Fue buena

18 septiembre 2012

El eterno retorno

Filed under: Coberturas — Jorge @ 12:27

Así como alguna vez comenté que 13 años en el diario Olé contribuyeron a que ya no me importe el fútbol argentino; no me importe si River pierde, desciende o entra en quiebra, cansan in extremis los problemas de Argentina en la Copa Davis.

Se repiten patrones propios del deporte pero bien autóctonos, argentos (individualismo, incapacidad de pensar colectivamente, ceder o ponerse en lugar del otro) con otros universalmente dañinos -hipocresía, demagogia, desinformación, chusmerío y podría seguir-.

Le di muchas vueltas a este post porque la rutina aburre, y para mí escribir sobre problemas en la Davis se convierte en rutina. No viví la época de Vilas y Clerc, sí los problemas de 2005 y 2008, y casi que voy a comentar asuntos parecidos a los de este post de 2010. Cambian los nombres, nomás.


Te cedo la posta, Juan.

¿Por qué lo hago pese al hartazgo? Porque elegí ser periodista. A veces te toca comentar sobre temas que te rompen los huevos o te chupan uno solo: ya no siento frustración de hincha/seguidor por no ganar la Davis alguna vez. Me encantaría que se lograra por algunos miembros del equipo, pero si los problemas internos inciden para perder una nueva oportunidad, sólo me surge felicitar a los que ganaron y desearles suerte para la final. Sí, aunque sean Berdych y Stepanek.

Como ocurre con estos temas de la Davis, cuento con la ventaja de haber leído, escuchado, averiguado, ido a las fuentes y tenido tiempo para procesar.

BERDYCH EN LLAMAS

El domingo a la noche, en un resturante de Puerto Madero, los checos (sin Stepanek, que viajó a Estados Unidos) devoraban bifes de chorizo a precio de turista (165 pesos sin guarnición) mientras esperaban que llegara la medianoche, momento en el que festejarían el 27º cumpleaños de Berdych. Uno de los regalos fue una camiseta firmada por Maradona.

«Si supieras lo que te gritaba Diego durante el partido», le dijeron a Tomas. Él se rió. No le importó.


Fotos de Sergio Llamera.

El semifinalista del US Open llegó a Buenos Aires, ganó tres partidos y es el gran responsable de la derrota argentina. Al menos, de lo que no comprende una escritura en modo potencial: en la cancha, fue él quien ganó los tres puntos, uno de ellos ayudado por la inteligencia y ductilidad de Stepanek.

Como se repite en el equipo checo, Berdych en singles y dobles con Radek, es la fórmula que usan para volver a tener chances de título, los tres puntos necesarios para ganar cada serie. Los ayuda la suerte, como pasó con Argentina otras veces: contra los checos, no jugó Djokovic para Serbia en cuartos, tampoco Nalbandian (y Delpo se bajó luego) en semi y tendrían una final en casa y sin Nadal.

Berdych pudo haber perdido el viernes contra Juan Mónaco. Allí también podría haber cambiado el destino de la serie. Me habría encantado que Mónaco ganara ese punto y definido en el quinto con Stepanek. Ahí es cuando la serie me duele un poco, por Pico específicamente, pero no lo pudo cerrar y porque merece una victoria así.

LA «LEGIÓN»

Un tema que tampoco quiero dejar para el fondo del post: la Legión -odio el término bélico, siempre lo odié- va desapareciendo, lo hace todos los años (eso, en modo irónico) y es un tema recurrente. Para poner una fecha arbitraria, escucho del fin de la Legión desde que en el pobre Roland Garros 2008 argento -sólo Schwank en tercera ronda- le preguntaron a Chela qué pensaba sobre el final de ese variado grupo de tenistas que la rompió en la primera mitad de la década. Desde esa época se repite lo del fin de la Legión. Ya no se pueden armar dos o tres equipos de Copa Davis, como se decía antes.

Mónaco, con esfuerzo, logró alcanzar el top ten, allí donde está un Del Potro que seguramente siga subiendo. Nalbandian tomará una decisión de seguir o parar a fin de año. Mayer amenaza, Berlocq es otro que trabaja como pocos y llegó al top 50. No hay tanto material como en otros años y por ahora, se consigue avanzar en la Davis. Por ahora se esquiva el repechaje. Veremos lo que pasa con el sorteo el miércoles.

Como se vio con Croacia y ahora con República Checa, un equipo de dos jugadores puede ganar la Copa Davis.

DEL POTRO Y EL EQUIPO

Juan Martín se tomará unas vacaciones fuera de Tandil y, según parece, no jugaría la gira asiática, como harán varios tenistas que ya están quemados del cargado período mayo-septiembre.

Delpo ya estará al tanto de lo que se ha escrito y comentado de él. Lógicamente, ustedes no necesitan confirmación: lo publicado es cierto… Pueden leerlo en esta nota de Marcelo Maller en Clarín, esta de Sebastián Torok en La Nación, la siguiente de Juan Pablo Varsky en Cancha Llena, la de Gonzalo Bonadeo en Terra o la de Marcelo Gantman, también en Cancha Llena.

Existió lo del cuarto para él solo, las exigencias de seguridad y gimnasio (atendibles), el auto especial con vidrios polarizados, su ausencia en la foto oficial -por eso la representativa imagen que sigue- y la negativa de ir a la cena del miércoles (finalmente fue, advertido por Jaite), allí cuando noté por primera vez que la interacción con los compañeros era igual a cero. Quizá 0,1.


Equipo sin Delpo. La imagen del fin de semana, por Sergio Llamera.

Ya me habrán leído sobre esto: no pienso que los jugadores tienen que ir cantando de la mano como si fueran la Familia Ingalls o Heidi si quieren ganar una Copa Davis. Ni siquiera es fundamental que se junten a comer un asado, aunque mal no viene (inviten, voy como comensal, no periodista). Una armonía de grupo conduce a mejores resultados, pero no es condición indispensable.

Lo mismo pensaba Luis Scola en un audio de Basta de Todo, que linkeé recientemente y recomiendo escuchar…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

El ejemplo fue Belgrado 2011, allí donde filmé en cancha la práctica entre ambos (segunda parte del primer video) y el abrazo en el festejo (segundo video).

Sí, ya sé, los triunfos tapan todo. No se trataba sólo de eso. En aquel momento escribíamos sobre tregua, acercamiento con Nalbandian. Se pudo jugar sin quilombos. Se pudo hacer la transición necesaria entre circuito-Davis.

El pensamiento anti-Ingalls no niega advertir que hay actitudes que molestan al equipo. Lo que ocurrió el fin de semana no me jode a mí, sino a sus compañeros. Entiendo lo que deben pensar algunos de ustedes, mis pequeños saltamontes (?), a mí tampoco me gustan las personas que pontifican sobre cómo debe ser un grupo ideal, aquellos que quieren un mundo feliz, pero aquí estamos en un extremo distinto, que afecta directamente a los otros que juegan y salen a representar al tenis de nuestro país (me salió muy «compatriotaaaaas!»).

Actitudes que no se encuentran en equipos como Serbia, España o Francia, por más que ellos han tenido sus problemas (los dos últimos, especialmente) y tampoco viven en el monte de los Ingalls.

Empezamos por los dos días de ausencia, en los que Jaite y Zabaleta lo llamaron al celular sin respuesta. Esos entrenamientos en solitario el lunes y martes -recuerdan el tuit que mandé desde Flushing contando que estaba en el Tenis Club Argentino, bien lejos del Roca-. Sigue con una práctica el miércoles con Diego Schwartzmann a pedido suyo y la famosa frase que finalmente jugaba «por la gente».

Error. Esa frase fue un error de demagogia. Si su muñeca estaba mal, Delpo no jugaba.

Hoy podría contar apenas dos tenistas que, en situaciones generales, ponen a la Davis por sobre su estado: Nalbandian y Hewitt (me cuentan australianos que quería jugar otro año por la Davis, ahora verá qué hace). El otro 99,9 piensa primero en cuidarse para el circuito y está perfecto, así debe ser porque la carrera es corta, se necesita cosechar en la década y monedas que juegan a este deporte en forma profesional.

«Lo que nos molestó fue el acting», me dice un integrante del equipo. «Lo hacía por la gente, no por los compañeros».

Lo que molesta -en mi caso, por el hartazgo de la Davis que mencionaba arriba- es la repetición de errores. No saber manejar el poder que brinda ser el Nº 1. Pasó con Vilas, pasó con Nalbandian. Se podría pensar que Del Potro, enfrentado con David desde aquella final de 2008, intentaría cambiar eso, actuar distinto desde su bajo perfil, pero eligió tomar el mismo camino.

¿Cómo procedieron Jaite y Zabaleta? Primero, aceptaron los pedidos especiales. Ahora lo defienden públicamente. Es una estrategia lógica porque la tarea es hablar puertas adentro y no quemarlo ante la prensa y, por extensión, ante cualquier persona que está interesada en este tema. «No hay que revolver», pedía Mónaco.

«Creemos que estamos formando un grupo. A veces cuesta más, a veces menos, los grupos no se forman tan rápidamente. Sabemos que la Davis se juega en conjunto y si se arma un buen grupo tenemos mas posibilidades de lograr objetivos. Lo estamos armando, estamos en camino. De cualquier manera, sin buenas individualidades no se puede ganar la Copa Davis», afirmó Jaite en rueda de prensa. Se necesita a Del Potro top ten antes que a Laura Ingalls.

A Delpo no se le pide el liderazgo de un Ginóbili. Puede seguir con perfil bajo, nadie pediría un cambio en ese sentido. El asunto es que, esta semana, sus actitudes, su falta de cohesión, la falta de comunicación si jugaría o no, afectaron a los otros. La salvedad, al menos en el grabador, fue Carlos Berlocq, quien me dijo que Delpo estuvo ahí para alentarlo y darle consejos.

LA COMUNICACIÓN

No quiero extenderme demasiado en este punto, pero seguro lo terminaré haciendo: aquel famoso post de la Davis con Holanda fue un ejemplo. Delpo nunca supo manejar la comunicación de su carrera. No es culpa suya exclusivamente, sino de su padre, que monopolizó ese aspecto y no supo o sabe conducirlo al menos hasta ahora. Delpo no tiene jefe de prensa, no tiene página web, no comunica sus acciones.

Tengo el extraño privilegio de entrevistarlo en los torneos a los que he viajado y no tengo quejas en el sentido entrevistas (con la única excepción del último día en Cincinnati, en el que prefirió hablar en inglés y no en español). Lo que se pide es información acerca de sus acciones relacionadas con el deporte que practica, y que cubrimos.

¿Está obligado a mejorar la comunicación?
No.

¿Para qué serviría hacerlo?
Para evitarle dolores de cabeza a él -los rumores son incontrolables, ya saben- y para que los periodistas podamos trabajar mejor.

¿Para qué te sirve que trabajemos mejor?
Para que sepas cuáles son sus pasos.

¿Es indispensable tener información oficial suya?
No, podemos averiguarla por otro lado, aunque se nos hace más difícil. A mí me gusta el desafío.

¿Por qué el fan debe saber sobre sus pasos?
Bueno, no es obligación, si quieren no hablamos de él. Hablo de otros, cierro el blog, ustedes deciden (?).

En el caso de la baja de Del Potro, el sábado a las 9.41 de la mañana, Flavia Palmiero (foto) tuiteaba la información antes de que lo supieran Berlocq y Schwank. Jaite y Zabaleta habían elegido comentarle a Charly, después del doble, que sería él quien jugara con Berdych el cuarto punto.

Del Potro no era quien se lo comentaba a su reemplazante, pero se lo había dicho a Martín Palermo y este a un periodista de Radio 10.

Otra vez, la comunicación.

El domingo, Del Potro no vino a la rueda de prensa de Jaite, Zabaleta y Mónaco. No estaba obligado.

LA LESIÓN DURANTE EL FIN DE SEMANA

«Adónde están/ los que decían/ que no ibas a jugar», gritaban desde una tribuna el viernes.

Si un jugador presenta una lesión, lo más lógico es aceptar lo que dice. Es imposible meterse en la muñeca de Juan Martín, hay que conformarse con lo que afirma y respetarle el dolor. Del Potro fue operado en la otra muñeca y ese año fue traumático para él. Desde Estados Unidos llegó con una recomendación de parar, por parte del doctor Berger.

Sin embargo, integrantes del equipo me contaron que no le creen que la lesión era tan grave como para no jugar. «No esperó al domingo, se lo dijo a Jaite la noche del viernes», cuenta uno. Del Potro no fue infiltrado para su partido del viernes.

«Me dijo que no se sentía en condiciones de ganarle a Berdych», dijo Berlocq que le dijo Del Potro. Como apuntaba Varsky en la nota previamente linkeada, no dijo «jugarle», sino «ganarle».

Stepanek explicó que no le vio nada raro y, si bien es cierto que Delpo no empuja el revés como antes y no produce winners, le dio duro y parejo en el partido con Djokovic. Durante ese torneo, nos dijo que estaba tranquilo porque la lesión no podía empeorar.

«Le duele la muñeca y suma exhibiciones a fin de año», comentaba un dirigente.

El llanto del viernes me hace suponer que Del Potro sabía que no jugaría el domingo. En charla conmigo para el sitio de la Copa Davis (última pregunta del audio al final de este link) a pocos minutos del sorteo, me había dicho: «Me imagino el viernes y solamente el viernes. Como estoy de la mano, no puedo verme más allá de mañana».

En este momento, no le di a esas palabras la importancia que le doy hoy.

Los problemas físicos de Del Potro hacen que suprimamos en nuestro imaginario de equipo posible una presencia suya durante los tres días. Si es joven, tiene un gran saque y devolución, peso de pelota superior… ¿por qué nunca jugó los tres puntos?


«¿Viste, Roger, lo que pasa ahí en Argentina?».
«Cállate y mueve el paraguas hacia mi lado. No ves que me mojo».

Aclaración relacionada y necesaria: Del Potro no podría haber «elegido» jugar con Berdych en vez de Stepanek. Si hubiera pasado de presentarse el viernes, Mónaco habría tomado el rol de single 1 y Delpo sólo habría podido reemplazar a Berlocq (entonces, habría jugado el quinto ante Stepanek).

ERRORES Y SILBIDOS

Confío en que el lector de FueBuena, conocedor de la rigurosidad que intento mantener en mi laburo, no verá este post como un «uhhhhh, lo mataste a Delpo», sino como un ejercicio de periodismo. Delpo, si leés el blog como me dijiste en Sevilla, lo mismo.

El tandilense cometió errores, repite conductas criticables, pero no es el villano del tenis argentino. Hace pocos días celebrábamos el gran segundo set ante Djokovic; hace algunos meses, la medalla de bronce en Londres. Conozco a JMDP desde hace una década, recuerdo el primer encuentro, en el ATP de 2002, cuando él tenía 14 años y el primer comentario que se me ocurrió decirle fue «mirá, cumplimos años con un día de diferencia».

Con lo poco o mucho que lo conozco, repruebo los silbidos del otro día. Los repruebo terminantemente (brazo levantado, índice señalando al cielo). No me gustaría iniciar acá una serie de comentarios delpotristas/anti, no reproduzcamos otros ámbitos.

LA GRAN PREGUNTA QUE NO RESPONDERÉ

Sería un simple «¿por qué?». Por qué esta forma de manejarse y por qué repite errores de otros.

No lo sé. No tengo la menor idea. Decena de especulaciones, pero al pedo escribirlas.

La Copa Davis y Delpo es una relación con capítulos increíblemente positivos (debut ganador vs. Austria en 2007, quinto punto vs. Rusia en 2008, barrida vs. República Checa en 2009, triunfazo vs. Serbia en 2011) y negativos, como Mar del Plata 2008 o esta serie con los checos. A Delpo no le gusta hablar de la Davis. Sin embargo, en los últimos años, cuando jugó cumplió muy buenas actuaciones, como lo hecho ante Tipsarevic y Djokovic, y los partidazos contra Ferrer y Nadal en Sevilla.


Llanto en la ceremonia en Sevilla.

Por eso todo lo que ocurrió esta semana fue sorpresivo. Habría imaginado que Del Potro querría ganar la serie, quizá la final con una España sin Nadal y, aunque la perdiera, concentrarse en su carrera en 2013, que la Davis quedara en el camino.

En los Juegos Olímpicos, me cuentan -no estuve-, la relación entre Del Potro y Jaite era otra.

Me habría encantado creer esto de que «bueno, jugó un partido, aportó el punto, le dolió mucho y tuvo que parar», pero los actores involucrados esta semana sienten que no fue todo tan lineal.

QUÉ VIENE AHORA

La Asociación Argentina de Tenis piensa en una lista de pautas obligatorias para los que acepten ser convocados al equipo. Anuncian rigidez, como en los días posteriores a las desinteligencias y bochornos en Mar del Plata, y a la vez ondas de amor y paz para tener un grupo unido.

¿Cómo se podría hacer para laburar con los jugadores que son pibes, que cuando lleguen a ser estrellas (si lo son) no sigan estas conductas? No tengo la respuesta, pero sería genial que un junior ya supiera que esta historia de individualismo en la Davis no llevó nunca a nada.

Eh, junior, si leés esto y tengo alguna influencia sobre lo que pensás: el individualismo no conduce a nada en la Davis. Competí, sacale los ojos al rival en el circuito, gritale los puntos en la cara, pero integrate al resto de tu equipo de Davis, dejá de lado el ranking que tenés en la espalda y actuá, puertas adentro, como uno más. No boicotees ni te autoboicotees. Cuidate, querete.


Por las dudas, sí, yo también me pregunto cómo se bancó Rosol lo que dijo Berdych.

Me cuentan desde Tandil que es muy probable que Del Potro salga (¿salga de dónde, señor redactor? Hable bien!) a dar su versión de los hechos y abarque asuntos coperos no relacionados con esta serie, como el esfuerzo que hace para estar donde está en el ranking e incluso jugar la Copa Davis. Que elegiría lugar e interlocutor. No sé si será ahora o después de sus vacaciones.

Veremos cómo sigue la historia.

LA FRASE HECHA

Pese al panorama, no los quiero escuchar decir que «si no la ganamos ahora, no la ganamos más«.

En 2008 se lamentaba lo mismo (foto mía del Polideportivo marplatense y la ironía de la calle) y hubo más chances. Lógico, mejor no desperdiciarlas.

MÚSICA EN ESPERA

Se trató de un post de actitudes individualistas, por eso ahora quiero traer algo para compartir. La musicalización del post: un gran tema de Brad Mehldau, recomendación de mi dealer musical, Tandilero.

Recomiendo escucharlo entero; al tema, no a Tandilero.

LINKS RELACIONADOS

– Una historia sobre el equipo francés, escrita hace un par de años.
– Muy buena editorial de Varsky y Lucía Bosch sobre lo ocurrido.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

(Espero no leer que lo mejor del post fue la foto de Flavia Palmiero).

107 Comments

  1. Off Topic:
    De un allegado a David, retwiteado por Tenis Extra:
    «Nalbandian no tiene previsto retirarse. Piensa en modificar el calendario 2013, pero no lo veo afuera del tenis»
    «Lo que David va a evaluar a fin de año, es la cantidad de torneos que jugará en 2013. Al menos hasta hoy»

    Comment por Superblack — 19 septiembre 2012 @ 17:15

  2. No querés ser Jefe de prensa del equipo de Copa davis??

    Editado por Jorge: No, hay uno y muy bueno, de la Davis y la AAT.

    Comment por AlejandroG — 19 septiembre 2012 @ 17:22

  3. Not problem Del Pony, solo fué una chanza. Por tus posteos ya me di cuenta que no sos el mismo y me alegro. En cuanto al Post95, efectivamente, un desubicado total..

    Comment por aruaja — 19 septiembre 2012 @ 17:23

  4. Superblack, me alegraste el dia con la noticia.

    Comment por durich100 — 19 septiembre 2012 @ 20:05

  5. Quería dejar mi opinión post-cierre de la semi para este post, que realmente me pareció excelente. Suelo demorarme en dejar mi opinión (antes leo todo lo puesto por autor y comentaristas más el escaso tiempo libre) y esta vez me encuentro con más de 100 comments encima del mío. SE han dicho muchísimas cosas e intentaré no repetir excepto lo que más me resulte gravitante más alguna cosa que pueda agregar:

    1) Esencial: Se habría armado este «tole tole» (en la previa durante y post finde) si Delpo estaba SANO de la muñeca izquierda? Estoy seguro (modo contrafáctico: on) de que NO.

    2) Es hora de que no llamen más a Delpo como el nuevo líder del equipo, lo cual algunos que hoy lo critican venían haciendo hace un año a pesar de que nunca puso la Davis como prioridad y de que, como ha quedado demostrado, no tiene al día de hoy (y dudo que lo tenga alguna vez) un carácter y personalidad para encabezar un equipo de esta magnitud.

    3) Esencial II: Jorge hizo excelente en enumerar los temas en ese orden. Argentina pierde principalmente porque Berdych y Stepanek éste como doblista) son más que una Argentina sin Nalbi y Delpo al 100%) y no existe más una «legión» que pueda soportar instancias tan complejas como una semi o final de Davis (o cuartos el próximo año si nos cruzamos vs. Francia).

    4) Recién ahí, empiezo a hablar sobre las actitudes (erróneas, sin dudas) de JMDP. Pero es tremendo que sólo se hable del fiasco de un equipo de Davis cuando dependemos exclusivamente de que un tipo pueda jugar su mejor tenis para salir exitosos de este tipo de cruces. Hay una gran contradicción allí. Y ahí quiero decir que los periodistas que han sacado notas a granel (cómo vengo con las palabras!) diariamente han generado la sensación de que se perdió porque a nuestro as de espadas no le pintó sacrificarse al 100% por su «país».

    5) A colación del punto 4, mi trabajo de campo (?) sobre personas apasionadas por el deporte y con poco seguimiento de tenis (les gusta pero no se actualizan excepto en estos eventos) trae un resultado preocupante: varios tildaron a Delpo de «falto de sangre» (WTF!!!). Ni siquiera se acordaban o no consideraban el enorme esfuerzo por conseguir una medalla. Creían que no quiso jugar el punto decisivo. Es más, alguno me admitió que puesto en la situación de Nole en 2011, cuando jugó lesionado, si Delpo se presentaba y se rompía en el match, produciendo el peor escenario posible (lesión + derrota) lo iba a aplaudir. Entonces, si muchos periodistas (te excluyo del listado, Jorge) dicen: «Argentina perdió bien pero… ‘y arranca la ametralladora contra Delpo'» entonces a la gente, nos guste o no, le va a quedar mayoritariamente que perdimos por su culpa, lo cual me lleva al punto 6.

    6) Y la AAT? Y estos tipos que dirigen que decidieron dar de baja a Tito Vázquez, un tipo que tuvo una gran labor en tres temporadas durísimas, de lesiones y series jodidísimas, que ni siquiera consultaron al «as de espadas» ni al mismísimo capitán para resolver su salida y el ingreso de Jaite y Zabala? Y la aún injustificada decisión de contar con Zabaleta de sub o capitán o lo que hayan querido inventar (porque nunca se lo consideró como alguien que reemplazara la función de Rivera)? No es nada contra Mariano. Sólo que NO se sabe cuál es su función, que dicho sea de paso no observo en ninguno de los finalistas. Y las normas de convivencia post-2008 que nunca se pusieron en marcha y que hoy vuelven a surgir?

    7) Sobre los pedidos de Delpo previos, nadie puede decir si esto existió en la serie anterior? Lo mínimo que querría saber es si antes había sucedido algo similar y que no se dijo nada porque el triunfo, para colmo gracias a su tarea (y en un partido estuvo con problemas de salud hasta minutos antes del match), lo tapó todo.

    8) Yo no dudo que JMDP siente enorme pasión por representar al país. De hecho, desde inicios de 2012 que dijo que se preparaba para estar en los JJ.OO. Recuerdo cuando perdió con Ferrer en Wimbledon, que no podíamos creer cómo se le escapaba un partido así, mientras el decía: «Vengo mejorando en césped, sigo incorporando partidos y variantes». Un mes después, hacía historia, representando a Argentina (insisto, para mí lo hace siempre que está en un torneo) en el mismo lugar. Eso no quita el punto 9.

    9) Es muy bueno lo que pone Jorge sobre el tema de la comunicación y coincido 100%. Es un desastre (esto lo agrego yo). Y ahora pagará, por un tiempo al menos, las consecuencias de eso. Espero que luego le encuentre la vuelta y en especial que los resultados lo acompañen, al menos en el circuito.

    10) Comprarlo con el esfuerzo de Berdych es irrisorio. El tipo es, a lo Roger, un fuera de serie desde lo físico. Es grandote, pero no sufre casi ninguna lesión. Juega siempre la Davis y lean esto: desde su primer GS en US Open 2003, acumula 37 GS consecutivos!!! Mientras que Delpo con menos edad ya estuvo muchas más veces parado. Para colmo, él no tuvo desgaste en últimos meses porque perdió, SIENDO ABANDERADO, en 1 ronda de los JJOO (pena de muerte al vendepatria!) y Wimbledon.

    11) Para cerrar, perdón por la extensión y agrego una cosa: el texto de Varsky, con esa frase tan polémica sobre echarles la culpa a los capitanes, conociendo la relación de él con Zabaleta (no sé con Jaite), en una supuesta charla en la que sólo existieron 3 tipos, sumado a cómo mataron a Delpo el lunes en Pura Química (sin Zabala en el piso) me dan muchísima bronca cuando luego escucho a Jaite o a Mariano hablar todo lo contrario cuando se abre el micrófono. Una cosa es dejar que los trapos se limpien en casa y otra sólo disimularlo. Que la comunicación de una de las partes involucradas sea mala no significa que se arme la versión perfecta de los hechos oyendo una sola campana.

    Saludos para todos!

    Comment por Seba E.R. — 20 septiembre 2012 @ 01:14

  6. Entonces no querés ser Jefe de prensa de Delpo mejor? O recomendale uno!!

    Editado por Jorge: En un momento lo pensé, te juro, pero después me di cuenta de que podía estar en la calle a los dos meses y que volver de eso al periodismo es más jodido, no imposible.

    Comment por AlejandroG — 20 septiembre 2012 @ 10:28

  7. Ojala, que de esta falta de respeto y comunicacion de equipo, la AAT defina con los jugadores un protocolo profesional de participacion. The do’s and dont’s!

    Comment por paul arnold — 20 septiembre 2012 @ 12:45

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.