Fue buena

27 septiembre 2011

Una tira costumbrista y la puteada en el JFK

Filed under: Coberturas — Jorge @ 14:22

Miércoles 21

Comienzo a escribir en la estación de Bar, mientras espero el tren que me llevará de nuevo a Belgrado, antes del regreso final a Buenos Aires. Bar es una ciudad en Montenegro, aunque yo mismo, cuando leí el ticket del tren, me alegré: «Uh, qué bueno, tiene servicio de bar». A los segundos caí que era el nombre del destino y mi estómago me dijo: «Dejá de hacerme ilusionar».


Estación en Belgrado.

Hace diez minutos llegué en colectivo desde Budva, donde pasé un par de días de minivacaciones. Por suerte, una señora dejó sus bolsos en el suelo y, aun sin entender inglés, me cambió en la calle unos 10 euros -moneda usada en Montenegro- por 1.000 dinares -Serbia-. Si no era ella u otro que hiciera el favor, estaba listo, perdía el tren de las 21.15. No había casa de cambio abierta.

La idea en los días libres era olvidar el tenis. Eso pretendía, pero siempre hay algo que te hace acordar. En Budva dormí en el…

Así como en Belgrado había un candidato llamado…

O en Novi Sad había una publicidad de…

Pasó una hora en micro desde Budva hasta Bar. Debí viajar parado, es una ruta muy usada por turistas. Es un camino de montaña, hay que ir bien agarrado, por eso tuve que hacer un pedido inusual: le di mi tarjeta personal a una alemana y le pedí que me mande las fotos que iba sacando con su cámara con objetivo. «En dos semanas, ¿puede ser?». Cómo no. Dependo de que no pierda la tarjeta y se acuerde.


Ejemplo de la vista en el bondi de Montenegro, esta vez, en el viaje de ida, no el de vuelta.

Se vienen 12 horas de tren nocturno a Belgrado, con cabinas de seis cuchetas para dormir; luego un día más en la capital serbia; para salir el viernes a la mañana a Roma. Será la primera escala en un regreso de 30 horas: sigue Londres, Nueva York (los desvíos obedecen al pasaje más barato) y finalmente Buenos Aires el sábado.

Cuando terminó la Davis, quería ir a la playa. En Belgrado, la temperatura no bajaba de 30 grados, pero al llegar a Budva, llovió por primera vez en tres meses. No fue sorpresa: Jonathan, el argentino que les presenté el año pasado, el de «Una idea para el frío», me había avisado que pasaría.


A: Belgrado B: Bar C: Budva D: Novi Sad.

«No importa, por las fotos, vi que el lugar está buenísimo», le dije. Es difícil que una playa en Montenegro sea fea, lo que se dice fea. Después de la lluvia, hubo tiempo para el reencuentro con el Adriático.


Escalera al paraíso.

—————————————————————————————————————————————————————–

Allí en Budva estaba Jonathan, alias Choro, trabajando en producción de lo que me describió como una serie «al estilo Pol-ka, costumbrista, pero malísima». Filmaban en la Iglesia Santa María, en la ciudad vieja de Budva, típico laberinto europeo de piedra y callecitas internas. Los equipos técnicos eran de primer nivel, me comentaba. Lo mejor, la voluntaria.

La serie, «Budva na pjenu od mora» (Budva en la espuma del mar), igualmente debería ser un éxito, pero no llegaremos a verla por estos lados a menos que la suban a YouTube. Choro me contó algo del argumento, pero mejor ni mencionarlo (la hija que busca al padre y no sé qué). Seguí un par de tomas, más que nada desde lo técnico, desde el armado, el travelling y todo eso, y ligué comida de staff gracias a Choro.

Comida-gratis-en-trabajo-de-conocido-en-Montenegro integra la lista de recursos en un viaje en situación de ahorro forzoso. La nómina contiene ítems como «guardarse-el-cereal-que-te-regalan-en-el-torneo-de-periodistas-del-US Open-para-algún-momento-de-hambre-en-Belgrado», también «aceptar-las-botellitas-de-agua-que-ofrece-la-jefa-de-prensa-de-la-Davis-cuando-está-terminando-la-serie-con-tal-de-tener-agua-gratis-en-la-semana-libre».

El jefe de producción de la serie, parecido a Henri Leconte, me preguntó cómo había estado la Davis. Uno de los camarógrafos, al saberme argentino, me dijo «hola, puñetero!» .

Lo corregí, le dije «pajero». Se cagaba de risa.

Choro cumple con esa indispensable función cultural y de integración de los pueblos que consiste en enseñar las peores palabrotas del idioma. Me cuenta que saben «hijo de un camión lleno de trolas» y demás combinaciones que harían este post cada vez más soez.

La parte antigua de Budva, asombrosamente, es una reconstrucción que respeta las estructuras originales; destruidas casi por completo por un terremoto en 1979. Lamentablemente, después del rearmado, el casco histórico se transformó en un gigantesco shopping. Que haya lugares para comer está perfecto, pero a cada paso te chocás con un negocio de ropa o souvenires. Demasiado.

En una de las callecitas, existe la pizzería Maradona. Ya no nos sorprende, ¿no? El encargado estaba sentado en un banquito, pretendimos amistad al invocar nuestro origen argentino, y nos regaló gorritas.

«Nunca existirá otro como Maradona!», clamaba. Me obligué a no iniciar la discusión de si Maradona o Messi. No tenía ganas de hablar de fútbol ni de probar su pizza en esa tarde de 30 grados.

Ahora, sentado en la estación, esperando el tren, la gorra me mira. Estoy viendo a qué familiar o amigo se la regalo, es imposible de usar.

La parte antigua de Budva está rodeada de barquitos. Entre ellos, una no-foto: en este lugar donde se encuentra Angelina, suele aparcar su yate Novak Djokovic. Budva, cuenta Choro, es el destino de descanso de Nole cuando no está en Montecarlo.

Llega el tren y hago un poco de fast-forward hasta la llegada a Belgrado. Dormí todo el viaje y no hay grandes historias para contar. Sólo espero que la chica que durmió en la cucheta de la izquierda no me haya puteado tanto, porque mi olor a pata sumado al fuerte aliento a vino de nuestro vecino de camarote, deben haber redundado en un cóctel imposible.


Fea la vista desde el tren al llegar a Bar.

———————————————————————————————————————————————————————

Jueves 22

Aun siendo «periodista digital», o entendido en la materia, me siguen sorprendiendo estas situaciones…

Llego a la estación de Belgrado, y el teléfono no capta el wifi para ver los mails. Camino unas cuadras, encuentro una calle poco transitada, me siento en el suelo y saco la computadora. La gente que pasa mira con extrañeza o desprecio, como si fuera un vagabundo o a un ladrón (de redes inalámbricas ajenas), los murciélagos vuelan allá arriba, los oigo y los veo, espero que no choquen conmigo.

La compu sí capta una señal abierta. Me conecto a ver si Javier, colega mendocino que estaría en Belgrado el último día libre, había conseguido hotel y estaba para armar alguna. Le mando mail, me responde al toque, y pasa la dirección del café donde estaba desayunando. Abro Google Maps y veo que estoy a siete cuadras nomás. Le digo de ir a Novi Sad, que me lo había recomendado Choro, una hora de bondi. «Sabía que ibas a tener un buen plan», dijo Javier. El bondi salía 7 euros.

El último día, entonces, que pensé que sería al pedo, incluyó una visita a las tierras de Monica Seles.


Novi Sad y el Danubio.

——————————————————————————————————————————————————————–

Viernes 23

Ahora sí, es tiempo de dejar Belgrado y regresar a casa. Serán 30 horas entonces, 23 sobre el aire, en cuatro aviones distintos. Antes de dejar el hotel, chequeo el mail: escribió Edward, el de la CBS, el de «tú puedes hacerlo, FueBuena». Me pregunta si pude lograr que American me pagara algo por el quilombo del baño. Le respondo que tengo que verlo online.

Estoy por abordar el avión a Roma, primera escala. El gusto (¿?) de compartir el vuelo con Boris Pashanski.

——————————————————————————————————————————————————————

Check-in en el aeropuerto de Fiumicino, Italia.

«¿Sabés qué? Tuve una lesión en la rodilla izquierda, me vendría muy bien viajar en salida de emergencia para no doblarla».

El empleado de American me mira y sonríe. «Te juro que no es mentira», afirmo. No me refería a la caída desde la bicicleta, sino a lo que podría ser… menisco lamentablemente… Javier, el mendocino, con pasado de futbolista profesional, me decía que las chances son ésas.

«¿Y cómo va a hacer para ayudar a las demás personas si tiene la rodilla mal?», contraatacó el empleado de American, un tanto sobrador.
«No sabía que era tarea de los que están en la salida de emergencia», mentí.

El tipo no sólo me privó de la salida de emergencia, sino que me puso ventanilla para todos los vuelos siguientes. Después pensé que por ahí me dijo cualquiera, porque en la salida de emergencia veo con frecuencia personas mayores o con discapacidad, madres con bebés… En fin…

Por su parte, mi rodilla está mejor, pero veré a un médico.

——————————————————————————————————————————————————————-

«Mira, ahí está Twickenham, y varias de las estructuras que servirán para los Juegos Olímpicos». El avión está girando, se apoya sobre su izquierda, y podemos ver Londres desde el aire. Pocas ciudades deben disfrutarse tanto desde el avión, por sus edificios y el verde que predomina.

Tom, de unos 60 años, viaja con su esposa. Lee el Daily Mail y me dice que los diarios británicos son simplemente una mierda. Que hasta el Times se está volviendo sensacionalista, pierde su calidad, sólo la BBC se mantiene como un medio confiable. «Mezclo BBC con Al Jazeera», me cuenta. Hablamos del avance de los medios digitales, le cuento del blog y de mi ocupación, y me confirma que Andy Murray es escocés cuando pierde, británico cuando gana.

«¿Sabes? El hijo de un amigo mío es el que escribe los nombres de los ganadores en la Copa de Wimbledon».
«Mirá qué bueno», respondo. «¿Qué es lo que hace durante el resto del año? Me intriga saber eso».
«Lo mismo, pero con tickets de estacionamiento. Escribe los nombres de los que dejan el auto».
Lo miro y me río. «Es chiste, ¿no?».

Tom espera unos segundos, como alargando el suspenso, me mira fijo y confirma que sí, que es chiste. Que no sabe qué hace el tipo el resto del tiempo.

———————————————————————————————————————————————————————–

«LA SEGURIDAD Y LA CONCHA DE SU MADRE!!!!!».

El grito salió bien de adentro, primitivo, irracional. A un volumen interesante, suficiente para que algún personal de custodia me dijera algo. Apenas terminé de decir «madre», me di cuenta de las posibles consecuencias y miré alrededor. Decenas de personas observándome en el salón de Migraciones del aeropuerto Kennedy, pero ninguna con ganas de reprender mi acción.

Sucede que llegaba tarde al vuelo a Buenos Aires, y en Estados Unidos te obligan a salir y volver a entrar. La conexión con el vuelo siguiente no podés hacerla si no mostrás tu valija nuevamente y decís para qué motivo llegaste al «país de las oportunidades». Yo tenía apenas 40 minutos, y cuando pedís permiso para saltear la fila y llegar hasta el puesto de Migraciones, y el tipo te dice: «Pero me falta el papel azul además del verde», te puede salir una puteada.

En mi carrera hacia el vuelo final a Buenos Aires, me encontré con el costarricense del quilombo anterior, el del vuelo de ida, el que se iba a casar en Roma. Increíble coincidencia. Diálogo a las corridas: ¿Se casaron? (me mostró el anillo) Que sean muy feliceeeees!! (se perdía por una puerta). El Tico se cagaba de risa.

En el viaje a Buenos Aires vi Super 8, la de JJ Abrams y Spielberg. Entretuvo pero no gustó, salvo la peliculita del final, que me hizo recordar a intentos infantiles por hacer lo mismo. O a los videos de FueBuena de ahora.

——————————————————————————————————————————————————————–

Domingo 25

Se invierten los roles: vuelvo a Ezeiza pero esta vez como chofer, para despedir a mis padres, que conocerán Europa por primera vez. Su destino es Fiumicino, dos días después de que lo pise yo.


Sobrevolando el Caribe. ¿La huella del pie de Dios?

Regreso a casa y ya empiezo a pensar en la próxima gira: Valencia (ATP), París, Masters de Londres y ¿Valencia? (final de la Davis). Veremos si se puede.

 

19 Comments »

  1. EXCELENTE!

    Post pos almuerzo en la oficina, envidiable… y no me dormi.

    Amo Fue Buena! Gracias!

    Comentario by RAFA_el Original — 27 septiembre 2011 @ 14:55

  2. Que ganas de tirarme de cabeza en la escalera al paraíso.

    Comentario by Leo — 27 septiembre 2011 @ 15:00

  3. Jorge sos un grosso!!!! Que buen post, como siempre. Ahora a esperar la nueva gira…

    Comentario by masisito — 27 septiembre 2011 @ 15:20

  4. que increible coincidencia!

    Comentario by durich100 — 27 septiembre 2011 @ 15:56

  5. Grande Jorge !!! Muy bueno. Alegraste mi tarde de oficina.

    Comentario by juan capixaba — 27 septiembre 2011 @ 16:12

  6. Vos sabes que estuvimos esperando ansiosamente un año y medio el estreno de Super 8, deciamos con amigos si esta producida por J.J. Abrams + Spilberg seguramente debe estar excelente, pero despues de ver la pelicula, nos dimos cuenta que es una version renovada de ET en la que participa el primo del monstruo de Cloverfield (es mas chico)…. realmente un pelotazo, y como decis, lo unico bueno fue el cortometraje de los pibes en el que participa la hermanita de Dakota Fanning (va a estar buenisima)

    P.D. 1: El post esta tan bueno como la rubia
    P.D. 2: Un pedazo de pizza no se desprecia en ningun lugar del mundo
    P.D. 3: Como vas a regalarle a alguien esa mersada de gorra, quien te ofendio tanto???

    Editado por Jorge: Se la podría regalar a Maradona, no? Para su museo personal, no por la gorra, sino por su procedencia.

    Comentario by César — 27 septiembre 2011 @ 18:28

  7. Bien jorge, hace mucho que no leia tantas lineas en un blog sin saltearme parrafos o buscando palabras clave.

    Te felicito y gracias por todo.

    Editado por Jorge: Como «volvamos a los lentos», «volvamos a los textos largos». :)

    Comentario by balones — 27 septiembre 2011 @ 19:14

  8. Para no perder la costumbre, estas cronicas de viaje son de los mejores post.
    Con los paisajes que uno ve, el viaje vale la pena. Mis felicitaciones, señor, por el post.
    PD: como soy una persona democratica, toda aquella persona que no haya votado la primera opcion de la encuesta, pedire sus datos, los llamare a declarar y no leere mas sus comentarios.

    Comentario by Juan Carlos Batman — 27 septiembre 2011 @ 22:47

  9. Me encantan estos posteos (son lo mejor del blog, así voté). Qué manera de recolectar anécdotas interesantes para contar en el futuro. Me gustaría ser vos!! jeje.

    Comentario by johndoe1987 — 27 septiembre 2011 @ 23:25

  10. Excelente crónica Jorge!! un placer leerte…

    Editado por Jorge: ‘Cha grasia…

    Comentario by jplaplace — 28 septiembre 2011 @ 10:21

  11. Una tia-abuela mia diria que cantidad de malas palabras esta usando este chico… pero suenan muy naturales.
    No hay cosa mejor en el mundo que viajar conocer lugares, conocer gente, abrir tu cabeza al mundo y a otras ideas y mentalidades. Eso te da… mundo…. y conocimiento de causa para reclamar, discutir, comparar, etc.
    Coincido con q la gorrita es «in-ponible»…por mas que muchos lo amen al Gordo.
    Despues de este gran post, de la rubia, de las ciudades historicas, de Montenegro, Serbia, me quede pensando… si la alemana del micro de Budva a Bar esta buena (es la de la foto con el mar de fondo?), seria mejor idea dejarle un pen-drive baratito, porque asi le vas a dar pena y te va a mandar las fotos si o si… con la tarjeta personal quizas tambien lo consigas, pero eso va a depender de como le hayas caido.
    Muy buen post realmente.

    Editado por Jorge: No es la de la foto pero estaba buena.

    Comentario by Gustavo L — 28 septiembre 2011 @ 10:37

  12. Excelente Post … Como dijeron arriba es raro no saltearse párrafos en estos post largos, realmente tiene que atraparte ;)

    Comentario by egopatagonico — 28 septiembre 2011 @ 14:20

  13. Espectacular la cronica del viaje. Es como que nos haces conocer tus lugares a los lectores tambien.
    Lamentablemente parece que todo lo que descansaste y te relajaste te lo volviste a «ganar» en estress en esas 30 horas de viaje.
    Abrazo

    Comentario by Moicico — 28 septiembre 2011 @ 14:25

  14. Es buenisimo el relato, muy entretenido. Por cierto, mi novia que labura en una Aerolinea, me dijo que los unicos requisitos para que te den los asientos de las salidas de emergencia son: Hablar el mismo idioma que la tripulacion y estar apto fisicamente para abrir la puerta en caso de emergencia y ayudar a la tripulacion en la evacuacion. No hay limite de edad. Y es muy raro por ej. que pongan a una persona con discapacidad. Vaya a saber uno que le paso a ese empleado de AA. Bueno, eso nomas. Abrazo!

    Comentario by mplinplini — 28 septiembre 2011 @ 14:36

  15. Inmejorable!! Tengo la obligación de decirte que estas en mi top 5 de blogs. Las crónicas de viaje son como el pgm de tv Clase Turista, pero mejor. Las anécdotas y sobre todo la forma en que las contas son una exquisitez blogueril! Felicitaciones y a por más crónicas!
    PD: Voto porque la gorrita termine en manos del Gordo.

    Editado por Jorge: Grazie sr.

    Comentario by gkaptan — 29 septiembre 2011 @ 15:12

  16. Buenísimo el post, Jorge. Gran viaje te clavaste. Suman mucho las puteadas; el relato es más cercano y real. Gracias por tomarte el tiempo. Ojalá se te dé la gira de fin de año.

    Sorteá la gorrita entre los fuebueneros con alguna otra cosa como una cena con la voluntaria de la serie de Choro! :)

    Comentario by Juan_Cba — 30 septiembre 2011 @ 12:54

  17. Hola! Soy Sebastian Te conoci en la estacion de trenes de Belgrado, el luns despues del triunfo, estaba con Diego. Me encanto esta experiencia de leerte. Abrazo

    Editado por Jorge: Chas gracias.

    Comentario by aceventura — 1 octubre 2011 @ 10:12

  18. Qué buen post!! Gracias Jorge!! QUÉ BUENO ES ESTE BLOG!! Te cuenta todo lo que hay detrás de la pelota, de los jugadores y de los periodistas que se «matan» para estar en todos lados y poder transmitir lo que ven, lo que no muestra la tele. GRACIAS!! GRAN-BLOG-GRAN!!!

    Comentario by Victoria_20 — 6 octubre 2011 @ 13:35

  19. Ahh algo más: sí loco, qué vuelvan los textos largos, pero interesantes. No hay peor mentira que: «la gente no lee las notas largas o posts largos»… y sí, no las lee si son un embole, pero con cosas como estas te dan ganas de seguir, seguir y seguir…

    Comentario by Victoria_20 — 6 octubre 2011 @ 13:36

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.