Fue buena

27 abril 2017

Nos vemos en 2018

Filed under: Videos — TodosLosAutores @ 19:12

Serena Williams habla de maternidad, de la noticia publicada por error, de su participación en Australia después de enterarse de que estaba embarazada, de su rol de liderazgo en el circuito femenino y afirma que definitivamente volverá al circuito después de los 36, motivada por su hermana Venus y por Roger Federer.

Su charla en TED:

3 abril 2017

A descansar con los deberes hechos

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 02:51

El final de Miami suele marcar el primer cuarto del año y si pensamos que ya hubo tres Federer-Nadal (recuerden, empezaron muy atrás en la preclasificación en Australia), que los dos ya regresaron al top 5, que Roger ganó los tres choques y los tres títulos más importantes incluido un impensado Grand Slam, que lleva una considerable ventaja que hace que pensemos que puede terminar Uno pese a que hará gira de polvo de ladrillo mínima (quizá ni sea gira); si pensamos que Djokovic y Murray no pudieron pasar de cuartos en los torneos más importantes, que Kyrgios y Zverev siguieron sumando experiencia y buenas victorias… Hombre, qué arranque de 2017. Déjennos respirar un poco.

El dominio inusitado de Federer sobre Rafa en esta período, que le permite ganar su cuarto partido consecutivo por primera vez en el historial entre ambos, lo explica él mismo por el revés mejorado gracias a la raqueta (que no es nueva, la tiene hace un par de años, el asunto es que trabajó muy bien el golpe en la extensa pretemporada en Dubai), el trabajo físico y la felicidad dentro y fuera de la cancha. Lo observamos en Australia y en Miami: fíjense el punto de impacto de Roger con el revés ayer y lo que hacía en la gran final que le remontó a Rafa en Miami 2005. Después de aquel partido, Federer reconoció: “Los pies queman cuando juegas con Nadal”.

Ya no se lanza al ataque como loco como aquella vez. Desecha el slice, que no produce nada contra Nadal. Rafa, es cierto también, no es la fiera en defensa como en 2005. Ya no está tan rápido ni punzante en la contra. Aun así, ayer pudo haber quebrado para sacar 4-3 en el primer set, y una bola de Roger tocó la faja y pasó. “Ese punto fue clave. Rafa comenzó el partido muy animado”, reconocería Federer.

Pasaron 13 años de la final de Miami que llegó a cinco sets, el segundo enfrentamiento entre ellos (el primero también fue en Miami, en 2004, y Nadal ganó cómodo). Ni FueBuena existía y eso que en breve cumplimos una década.

A los 35 años Roger desliza que puede estar jugando el mejor tenis de su carrera. Se nota lo “de vuelta” que está, la suficiencia, el aplomo en los puntos clave, que le permitió zafar dos partidos casi perdidos ante Berdych y Kyrgios. Con su revés y las devoluciones de saque pimponescas dominó a duros rivales como Del Potro y Nadal.

Ayer repasábamos el cuadro de aquel Miami inolvidable. Federer partió como primer favorito y ninguno de sus rivales de aquel entonces, salvo Nadal, son tenistas activos. Ya les sugerimos alguna otra vez pensar qué están haciendo Roddick, Hewitt, Ferrero, Nalbandian, Coria o Fernando González (no es que esté mal que se hayan retirado, cada uno hace su vida, el asunto es que la vigencia de Federer abruma). De aquel cuadro de 96 jugadores, los que siguen activos son 23: Roger, Rafa, Karlovic, Muller, Haas, Benneteau, Stepanek, Young, Mónaco, Mayer, Mathieu, Berdych, Feliciano López, Melzer, Ferrer, Kohlschreiber, Almagro, Monfils, Youzhny, Seppi, Robredo, Verdasco y Mirnyi (en dobles).

A esa altura de los acontecimientos, Kyrgios era más o menos así:

Federer toma una ventaja de 10-9 sobre Nadal en torneos en cancha dura y no le dará la opción de enfrentarlo muchas veces en la superficie que más favorece al español, porque como había anticipado, no jugará casi nada en polvo de ladrillo: descansará varias semanas, hará una preparación en canchas rápidas y antes de Roland Garros probará el polvo de ladrillo para no ir desentrenado, y si pasa muchas rondas en París será por lo bueno que es. El objetivo es Wimbledon.


Nuestra primera imagen de instagram. Pueden seguirnos también allí.

Sus chances de ser número uno a fin de año se verán comprometidas pero no creemos que sea la prioridad de Roger. No nos contó nada el suizo (?), pero además de seguir ganando Grand Slams, lo vemos mirando de reojo un récord del que nadie habla demasiado: los 109 títulos de Connors. Le faltan 18.

¿Tan loco suena?