Fue buena

18 junio 2017

Tan cerca, tan lejos

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 18:27

Quizá la final entre Gaudio y Coria en Roland Garros sea el gran ejemplo de lo que queremos reflejar en este post. Alguna vez ya lo escribimos: en los dos match points del Mago, una bola podría haber picado en una línea, en una montañita de polvo de ladrillo, y las vidas de los dos cambiaban para siempre.

Muchas veces, el tenis divide a la victoria y la derrota según límites demasiado finos, que se miden en milímetros. Después venimos nosotros a intentar elaborar teorías dignas de papers (?) de por qué tal o cuál ganó o no, y nuestros análisis de una hora y media de juego pueden variar según un mal pique o una situación fortuita en un punto clave.

Lógicamente, un partido no se explica por un mal pique o un punto en especial. Hay dos atletas pujando por cambiar su destino durante más de una hora de juego, pero no debería sorprendernos la cantidad de veces que ocurren situaciones parecidas a la de Coria-Gaudio o la de esta semana con Lucas Pouille.

El francés estuvo a un punto de perder su partido debut en Stuttgart con el local Struff. En el match point del tie-break del tercer set, ocurrió esto:

Analicen bien el punto, más allá de la falta de definición de Struff. Pouille llega justo al toque del rival, defiende con el marco la segunda y casi toca la red en la tercera. Podría haber tirado la última afuera, tocado la red, recibido un pelotazo al cuerpo, muchas opciones. Su colega Sergiy Stakhovsky le dijo por Twitter que hubo un tiro ilegal, ya que le pegó antes que la pelota del rival pase la red. Es difícil determinarlo con seguridad inclusive en la última repetición.

¿Cómo termina la historia? Como debía para tener un post redondito: Pouille venció luego a Kohlschreiber, Paire y Feliciano López -ajustado 4-6, 7-6(5) y 6-4- para lograr su primer título en césped. Y un Mercedes de premio, como alguna vez se llevaron, cuando Stuttgart se jugaba en polvo de ladrillo, Coria, Nadal o Del Potro.

14 junio 2017

El ganador de las zapas del Desafío FILA

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 15:54

Antes que nada, gracias a los casi 1.200 lectores/seguidores que participaron en las distintas redes (twitter, facebook e instagram) en el Desafío FILA durante Roland Garros, por los diez años de FueBuena.

El ganador de las Cage Delirium es @fbensusan, seguidor en Twitter.

Viejitos los trapos

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 14:55

11 junio 2017

Paris Je t’aime Día 15

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 19:11

Levante la mano el que pensó a fines de 2016 que Rafael Nadal ganaría, a los 31, su copa de Roland Garros más sencilla, la décima. O el que pensó que, terminada la primera mitad de la temporada, sería el candidato más firme al número uno de fin de temporada.

Levante la mano el que pensó que los primeros Grand Slam serían para Federer y Nadal.

Nosotros jamás vimos este “Back to 2007″.

Nadal había ganado Roland Garros sin perder sets (en 2008 y 2010) pero jamás con tan pocos games perdidos (35). Es cierto que un partido se cortó en el segundo parcial por retiro de Pablo Carreño Busta. El récord de menos games perdidos en Rolanga es de Borg (32 en 1978).

Nadie pudo llegarle a cinco games en un set a Nadal. Ni Wawrinka, vencedor de Murray, ni Thiem, vencedor de Djokovic.

Un año después de no poder presentarse ante Marcel Granollers en tercera ronda por problemas en la muñeca, Nadal se lleva una copa que dice “La Décima” y recibió el trofeo en manos de su tío Toni (anunció que será el último Rolanga con su sobrino). Cuentan en París que Toni lloró fuerte en el vestuario. La ceremonia de premiación fue muy digna, con la sorpresa del tío, unos trapos en el fondo y un lindo video de la decena que comenzó con aquel triunfo ante Mariano Puerta en 2005.

“Si me preguntabas en 2005 sobre 2017, me veía pescando en bote en Mallorca”, dijo Nadal, quien sumó su Grand Slam número 15 y volvió a quedar a tres de Federer.

Ninguno quiso perderse el último punto. Ni siquiera un campeón de Rolanga que conocemos.

10 RG 🇫🇷🏆

Una publicación compartida de GG (@soygatina) el

No queremos repetir un análisis sobre una conquista de Nadal que ya escribimos ocho veces (el blog nació en 2007). Sólo recordaremos que a su juego único, las revoluciones de su drive (Wawrinka no podía pegarle cómodo), a la excelencia en la transición de defensa a ataque, al revés mejorado, al saque pocas veces elogiado, hay que agregarle el disfrute que debe sentir Nadal por el viaje de estos últimos tres años. Nadal no ganaba un Grand Slam desde Rolanga 2014. En el medio, lesiones de rodilla y muñeca. Ya saben lo que pasa cuando una figura de su talla no gana y encima se rompe: se le pronostica el retiro o la decadencia. Lo mismo ocurrió con Federer.

De la final esperábamos mucho y hubo poco. Wawrinka necesita estar firme para jugar como sabe. Si corre de un lado para el otro, se le dificulta demasiado. Si el punto no comienza bien para él (saque o devolución) y no se puede afirmar, si tiene que visitar los costados e improvisar un último recurso, es muy probable que pierda contra Nadal. Necesita estar en modo cierro-los-ojos-y-entra-todo, lo cual no ocurrió en este caso. El suizo perdió su primera final de Grand Slam (3-1). “Nadal pone dudas en tu cabeza cuando lo enfrentás”, explicó Wawa.

Ojos cerrados no tuvo Nadal, pero tampoco siguió la pelota en este tiro imposible de la final.

Así disfrutaba Nicole.

El último punto fue un botón de muestra. Wawrinka ensayó una volea gillette desde el fondo que no pasó en la red, un golpe que resumió su impotencia. Ya se había intentado “comer” una pelota, había partido una raqueta… No fue su día pero sí un muy buen torneo para él.

Nadal, rey de la gira de polvo, ahora se prepara para el césped de Queen’s. Pasado mañana vuelve a jugar Roger (dominador del circuito de Australia a Miami). Nosotros nos preparamos para seguir comprando pochoclo.

9 junio 2017

Paris Je t’aime 12-13

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 20:12

Lo que se anticipaba como un partidazo entre el Rey y un posible Heredero tuvo un único protagonista. Finalmente Nadal utilizó a Thiem como un entrenamiento para enfrentar a Wawrinka, de juego similar al del austríaco, en una final de Roland Garros que promete mucho.

Una semifinal fue una batalla con puntazos (un par de videos debajo) de cuatro horas y 36 minutos. La otra, de la que se esperaba demasiado, fue un monólogo, en gran parte por los nervios y la frustración de Thiem, demasiado negativo. Lo había dicho en su rueda de prensa anterior Dominator: para ganar un Grand Slam hay que vencer a Djokovic, Nadal y luego Wawrinka o Murray, al mejor de cinco sets. Durísimo. Quizá todavía esté verde para eso pero no es nada que el tiempo y el rodaje no puedan solucionar.

El primer punto de Nadal fue un passing de revés cruzado. Lo festejó con un breve “inflador”, puño para adelante, como si estuviera set point. Había mucha tensión en el ambiente (quiebres repartidos al principio) y Rafa sabía que era su primera prueba de dificultad real en esta edición de Rolanga. El revés de Thiem apareció muy poco por el Bois de Boulogne. Poco a poco Nadal se fue afianzando y dejó aparecer la frustración en su rival. No les quedaba mucho tiempo de luz natural (los partidos empezaron al mediodía) y Rafa lo hizo simple para quedar a un solo partido de la Décima.

Wawrinka, campeón del 2015 y eterno tapado en los Grand Slam (¿hasta cuándo?) cuando muchas veces hace agua en torneos menores, es uno de los rivales más interesantes (para nosotros, los espectadores) que podían presentársele a Rafa. Ya le ganó una final de Grand Slam (Australia 2014, no importa que Rafa haya estado lesionado), no tiene ningún problema de que le jueguen al revés con el top que imprime Nadal y sabe que si bien es imposible escaparle a los nervios de una gran final, la presión principal no estará de su lado.

A los 32, Stan es el finalista de Rolanga más veterano desde 1973. Su camino fue algo más difícil, pero se desembarazó de Monfils y Cilic en sets corridos. El año pasado había perdido la semifinal con Murray y hoy estuvo 1-2 en sets. En ese momento de desventaja apareció el Wawrinka intratable, de ataque furioso pero controlado, las aperturas con el revés para poner a correr a Murray y varios toques sencillos en la red, gracias al trabajo de sus tiros anteriores.

El tiro del final, para un cuadrito.

Si resultó un partidazo fue por la garra e inteligencia de Murray, rápido en defensa, sagaz para compensar su falta de potencia con colocación, efectos y sorpresa. Es de los tenistas con IQ más altos y volvió a demostrarlo. Abría a Wawrinka y lo obligaba a tirar porque no había mucho regreso posible. No lo cerró en el tie-break del cuarto porque su rival comenzó más afilado y en el último no tuvo combustible. Por cómo venía, la semifinal no es un mal resultado para el escocés.

Nos encanta cómo se arma la lucha por el número uno de fin de 2017.

LOS PUNTOS

Wawrinka y su ductilidad.

LA FINAL FEMENINA

Mañana a las 10 de la Argentina se jugará una final de estilos bien opuestos: Simona Halep puede ser la número uno del mundo con la victoria y llega con la experiencia de una floja final en 2014 jugada ante Maria Sharapova. Su estilo es aguerrido, contragolpeador, de mucha intensidad.

Jelena Ostapenko primero deberá procesar su primera final de Grand Slam a los 20 recién cumplidos. Si pasa esa prueba mental de no caerse ante la incredulidad (?) de tal compromiso, tendrá a una pared del otro lado de la red. No le faltan condiciones a Penko, dueña de un drive que envidiaría el número del mundo (en hombres).

Si llega a ganar Ostapenko y se da eso de que se convierte en la primera que gana su título debut en Roland Garros después de Guga Kuerten en 1997, hecho ocurrido el mismo día que ella nació, creeremos en las brujas.

7 junio 2017

Paris Je t’aime 10-11

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 20:13

Este post bien podría ser el seguimiento del anterior, en el que destacábamos que los tres Grand Slam finales serían la prueba clave para los veinteañeros en su fase de crecimiento hasta los niveles más altos (de ranking y de grandes títulos). Destacábamos que los de 30 dieron un paso importante en la conservación del status quo (?) al llegar a cuartos de final en Roland Garros, pero el golpe que dio Dominic Thiem ante Novak Djokovic se puede anotar en la lista de los pasos significativos de los más jóvenes.

¿Podrá Thiem, a sus 23 años, completar un Grand Slam soñado con victorias sobre Djokovic, Nadal y Wawrinka/Murray? Qué gran fin de semana nos espera.

El austríaco nunca le había podido ganar a Djokovic en los cinco choques previos, incluido un 60 61 de Nole en Roma ante un Thiem que venía algo quemado tras vencer a Nadal. Esa es la gran prueba que suelen tener los nuevos: pueden pegar una victoria resonante pero falta la continuidad de un rendimiento superlativo, lo cual es dificilísimo por el momento (la biología y el entrenamiento se encargarán de que ello ocurra algún día).

Es muy probable que terminemos hablando más de Djokovic que de Domi en este post, y aunque suene injusto, sorprende demasiado el bajón de Nole en este partido, de 4-2 arriba en el primer a casi no tener opciones en el resto del encuentro. Chris Clarey, del New York Times, vio el partido al costado de la cancha y escribió sobre el hambre de cada uno. Es la primera vez que el serbio pierde en sets corridos en un Grand Slam desde la final de Wimbledon 2013 con Andy Murray (recuerdan que llegó destruido tras la semifinal con Del Potro). Djokovic terminará Roland Garros 3 ó 4 del mundo.

Lo bueno para él es que en Wimbledon 2016 comenzó el bajón (para su standard) así que no tiene que defender otro Grand Slam (pensar que hace un año era el dueño de los cuatro). Lo malo es que parece medio mareado en lo que quiere hacer ahora: hasta habló de tomarse un descanso, quizá después de Wimbledon. Como si necesitara salirse de todo esto. No podemos evaluar todavía, por tratarse de una relación de días, qué trabajo hizo o puede hacer con Andre Agassi.

Djokovic concedió que algunos golpes le vienen fallando seguido. Justamente el otro día hubo un buen análisis de Patrick Mouratoglu en Eurosport con estadísticas que explican parte de lo que le ocurre. Préstenle atención.

“Dominic puede jugar con mucho spin y también rápido”, elogió Nole sobre su vencedor. “Es grandioso haberle ganado por primera vez aquí”, festejó el austríaco, quien se prepara, según dijo, para “el partido más difícil que existe”. Nadal en Roland Garros.

LA VIGENCIA

Stan Wawrinka es el semifinalista más viejo (32) de Roland Garros desde Jimmy Connors (misma edad) en 1985. Hoy destruyó a Cilic y ratificó (¿hacía falta?) que en un Grand Slam siempre es candidato. Lindo partido se viene contra Murray.

LA REMONTADA

Simona Halep perdía 63 51 y tuvo match point en contra frente a Svitolina, y se terminó imponiendo 36 76(6) 60 para jugar una semi con Pliskova, con el número uno en juego para ambas.

EL NÚMERO

14-0 es el récord de Nadal contra sus compatriotas en Roland Garros. Y eso que los españoles son bien difíciles en polvo de ladrillo.

LOS NOMBRES

Sección clásica del blog, los nombres musicales, graciosos o “difíciles” que aparecen en un Grand Slam, especialmente en el cuadro junior.

El estadounidense Oluyakiode Alafia Damina.
El francés Valentin Royer (Grande, Royer, le van a decir pronto. Qué presión).
La rusa Marta Paigina.
La finlandesa Oona Orpana.

EL PROGRAMA DE LA JORNADA 12

5 junio 2017

Paris Je t’aime Día 9

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 18:29

Les juramos que este comienzo de post lo íbamos a escribir como previa de Roland Garros pero finalmente termina siendo durante el torneo. El análisis es parecido.

El comienzo de 2017 tuvo componentes muy claros: Roger Federer dominó el inicio hasta Miami y Rafael Nadal, lo que siguió del circuito en su superficie favorita. Andy Murray y Novak Djokovic, los dos mejores del ranking, no sólo no ganaron títulos importantes sino que tampoco llegaron a las rondas finales (salvo Nole en Roma). A la vez, varios de los nuevos dieron pasos importantes, como Zverev en los Masters 1000, Thiem en la gira de polvo de ladrillo actual o Nick Kyrgios en Miami.

Llegábamos a Roland Garros en una situación inesperada por cómo terminó el 2016: Nadal y Federer líderes de la Carrera a Londres, seguidos justamente por Thiem y Zverev. Djokovic apenas en el top ten y Murray, lejos.

Íbamos a escribir, y la situación sigue siendo la misma, que los cuatro meses siguientes serían lógicamente clave, porque se juegan tres Grand Slam. Si los más chicos mantienen el ritmo en Roland Garros, Wimbledon y el US Open, no sólo avanzarán varios casilleros sino que irán ocupando la plaza de los treintañeros en el Masters de Londres y, consecuentemente, en el top ten. Es una de las luchas más interesantes de acá a fin de temporada; otra de las luchas es quién terminará como número uno del mundo. El líder de la Race hoy es Nadal.

Thiem siguió con el ritmo aplastante en Roland Garros y mañana tendrá un examen ante Djokovic en cuartos, Zverev tuvo una primera ronda durísima con Verdasco y fue eliminado. Kyrgios dice estar pasando por un mal momento desde la muerte de su abuelo y tampoco llegó a la segunda semana. Goffin sufrió el accidente en el partido con Zeballos y seguramente se pierda Wimbledon.

La novedad de Rolanga es que los top del ranking ATP, los de 30, empezaron a despertarse. Murray y Djokovic llegaron a cuartos de final en forma convincente y el británico ya ocupará un lugar en el top ten de la Race cuando termine París. Lo mismo Stan Wawrinka, que se prende en los torneos grandes y, al día de hoy, ya le sacó el cuarto puesto de la Race a Zverev. No somos fans de los rankings online pero la lucha de los de 30 contra los de 20 es apasionante. De los ocho máximos preclasificados, en cuartos sólo falta Raonic. Eventualmente el recambio llegará, el tema es ver cuándo.

El sistema está hecho más o menos así, obliga a los mejores a rendir en los Grand Slam. A cinco sets, además, es más probable que el tenista top se recupere de un mal comienzo, como pasó con Djokovic contra Diego Schwartzman. Seguimos confiando en que Zverev al menos terminará el 2017 entre los diez del mundo. Thiem seguramente llegue al Masters y ahora tendrá un lindo examen frente a Nole. De todas formas, la novedad es que Roland Garros marcó hasta el momento una recuperación de los más experimentados.

LOS APLAUSOS

Para la paraguaya Verónice Cepede Royg, quien estuvo a un set de la semifinal de Roland Garros. A los 25 años, Cepede mostró mucha personalidad ante Pliskova, una de las candidatas al título. Tiene permiso para volar (?).

LA EFEMÉRIDES

LOS LESIONADOS

EL VIDEO

John McEnroe, en su segmento de Eurosport en el que es el comisionado autoproclamado del tenis, se dirige a Margaret Court por la posición radical de la multicampeona australiana en contra del matrimonio de personas del mismo sexo.

EL MEMORIOSO

Nishikori ni se acuerda de sus partidos con Murray.

EL PROGRAMA DE LA DÉCIMA JORNADA

Página siguiente »