Fue buena

17 abril 2013

Más respeto, soy el juez

Filed under: Pienso de que...,Videos — Marcos @ 02:24

Los jueces de silla, encargados del normal desarrollo del juego, se ganan el sueldo girando el cuello. Derecha, izquierda, derecha, izquierda… aplausos del público, cantar el resultado y vuelta a empezar. Más allá del peligro constante de tortícolis (?), un elemento importante es el carácter de cada juez para aguantar cualquier tipo de incidente.

El francés Pascal María esta en la lista de los árbitros con personalidad, que se alejan de la imagen robotizada, y ayer Ernests Gulbis lo pudo comprobar en Montecarlo.

 «Wait, wait, wait. Let me finish and then you give me shit», el poema de Pascal.

El letón había sido advertido por la regla el tiempo entre un punto y otro, y el juez de silla no quiso perder las riendas.  Tito, como le decimos los chicos de FueBuena, es uno de esos jugadores del circuito que penan por portación de antecedentes.

La última vez que Gulbis estuvo en el Principado, en 2009, tuvo un curioso intercambio con la portugesa Mariana Alves. Ingenioso, el jugador terminó sobrando la situación y diciéndole que le iba a hacer un regalo: un DVD con la repetición de la jugada.

Si a los periodistas con una libreta y un grabador una tablet, un teléfono última generación o una compu, nos alcanza para hacer nuestro trabajo, los jueces no necesitan muchos elementos tampoco para hacer lo suyo: una moneda para hacer el sorteo, un cronómetro, una agenda electrónica, lápiz, un metro para que la red esté a la altura correcta, acta del partido, un almohadoncito, reflejos y listo.

Si fallan los reflejos, está el Ojo de halcón. Nunca viene mal el ayudín.


«Hay que bancarse las 11 horas de Isner-Mahut, eh», dice  Mohamed Lahyani. 

Entre los jugadores suele haber favoritismos, y hasta pedidos específicos de que no te toque un árbitro en especial. Carlos Bernardes, Alison Lang, Kader Nouni, Cedric Mourier, Eva Asderaki, Carlos Ramos o el argentino Damian Steiner son algunos de los más conocidos. Quien escribe prefiere guardarse los nombres de cuáles son los que le caen bien y los que no. Secreto profesional (?).

Todos ellos trabajan a dos metros de altura y tiene el privilegio de la ubicación exclusiva: el mejor asiento, la mejor vista… ¿Quién no soñó alguna vez con ver un Federer-Nadal desde la silla del juez?


-Hola, si. Habla Carlos.  Quería pedir un remís a Caraza.

2 Comments

  1. Yo le veia pinta de «retorcido»(?)a don Pascal…
    Asique el escribiente se ampara en su «derecho profesional», los lectores tambien queremos ficcion!!!!!!

    Comentario by PABLITENE — 17 abril 2013 @ 12:09

  2. Increible lo de Ernesto, siempre igual, no cambia mas, son de los locos lindos, pero lastima porque no pega el salto como si lo hizo Safin en su momento. Que clase y soberbia a la vez para discutir con los umpire ja

    Comentario by Chicho — 17 abril 2013 @ 15:09

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.