Fue buena

27 octubre 2016

Indicaciones para todos

Filed under: Info — Marcos @ 17:39

Elijan el partido ATP que quieran y la situación se repetirá decenas de veces: el coaching (indicaciones del entrenador en pleno partido) está prohibido en el tenis pero los jueces de silla lo advierten y suelen dejarlo pasar.

Algunos entrenadores la camuflan un poco más, desarrollan señas especiales, otros no andan con tanto rodeo y no les importa que se note.

La ATP y la ITF sancionan al jugador que recibe indicaciones durante los partidos. La WTA, en cambio, permite desde el 2009 que el entrenador o entrenadora entre a la cancha, una vez por set, durante el tiempo de un cambio de lado, a hablar con su jugadora.

El on-court coaching de la WTA viene con micrófono y la propia WTA publica los videos en YouTube. Por ejemplo este de Lindsay Davenport con Madison Keys.

Es pertinente la queja de Judy Murray: ¿por qué ellas podrían necesitar ayuda y ellos no?

El Libro de Reglas de la ATP dice que ante cada advertencia por “coaching” puede haber multas de 5.000 dólares, además de seguir la regla de, primero, advertencia, luego un game o varios, hasta una posible descalificación. De hecho, el supervisor de un torneo puede pedir que un entrenador se mueva de su lugar o hasta que sea expulsado de la cancha si interrumpe al normal desarrollo de un partido.

La novedad es que, según pudo saber FueBuena, la ATP está analizando romper esa rigidez anti-coacheo y los mismos jugadores debatieron sobre esto en la última reunión del Consejo de Jugadores en Nueva York.

En esa reunión, en la que estuvieron Novak Djokovic y los hermanos Murray, entre otros.quien tomó la palabra fue el italiano Claudio Pistolesi, representante de los entrenadores ante el Consejo, quien expuso una propuesta de un grupo de entrenadores que principalmente proponía “legalizar” la comunicación entre el coach y el jugador en la cancha, mientras aquella no interrumpa el normal desarrollo del juego.

Los miembros del Consejo se comprometieron a recolectar opiniones al respecto para poder continuar el debate en la próxima reunión, durante el Masters 1000 de París, la próxima semana.

Roger nunca fue amigo de esa idea. Hace mucho tiempo dejó clara su posición anti-coaching, argumentando que el tenista es como un boxeador que debe arreglar sus asuntos en soledad. Aun los boxeadores reciben consejos en los cambios de lado (léase por finales del round).

Mientras tanto, recordamos con cariño (?) cuando Stan Wawrinka “descifró” al intenso Tony Nadal, siempre apuntado por sus charlas constantes con su sobrino.

“Yo sé que Rafa no tiene 25 nombres, así que con el tiempo fui descifrando el código. Toni le gritaba un nombre, y según el nombre que decía, él tenía que sacarme a la derecha o al revés”, explicó el suizo, que recibió las disculpas de Toni. “No es nada personal contra Rafael. Tampoco contra Toni. Todos sabemos que él está siempre tratando de ayudarlo. Es normal, parte del juego. Pero cuando es suficiente, es suficiente”.

El padre de Nole acusó a Toni de coaching durante una final de Roland Garros y Fognini también tuvo un cruce con el español (Rafa se quejaba de que el italiano hacía tiempo y Fognini, de las indicaciones) que dejó este entrañable video.

20 octubre 2016

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 14:57

17 octubre 2016

De cobertura en la Copa FILA

Filed under: Coberturas — Marcos @ 01:13

Toda victoria con un poco de drama se disfruta más.

Renzo Olivo estuvo cerca de perder la semifinal, muy cerca de perder la final, pero terminó levantando la copa de campeón de la Copa FILA, el challenger porteño. “Fue como una película de suspenso”, dijo el campeón, que corrió metros y metros para aguantar los palos de Leo Mayer para imponerse por 2-6, 7-6 (7-3) y 7-6 (7-3) después de levantar dos match points y una desventaja de 3-0 en el segundo set.


Foto: Sergio Llamera.

En la semifinal frente al dominicano José Hernández Fernández, el rosarino estuvo set abajo y 2-5 en el segundo, y triunfó por 5-7, 7-5 y 6-2.

¿La importancia de este título? Regresar el top 100, lograr su mejor ranking (dentro de los 90) y entrar directamente al Abierto de Australia, ya que apenas defiende ocho puntos hasta fin de año. Recordarán que a un Grand Slam se clasifican los mejores 104 (el número no es exacto ya que depende de las bajas y los rankings protegidos) del listado de seis semanas antes del comienzo del torneo. “Te ahorra mucho físico entrar a esos torneos. Tenés la posibilidad de sumar muchos puntos estando ahí arriba”, dijo Olivo, que en 2016 en Australia pasó la clasificación y pasó una ronda al vencer al checo Vesely.

MOMENTO EMOTIVO

Leo Mayer perdió el título por nada: en el segundo match point intentó atajar con la volea de drive, se tiró como arquero y la pelota quedó en la faja. Pese a la bronca por los puntos que se escaparon, vivió un momento emotivo en la ceremonia de premios, cuando Renzo habló de la entrega del Yacaré, de los puntos que aportó en la Copa Davis, y éste no pudo aguantar las lágrimas.

LABURO Y SOLIDARIDAD

Mayer es de esos jugadores que, en los momentos de descontrol, se pueden enganchar con situaciones o personas del público. Cuando perdió un punto con Olivo, miró a la terracita cercana a la entrada del VIP y gritó: “Eh loco a ver si no se mueven que estamos laburando acá”. Después de perder el punto siguiente volvió a mirar con ira para el mismo lado.

En la semifinal, cuando silbaron a su rival brasileño Dutra Silva, el Yacaré gritó que “si lo jodían al otro también lo estaban molestando a él” y que había que tener un poquito más de respeto.

UNA CONDUCTA NO TAN FRECUENTE

Los ball-boys cada tanto sufren la ira de los jugadores con órdenes o puteadas cuando los chicos tardan en alcanzar la toalla, pero Hernández Fernández es todo lo contrario: el dominicano es uno de los pocos que agradece cuando los alcanzapelotas le traen la toalla. Y la pide cada dos o tres puntos, como todos sus colegas. Gracias, dice, asintiendo con la cabeza.

En un momento de calentura, le sacó la toalla de las manos a un ball-boy como descarga e inmediatamente se deshizo en disculpas, pese a que supuestamente seguía enojado por la chance perdida en el partido.

Si quieren leer más de este dominicano que hace rato se entrena en la Argentina pueden entrar a este post de Efecto Tenis.

REPRESENTADO POR NADAL Y PORTEÑAZO

Jaume Munar, finalista de Roland Garros junior, español con mucha mano e inteligencia, físico y aguante, con destino al menos de top 100, llegó a cuartos de final en la Copa FILA y mostró sus credenciales.

Fue de los primeros en arribar a Buenos Aires: diez días antes del comienzo del torneo ya se entrenaba en las canchas del club Abierto mientras se armaba el estadio tubular. Representado por la empresa de Rafa Nadal, tiene la conducta de entrenamiento de Rafa y en la Copa FILA pudo vencer a Guido Andreozzi. También pegó asado, como se ve en la foto de su twitter.

EL MAGO ENTRE NOSOTROS

Guillermo Coria en una cancha de tenis. Eso vimos, aunque más no sea tirándoles pelotitas a los chicos junto con Eduardo Schwank para el programa Nuestro Tenis, un proyecto en conjunto entre la Secretaria de Deportes y la AAT (la continuación de Tenis Federal, de Martín Vasallo Argüello) en el que recorren el país detectando talentos y tratando de brindar mejores estructuras de desarrollo para chicos y chicas, sus familias y los entrenadores, y escuelas de tenis.

En 2016, el Mago visitó seis puntos del país. El programa no apunta a quienes ya se destacan sino a los que están algo más alejados del ranking quizá por falta de recursos para competir u otro tipo de dificultades. Mezclados entre los chicos correteaban los hijos del Mago, Delfina (3 años) y Thiago, de 4 años y medio, quien ya le daba con ganas a la raquetita desde antes de caminar. De hecho, Coria le contó a FueBuena que debió ejercer su rol de padre y ponerle un freno a su hijo porque su fanatismo era tal que le iba a romper la casa a raquetazos.


Delfina y el Tío Fede Coria. Foto: Sole Giménez.

9 octubre 2016

Un 2016 de cambios (post editado)

Filed under: Pienso de que... — TodosLosAutores @ 21:53

POST EDITADO

Hace varios años, diríamos 2012, que nos interesa el asunto del envejecimiento del circuito y el recambio generacional tardío. No sólo porque somos freakies de los juniors -nos encanta seguir a los más chicos, presentarles a los mejores y ver quiénes pueden brillar en el ATP- sino porque lo que está ocurriendo con los treintañeros desde hace ya varias temporadas es digno de estudio. Tenemos un podcast en preparación sobre ello, en algún momento saldrá, quizá cuando los treintañeros sean sexagenarios.

Este año, si bien los de 30 o casi ganaron los títulos más importantes, hubo un avance de los de 20 o incluso adolescentes todavía. Ya se metieron top 100 como Tiafoe hoy, algunos top 20, Thiem subió al top ten, Kyrgios está más asentado, Zverev con triunfazos y un ATP, y eso que todavía faltan torneos y no nos queremos extender porque arruinaríamos ese podcast.

Aunque los procesos históricos se analizan después de que ocurran, es muy probable que 2016 sea analizado en un futuro cercano como el año en el que todo empezó a cambiar. Siguen dominando Djokovic y Murray, ambos al borde de los 30, pero hay indicadores que apuntan al relevo.

Roger Federer y Rafael Nadal, los íconos más fuertes de este milenio, están en baja. Por primera vez desde julio de 2003 no aparecen en el top 4. No son parte del Big Four actual. La última vez que ambos no aparecieron en el top 5 fue en febrero de ese año y los mejores eran estos:

Rafa puede volver a su mejor nivel en cualquier momento, Roger también en 2017. No es el fin de una era, porque hace rato que vivimos en la de Novak Djokovic. Nole también tendrá su momento de bajón: es muy demandante en lo físico y mental lo que ha logrado en las últimas temporadas y en eso anda el serbio, quien admitió, primero a la prensa de su país y luego a L’Equipe, que después de Roland Garros le costó encontrar alegría en una cancha, que se presionó demasiado (con el Grand Slam completo, estimamos) y tuvo algunos bajones. Dice que no puede predecir cómo terminará el año y que sólo quiere divertirse en la cancha, volver a encontrar esa alegría.

Al acecho entonces está Murray, quien quedó con su título en Beijing a 1.550 puntos de Djokovic en la Carrera a Londres. El escocés expresó su deseo de ser el 1 del mundo y con eso sería un más que digno integrante del Big Four, grupo en el que siempre se lo colocó con muchos menos logros que sus colegas.

Si no lo logra este año, es probable que veamos a un Murray en la posición más alta en 2017 y lo que ocurrirá después es una incógnita. Por un lado están Milos Raonic y Kei Nishikori, una generación quizá más débil que la siguiente (allí también debería estar Grigor Dimitrov) y por el momento sin títulos de Grand Slam. Veremos qué pasará con Del Potro (hoy con 28, fresco de cabeza por los años parado pero siempre atento a su físico), con Thiem, y si los que parecen “distintos” como Zverev o Kyrgios darán un salto más importante.

Frenamos ahí. No nos gusta la futurología sino el análisis. En otro momento vemos.

8 octubre 2016

Menú diverso en la Copa FILA

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 15:44

Entre las pocas oportunidades que tenemos los de estas latitudes de ver tenis en casa, se recibe con agrado a la Copa FILA, el challenger que comenzó hoy con la clasificación (gratuita, también mañana, no os perdáis eso) en el Abierto, ex El Clú, en Saavedra (entrada por Triunvirato 6385). El menú viene variadito:

UN FINALISTA DE COPA DAVIS

Leo Mayer y la explosión de sus golpes. En una temporada en la que debió bajar a los challengers por un problema en el hombro, aportó uno de los tres puntos en Glasgow y tiene pinta de singlista para la final en Zagreb. Antes, intentará sumar puntos en el polvo de ladrillo porteño.

PROTAGONISTAS DE NIVEL

Horacio Zeballos y Carlos Berlocq, aportan la experiencia y buen juego de top 100. Renzo Olivo, quien estrenó también condición de top 100 hace un par de semanas, quiere mostrar sus progresos en casa. Lo mismo Facundo Bagnis, ya instalado en ese grupo gracias a los challengers. Otro a seguir es Machi González. Se destacan los choques Guido Andreozzi-Facundo Argüello y Agustín Velotti-Federico Coria.

EL FUTURO CON NOSOTROS

Casper Ruud. Siempre decimos la frase “anoten ese nombre”. En algún momento le dedicaremos un post individual, pero simplemente recomendamos que vayan a ver a este noruego de 17 que ya ganó un challenger, también en polvo de ladrillo.

También estará Jaume Munar, finalista junior de Roland Garros. Entre los nuestros, Camilo Ugo (17) tendrá un duro escollo ante Zeballos.

3 octubre 2016

Ajedrez, libros y unos cuantos tiros ganadores

Filed under: Info — Marcos @ 10:08

Los nombres de los tenistas son un tópico fetiche en FueBuena. Hemos comprobado que muchos de ustedes siguen los resultados de los tenistas por el nombre, y hasta quizá queremos que un jugador gane sin saber siquiera cómo juega. Nunca lo hemos visto. El nombre de pila y/o el apellido alcanzan: es gracioso, su tonalidad, suena musical, la dificultad para pronunciarlo, etcétera.

El jugador del fin de semana fue el ruso Karen Khachanov, quien con 20 años ganó su primer título ATP, en Chengdu, en su primera final.

La mejor forma de empezar a conocer a un jugador del que escucharemos hablar bastante es con un aporte a la cultura (?), sección clásica del blog, para saber cómo se pronuncia correctamente su nombre.


“No tengo un nombre de mujer, es armenio”, explica Karen. 

Al bueno de Karen también lo queremos porque se olvida de apagar el teléfono antes de arrancar un partido y corta un game para ir a atender. Ni Gaudio se animó a tanto.

Khachanov es un jugador de esos que no sólo entretienen con sus habilidades tenísticas: el ruso es un personaje pintoresco con el que se puede hablar de temas externos al tenis. Sus inquietudes van más allá del deporte que practica: su principal hobby es la lectura, las novelas clásicas y, antes que el Candy Crush, elige jugar a la ajedrez o tirar dardos para mejorar la concentración.

Su papá, Abgar, es un hombre de negocios y su mamá, Natalia, neuróloga. Karen parece tener todo claro en su cabeza: admite que no hay garantías en la vida y lograr una buena educación es esencial, por eso estudia Licenciatura en Educación física a distancia (cada dos meses rinde exámenes en Moscú).

“Durante los torneos leo y estudio, no es muy difícil. Es importante tener un título. Quiero educarme y aprender más sobre el cuerpo. Lo hago por mí. Me ayuda un poco en mis entrenamientos. He estudiado biología y es importante conocer tu cuerpo y además me distiende de la competencia”.

Khachanov tuvo una raqueta por primera vez en sus manos a los 3 años; varios años después, se decidió por el tenis como profesión full-time: a los 15 se mudó a Croacia para entrenar con un ex coach de Goran Ivanisevic y hace dos años hace base en Barcelona.

Galo Blanco (quizá lo recuerden del trabajo de base que hizo con Milos Raonic) tiene gran responsabilidad en este presente del ruso.

El español logró que Khachanov encontrase su rumbo, que pueda serenarse sin perder el instinto ofensivo. En cualquier partido suyo podrán ver esa mezcla de tirabombas que no se incomoda si tiene que ponerse a construir los puntos: desde sus 198 cms. castiga la pelota sin piedad y se mueve con facilidad para su porte.

El ruso es de esos jugadores que sin hacer demasiado esfuerzo es capaz de jugar a una media velocidad altísima: al estilo Marat Safin, por ejemplo, pin-pan-pún y a otra cosa. Safin es uno de sus ídolos, al igual que Juan Martín del Potro.

Algo parecido marcábamos cuando presentábamos hace un tiempo a Alexander Zverev, también debutante en títulos la semana pasada en San Petersburgo y futuro animador de Grand Slams. Allí se cruzaron y la prendieron fuego.

Khachanov tuvo su primera gran exposición cuando, con 17 años, llegó a cuartos de final en el ATP de Moscú . No obstante, debió aguardar su momento de maduración ideal.

“No estaba preparado para hacerlo de un modo más consistente. Es por eso que me costó más encontrar mi juego. Solo tienes que pasar por las etapas y creer que lo superarás. Algunos tardan más en llegar, algunos van más despacio”, analizó.

Un par de semanas después de cumplir 20, logró el objetivo de entrar al top 100 y ahora completó la mejor semana de su carrera con victorias ante Sousa, Mannarino, Feliciano López, Troicki y Ramos-Viñolas. Dos años y medio después de deslumbrar al mundo del tenis, el ruso llegó para quedarse (ya al borde del top 50).

¿Qué objetivos se pone ahora? “Prefiero pensar que este es un gran inicio en mi carrera por alcanzar la cima del tenis. Me motiva para trabajar más y mejorar. No me suele gustar hablar de objetivos si no concentrarme en el trabajo que tengo que hacer y luego ya veré lo que puedo llegar a lograr”.

El tenis ruso vuelve a ofrecer un recambio interesante, con Khachanov, Rublev, Medvedev y los campeones de la Davis junior del fin de semana, grupo en el cual se destaca Alen Avidzba.