Fue buena

23 mayo 2019

Se viene el Concurso Kirschbaum

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 13:45

Regresa la temporada de Grand Slams y nosotros volvemos a organizar un Concurso Kirschbaum con premio para nuestros lectores, lectoras y followers tenistas.

Embed from Getty Images

Cada día estaremos subiendo a nuestras redes sociales (Twitter, Facebook e Instagram) un partido de Roland Garros del día siguiente para que arriesguen el/la ganador/a (sin resultado). Quien tenga más aciertos al final del torneo se llevará cuatro cuerdas individuales Pro Line gentileza de Kirschbaum Argentina.

Por cuestiones de logística, sólo pueden participar residentes en la Argentina.

¡Suerte!

19 mayo 2019

Estamos en Roma

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 23:09

Lo que sucedió en Montecarlo, sucedió.
Lo que sucedió en Barcelona, sucedió.
Lo que sucedió en Madrid, sucedió.

Y ahí estamos. Estamos en Roma.

(Rafael Nadal, Roma, 2019)

El hermoso y trisílabo “jápened” de Rafa encierra su filosofía del día a día, del tiempo presente, de la preparación diaria, del entrenamiento. Su musicalidad hizo reír a varios, incluidos Andy Roddick.

Cada tanto, el español sale con este tipo de respuestas, como cerrando la puerta, como cuando se harta de hablar de las lesiones de rodilla, o ahora mismo, después de la final que le ganó a Novak Djokovic, cuando decía que no quería hablar más de los torneos en los que le fue mal o que no podía completar por lesión.

Sin embargo, un día antes, durante la entrevista en la zona mixta, Rafa se había mostrado feliz de pasar la barrera de semifinales (ronda en la que había perdido en sus torneos previos en la gira). En la rueda de prensa posterior a la final, también habló de un partido clave, aquel con Leo Mayer en la primera ronda de Barcelona. Lo calificó de “desastre” y contó que volvió al hotel y se preguntó cómo cambiar, cómo arreglarlo desde adentro. Fue el principio de su recuperación.

Perdió con Thiem en Barcelona pero se fue muy satisfecho con su nivel. En la final de Roma afirmó haber tenido un nivel “fantástico” y, no lo dijo él, pero seguramente la tome como la preparación perfecta para Roland Garros: derrotar a Tsitsipas (su vencedor en Madrid, en condiciones particulares de altura) y a un Djokovic fundido por los partidos con Delpo y el Peque; ganar un torneo previo a Rolanga, el último, para borrar una gira modesta para su historia, buenísima para cualquier otro tenista.

Algunos datos del título de Rafa:

1) Su primer título desde Toronto 2018 (a Tsitsipas) y el primero en polvo desde Roland Garros 2018.

2) Primera vez que gana un título con cuatro 6-0′s: lo hizo en cuatro de sus cinco partidos (Chardy, Basilashvilli, Verdasco y Djokovic). Primer 6-0 en los 54 choques entre Rafa y Nole.

3) 34° torneo de Masters 1000 (25° en polvo), lo que lo pone uno arriba de Djokovic.

4) Primer jugador que llega a 16 años consecutivos con un título y el primero que defiende un título logrado en 2018.

¿Candidato a Roland Garros? Lo teníamos así antes que Roma, pero poco importa. Rod Laver piensa parecido.

14 mayo 2019

Ferrer, con ejemplos y antiejemplos

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 23:39

En la primera semana de David Ferrer como ex jugador del tour, nos pusimos a listar cuestiones de su historia profesional más allá de las que sabemos todos: un batallador de la cancha, una pared, uno de los mejores tenistas de la historia que no pudo ser campeón de Grand Slam (final de Roland Garros 2013) y un gran tipo, muy querido.

Embed from Getty Images

1) La primera quizá nos la hayan leído en semanas anteriores. Nos hizo un click reciente la cantidad de grandes tenistas que admiten que, retirados, tendrán problemas para vivir una vida normal. El caso Murray fue la exageración. No puede ser pasado por alto. Los factores, los conocemos, son múltiples. En el caso de Ferrer, esto decía el año pasado:

“Tengo los tendones de Aquiles que me levanto y prácticamente no puedo bajar escaleras. No es que me preocupa el tenis sino mi salud física. Llevo años con esto pero los últimos me están siendo un calvario. Me preocupa a nivel personal”.

2) Ferrer lista como su mayor virtud la capacidad de aprender (por ejemplo, la capacidad de asumir el fracaso) y a la competencia como lo que más extrañará. Cuando era chico, anotaba en el cabezal de la cama los nombres de aquellos rivales a los que no le podia ganar, según contó su madre en este capítulo de Informe Robinson.

“Desde que sabía que me retiraría, quise acabar siendo competitivo. La competición es lo que más extrañaré”, dijo Ferrer. En su último tirón de torneos, venció a Alex Zverev, 3 del mundo.

3) El lugar común dice que Ferrer es el yerno ideal, pero él se reía de eso: “Me causa gracia cuando me decían que era un ejemplo a seguir”, dijo en aquel documental. Sucede que David tuvo su etapa “Federer platinado”, la de tirar raquetas, insultar al aire… “Era mi época rebelde. Era inmaduro. Me guiaba por impulsos y había veces que tiraba los partidos”, contó.

Javier Piles, su entrenador durante 15 años, llegó a encerrarlo (!) en una habitación donde se guardaban las pelotitas y raquetas hasta que se calmara.

El peor momento de “antiejemplo” de Ferrer llegó en el US Open 2008, cuando lanzó puteadas al aire durante su partido con Nishikori, recibió un warning y terminó con comentarios machistas hacia la jueza de silla. Obviamente, luego ofreció disculpas.

Después de aquel 2008 en el que admitió tocar fondo en la Davis de Mar del Plata (perdió su single fácil con Nalbandian, aunque España fue campeón), recomenzó su carrera, se hizo cargo de sus decisiones, admitió (luego de una charla vital con Toni Nadal) que su carácter en la cancha era el reflejo de problemas personales más profundos, y disfrutó de su mejor etapa en los años siguientes.

4) La humildad es un lugar común a la hora de hablar de Ferru, pero qué bien conjugan. “Nos tratan siempre como si fuéramos especiales (a los tenistas). ¿Especiales de qué? Somos jugadores de tenis”, dijo una y otra vez. “Muchas veces hablan de nuestro sacrificio, pero somos unos privilegiados que viven una irrealidad”.

5) El partido que más recuerda Ferru en su despedida involucra a un argentino: Juan Martín del Potro. Fue, adivinaron, la final de la Davis 2011 en Sevilla.

El partido que preferiría olvidar es aquella final de Miami contra Murray, en la que tuvo match point y la bola del rival, según el Ojo de Halcón, entró por milímetros.

6) Muchas veces nos quedamos con una característica sola de un jugador. Ferrer no era solamente luchador o una pared, sino también agresivo con control. Sin grandes tiros ganadores, lo que le costaba mucho físico, pero de ninguna manera era solamente defensivo.

7) En una entrevista reciente, valoró más ser el 3 del mundo que sus tres Copa Davis. “Ser el 3 habla de una regularidad”.

8) Y una rareza: Ferru es de los tenistas que más libros lee.

21 abril 2019

“Una semana te cambia el humor”

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 22:11

Sería fácil para nosotros escribir que Fabio Fognini exorcizó todos sus fantasmas, que se transformó en un ganador en una semana, pero el tenis nos vuelve a ofrecer ejemplos de los márgenes pequeños que existen entre triunfo y derrota como para evitar el lugar común que determina que un tenista de mano fácil y cabeza endeble como Fabio “sigue igual” o “cambió” (uf, qué larga la oración).

Embed from Getty Images

Es más interesante observar esta construcción de siete días, que tuvo méritos propios y ayuda externa.

Fognini llegó a Mónaco con un récord de 0-4 en polvo de ladrillo durante 2019 (derrotas en su debut en Córdoba, Buenos Aires, Río de Janeiro y Marrakesh). Se podría pensar en la posibilidad de que hubiera jugado alguno de esos cuatro torneos sin ganas o ya satisfecho con las garantías, pero una actitud “monetarista” como tal no podría ocurrir en cuatro campeonatos (tres seguidos) en su superficie favorita.

“A mi edad es difícil aceptar las derrotas y problemas físicos”, explicó el italiano después de pasar la primera ronda en Montecarlo, un partido que perdía 6-4, 4-1 y chances de 5-1 contra Andrei Rublev. “A veces es un poco de suerte”, dijo y, según indica La Gazzetta dello Sport, tiró una bombeta (*): “Tengo dolores en un tobillo y el codo. Voy a jugar hasta Roland Garros y después ver”. ¿Se venía una pausa?

Así como estuvo a muy poco de irse en primera ronda, también podría haberse despedido en la segunda: lo esperaba Gilles Simon y su récord de 5-0 sobre Fabio, en partidos en polvo de ladrillo, aunque es verdad también, alejados en el tiempo (el último, en 2012). “Me desperté con la espalda dura”, explicó el francés.

Llegaba Alexander Zverev con marca más reciente de 2-0 sobre Fognini, ambos en 2017. El primer set se definió por dos puntos (8-6) en el tie-break y, ya con la victoria consumada, Fabio le diría a Flavia Pennetta y Corrado Barazzutti (capitán de la Davis italiana, reemplazó a Franco Davin estos días) que ese partido fue un giro importante en su confianza. Luego debió recuperar un 1-6 ante Coric y llegó el festival ante Nadal, en el que se advirtió a un Rafa impreciso, con escasa profundida, y un Fognini que jugaba casi de sobrepique. En la final, Fabio pareció no sentir la presión del favoritismo.

“Antes de Montecarlo no tenía paciencia. Me entrenaba bien pero no lo trasladaba a los partidos. Es lo maldito o maravilloso de este deporte: una semana te cambia el humor”.

(*) Mal escrito a propósito.

1 abril 2019

Los Sí y los No del retiro de Roger

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 02:34

Terminado el primer cuarto del año, el mejor de la Race a Londres es un tal Roger Federer.

Embed from Getty Images

No pudo defender el título en Australia pero sumó el de Dubai, fue finalista en Indian Wells y ganó en Miami. Antes había logrado, con Belinda Bencic, la Copa Hopman. Su récord en el año es de 18-2. En la nueva sede de Miami, el único que le pudo sacar un set fue Radu Albot.

Cuando Federer debutó en Miami (derrota en 1999, como invitado, ante el danés Kenneth Carlsen), Denis Shapovalov y Felix Auger-Aliassime no habían nacido. Hace pocos días, Roger enfrentó a Shapo en semi -Felix perdió la otra con John Isner- y le hizo cosas como estas:

Federer cayó en su primera final en Miami, en 2002, ante Andre Agassi. Hoy, el suizo tiene cuatro títulos allí.

La vigencia de Roger -y de FueBuena después de 12 años (?)- nos pone constantemente a prueba: ¿cómo darle un enfoque original a sus triunfos para que el exigente lector -sí, vos- no lea simples elogios y estadísticas?

No es fácil. Hoy, mientras Roger está en la senda triunfal (?), decidimos referirnos a su retiro. A los Sí y los No a tener en cuenta para que, cuando ocurran derrotas como ante Stefanos Tsitsipas en Australia o algunos resultados inesperados ante jugadores peor ranqueados, no nos pongamos paranoicos o sepamos advertir algunos signos.

El primer dato ya lo saben: si Mirka se harta de la vida en aviones y hoteles, si le dice que es tiempo de terminar, Roger dejará el tenis. Él lo dijo varias veces, pero ella no parece considerarlo (al menos en lo que sabemos), así que ese factor lo descartamos por ahora.

Federer afirmó en una entrevista en ESPN con Patrick McEnroe y Rennae Stubbs que el retiro no está planeado y esperamos que no nos esté mintiendo. Un dato clave: pensar en el final en Tokio 2020 como algo ya preparado es un rumor falso, al menos hoy:

También dijo que no piensa en la palabra “retiro”, que no le haría bien tenerla en mente, y que va haciendo evaluaciones semestrales. La familia es la prioridad número uno, el segundo factor sería el físico (si no le permite competir por lesiones o dolores) y el tercero, relacionado con éste, sería el nivel: no estar a la altura de la velocidad de juego, no ser competitivo en una vara bien alta. “Si siento que no puedo ganar torneos o si siento que no puedo ser el mejor”, precisó Roger.

Los próximos dos meses no determinarán su retiro pero será interesante ver cómo maneja su físico de 37 años en el regreso a la arcilla después de tres temporadas. “No sé si me acuerdo cómo resbalar”, bromeó.

18 marzo 2019

Bianca y radiante

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 13:13

Es un buen momento para ser canadiense y fan del tenis.

¿Una jugadora que tira drops, volea old school (sin abusar de las voleas con top), que le pega fuerte pero también piensa? ¿Que tira drives con slice? ¿Cabeza de veterana a los 18 años? ¿Dónde firmamos?

Hace un año, Bianca Andreescu sufría una lesión en la espalda mientras se entrenaba en el gimnasio. El médico le dijo que podía haberse lesionado un disco. No fue así: se perdió seis semanas. Respiró aliviada.

“Es muy loco cómo puede cambiar todo en un año. Mi cuerpo no la pasaba bien, jugaba torneos de 25k en Japón y ahora soy… ¿Puedo decir la palabra F (por “fucking”)? Ok, no. ¡La “F” campeona de Indian Wells!”, dijo ayer entre sonrisas.

Hay que revisar los archivos para encontrar un crecimiento tan vertiginoso (revisaban los archivos y se daban cuenta de que mejor habría sido Google). Se puede observar el crecimiento en el ranking por semanas, a partir de octubre. Hace cinco meses estaba fuera de las mejores 200. Es la campeona más joven del torneo desde Serena Williams en 1999.

Su objetivo para 2019 era entrar en el top 100. Risas. Cuando llegó a la final de Auckland, en enero, con victorias sobre Wozniacki y Venus Williams, las metas deben haber cambiado.

Hija de inmigrantes rumanos que llegaron a Mississauga (Ontario) en 1994 “con dos valijas” y ganas de “empezar una nueva vida y tener un mejor futuro para nuestros hijos”, según papá Nicu, Bianca nació en Canadá. A los seis emigró, por el trabajo de mamá Maria, a Rumania durante dos años y medio. Allí aprendió a jugar al tenis. De regreso a Canadá con la familia unida, rápidamente fue seleccionada para formar parte del centro regional de entrenamiento en Toronto, donde se entrenaba tres días a la semana mientras iba al colegio. No es casual que, en el discurso de campeona de Indian, haya agradecido a Tennis Canada. Curiosamente, Andreescu volvió a Rumania el año pasado, para jugar la Copa Fed con amigos y familiares locales en el público. Sin embargo, ella representaba al equipo visitante.

Campeona en el tradicional torneo junior Les Petit As a los 13, Bianca empezó a destacarse desde que era pequeña. Llegaron los primeros torneos ITF en 2016 pero nadie imaginaba un salto tan repentino. “Es increíble. La palabra de estas dos semanas es ‘loco’”.

Embed from Getty Images

¿Cómo no ilusionarse con su futuro si, encima de tenis y astucia para jugar, le agrega espíritu de lucha? En la semifinal, derrotó a una experiente como Elina Svitolina. Terminó ese partido con calambres de los nervios. En la definición ante otra luchadora como Angie Kerber, ganó el primer set, perdió el segundo (ya cansada) y en el tercero desperdició el saque en 5-3. ¿Se venía la clásica “junior que tiene la ventaja y la despercidia por inexperiencia”? Nada de eso: Andreescu salió a pegarle duro, ganó 6-4 y se llevó el premio. Quedó tirada un rato largo en el cemento, de espaldas, como si no quemara.

“Estaba muy cansada, pero siempre mente sobre la materia”, dijo ella después.

Se observa en este video: “No me puedo casi mover. Realmente quiero ganar esto”.

Eso de pensar y ejecutar no es nuevo para Bianca. “Mi madre me enseñó a meditar y eso me ayuda a estar en el momento. Es lo que hago cada mañana durante 15 minutos. No prendo mi teléfono: medito; eso me ayuda a empezar bien el día. Hago visualización creativa, me ubico en situaciones difíciles y veo cómo las puedo manejar. También me vi levantando el trofeo al final”, comentó. “Veo que mucha gente trabaja en lo físico, pero la parte mental es la más importante porque controla todo tu cuerpo, ¿verdad?”.

Andreescu dijo que quiere disfrutar el momento, que jugará en Miami pese a los dolores y que todavía le cuesta estudiar: sigue el secundario online. “Cuando llego de entrenarme es lo último que quiero hacer, pero también creo que la sabiduría es poder. Espero poder hacer más cursos cuando viaje”. Mientras, espera poder llevar a sus padres a sus viajes. “Ojalá que puedan venir conmigo”. El cheque de 1.3 millón de dólares quizá pueda ayudar.

6 marzo 2019

El loco mundo de Nick

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 11:30

LA PREOCUPACIÓN

Embed from Getty Images

Nick Kyrgios quizá sea el joven con más lesiones de los top. Cadera, espalda… En Delray Beach tiró una frase contundente sobre su problema en la rodilla derecha:

“No puedo darme el lujo de tomarme semanas libres. No puedo ir a casa y hacer rehabilitación. Hay viajes todo el tiempo. A esta altura, honestamente, quizá deba seguir confiando en mi saque e ir tirando”.

EL DRAW

Nick perdió rápido en Delray ante Radu Albot, discutió con un espectador, todo mal. Llegó a Acapulco y mostró un gran nivel en primera ronda ante Andreas Seppi.

¿Por qué jugaste tan bien?, le preguntaron.

“Vi a Nadal en el cuadro”.

Embed from Getty Images

Lo sabemos hace tiempo; le encanta enfrentar a los grandes y se aburre en otros partidos. Recuerden su famosa frase que incluye a Nicolás Kicker (con quien perdió en Lyon 2017).

RAZONES PARA NO ABANDONAR

Al final del primer set que le ganó Nadal, Kyrgios se mostraba sin ganas. Pidió trainer, también llegó el supervisor y a ambos les dijo que se sentía muy mal (¿estómago? ¿mareos? Realidad o exageración, no sabemos).

¿Por qué siguió jugando? Se le escuchó decir que “si abandono, esto va a estallar en los medios y el público me va a abuchear. Trataré de jugar un par de games más”. Sabemos lo que pasó después.

Embed from Getty Images

Todavía no podemos creer que un jugador de su categoría piense en los medios de comunicación como razón para seguir jugando un partido.

Habla mucho del Mundo Nick.

MALA ONDA CON RAFA

El saque de abajo fue lo que ocupó los titulares de los diarios online más importantes, un saque que ni siquiera entró y no debería generar tanto barullo: fue una forma legítima de intentar sorprender a Rafa, quien se paraba muy atrás. Roger Federer lo bancó en esa desde Dubai.

“¿Violé alguna regla? Rafa se para a 10 metros, ¿por qué no intentarlo? Robin Haase lo hizo una vez, pero porque lo hice yo, todo el mundo critica”, dijo Nick.

Sin embargo, no fue lo que generó la bronca mayor en la cancha, sino el “nononono” de Nadal en su segundo match point a favor, que frenó el saque del australiano por no estar listo, situación que puede verse en el segundo punto de este video. Sabemos que Rafa es de los más lentos entre punto y punto, que tiene sus rituales, y Kyrgios a veces es todo lo contrario. “Las reglas dicen que el punto debe desarrollarse a la velocidad del sacador”, esgrimió Kyrgios. También es cierto que si el receptor no está listo, puede pedir unos segundos más (aunque no todo el tiempo).

Como saben, la siguieron en la rueda de prensa. Nadal aludió a las faltas de respeto.

Kyrgios dijo: “Somos diferentes, no lo voy a escuchar, no me conoce”.

En instagram, escribió que “puede oler la sangre cuando juega contra este tipo”, acompañado de una jeringa que andá a saber qué quiso significar.

LOS MATCH POINTS

Con tanta plomémica (lo escribimos mal a propósito), Kyrgios dio una muestra de carácter: levantó tres match points en el tie-break final ante Rafa, uno de ellos con un drop a medida y (elogiable esto) el segundo después de cambiar la raqueta tras el primer saque y luego de quejarse orque Nadal le paró el punto, y porque lo hacía en forma recurrente.

Imagínense cómo trabaja la cabeza cuando venís a hacer un segundo servicio en match point en contra.

De hecho, quedó muy escondido lo infrecuente de la doble falta clave de un campeonazo como Rafa.

Más allá de las victorias logradas por Kyrgios esta semana (Seppi, Nadal, Wawrinka, Isner y Zverev), impresiona el aguante físico y mental que tuvo, partidos de tres horas, finales de madrugada, noches largas. En la rueda de prensa post-Wawrinka, dijo que sintió calambres.

Ejemplo número 342424234 cuando el ranking no importa: fuera de los mejores 70, quedó cerca de volver al top 30.

GOL DEL COMMUNITY

En su semana de mayor popularidad en el año, Kyrgios se encargó de recomendar en todos sus tuits a su fundación.

DE EXHIBICIÓN

Nos mata cuando juega parado y gana los puntos.

Y no nos olvidamos de esto, incluido en el anterior video.

LOS FESTEJOS

Tocando la guitarra al ganarle un set a Rafa, el Topo Gigio al ganar ese partido, el dedo en la boca en señal de silencio al lograr el título… Si lo juzgás a Nick por sus festejos, seguro nunca te va a caer bien (?).

Embed from Getty Images

Con una pipa en la mano y el libro de Freud en la otra, arriesgamos que le encanta ser el malo de la película porque eso le quita presión, no es el favorito para ganar. “Me encanta tener al público en contra, me da energía”, confesó esta semana en México. “Aunque me odien, vendrán a verme mañana, en dos años… Es así”.

En el partido, se pelea seguido con alguno o con todos. “Es de locos”, dijo cuando lo silbaban en un tiempo médico tras una caída en el partido con Wawrinka. “Tengo sangre en toda la mano. ¿Qué quieren que haga?”.

LOS OFFSIDE

Al día siguiente del partido con Nadal, Kyrgios enfrentaba un punto clave ante John Isner, cuando sacaba 5-5 y break point en contra.

El video fue borrado, pero se ve que Nick mira al público y dice: “¿Dónde están los fans de Rafa? Súbanse en el vuelo a Indian Wells”.

La mejor forma de enfrentar un break point contra Isner: pelearse con fans del jugador al que se le ganó un día antes.

Embed from Getty Images

LA AUTOCRÍTICA Y LA JODA

“Los drops no son una estrategia, sino que soy un poco vago a veces y es una buena opción. No me gustan los peloteos largos. Horrible ejemplo para los que están mirando”, reconoció tras vencer a Zverev.

¿Te interesa ser top ten?, le preguntaron.

“Necesito ser más profesional y disciplinado. (Antes de la final) fui a andar en jet-ski. No creo que un top ten haría eso. Ni siquiera tengo coach. Podría empezar por ahí”.

En la transmisión de ESPN, Javier Frana y Luis Alfredo Álvarez, presentes en el torneo, comentaron que era frecuente ver a Nick despierto hasta tarde en los locales nocturnos del complejo de Acapulco.

Y DALE CON LA PRENSA

El día que Kyrgios le dé menos bola a las críticas, ese día ganará en salud. Después de pensar en su enemigo favorito para no abandonar su partido ante Nadal, la siguió en twitter y tuvo la banca de Chris Evert.

El australiano se alimenta de las críticas. Le encanta responder con ironía.

LA BELLA Y LA BESTIA (?)

Ya en Indian Wells, Kyrgios tuvo su primera práctica con… Amanda Anisimova, la nueva sensación del circuito. “Es muy buena”, se le escuchó decir a Nick después de un winner de la estadounidense de 17 años.

Anisimova había dicho que Kyrgios sería su pareja ideal de doble mixto.

Si gana su primer partido en el cuadro principal, el australiano podría enfrentar a Novak Djokovic (récord de 2-0 para el aussie).

¿Habrá olido sangre otra vez?
*Perdía su primer partido

Página siguiente »