Fue buena

16 abril 2018

Desde cero

Filed under: General — TodosLosAutores @ 00:11

¿Por qué escribimos sobre tenis? Entre otras cosas, para resaltar los buenos ejemplos. En otras ocasiones, para mostrar el rostro humano de los tenistas. En este caso, para mostrar el buen ejemplo de un personaje tan “humano” como Pablo Andújar.

De los más queridos del circuito, hombre de sonrisa permanente, el español de 32 años acaba de ganar el ATP de Marrakech sobre el británico Kyle Edmund. La semana anterior había logrado un challenger, en Alicante. En este último torneo, perdía 6-1 y 4-1 ante el argentino Guido Andreozzi y se impuso por 1-6, 6-4 y 6-4. Hoy suma 10 triunfos seguidos. Antes de esta seguidilla, le importaba tanto ganar un partido como terminarlo sin dolores.

Andújar presenta una historia parecida a la de Delpo: un regreso “no tradicional”. Por ahí vamos con lo de ejemplo. Fue intervenido quirúrgicamente en su codo derecho tres veces en dos años. Recomendamos muchísimo esta nota donde describe los problemas y las dudas que debe afrontar alguien en su situación. No es necesario escribir frases de autoayuda para entender lo que tuvo que atravesar Andújar, las peleas diarias e invisibles que debió afrontar a los 30 años. Insistimos en este punto: lean el contenido de la nota enlazada, no sólo nos evita escribir un post más largo (?) sino que es un viaje interior bien detallado.

Campeón por partida doble en Casablanca (ciudad en la que se jugaba el actual torneo de Marrakech), en 2011 y 2012, Andújar se convirtió en el campeón con ranking más bajo (355) desde que Lleyton Hewitt ganara en Adelaida 1998 en el puesto 550. El único título del manchego fuera de Marruecos llegó en Gstaad. Alguna vez top 35, apareció 1.824 en el ranking del 12 de febrero. Hoy es el 154.

“Sin palabras. Difícil de expresar tantas emociones después de tanto camino. Ha sido duro pero ha merecido la pena y volver a levantar un trofeo no tiene precio”, escribió Andújar en su instagram. Algunos colegas destacaron la pelea que quizá vieron más de cerca.

8 abril 2018

Al repechaje

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 15:30

Uno de los integrantes de FueBuena, no diremos quién, efectivamente se despertó hoy, algo desactualizado, preguntó por la Copa Davis en San Juan, por qué no seguía, y empezó a gritar. Tuvieron que llevárselo entre dos gigantes de Seguridad.

Mientras, comienza a llover.

Embed from Getty Images

La primera experiencia cercana de Copa Davis en dos días y al mejor de tres sets resultó entretenida, claramente más corta y con una sensación de que beneficia a los equipos largos. Nicolás Jarry tardó varios games en plantearle oposición a Diego Schwartzman en el cuarto punto. Se podría decir que una exigencia similar sería partido de casi cinco horas como hizo David Ferrer hoy en Valencia pero no, hay un corte, una relajación, para volver a empezar de cero (y encima, de dobles a singles). Las mujeres en la Copa Fed vivían una experiencia similar -ellas, con el doble al final- pero recién hoy lo observamos por la trascendencia de la Davis.

La victoria de Argentina sobre Chile les dará un espaldarazo importante a Diego Schwartzman y Guido Pella, los amigos que se habían sentido en deuda por sus derrotas en el repechaje con Kazajistán y por eso, tras aquella serie, se habían comprometido públicamente a jugar la serie siguiente en la Zona Americana.

La Davis es diferente al circuito -no, ¿en serio?- y ambos lógicamente lo sintieron. Pella fue sincero al decir ayer que “me asusté” en el set arriba y 4-2 ante Garín en el quinto punto. Mérito del bahiense, después de lo de Kazajistán y las serie anterior con Italia (tuvo una ventaja de 2-0 en sets ante Fognini en el quinto punto), de “pedir la pelota” para jugar la definición en San Juan y superar ese momento de dudas para imponerse en el tie-break, con varios winners, cuando las papas quemaban.

Schwartzman lució nervioso en sus dos singles, no pudo soltarse del todo: era su debut en individuales por los puntos y como local. Era el jugador claramente mejor ranqueado (15°) y tenía presión extra en su caso. Se notó en sus festejos (una doble falta del rival, por ejemplo), en algunos pedidos al banco, pero como dijo él, lo importante en la Davis es aportar el punto. Muchos tenistas de cualquier país sufren la localía y Diego aprobó el test pese a las dudas del segundo set ante Garín. “Si sufriera la Davis me quedo en casa”, dijo pero admitió que los nervios son distintos. No nos olvidamos de Machi González y Nicolás Kicker, quienes no pudieron ganar pero aportaron al cansancio de Jarry. Párrafo aparte (escrito en el mismo párrafo) para el equipo chileno, que seguramente regresará al Grupo Mundial prontamente, con el mini-Berdych de Jarry y el progreso que esperamos en Garín.

La serie se desarrolló en un clima muy cordial para lo que se preveía teniendo en cuenta la cercanía geográfica de San Juan con Chile y el antecedente, demasiado lejano en el tiempo, de la serie de los sillazos en el 2000.

Coming up mañana, un post sobre el futuro de la Davis. Con mucha data (?).

2 abril 2018

Campeón a los 32

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 13:50