Fue buena

24 septiembre 2017

La Laver Cup es el All Star Game

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 22:34

Mientras la Copa Davis ensaya cambios quizá no tan estructurales (terminó el quinto set largo, el campeón jugará como local en la primera ronda del año siguiente), surgió la Copa Laver, disputada apenas una semana después de las semifinales y el repechaje de la Davis, y durante una semana de dos torneos ATP.

Embed from Getty Images

No debería haber razón para comparar a la Laver con la Davis pero es cierto que a la primera le sobran figuras y la segunda tiene el álbum casi completo. El torneo contó con el apoyo de la Federación estadounidense (USTA) y australiana, también de grandes sponsors como Mercedes, JP Morgan y Rolex, mientras que los presidentes de la ATP e ITF desistieron de presenciarla pese a estar invitados (la ATP justo planeaba su propia Copa Mundial, algo así como la reversión de la de Düsseldorf; veremos cómo reacciona a esto).

Embed from Getty Images

No queremos exagerar el entusiasmo por la Laver porque ya hubo casos de grandes ideas, como la Liga de Asia (IPTL), que fueron mutando, debilitándose y/o desapareciendo. Lo que sí remarcamos es que la idea de Team8, empresa en la que participa Roger Federer, con un propósito también simbólico de homenajear en vida al gran Rocket, puso la vara muy alta en algunas cuestiones. No hablamos solamente de las casi 85.000 personas que asistieron al O2 de Praga.

Los GOAT al frente

Embed from Getty Images

Difícil saber qué pasaría con un torneo así sin Federer ni Nadal. El momento cumbre fue el esperado dobles entre los dos, que insinuaron primero (“ojalá podamos jugar juntos”, tiraba Roger Suspenso en la previa) y cristalizaron después. Fue muy extraño verlos del mismo lado de la red y compitiendo como saben. Aunque se trató de una exhibición, todos los involucrados intentaron jugar “en serio” aunque no tengan las presiones del circuito. Desde lo comunicacional, se trabajó fuerte para instalar esa idea, desde los discursos de los protagonistas hasta con los periodistas que asistieron al evento.

Lo que decíamos en comparación con la Davis: nos encantan las historias sin importar el ranking, como ocurrió por ejemplo con la tremenda serie que jugó Marton Fucsovics para Hungría, pero es cierto que el éxito de una competición lo garantizan las estrellas. Federer mismo lo dijo: el compromiso de los jugadores es indispensable para el futuro de esta competencia.

En Praga, Roger y Rafa llegaron a coachearse.

Esta es una gran frase que dijo Federer sobre tener a Nadal de compañero. Nos gusta porque toma la parte exhibición y también lo que realmente son ellos: respetuosos rivales.

Impacto visual en vivo y digital

Comienza con la cancha negra (que quedó medio gris, parecido al clay negro de algunas partes de Estados Unidos).

Embed from Getty Images

Sigue con los gráficos de calidat (?) con presentación tipo NBA.

También con una de las grandes innovaciones de la Copa, la cámara en la red.

Continúa con los festejos y coreografías del Team World, equipo con más pibes que el europeo (esto no se trató sólo de Roger y Rafa, sino también de Kyrgios, Thiem, Zverev y Shapovalov). Algunos de ellos se aprecian en este video de los mejores puntos del torneo.

Hasta los mayores tuvieron que adaptarse a los nuevos tiempos y le crearon un twitter a Rod Laver.

El torneo tuvo muchos momentos “memeables” y “gifeables”. La organización se ocupó bien del asunto (se extendió el hashtag #FedalUtd) y los jugadores hicieron lo suyo. La única contra: los videos estaban geolocalizados pero ya saben que hay extensiones para solucionar ese problema.

Como si estuviéramos allí

Se podría haber sumado al punto anterior, pero queremos marcar que se hizo un gran trabajo con micrófonos y falsas cámaras ocultas para que apreciemos a Federer y Nadal dando consejos como si fueran capitanes, a McEnroe y su particular forma de expresarse, y la gran joyita: Fedal en su búnker (?) discutiendo cómo jugarían el doble con la ayuda de Borg y Enqvist.

El sistema de competencia

Lo desbalanceado que parecía el poderío de los equipos quedó emparejado por el sistema de competencia, que elimina los “días muertos” al otorgarle mayor valor al sábado y todavía más al domingo. Al vencer Isner a Nadal, Kyrgios podía igualar la serie que había arrancado con goleada europea si vencía a Federer.

El australiano tuvo un match point y el suizo ganó 11-9 el tercer set en forma de tie-break. Ese fue otro acierto para un torneo así: la muerte súbita en lugar de tercer set. No sabemos si lo querríamos en el circuito pero qué bien funcionó acá.

Los jugadores quedaron felices con esta experiencia. Hubo excelente camaradería inclusive entre algunos que se habían tirado dardos (McEnroe y Kyrgios). Nos gustó particularmente este discurso de Sascha Zverev sobre Roger. Gran speech.

Habrá segunda edición en 2018 en Chicago, en el hogar de los Bulls. Por ahí va la cosa: en vez de compararlo con la Davis, a la Laver Cup habría que relacionarla con un All Star Game mezclado con Ryder Cup.

18 septiembre 2017

Análisis de lo que pasó y lo que viene

Filed under: General — Marcos @ 16:29

El fin de semana en Astana dejó al equipo argentino de Copa Davis expulsada de la elite del Grupo Mundial y el dato duro de que es el tercer equipo en descender de categoría una temporada después de ganar la Ensaladera, luego de Francia en 1997 y Suecia en 1999.

Insistimos en el pedido de dejar de lado las aseveraciones fatalistas. El público tenístico se olvida muy fácil y se debería poder valorar lo que se ha hecho en la Davis en los últimos 15 años: el añorado título, tres finales, siete semis. Hubo actuaciones grandiosas, también escándalos y la realidad decantó en que en 2018 Argentina jugará en la zona Americana. Toca volver a remarla desde abajo.

 


Durante 2016 destacábamos que Argentina tuvo un equipo “largo” y cómo, sobre todo con el liderazgo y la resiliencia de Del Potro, hubo en cada serie un equipo unido y que sabía(sabe) lo que quiere.

Ante Kasajistán hubo, obligadamente, nuevos intérpretes, con Diego Schwartzman como principal jugador, Guido Pella y los debutantes Machi González y Andres Molteni. Del Potro dijo en Nueva York que se sentía realizado y quería quedarse con la Copa en alto como último recuerdo de su paso por este certamen. Leonardo Mayer también afirmó que cumplió una etapa y le dio más de lo que podía a la Davis. Zeballos y Berlocq también decidieron priorizar sus calendarios y Delbonis hace tiempo reniega con una lesión en la cadera.

Son elecciones personales, más allá de disentir o no, ¿podemos recriminarles algo y ponernos en moralistas? Hay cuestiones de la instantaneidad que nos está afectando, y no de buena manera, para sentenciar (no para hacer chistes, informar, etc).

Las ausencias son uno de los motivos que explican la caída. No es el único ni el más relevante, tampoco se les puede caer a los jugadores que estuvieron en la cancha y fueron a la loma del ortoKasajistán a intentar dejar al equipo en primera. Lugar común: es fácil hablar con el diario del lunes. Kukushkin rindió en nivel y también hay que darle mérito al rival.

Tenemos varias reflexiones laterales. Podríamos escribir sobre la mutación de la hinchada de tenis; opinar que no tiraremos sillas o monedas, pero que la futbolización es evidente… Hablar del rol de los medios, del riesgo de las generalizaciones… hay una gran diferencia: hoy la Davis no equivale a la Selección del tenis.

Este es un deporte individual (ningún invento aquí) y los tenistas casi siempre privilegian su carrera -el profesionalismo es así, somos lobos solitarios, dicen los tenistas-, pese a casos de buena onda y amistad en algunos, y algunos saludos y abrazos post partido, que parecen sinceros.

La futbolización y el marketing nos quisieron hacer creer (?) que la Copa Davis es igual de importante que un Mundial en el fútbol, de hecho así la comenzaron a llamar en la ITF (“The World Cup of Tennis”), pero más allá de esta situación, es cierto que es una competencia con características especiales, que se resumen en esta línea que alguna vez habrán leído: el tenista encuentra en la Davis más gente a la que defraudar.

También, lógico, están quienes sienten más o menos la responsabilidad por la identificación con su país. Por más que se encuentre solo, en sus victorias y derrotas hay más gente involucrada, entre compañeros de equipo y público partidario. Se suman puntos de a varios para garantizar la victoria o lamentar la derrota. De ahí que la presión sea distinta, más allá que lo de los colores, la patria y demás se exageren.

La Davis fue el torneo más importante del mundo cuando se ganó. No obstante, la dirigencia no supo cómo manejarlo ni sacarle provecho a esa situación, desde la serie contra Italia en Parque Sarmiento donde hubo varios elementos en el debe. La falta de reacción de la dirigencia es evidente en cuanto a fortalecer las bases del tenis argentinos y el panorama se tornará hostil y de campaña: en abril de 2018 habrá elecciones y los intereses en juego no son pocos.

Desde la AAT afirmaron que se ha logrado independencia económica respecto de la Copa Davis, que hace tres años que no perciben ingresos por la competencia y que jugar la Zona Americana no repercutirá en los alcances de la institución en su objetivo de desarrollar el deporte en el país. Por ahora sigue siendo un déficit.

10 septiembre 2017

I ❤ NY Días 13 y 14

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 23:15

Muchas veces somos injustos con Rafael Nadal. Cuando Roger Federer gana un Grand Slam solamente nos referimos a él, pero es recurrerente (no sólo en nosotros) que aparezca la mención al suizo cuando Rafa gana un título grande.

Embed from Getty Images

En este caso tenemos una pequeña justificación para caer en esa falta generalizada: con el título de Nadal ante Kevin Anderson en el US Open, se terminó el año de los Grand Slam. No podemos dejar de asombrarnos con el resultado:

Federer dijo en Australia que un empate con Rafa habría estado bien en aquella final. El tiempo le dio la razón a Roger: terminaron empatados en los Majors este año.

La historia de recuperación (una más) de Nadal después de los problemas de muñeca que tuvo el año pasado no debe pasarse por alto. De regreso al número uno hace un par de semanas, el español ganó un título que a nuestro parecer “necesitaba” en un año que se planteó desde el comienzo como un cara a cara con su clásico rival. Con 16 Grand Slam, volvió a quedar a tres de los 19 de Roger con cinco años menos de edad (31 contra 36). Se reaviva esa pelea. Qué importante fue la victoria de Federer en Australia para que no estuviera más pareja la cosa.

La final no tuvo demasiada emoción. Kevin Anderson es un legítimo finalista pero también es cierto que llegó por una parte del cuadro abierta (demasiado) y no mostró nivel de finalista de Grand Slam, al menos no para inquietar al campeón. Con el título, Nadal quebró una racha curiosa: ocho finales sobre canchas duras perdidas en forma consecutiva. No ganaba un título fuera de polvo de ladrillo desde Doha 2014, cuando venció a Gael Monfils.

“Tenemos la misma edad, pero te siento como un referente”, lo elogió Anderson en la ceremonia. Nadal no enfrentó a ningún top 25 en este torneo pero como siempre decimos, no es culpa suya: Del Potro jugó a nivel top ten (había vencido a Bautista, Thiem y Federer) y Anderson arribó por la parte del cuadro que dejaron libre Zverev, Cilic y Dimitrov, entre otros.

Nadal no había pasado de octavos de final del US Open desde el título en 2013 (no participó en 2014) y su tercer US Open (2010) lo reconcilia con la superficie que históricamente más le costó. Su recorrido en la edición 2017 tuvo dos mitades marcadas: una primera semana con dudas hasta el partido con Leo Mayer (allí manifestó su deseo de que aquel partido sirviera de bisagra) y una segunda semana a lo campeón. En la final metió 30 winners, cometió 11 errores no forzados y terminó 16/16 en la red.

¿Habrá sido el último Grand Slam con el tío Toni? Ahora se dedicaría solamente a la academia en Mallorca mientras Rafa sigue con Carlos Moyá. Sería extraño no verlo en el banco si Rafa juega otra final de Roland Garros. “Esto es increíble, porque desde el 2014 tuvo muchos problemas físicos y por ende de cabeza, así que ser campeones de nuevo es muy especial”, le dijo el tío al New York Times.

Embed from Getty Images

En el ranking de mañana, Rafa y Roger volverán a ser 1 y 2 por primera vez desde 2011. Nadal tendrá 1.960 puntos de ventaja. Federer deberá remarla.

LA CAMPEONA

En el US Open 2017 gustaron mucho más las historias de los campeones que las finales.

En marzo, Sloane Stephens estaba así.

Pasó 16 semanas sin poder caminar normalmente. Estuvo 11 meses fuera del circuito. Comenzó la gira estadounidense de cemento fuera del puesto 900 del ranking. “Cuando regresé no pensaba en nada cercano a un título del US Open, sino en ranking protegido, en poder correr libremente, esas cosas. Esto es increíble”.

Durante su recuperación, Stephens “trabajó” de notera para el Tennis Channel. En una de las notas, en abril, charló con su amiga Madison Keys, quien también estaba de regreso por lesión, y le dijo que seguramente se clasificaría al Masters de Singapur.

También le hizo una recordada nota a Dustin Brown.

Con el empuje que representa regresar de una operación de pie, Stephens jugó sin presión, con determinación y logró puntazos como estos frente a Venus Williams en semifinales.

En la final, fue más sólida que Keys y logró un título impensado.

Hermoso momento en la red.

En los instantes posteriores al título, Sloane mostró un asombro que no cesaba. Primero cuando le dijeron el monto del cheque.

Luego, muy locuaz en la conferencia de prensa.

DOBLETE

A 20 años de su título en singles frente a Venus Williams, Martina Hingis ganó el mixto y el doble femenino.

Embed from Getty Images

Embed from Getty Images

7 septiembre 2017

I ❤ NY Día 10

Filed under: Coberturas,General — Marcos @ 14:24

El US Open 2009 fue el primer y único Grand Slam argentino en los más de 10 años de existencia del blog. En 2017 seguimos por acá y la Delpomanía vuelve a ser tendencia, como en gran parte del 2016, y no conoce de horizontes.

 

Se repite el protagonista y también un hincha destacado. Hace 8 años junto a Fabricio Oberto y ayer, con su esposa, un anillo de Campeón de la NBA más que en 2009 y menos pelo (?).

 

 

Manu nos ayuda a dimensionar el impacto de este nuevo capítulo en una carrera de película en el deporte mundial, ya no el argentino. Faltan dos partidos para un nuevo título, es un montón, pero el desarrollo de las últimas dos victorias ante Thiem y Federer ya entregaron una elevada cuota de emoción, entrega y hechizos (?).

 

La victoria en 2009 era comparada con la final que Marat Safin le ganó a Pete Sampras en el 2000 (incluso por estilos de juego parecidos), en el sentido del cambio de guardia, el aprendiz que destrona al sabio. Federer buscaba su sexto US Open seguido (récord de Bill Tilden) y en esa seguidilla que arrancó en 2004 lo habían llevado a cinco sets apenas dos veces.

En 2017 es otra historia, igual de épica y emocionante. Había que darle tiempo a Del Potro: con motivación, entrenador y PF en fase experimental, acomodó los planetas y lo hizo otra vez, como acople al 2016 que no dio más de sorprendente.

La nueva temporada de esta saga promete otra cuota de drama (¿antes de la gloria?) ante Nadal, como la semifinal del 2009, con un increíble triple 6-2 para un Del Potro que le pegó a la pelotita como siempre ante un rival disminuido con un problema abdominal y ante celebrities de todo tipo.

 

 

 

6 septiembre 2017

I ❤ NY Día 9

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 11:48

En el mar de variables que influyen sobre la carrera de un tenista suele haber una constante: la energía está puesta primero en la preparación y en el convencimiento fuera de la cancha para luego rendir adentro. Se trabaja en los entrenamientos y se aplica en los partidos.

El entrenamiento es esa parte que nadie ve: solamente el tenista, su grupo de trabajo y quizá algún allegado. Entonces, lo que se plasma en la cancha, en el triunfo y en la derrota, es un emergente de todo el proceso de cocción que va de un partido a otro. El orden es ese y no debe oscilar (idealmente) según los resultados. ¿Qué destacamos hasta ahora del camino de Diego Schwartzman y Juan Martín Del Potro? Nos quedamos en cómo han competido, cada uno con sus herramientas, limitaciones y fortalezas.

LAS ENSEÑANZAS

Hemos escrito bastante sobre la garra de los tenistas, condición que muchas veces es sobrevalorada en este deporte: hay decenas de jugadores que son tildados de guerreros, que son pura entrega, que “dejan todo”, pero pierden puntos importantes y por ende los partidos peleados. Muchos con puño apretado pero sólo cuando están perdiendo. El mensaje de “darlo todo” está buenísimo, pero si se pierde la mayoría de las batallas, de corto o largo aliento, algo está sucediendo.

Schwartzman hace tiempo que viene uniendo ambas cosas, luchar y ganar, y con una ofensividad inusitada en su tenis y en sus tiros. Pese a la derrota ante Carreño Busta, esa es la enseñanza de este torneo: la optimización de los recursos con los que se cuenta para derrumbar a gigantes que sacan mejor, le pegan más fuerte y también a los que apuestan a la regularidad. No todo es tan lineal: un partido se compone de minipartidos y Schwartzman ha trabajado en los entrenamientos para que el balance en cada encuentro le dé positivo. Si le quiebran el saque, por ejemplo, no hay problema: las estadísticas marcan que es el que mejor devuelve en todo el tour. También se divierte y disfruta el día a día como pocos.

Son casi nulas las cuestiones que quedan en manos del azar en tenistas de este nivel y, por su parte, Delpo sumó un rendimiento épico otra vez, con el guión del 2016 que rebalsó de sorprendente.

Esta vez, sacó adelante un partido casi perdido ante Thiem, con dos match-points en contra y después de arrancar con fiebre, como para meterle una cuota más de drama.

Su semblante cambia cuando suma sensaciones positivas, Del Potro tiene esa convicción especial de unos pocos de poder ganar cualquier partido no importa las condiciones ni el rival. Sucede que el tenis tiene ese elemento falopa (?) en el que en un momento puede ocurrir todo lo que no pasaba en las horas previas.

La película de Delpo tendrá un nuevo capítulo ante Federer. Ya tenemos pochoclos.

EL FAN

Alguien se puso contento con el ace de Delpo para salvar match-point ante Thiem.

EL MASAJE

Federer recibió un masaje ________ en su victoria ante Kohlschreiber.

4 septiembre 2017

I ❤ NY Día 7

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 01:47

Pasó la primera semana (en rigor, ya comenzó la segunda) y el US Open en su rama masculina se parece a lo que fue Indian Wells, si recuerdan: una gran oportunidad en un sector del cuadro y los nombres más pesados en la otra sección. Habrá un finalista debutante en Grand Slam, es un gran certamen para los argentinos y hay más cuestiones que mencionamos aquí debajo:

¿PRIMERA VEZ?

En casi todas las ruedas de prensa les preguntan a Roger Federer y Rafael Nadal sobre el posible enfrentamiento en semifinales, el cual sería el primero en el US Open. Roger se muestra más dispuesto a mencionar que sería un gran choque, que estuvieron a un punto de enfrentarse en Flushing años atrás (cuando tuvo match point contra Djokovic en semifinales), que sería genial para el tenis que ocurriera finalmente. Rafa dice que va partido a partido. Ninguno de los dos olvida que en esa sección todavía siguen en carrera, entre otros, Del Potro (tercero en los favoritos de los apostadores después de su triunfo sobre Bautista Agut) y Thiem.

Tanto Nadal como Federer tuvieron una primera semana tormentosa, Roger con los cinco sets ante Tiafoe y Youzhny; Rafa con el primer set flojo ante Lajovic y los primeros perdidos ante Taro Daniel y Leo Mayer. El suizo comentó que fue un acierto no forzar demasiado su espalda en la semana anterior al US Open. El español espera que el partido con Leo haya sido una bisagra. No sabemos qué puede pasar en la segunda semana con tamaños campeones.

LOS NUEVOS SIGUEN CRECIENDO

Es cierto que Alex Zverev perdió una gran chance de ser al menos finalista por la parte del cuadro más débil. Es cierto que Nick Kyrgios volvió a decepcionar. Sin embargo, el ala más joven del NextGen produjo un muy buen US Open: Tiafoe llevó a Federer a cinco, Shapovalov (desde la qualy) sólo perdió por falta de experiencia ante Carreño Busta en octavos y, más silenciosamente, el ruso Rublev llegó por primera vez a la segunda semana de un Grand Slam después de vencer a Dimitrov.

Embed from Getty Images

LOS ARGENTINOS

Diego Schwartzman pegó un estirón (?) trascendental en este US Open con la seguidilla de victorias sobre Cilic y Pouille, para instalarse en cuartos de final. La situación del cuarto set de ayer ante el francés fue típica de lo pesado que estaba en juego: el Peke sintió un dolor fuerte (sería contractura en aductor), ya con una ventaja de dos sets a cero. Pouille remontó un set y se puso quiebre arriba en el cuarto. A partir de allí, un Schwartzman jugado y en modo “no-pensar”, intentó olvidar el dolor y le pegó a todo. Así pudo más que un Pouille que habrá roto varias raquetas en el vestuario: el temor que mostró en el cuarto set fue notorio (dobles faltas y drops que no llegaban a la red). Schartzman terminó algo preocupado por su lesión y por ello no festejó tanto.

Embed from Getty Images

Lo había dicho Sam Querrey en rueda de prensa: en el vestuario, muchos jugadores habían seguido por tele el partido ante Schwartzman y Cilic, que abría de manera violenta el cuadro de abajo. Una gran oportunidad para el que muestre temple y tenis. Por cierto, Querrey no luce mal en esa sección, después de barrer a Mischa Zverev.

Schwartzman tendrá un día para recuperarse y ver si puede con el partido largo que seguramente le propondrá Pablo Carreño Busta. Además del Peke, son buenos torneos para Delpo (gran producción ante Bautista) y el Yaca, de lucky loser a exigir a Nadal en tercera.

LA HISTORIA

¿Será el torneo soñado para Petra Kvitova después del regreso tras el ataque sufrido en su casa? Le tocó la peor parte del cuadro: después de sorprender a Garbiñe Muguruza, enfrentará a Venus Williams en cuartos. La checa es la favorita sentimental (?).

Embed from Getty Images

EL SALUDO

El gif del torneo quizás: Jelena Ostapenko y su “no-look” con Daria Kasatkina. “Quizá tenía la mano resbalosa o algo así”, lanzó la segunda.

LA IRONÍA

Maria Sharapova fue eliminada por Anastasija Sevastova, quien es oriunda de… Letonia, el país de donde surgió el famoso meldonium.

Embed from Getty Images

1 septiembre 2017

I ❤ NY Día 5

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 21:02

Diego Schwartzman estaba tan nervioso minutos después del partido que al tirar la pelotita a la tribuna, en el clásico festejo del ganador con el público, la bola quedó muy corta. En las declaraciones a Nick McCarvel, el entrevistador de moda en los Grand Slam, el argentino mencionó un par de veces el último game. Había tirado afuera dos derechas fáciles, había sonreído de nervios entre los puntos. Le costaba definir. En la entrevista con ESPN volvió a mencionar ese “último game muy malo”.

Entre las máximas que siempre pregonamos en el blog figura esta: es bueno sufrir nervios, lo importante es derrotarlos. Nadie es un robot.

El Peke sigue sorprendiendo y esto forma parte de un proceso. Hace poco obtuvo su primer triunfo ante un top ten (Dominic Thiem), antes había llegado a su primer cuartos de un Masters 1000 (Montecarlo), ahora lo vemos en la segunda semana de un Grand Slam tras ganarle al campeón del 2014 (Marin Cilic). Hace un año no pasaba una ronda en ningún Grand Slam (tuvo malos sorteos, es cierto), hace dos años empezaba a asentarse en el top 100, los challengers todavía formaban parte de su ecosistema. Antes del 2017 tenía un récord de 4-16 en Grand Slam y Masters 1000; en 2017, 15-10. Después del US Open aparecerá por primera vez entre los top 30.

“A principios de año no tenia esa confianza”, reconoció Diego y tambíen apuntó al mal día de Cilic, quien regresaba a este torneo después de bajarse de Canadá y Cincinnati: “Me dejó quebrarle muchas veces”.

La victoria del Peke asegura un finalista debutante por el lado inferior del cuadro. Puede ser Isner, puede ser Querrey (el único de todos que llegó a semifinales de algún grande, en Wimbledon), puede ser Shapovalov, Pouille o por qué no el Peke.

Embed from Getty Images

Shapo, a los 18 años, es el más joven en la cuarta ronda del US Open desde Michael Chang en 1989 y tomando cualquier Grand Slam, desde Marat Safin en Roland Garros 1998. Curiosamente, del otro lado de la franja etaria (?), Paolo Lorenzi es el debutante en octavos de final de un Grand Slam más veterano de la historia, con 35 años. Premio al esfuerzo.

LA INSISTENCIA

Nos quedó colgado del otro día. Adrián Menéndez-Maceiras, rival de Del Potro en segunda ronda, y su primer triunfo de Grand Slam. Había perdido en 18 clasificaciones consecutivas.

Embed from Getty Images

LA POSE

LA QUEJA

Caroline Wozniacki se recuperó de lesiones, llegó al 5 del mundo, la programan en el patio del fondo, cuando a Sharapova, de regreso por dóping, la mandan a la central, y por eso se queja:

LAS PUTEADAS

Flojo lo de Fognini. Ofreció disculpas en redes sociales.

LA SEGUIDILLA

Pablo Carreño Busta enfrentó a tres jugadores de la qualy para llegar a octavos. Le toca otro y no es tan sencillo: Shapovalov.

EL REGRESO

Tres años fuera del circuito, el alemán Stebe pudo ganar una ronda.

EL TIRO