Fue buena

29 agosto 2017

I ❤ NY Día 2

Filed under: Info — Marcos @ 19:26

Nos pasan cosas (?) con Naomi Osaka. Los lectores frecuentes saben que hace rato que la nombramos a la japonesa: es una jugadora de esas que no sólo entretienen con su tenis, también genera empatía por una personalidad pintoresca. Osaka puede hablar con frecuencia de temas externos al deporte.

De padre haitiano, Osaka se entrena en Estados Unidos y puede ejecutar todo tipo de tiros. Tiene todavía cara de adolescente y mucho potencial: con 19 años es uno de los nombres que más llama la atención en la WTA, que busca rejuvenecer algo el circuito y hoy obtuvo su primera victoria ante una top10 en su décimo intento (perdió 4 games ante Angelique Kerber).

Metió 22 winners ante una de las jugadoras de mejor defensa en el circuito.

 

El triunfo ante Kerber puede significar un golpe de confianza en su moción de buscar regularidad y esquivar los vaivenes, para seguir construyendo su carrera que apunta alto. Esperamos mucho de ella en los próximos años. En la cancha y en Twitter.

LA VUELTA

Nos quedó pendiente de ayer. Maria Sharapova volvió a jugar un Grand Slam (gracias a un Wild Card) y con su vestido con diamantes incrustados y diseñado especialmente para la ocasión pudo ante la N°2 del mundo, Simona Halep. Acumuló tiros ganadores y errores casi por igual pero quedó en claro que no era un partido más, como si tuviera algo que demostrar.

“Pensaba que esto era solo otro partido, otra oportunidad pero fue mucho más que eso. Y te das cuenta que valió la pena por todo lo que pasé. A veces te preguntas por qué trabajas tanto y esto es exactamente por qué”, afirmó Masha.

Si avanza un par de partidos más, hasta puede convertirse en una de las candidatas al título. Todo muy lindo, entendemos el aporte de Sharapova al circuito y a este torneo en especial… no obstante, coincidimos con el colega Chris Clarey, preferiríamos que las invitaciones no fueran para jugadores volviendo de una suspensión por doping.

EL LOOK

Medias futboleras para Sascha Zverev. No terminamos de definir si compramos o no la combinación retro.

Embed from Getty Images

EL TIRO

Nadal debutó con un trabajado triunfo (sobre todo el primer set) ante Lajovic. Algo intermitente, pero contó con un par de derechas con su marca registrada.

EL PING PONG

Víboras, asado, Messi y otras yerbas.

28 agosto 2017

I ❤ NY Día 1

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 19:24

Comenzó el US Open y ya tenemos una de las primeras “feel-good” stories (para qué el inglés, ¿no?), que indudablemente incluyen a un jugador surgido de la qualy.

Embed from Getty Images

Juan Cruz Aragone nació en la Argentina y se mudó a los Estados Unidos a los siete años por cuestiones laborales de sus padres. A los 22, cumplió el sueño de jugar el cuadro principal de singles en el US Open tras pasar la clasificación. Hace cinco años, sufrió un coma diabético. Tuvo problemas en la piel. Lleva siempre consigo un medidor de glucosa en la sangre (DexCom) y en algunos cambios de lado -ocurrió en Flushing Meadows- toma una aguja con forma de lapicera y se inyecta insulina. El año pasado, lo que hacía en Nueva York no era trabajar de tenista sino como pasante para la marca JP Morgan Chase, período en el cual no tocó la raqueta.

Hace pocos meses, era el quinto singlista de la Universidad de Virginia y no figuraba entre los mejores 90 del ranking universitario. No tenía ranking profesional. En su año senior en la universidad, pensaba en el retiro, aunque la estiró un poquito “a ver qué pasaba”.

Se enteró el lunes a la tarde que jugaba el martes la clasificación del US Open porque recibió el wild card que no usaría Marcos Girón, quien entró al cuadro de qualy en forma directa. Derrotó en partidos a tres sets a los italianos Cecchinato y Bellotti, y al australiano Santillan, para compartir el cuadro principal con tipos como Federer, Nadal y otros 125 más.

Hoy finalmente perdió con el sudafricano Kevin Anderson por 6-3, 6-3 y 6-1. Antes, tuvo tiempo de entrenarse en la misma cancha que su ídolo, Juan Martín del Potro.

Tómense un rato para leer esta entrevista que le hizo World Tennis Magazine, de donde extrajimos datos y la foto con el medidor y la aguja.

Hace poco, Aragone recibió una oferta de trabajo de la firma Wells Fargo. Les dijo que gracias pero no, que tenía que trabajar de tenista profesional un buen rato más.

EL PUNTO

Horacio Zeballos con la mano.

LA FOTO

Garbiñe y Pharrell para un evento de Adidas.

LA CONFERENCIA

Unos pocos minutos de un Andy Murray triste por no poder jugar el US Open. La lesión en la cadera surgió en el partido con Wawrinka en Roland Garros.

LA OCURRENCIA

EL ENTREVISTADOR

Un niño le pregunta a Federer: ¿Por qué lo llaman el GOAT? (Aclaración: goat en inglés significa cabra y a la vez es la sigla de “Greatest Of All Time”, el más grande de todos los tiempos).

LA NOTERA

Bettanie Mattek-Sands, lesionada gravemente en Wimbledon, trabajando para el sitio oficial del torneo, aquí con Ostapenko.

EL RETIRO

No está relacionado con el US Open pero ya les contamos: finalmente cuelga la raqueta la inmensa Kimiko Date a los 46 años. Nos pusimos melanco.

20 agosto 2017

Dimitrov se encontró

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 21:29

Así como hay una generación NextGen, también están los “Lost Boys”, los que siguieron a Del Potro y Cilic y antecedieron a Thiem y luego Kyrgios y Zverev. Ellos son Dimitrov, Raonic, Goffin y Nishikori. Los que nacieron entre 1989 y 1992. Grandes jugadores, pero no campeones de Grand Slam, Masters 1000, Masters o Juegos Olímpicos.

Embed from Getty Images

El de hoy fue el primer Masters 1000 de esta generación “perdida”. Raonic y Nishikori llegaron a finales de Grand Slam pero no pudieron coronarse. Dimitrov, durante tanto tiempo “Baby Fed” (en Niza 2012 le decía a FueBuena que estaba harto de ese mote), había comenzado la temporada en gran forma, con títulos en Brisbane y Sofía, pero salió del top ten, lugar al que regresará con este triunfo.

Es un momento extraño, con muchos lesionados o ya fuera del 2017 (Djokovic, Wawrinka y Nishikori) y oportunidades para los de abajo. El que más lo estaba aprovechando era Sascha Zverev, que pasó de ser quinto favorito en un torneo como Washington a cuarto en el US Open. En Cincinnati, el alemán cayó en su debut con el cansancio lógico de ganar el doblete Washington-Montreal, y el cuadro quedó completamente abierto hasta llegar a una final de Masters 1000 entre primerizos, lo que no ocurría desde 2002 (Cañas-Roddick en Toronto). Cincinnati ofreció las primera semi de M1000 sin alguno de los Big Four desde París 2012. Grigor ganó el torneo sin enfrentar a un top 16: el último en hacerlo en un torneo de este nivel fue Djokovic en Roma 2008.

¿Se puede hablar de despegue definitivo de Dimitrov? Esperemos un poco. Sería buenísimo y saben que lo bancamos (?) desde hace tiempo y sin que nos pague. Sí es cierto que no perdió un set en el torneo y jugó la final como un veterano, apostando a la solidez contra un Kyrgios que falló en dos momentos clave, una vez por set.

Don't contemplate. Just do it!

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

Muy divertido para seguir en Instagram por los increíbles paisajes que muestra (fotos de gran calidad como si fuera uno de esos instagrammers que viven de la red), Dimitrov aporta una gran cuota de tenis a su 2017 y mucho más esta semana. Lo bien que nos hace a todos.

🐫 🇲🇦

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

🌊

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

Healthy weekend🚴

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

Have a jump start of the week! #beyourself

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

Perspective look!

Una publicación compartida de Grigor Dimitrov (@grigordimitrov) el

15 agosto 2017

Descolgar el póster

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 13:46

Denis Shapovalov despertó a las 10.30 en el sótano (basement) de la casa de Felix Auger-Aliassime en Montreal, y entre las primeras cosas que observó, todavía dormido, estaba un póster de Rafael Nadal. Le pidió a su amigo y colega que por favor lo quitara de su vista. No lo hizo en forma oral sino propia de estos tiempos, vía mensaje de Snapchat.

Jamás una imagen tan trillada como “descolgar el póster” pudo ser más literal. Esa misma noche, en el torneo de su país, pudo vencer a Rafa, quien días después se aseguraría llegar de nuevo al número uno del mundo. Si el día anterior Shapo evidenciaba nervios de principiante antes de eliminar a Juan Martín del Potro, esta vez llegó a su encuentro pensando que con seguridad perdería. Poco a poco se soltó, pensó en “hacer un poco de daño”, luego ganó un set y en el tercero no sintió presión alguna.

Aquí lo cuenta con detalles.

“Lo sigo a Rafa desde que soy chico”, decía Denis, también zurdo. “Lo del póster me sirvió de motivación. Es un sueño ganarle”. El ídolo Nadal, por su lado, opinaba que es más fácil eludir la presión a los 18 que a los 30. “Es una situación win-win para él, no hay nada para perder”.

Shapovalov no sólo se quedó en el departamento de King Felix durante la semana, también trató de que Roger Federer, con quien comparte cumpleaños la otra promesa del tenis canadiense, fuera a la celebración de éste. No ocurrió, pero de todas formas tuvieron su rato de festejo. Auger-Aliassime es un año y medio más chico que Shapovalov y, en opinión de los autores de este blog, el que mejor será de los dos (bueno, no nos apuremos).


(Una de las típicas fotos que quizá se utilicen en algunos años, si estos pibes llegan al top 5)

No caption needed #goat #tb #betterer

Una publicación compartida de Denis Shapovalov (@denis.shapovalov) el

“Lo vi un poco en la tele cuando ganó Wimbledon junior”, dijo Roger sobre Shapovalov. “Va por los tiros y eso es lo que hizo contra Nadal. Fue impresionante. Me puse contento por él. Fue una derrota dura para Rafa pero qué gran ambiente y qué gran día para el tenis canadiense. Denis tiene un gran futuro”.

Días después, Shapo quedó a un sólo partido de poder enfrentar a Roger en la final, pero fue eliminado por Alexander Zverev. El alemán tiene dos años más que él, mayor experiencia en el rubro ATP pero bien podrían armar entre ambos un clásico del futuro.

Sascha Zverev también descolgó el póster hace rato. Recuerden que desde los 17 ya viene haciendo ruido a nivel ATP y en 2016 pudo vencer a Federer en la semifinal de Halle. En aquel torneo, el alemán decía: “Roger es el favorito de mi hermano por lejos, y lo que le gusta a tu hermano mayor te gusta a vos. Llegué a conocerlo a Roger en el circuito y es mi ídolo todavía más ahora”.

Mischa, nacido en Moscú y hoy top 30, le lleva nueve años a su hermano top ten y top 3 en el año. A la hora de enfrentar a Federer en Halle este año, Mischa se autoproclamó “fan número uno de Roger”. El suizo venció a ambos hermanos para ganar el título.

Una cosa es ganarle en un buen ATP como el que se organiza sobre el césped alemán y otra, en la final de un Masters 1000, con puntos importantes en la lucha por el número uno de fin de año. Más allá de los problemas de espalda de Federer, Zverev mostró una calma, actitud positiva y categoría envidiables para su edad. Si bien aún no pasó de cuartos en un Grand Slam, pronto debería romper esa barrera y ganar no uno sino varios torneos grandes.

Embed from Getty Images

Federer siente que Sascha es parte del recambio real en la cima (lo que no pudo todavía la generación anterior de Raonic, Dimitrov y Nishikori) y antes de decidir bajarse de Cincinnati, expresó que le gustaría ver que el alemán mantenga este nivel hasta fin de año, porque “hay muchas oportunidades” dadas las lesiones o problemas físicos de seis top ten.

Sea por “política” o porque le sale de adentro, Roger ideó una de las anécdotas del día final, cuando dijo en la premiación que le preguntaría a Zverev qué se siente ganar en Montreal porque él nunca pudo.