Fue buena

25 septiembre 2013

Cognac que me hiciste bien (capítulo 1)

Filed under: Series — Uri @ 13:50

Dante Gennaro nació en San Lorenzo, Santa Fe, hace 20 años. Comenzó a jugar en el Red Star, el club de la ciudad, y hoy reúne siete puntos en el ranking ATP, el mismo que encabeza por el momento Novak Djokovic. Tuvo como entrenadores a Guillermo Coria y Alberto Mancini, entre otros, y hoy, como tantos colegas, busca hacer del tenis una profesión, poder vivir del deporte que eligió.

A partir de este post, y en varios otros, Dante contará la historia de un viaje. Un viaje que sirve de muestra. En abril, el santafesino armó los bolsos y se despidió de los suyos por un mes. Al final, terminaron siendo tres.

Mauro, su entrenador, le abría las puertas de torneos profesionales en Francia. Algunos son interclubes, otros son futures; los restantes, un escalón todavía menor: simplemente torneos por plata, representando a nadie, sin puntos ATP. Plata.

Dante, entonces, lo contará en primera persona. No pretendemos que su historia transpire solo sufrimiento: hay escenas de ahorro forzoso, pero también intenciones de pasarla bien. Este viaje es una muestra, señalábamos, porque es una experiencia por la que pasaron muchos tenistas que no salen en los diarios.

—————————————————————————————————————————————————–

El viaje a Francia fue en un hueco en el calendario. No había futures en Argentina hasta mitad de año. Fue también una especie de aventura. No sabía dónde iba a dormir, cómo eran las ciudades… Me guiaba por los comentarios de flacos que habían ido antes, pero tampoco sabía bien el sistema de torneos, etcétera.

No sabía si me iba a alcanzar la guita, si el nivel iba a ser duro, si iba aguantar tanto tiempo, si iba a extrañar…

Uno de los motivos más importantes de mi decisión fue que no estaba muy bien en la Argentina por cuestiones personales y pensaba que iba a ayudar a dispersarme en cierto sentido, a cambiar en varias cosas.

Uno de los integrantes del Cognac Tennis Club, club francés donde juega Mauro, mi entrenador, tuvo familia y decidió no ir. Yo tomé su lugar. La idea era jugar interclubes un mes durante los fines de semana, algún torneo por plata durante la semana, visitar unos parientes en Italia, aprovechar a jugar dos futures y volverme a la Argentina. Mauro va para allá desde hace 13 años, tiene mucha experiencia, habla perfecto el idioma y me cobraba un fijo por semana por los contactos.

A fines de abril embarcamos. Iba a competir en la mayor cantidad de torneos posibles y, lo más importante, trataría de hacer una diferencia económica. Entonces, no dormí en los mejores hoteles, no comí en los mejores restaurantes, ni hablar de comprar algo que fuese extra-tenistico. Iba a los torneos con la plata contada.

El pasaje lo compré con un cheque en pesos. Los viajes internos los sacaba yo, en la página de la SNCF. Llevé raquetero con tres raquetas y una mochila. Lo mínimo indispensable: ropa, la compu, un libro (En defensa de la felicidad, de Matthieu Ricard) y auriculares, zapatillas de polvo y otras de cancha dura por si llovía… Si estaba con Mauro, llevábamos la máquina de encordar en el coche.

Nos íbamos arreglando. Lavábamos la ropa a mano y la poníamos a secar arriba del auto.


Una parada técnica, con Mauro, en Montauban.

Es un Fiesta que compró Mauro hace diez años. Increíble: tiene 280.000 kilómetros y anda mejor que nunca. Cuando vuelve a la Argentina, Mauro lo deja en un garage de un amigo de él y le saca la batería. Les juro que anda un huevo, hemos hecho viajes de 600 kilómetros y respondió perfectamente.

El primer viaje fue en tren, de París a Burdeos. Hora de jugar los primeros partidos…

Continuará…

11 Comments

  1. ¡Genial iniciativa! ¡Gracias por compartir esto!

    Comment por Mr. Io — 25 septiembre 2013 @ 14:59

  2. Uy! ya estoy arriba deese auto….quiero más!

    Comment por yayo — 25 septiembre 2013 @ 15:13

  3. Gran, gran idea! espero ansioso el segundo capítulo…

    Comment por Tandilero — 25 septiembre 2013 @ 16:53

  4. me copa mucho la movida! espero que le metan pila con esto! ojalá que no quede en la nada y le podamos seguir los pasos a Gennaro por mucho tiempo!

    Comment por Naicklaus — 25 septiembre 2013 @ 16:55

  5. Bien a la gente de FueBuena por abrir el espacio y a Dante por compartir la experiencia. Te vas a hacer de un grupo muy numeroso (?) de seguidores a partir de esto. Esperamos las próximas entregas!

    Comment por Juan_Cba — 25 septiembre 2013 @ 17:43

  6. Que buena idea! Muy interesante, hasta la próxima entrega!!

    Comment por marianonagy — 26 septiembre 2013 @ 09:34

  7. Qué buenos estos relatos del lado B del tenis. Bien por fuebuena, estos son los posts que hacen distinto al sitio. Suerte Dante con tu carrera.

    Comment por JulioP — 26 septiembre 2013 @ 11:20

  8. Gran post! Ya se espera la segunda parte.

    Comment por Rober III — 26 septiembre 2013 @ 17:46

  9. Muy interesante. Espero que a nadie se le ocurra preguntarle si va a jugar la Davis.

    Comment por cuervo negro — 26 septiembre 2013 @ 18:04

  10. Y??? Q mas???? No dejes asi Papa!!!!! Me dejaste iniciado….segui con el relato!!!

    Comment por ricderich — 26 septiembre 2013 @ 20:38

  11. Es muy bueno que todos lean este tipo de relato, no lo digo por los que somos fanáticos del tenis, pero si por aquellos que solo siguen a las estrellas y creen que la vida del tenista es simple o solo dura por los entrenamientos y partidos.
    Conozco a muchos chicos sudamericanos que hacen esa vida y realmente los admiro; que busquen sus sueños, que compartan experiencias de vida y que hagan de todo un poco para rebuscárselas, hacen o van a hacer de ellos personas más completas y como mínimo más abiertas a diferentes ideas y mundos.
    Un saludo a todos ellos, en este caso representados por Dante.

    Comment por Gustavo L — 27 septiembre 2013 @ 18:24

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.