Fue buena

30 julio 2007

Me aíslo del mundo exterior

Filed under: Fotos,Pienso de que... — Jorge @ 00:05

moyaumag.jpg

Abstracción, según una de sus definiciones de diccionario, es la concentración del pensamiento prescindiendo de la realidad exterior.

La abstracción es un requisito más en el tenista. De los más importantes.

Abstraerse del celular del boboncho –bueno, el distraido– de turno que no para de sonar, del bebé que sigue llorando, del público hostil…†Concentrarse en el juego y también olvidar, al menos por un rato, los dilemas personales de cualquier índole.†

Una†demostración de cómo abstraerse la dio Carlos Moyá en Umag. Mientras los medios de su país ventilaban su romance†con una actriz, el ex Nį 1 jugó un tenis soberbio para ganarle a Guillermo Cañas y luego a un encendido Andrei Pavel en la final del torneo croata.

moia.jpg

En la misma semana, la italiana Flavia Pennetta, también tenista y última novia oficial de Moyá,†no jugó un partido de dobles en Bad Gastein, un torneo†austríaco, por “problemas personales”, según el comunicado oficial de la WTA.

2 comentarios

  1. Qué ejemplo que es Carlitos!
    Un tipo que se mantiene vigente, que aún sigue disfrutando del tenis y no lo sufre.
    Mantiene el equilibrio de una manera genial

    A ponerse de pie ante Carlos.

    Comentario by Mariano Cufré — 30 julio 2007 @ 11:59

  2. Si bien es absolutamente destacable el poder de abstracción de Moyá, es por demás entendible la situación de Flavia Pennetta. El o la tenista es ante todo una persona y cualquiera que haya agarrado un raqueta ya sea para jugar un domingo contra un amigo o para jugar la final de cualquier torneo ATP sabe cuanto influye el aspecto mental en este maravilloso juego. Poder separar situaciones personales de situaciones de juego es quizás una de las carácterísticas que separa a un gran jugador de uno bueno.

    Comentario by Leo Perrotta — 30 julio 2007 @ 15:39

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios est√° cerrado en este momento.