televisiva muy importantes y el boom Andreescu seguirá en Canadá, desde las felicitaciones de Justin Trudeau hasta los reconocimientos que seguirá recibiendo la campeona de 19 años de origen rumano.

Andreescu, producto del buen trabajo de la federación de su país (Tennis Canada), tuvo sus momentos de dudas como muchas y muchos, que contó en este post de Behind the Racquet.

Ver esta publicación en Instagram

“The start of 2017 was a great time in my life. I won a couple of 25k events, did well at Fed Cup and qualified for Wimbledon just after turning 17. I was then able to reach the quarterfinals at the Citi Open beating a top 15 player. Achieving that made me the first player born in 2000 to do so. My points started to add up which allowed me to play bigger events without needing wildcards. I was getting more attention than usual. People were saying that ‘maybe she isn’t a one hit wonder’. I said to myself, ‘This is it. I proved myself, now I just gotta keep it up’. Then everything started piling up in a negative way. I got too overwhelmed by everything. My tennis started going downhill. I was having difficulty with the relationships in my life including the one with myself. Practices began to feel worthless. I wasn’t enjoying it anymore. I ended up losing in the first round six times, which made me lose many points that I had to defend from the year before. I had a poor pre season which led to the year of me playing the worst tennis of my life. To make matters worse I got injured. I was on and off for maybe 4 months because of a misdiagnosis. All I wanted to do was give up. Who knew that all of this ended up being the best thing that could have ever happened to me. Of course in the beginning it didn’t feel like it because of all the losses and injuries, but I tried to maintain positive outlook and took many things into consideration. I had an ‘awakening’. I looked back at those tough times and tried to figure out ways where I can change and do better, including mindset, nutrition, training, fitness and most importantly the people around me. I wanted to seek the best advice from specialists and did a lot research on my own. Everything slowly started shifting in a more positive direction. I then went on to do well in the fall, followed by a great preseason which then led to my dreams becoming a reality in Auckland, Melbourne and then Indian Wells. The moral of my story is that if it hadn’t been for all those bumpy moments then I wouldn’t be where I am today. They made me stronger and allowed me to break out of my comfort zone to do and be better.”

Una publicación compartida por Behind The Racquet (@behindtheracquet) el

Este año escribimos un post sobre Bianca, en el que contamos entre otras cosas que practicaba la visualización activa. Ella se vio hace años en esta situación, en una final del US Open ante Serena o Simona Halep.

Le asignamos un valor muy importante al hecho de tener la final ganada y superar los nervios de pasar del 6-3, 5-1 y match point al 5-5. Advertir en ese momento que el envión de Serena había terminado, que era el momento de pegarle aún con nervios encima y eso hizo para ganar el partido: dos derechas ganadoras. Como escribimos en aquel post de Indian Wells, nos encanta el tenis de Bianca, con potencia, inteligencia y mucha variedad de ángulos y efectos. Empezó el año fuera del 100 del mundo, hoy es la 5.

Serena todavía debe estar preguntándose qué le ocurre en las finales de Grand Slam: perdió las cuatro que jugó después de ser madre. Es súpervalorable lo suyo, las cuatro finales a su edad, pero en la rueda de prensa la estadounidense hizo foco en los nervios y el mal nivel que mostró ante Andreescu. ¿Tendrá más chances?

21 agosto 2019

«La gente se reía de mi discapacidad»

Filed under: General — TodosLosAutores @ 12:56

El tenis suele entregar, especialmente por su carácter de deporte individual, decenas de lo que llamamos «historias de superación». Pocas de ellas en el circuito ATP pueden superar a la de Duckhee Lee.

Hace seis años (buena, FueBuena) escribimos un post sobre él, que está a un click de distancia y recomendamos visitar para no repetirnos.

Esta vez, Lee empezó a hacerse conocido ante el público que excede el nicho del tenis. Nada menos que el primer jugador sordo que participó en un torneo del circuito -nos marcaban en Twitter que el alemán Yannick Hanffman, quien jugó con Nadal en Roland Garros, oye a un 60%- y encima ganó su partido ante el suizo Henri Laaksonen, con suspenso por la lluvia que vino cuando el surcoreano estaba a dos puntos de ganar. Al día siguiente, Lee exigió a un rival de peso como el polaco Hubert Hurkacz, y se despidió en tres sets.

«No puedo escuchar, pero si alguien grita fuerte, oigo algo. También algunas sirenas o bocinas. No escucho el impacto ni los cantos de los jueces. Me concentro en la pelota y en los gestos del rival. Ser sordo me ayuda: tengo que concentrarme más y darlo todo», dijo Duckhee, de 21 años, a la ATP y en un chat con visitantes del sitio de Winston Salem.

Duckhee en sus tiempos de junior.

«La gente se reía de mi discapacidad. Me decían que no podía jugar. Fue difícil, pero mi familia y amigos me ayudaron. Les quería demostrar a todos que podía hacerlo. Mi mensaje para la gente con discapacidad auditiva es que mantengan las esperanzas. Si trabajás duro, podés lograr lo imposible».

Lee quedará cerca del puesto 208 del ranking (fue 130°). ¿Cuánto falta para que fundemos «La Duckhee» como hinchada virtual en las redes?

31 julio 2019

Perdonar es divino

Filed under: General — TodosLosAutores @ 23:25

Queríamos escribir este post la semana pasada, pero se demoraron en subir el video que necesitábamos: el de los discursos del Salón de la Fama del Tenis.

Nos terminamos llevando una sorpresa.

Embed from Getty Images

Como seguramente sepan, el césped no finalizó en Wimbledon: a la semana siguiente se juega un torneo en Newport, Estados Unidos, y el sábado de las semifinales de ese torneo se organiza una ceremonia de notables (?) en la que ingresan nuevos miembros del Hall of Fame, uno de los máximos «guardianes» de la historia del deporte.

Ser «hall-of-famer» es un privilegio, algo así como la creme-de-la-creme: hay jugadores y jugadoras top ten que no han llegado a formar parte. En Twitter decíamos que es uno de nuestros momentos nerds tenísticos del año: nos gusta ver qué expresan los elegidos. Algunos de estos discursos llegan a ser recordados, como el que dio Andy Roddick en 2017.

Mary Pierce, Li Na y Yevgeny Kafelnikov ingresaron en la Clase 2019. Primero nos había llamado la atención lo que decía Li Na, muy a lo Agassi en eso de admitir que cuando era chica odiaba el tenis. Al menos, la china se amigó con el correr de los años y desde hace tiempo está comprometida con el crecimiento del deporte en su país.

Embed from Getty Images

El discurso más largo y sustancioso fue el de Mary Pierce. Para los más chicos: en los 90, uno de los temas «de moda» era el de los padres (hombres) problemáticos de las tenistas, los que trataban mal a sus hijas (varias de ellas, niñas-prodigio); los que las presionaban demasiado, los que les pegaban, los que las hacían entrenar con métodos cuasi-militares, los que evadían impuestos y demás yerbas. En la bolsa entraron desde el padre de Pierce, el de Dokic, el de Capriati, el de Graf, el de Lucic…

Embed from Getty Images

En el discurso del Salón de la Fama se suele cerrar el ciclo y hacer un balance de la carrera. Sorprendió que Pierce dedicara varias líneas a su padre Jim, quien fue su primer entrenador y la abusaba física y verbalmente, gritaba contra sus rivales, llegó a ser expulsado de Roland Garros 93 por golpear a un espectador, prohibido de entrar a los torneos por la WTA y terminó en problemas legales con su hija, a quien le reclamó parte de sus ganancias cuando ya no tenían relación. Ella debió pagarle 500.000 dólares para que Jim levantara su demanda.

«Se habló mucho de esos momentos pero no quiero entrar en detalles ahora mismo», dijo Mary, ya sin la sonrisa con la que había iniciado su discurso. En la primera fila, con lágrimas en los ojos, la seguía su madre, Yannick.

«Tenía que vivir como una adulta, con un entrenamiento muy duro, por llamarlo así», contó Mary sobre la etapa de su vida en París, donde llegó con su familia a los 14 años. Había días en los que el padre la hacía entrenarse más de ocho horas. A los 16, Mary ya aparecía entre las top 30; a los 17 ya figuraba top 15 y a los 18 decidió abandonar la casa de sus padres (ellos se divorciaron) y hacer la suya, aunque siguió compitiendo, esta vez de la mano de Nick Bollettieri (formador de Agassi, Courier, las Williams y Seles, entre otros). Con él llegó a su primera final de Grand Slam, en Roland Garros 94.

Embed from Getty Images

Si bien ganó su primer Grand Slam en Australia 95, Mary no la pasaba bien porque su padre seguía al acecho y por lo que ella llama «un vacío». En el discurso de Newport afirmaba que la historia tuvo un final ¿feliz?.

«He podido perdonar a mi padre. Ahora tenemos una relación de padre e hija». Mary vive en la isla Mauricio, donde es misionera evangélica; precisamente la cuestión religiosa llenó ese vacío que tenía en sus tiempos de jugadora y permitió el reencuentro con Jim.

«Fue en marzo de 2000, me acuerdo de la fecha exacta, cuando acepté a Jesús en mi corazón». La fe salvó a Mary, quien meses después ganaría Roland Garros (primera campeona local en 33 años) y, después de una lesión de espalda bastante complicada, llegaría a otra final en París en 2005, cuando ya tenía 30 años y muchos la daban como retirada.

La responsable de la «conversión» de Mary estaba en la ceremonia de Newport, lloraba por supuesto, y es una colega, Linda Harvey-Wild, un nombre que seguramente les sonará a aquellos que siguieron la campaña de Gaby Sabatini, los tiempos de Steffi Graf. También estaba en la ceremonia Rachel, la amiguita de Mary cuando ambas tenían 10 años. La historia dice que Rachel era la que jugaba y Mary fue a acompañarla. Cuando invitaron a jugar a Pierce no podían creer lo que veían: nunca había tomado una raqueta y tenía una mecánica excelente. Esta parte de la historia la contó mejor en esta charla TED: cómo fue pasando de cancha en cancha según el nivel de dificultad y el miedo que tuvo cuando le dijeron que volviera al día siguiente, con sus padres.

Muchos usan a la entrada al Salón de la Fama como una terapia a cielo abierto. Ciertamente eso hizo Pierce, quien de chica soñaba con ser pediatra, fue tenista de casualidad, sufrió a su padre y esa semana en Newport les pudo agradecer a los que «la salvaron».

13 junio 2019

Hay ganador del Concurso Kirschbaum

Filed under: General — TodosLosAutores @ 10:54

El fólogüer @matias_sycz (Instagram) ganó las cuerdas Pro Line de Kirschbaum del Concurso de Roland Garros.

Matías fue el único con 6 aciertos sobre 8 chances. Otros seguidores en Facebook y Twitter sumaron cinco aciertos.

¡Gracias por participar!

13 enero 2019

Predicciones 2019

Filed under: General — Marcos @ 14:28

El año tenístico ya está en marcha y como es costumbre el Abierto de Australia es la primera gran parada y vidriera de la temporada. Por eso es momento de este juego-ejercicio-tiremos-fruta del blog. Auguramos diez situaciones que creemos se darán en 2019. Pueden sumarse en los comentarios o en las redes, millenials.

  • La primera no es una predicción si no una reflexión: Murray ya anunció su adiós, hay que ir preparándose emocionalmente para que en las próximas temporada (si cuentan con salud y motivación) suceda lo mismo con los otros Big4, Roger, Rafa y Nole. A disfrutarlos mientras se pueda.
  •  Djokovic cierra un nuevo año al mando del ranking, y gana al menos dos Majors y achica la cuenta con Nadal y Federer.
  •  Del Potro arranca el año con un Grand Slam menos en la cuenta pero recuperándose. Creemos que volverá a hacer ruido y estará nuevamente en una definición de Grand Slam, y el último cuatrimestre del año será su momento de la temporada.
  •  Dominic Thiem gana Roland Garros, vamos por todo.
  •  Zverev empieza a exponer el golpe de horno que necesitaba y con Lendl en el banco no solamente será finalista en un Major por primera vez (y romperá la racha de nunca haber pasado de cuartos), el 2019 será el preludio de un 2020 de irrupción del alemán como campeón de Grand Slam.

  •  El circuito femenino tendrá la irrupción de jóvenes jugadoras en lo más alto que seguirán el fenómeno Osaka en Nueva York. Nuestras preferidas que nos gustaría ver como animadoras constantes: la polaca Iga Swiatek (17), Marta Kostyuk (16) y Olga Danilovic (17), entre otras.
  •  Argentina tendrá por primera vez dos ATP y en semana consecutivas (certeza, no pronóstico). Tendrá dos campeones distintos y sorpresivos, tipo Cameron Norrie o Marco Cecchinato.
  •  El tenis chileno volverá a tener una temporada para festejar, y tanto Nico Jarry como Christian Garín se afirmarán en el nivel ATP y hasta alguno podría levantar un trofeo en el Tour.
  •  Habrá (al menos) dos jugadores Sub20 en el Masters de Londres. Tsitsipas y De Miñaur (ya campeón de su primer torneo ATP), los nombres más lógicos.
  • Nos intriga qué sucederá con la (nueva)Davis y con la nueva estructura competitiva en la base del tenis, con la convivencia de ranking ATP con el ITF y el camino hasta el primer nivel. Habrá menos lugares a destapes repentino de jugadores/as.

Repasamos las del último año. Mitad y mitad (?): le pegamos con Delpo de nuevo Top5 y finalista de Grand Slam y con Nole campeón en un Major. También con Roger aunque no fue en Wimbledon y con los NextGen, el resto fueron yerros.

20 diciembre 2018

Así será la base del tenis en 2019

Filed under: General — Marcos @ 01:05

– La primera etapa del tenis profesional cambiará violentamente a partir del 1º de enero del 2019, con una reestructuración de los torneos challengers y futures/womens circuit y la convivencia de dos circuitos, tanto en hombres como mujeres.

– El contexto lo explicamos en nuestro primer podcast. La poca cantidad de tenistas que pueden vivir de su profesión se ha achicado exponencialmente desde que grabamos el podcast a hoy. En esos niveles, sólo unos/as pocos logran terminar una semana en ganancia.

– ¿Por qué la ATP, la WTA y la ITF deciden estos cambios? La explicación oficial expone que entre 2014 y 2017, una investigación realizada por la ITF (respaldada por la ATP y la WTA) evidenció las ‘presiones financieras’ que enfrenta la mayoría de los jugadores y el aumento en el tiempo que les tomaba llegar al Top 10.

– El dato duro (oficial): de los aproximadamente 2.000 jugadores y 1.300 jugadoras con ranking, según el estudio encarado por la ITF, tan sólo 350 hombres y 250 mujeres cubrían los gastos.

– La respuesta fue esta reestructuración que apunta a que más jugadores y jugadoras puedan cubrir los costos y que el circuito junior ITF y el tenis profesional ATP se conecten en forma más clara. Los cambios se anunciaron en marzo de 2017 sin demasiadas precisiones. Hoy las tenemos.

– El nuevo circuito iba a llamarse ITF Transition Tour, pero lo bajaron los de marketing (?). La denominación oficial será ITF World Tennis Tour, que remplazará al ITF Pro Circuit (léase futures, tanto de hombre y mujeres)

– El reposicionamiento de torneos del Pro Circuit de ITF irá desde los $25k hasta los de mujeres de $100K. Además, los mejores del circuito junior podrán tener invitaciones a los cuadros principales del ITF World Tennis Tour.

– Habrá dos rankings paralelos, el ATP/WTA y otro con ITF Entry Points. Los puntos de ranking ATP estarán limitados a las rondas finales en los torneos de $25.000 en 2019, y se eliminarán completamente en 2020. De hecho, en 2019 podrá haber jugadores/as con tres rankings, ATP/WTA, ITF e ITF Junior. Una brochette.

– Para entender lo de “lugares reservados”: en los M15/W15 los cuadros se componen de 17 entradas directas (DA), hasta 5 lugares reservados para Juniors Top 100, 4 WC y 6 desde la qualy (serán de 24 jugadores).

– Los torneos ATP Challenger (salvo la categoría más alta de $150k+H) tendrán cuadros de 48 jugadores, 37 por ranking ATP, 4 según ranking ITF, 5 WC y 2 qualy (las cuales será solo de 4 jugadores, 3 por ranking ITF y un invitado). Tanto los Challengers como los torneos ITF se jugarán de lunes a domingo, incluyendo la clasificación. A los jugadores de Challenger se les pagará la hospitalidad y aumentarán los premios. Si llegas a ese nivel, habrá menos turbulencias. Pero hay que llegar a ese nivel.

No hay cambios para los de arriba, recién el francés Ugo Humbert fue el primer ‘afectado’: perdió 18 lugares, saldrá del Top100 y quedó como Alterno para Australia (seguramente termine entrando)

A partir del 250º empiezan los saltos abruptos. Sucede lo mismo entre las chicas.

Mientras tanto, la ITF ya publicó los rankings ITF oficiales. Chile vuelve a tener un/a No. 1 del mundo (?).

Podemos discutir los alcances del cambio, o si esta nueva estructura mejorará las condiciones para una gran cantidad de jugadores y jugadoras (además del lavado del cara y del mensaje aspiracional que ahora se pregona, de que será posible “llegar” y cómo eso repercute en el negocio global del tenis), pero lo que nos hace ‘ruido’ y genera incertidumbre es, justamente, la diferencia de oportunidades que tendrán los jugadores, segregados por categoría y llevando más que nunca el rótulo de ‘carrera darwinista’.

Lo que sucede, finalmente, sigue la lógica del negocio: la plata importante termina yendo para los que más generan.

LA PATA ARGENTINA Y EL CASO PINAMAR

Entre tanto mejunje (teníamos ganas de usar esta palabra), Argentina será, ¡sorpresa!, uno de los países con mayor cantidad de torneos consecutivos de hombres de la categoría más baja del mundo profesional: serán 21 M15 desde mitad de marzo hasta noviembre; sólo hubo 9 Futures en todo el 2018. Los tres primeros podrían ser mixtos y los organizadores buscarán agregar más fechas para las chicas.

Cuando la ITF puso sobre la mesa la nueva estructura competitiva aseguraba que organizar torneos en el nuevo nivel ITF World Tennis Tour sería más económico y así se brindarían oportunidades a más jugadores de más países. La realidad marca que la aseveración no era tal, por eso desde el vamos será muy positiva la cantidad de torneos que tendrán los jugadores en tierra propia.

La última semana invitaron a los-chicos-de-FueBuena a Pinamar para adentrarnos sobre la iniciativa. «Una inversión de riesgo de dos fanáticos del tenis pero que estamos convencidos que puede funcionar y el tenis argentino se lo merecía», según lo sintetizó uno de los organizadores, Juan Riquelme. Nada que ver con Juan Roman (?).

Lo que comenzó siendo una idea entre Riquelme y Pablo Chaiman, gerente del complejo turístico, de poder organizar un torneo profesional en el Tennis Ranch Pinamar terminó por convertirse en una apuesta más importante y con pocos antecedentes en la región, generalmente postergada en relación a los principales centros tenísticos de competencia en el mundo.

Juan Riquelme es el padre de Agustin, un jugador de 18 años que transita la cruda etapa de intentar dar el salto al profesionalismo. Junto a Chaiman tomaron como modelo lo que hace años ocurre en Antalya, Turquía, Hammamet, en Túnez, o El Cairo, Egipto: utilizar un complejo turístico como sede para potenciar ambas partes: win-win. «Lo estudiamos a fondo y era algo que podíamos adaptarlo a nuestras circunstancias y, era un buen momento para apostar por esto», definieron.

La propuesta luce interesante, a mayor cantidad de torneos mayor también las posibilidades para quienes deban/puedan ser parte de estos campeonatos.

Cada uno de los torneos tendrá un costo organizativo de 25.000 dólares, incluido el prize-money. Ademá los organizadores optaron por hacer ‘pre-qualys’ previas a cada torneo oficial,un evento privado que les servirá cómo fuente de recaudación y que quienes las jueguen tendrán la obligación de hospedarse en el predio con un costo fijo de 400 dólares por semana.

El costo incluirá todas las comidas, los entrenadores tendrán un 50% de descuento y para los extranjeros tendrá un valor elevado. Son números (casi) prohibitivos para una gran cantidad de chicos que comienzan a soñar con llegar a ser profesionales, aun en comparación con la opción y la inversión de plata que se necesita para viajar al exterior en busca de similares posibilidades.

Las pre-qualy no otorgarán premios en plata, sí invitaciones para la qualy y también al cuadro principal, tanto en single como dobles. Recordamos que el costo de ser tenista profesional en el menor nivel (sin incluir entrenador) ronda los 40.000 dólares al año.

Será tiempo de nuevas experiencias en un deporte cuyas bases no se modifican tan frecuentemente como otros.

28 junio 2018

El ecosistema del tenis volvió a fallar

Filed under: General — TodosLosAutores @ 18:23

Megapost gamer del lector Eban (@estebanhdp).

Pasaron ya siete de años desde los últimos títulos de videojuegos dedicados al tenis, el Virtua Tennis 4 (lanzado por SEGA, una de las grandes productoras de la industria) y el Top Spin 4, su eterno rival. Los fanáticos demandábamos (?) un nuevo intento digital con mejoras coherentes con los últimos años de adelantos tecnológicos.

Hace un año, Breakpoint Studio, empresa de desarrollo de videojuegos deportivos, anunció junto con su aliada BigBen Interactive (productora y distribuidora) que se embarcaban en lanzar el sucesor espiritual del Top Spin 4, llamado Tennis World Tour. «Las últimas evoluciones técnicas nos permiten hacer el videojuego de simulación ultrarrealista con el que siempre hemos soñado», aventuraba Pierre André, diseñador de la producción y antiguo productor de la saga, descontinuada por la empresa 2K. «Estamos orgullosos de ofrecer a los aficionados un título digno de su entusiasmo. Su nivel de calidad, riqueza de contenido y mecánicas de juego aseguran una de las mayores simulaciones deportivas en el mercado», agregaba Benoît Clerc, de BigBen. Ambos buscaban compararse con los FIFA y Pro Evolution Soccer, tan populares en Latinoamérica, así como también con los juegos de NBA y NFL, de niveles de ventas increíbles en los Estados Unidos.

Embed from Getty Images

El ambicioso proyecto tomó impulso en 2018, cuando se anunciaba que Federer sería la figura central y tapa. Al mismo tiempo, Nadal era dado de baja, ya que se comprometía a ser el personaje emblemático del título AO Tennis, que sería la competencia. Wawrinka acompañaría a Roger, remarcando más las ausencias de Murray y Djokovic. Roddick, un abonado a todos los predecesores, fue reemplazado por Isner. La lista la completaron un mix de jugadores consagrados como Monfils, Gasquet, jóvenes con peso en el circuito como Thiem, Zverev y Kyrgios y algunas promesas como Chung, Elias Ymer o Tsitsipas. De un total de casi 30 jugadores, apenas cinco son representantes de la WTA y por primera vez en mucho tiempo no hay latinoamericanos, como lo supieron ser Coria, Feña González, Nalbandian y recientemente Delpo.

Al poco tiempo del anuncio, empezaron los problemas: se conoció la presencia de dos leyendas como Andre Agassi y John McEnroe, pero el trailer con gameplay en el cual fueron presentados mostraba a BigMac empuñando la raqueta como diestro. La compañía tuviera que salir a dar disculpas públicas y promesas de arreglarlo previo al lanzamiento.

Alain Falc, de BigBen Interactive, terminó desbarrancando la cuestión a días de correr el telón, cuando cometió sincericidio en sus declaraciones: «La salida del juego fue caótica. Hasta pocas semanas antes del lanzamiento sólo teníamos completado un 20%. No fue retrasado para no perder el beneficio de las campañas de marketing ya comprometidas. Además, queríamos que entre en Roland Garros, que termina el 10 de junio. Hemos puesto 500.000 copias en el mercado, con muchos distribuidores que no tienen derecho a devolución, por lo que sabemos que será rentable».

El juego saldría el 12 de junio en Play, XBox, PC-Steam y Switch, pero terminó saliendo en las dos primeras, una semana después en Steam y aún no salió en Switch (de Nintendo).

El producto final fue coherente con los problemas del proceso: el juego no da la talla (?) con lo planteado al inicio. No seremos extremadamente puntillosos y detallistas con la revisión gamer-tecnicista, pero sí nos gustaría hacer algunas reflexiones sobre los aspectos positivos y los no tanto:

– McEnroe pegó un jugoso contrato (?), hizo los comentarios para el juego, algo innovador y que no tenía ninguno de sus predecesores. Sería un punto a favor, pero los comentarios terminan siendo repetitivos, aleatorios y eventualmente irritan al jugador por lo desacertados. Definitivamente el algoritmo necesita trabajo.

– Los grandes simuladores se caracterizan por traer al mundo digital una gran cantidad de elementos del mundo real y en este caso la gran decepción es la ausencia del Ojo de Halcón. Ya habitual en el circuito ATP, Grand Slams y Copa Davis; presente en juegos indie como el Full Ace Tennis Simulator, incluido en juegos para celulares y en el Mario Tennis Aces para Nintendo Switch (juego arcade, no simulador). El Hawk Eye es una necesidad dado que la pobre escritura del código hace que a veces pelotas que son visiblemente out son dadas como buenas y viceversa. Esto hace al juego frustrante, es lo básico.

– El modo Carrera, que ve al jugador arrancar como una joven promesa N° 100 del mundo y progresar en el circuito; ideal para tenistas frustrados como quien escribe, termina siendo deslucido, principalmente por una Inteligencia Artificial predecible y que no logra desafiar al jugador. La toma de decisiones no se condice con la realidad en lo más mínimo y el jugador termina paseando por el circuito un par de años y, con suerte, con un puñado de derrotas y una carrera meteórica de ensueño, comparable a las carreras de Nadal, Federer o Djokovic, sin ninguna de las dificultades enfrentadas y esfuerzos requeridos para triunfar a ese nivel. Un lindo detalle que me gustó aquí fue enfrentar a Isner y ver que tiene su clásico armado de saque picando la pelota por entre las piernas, pormenor no replicado en Chung, a quien no le desarrollaron sus hermosos resbalones de piernas abiertas a lo Clijsters.

– En esta entrevista, se mencionaron incorporaciones que terminaron teniendo un impacto nulo como la necesidad de descansar tras los viajes (no pesa en la jugabilidad, porque se puede ganar un Grand Slam con un 60% o 70% de stamina), o los calendarios de acuerdo a las superficies (imitando a los Federer, Nadal) dado que las diferencias en los tipos de canchas no influyen en el juego. Hasta hay un «polvo azul» de Madrid que no difiere con el césped o el cemento.

– El juego ofrece la oportunidad de ir desbloqueando unas cartas con determinadas pericias (uno elige entre las cinco tácticas disponibles, y cada una de ellas tiene cinco cartas relacionadas con la stamina, power, control, agility), que son habilidades que otorgan al jugador determinados bónuses en momentos decisivos. Esto termina dando la sensación de singularidad aunque se queda en eso, en una sensación. Uno elige en base a gustos pero por lo mala que es la inteligencia artificial, no influye.

– El juego iba/va a tener un modo online, el cual no podemos evaluar dado que no se encuentra habilitado en ninguna de las plataformas al momento de esta reseña. Desconocemos su alcance y diseño.

LA CONCLUSIÓN

Este nuevo intento no fue más que eso, intenciones truncas de llenar un vacío. Un allegado me lo definió así: «Dejá de jugar ese demo». Hace falta un esfuerzo conjunto para desarrollar una experiencia integral y holística que valga la pena el gasto de 60-70-80 dólares: que la ATP, WTA e ITF se involucren, ayuden a gestionar los derechos de imágenes de los jugadores, así como también con los nombres y los clubes donde se juegan los duelos que vemos por ESPN. Que las tres rayas, la pipa, la F y la W sirvan como sponsors y apoyen con sus diseños, sus vestimentas, sus equipamientos, etc. Así como la FIFA tiene su juego junto con Electronic Arts, así como la NBA lo hizo con 2K Sports, el tenis debe salir de su aislamiento, pero como sucede con otros asuntos en los que se necesita unión entre los organismos más importantes, afloran las peleas internas. El ecosistema volvió a fallar.

Página siguiente »