Fue buena

18 abril 2014

«Empecé a jugar al tenis cuando supe que me iba a morir»

Filed under: Curiosidades,Info — Uri @ 13:51

Había pasado el día medio desconectado. En esa rutina de llevar el teléfono al baño, antes de ir a dormir supe que Gabriel García Márquez había fallecido unas horas antes. Tristeza.

Recordé cuando me sumergí en Relato de un náufrago, uno de los primeros libros completos que leí. Era la precoz adolescencia, entre acné y mi flamante Pentium III. Estaba más preocupado por otras cosas que por ese libro de tapa amarilla que me hacían leer en el secundario. Después, siguieron Cien Años de soledad, El amor en los tiempos del cólera…

Más grande, ya encaminado al periodismo, me interesé por sus días de reportero y, gracias a Internet, leí decenas de crónicas y columnas. «El periodismo es el mejor oficio del mundo», decía Gabo. Siempre tuve esa frase a mano.


El adelanto del capítulo 1 de Cien Años de Soledad», en El Espectador de 1966.

Hace unos años, estuve de vacaciones en Colombia y, después de las típicas preguntas que los locales les hacen a los turistas, yo sacaba el tema. Algunos me contaban historias, tal vez exageraban, como alguna vez lo hacía García Márquez en sus textos, pero eran fascinantes.

«Hay que decirlo, los grandes cronistas inventan un poquito», aceptó García Márquez.

Me enteré de anécdotas y gustos de quienes decían haberlo conocido. Lo que no supe, hasta hoy, era el vínculo de Gabo con el tenis.

«Empecé a jugar tenis en el momento en que supe que me iba a morir», es la frase que recuerda esta nota del diario colombiano El Espectador. García Márquez decidió empuñar la raqueta en 1992, después que le extirparan un tumor del pulmón derecho. En esa intervención perdió el 14% de la capacidad pulmonar, por lo que el médico le recomendó hacer ejercicio.

Optó por caminatas, pero el asedio de la gente complicaba su rutina. Entonces decidió empezar a jugar al tenis. «Al principio, García Márquez corría mucho, se desplazaba con una fuerza impresionante. A medida que han pasado los años, hemos disminuido la intensidad y desde hace unos cuatro años son más suaves los movimientos. No he tenido a ningún alumno como él, a su edad, que tenga esa resistencia y disposición para jugar», contó Wilson Álvarez, su profesor desde el comienzo.

«La mejor noticia no es siempre la que se da primero, sino la que se da mejor», dijo alguna vez. Suscribimos desde FueBuena.

La rutina de García Márquez empezaba a las 6 de la mañana en las canchas del Hilton de Cartagena. Eran 40 minutos diarios en los que el escritor pensaba sólamente en voleas y reveses. Lo que lo atrapaba era el saque.

Años más tarde, Gabo podía exponerse al sol caribeño, entonces las clases empezaban a las 9. La pasión se expandió y también jugaba por la noche. Siempre vestido de blanco y con su raqueta verde. Una vez llegó a la cancha con zapatos inadecuados. «Premio Nobel, no puedes jugar con esos zapatos», le dijo el gerente del hotel. El escritor tuvo que ir a buscar sus Nike de tenis.

«Creo que eligió el tenis porque es otra manera de caminar siguiendo el ritmo de una pelota y ejercitando los reflejos», contó su hermano Jaime, con quien creó, en 1994, la Fundación para el Nuevo Periodismo Latinoamericano.

«La ética no es una condición ocasional, sino que debe acompañar siempre al periodismo como el zumbido al moscardón».

Cinco años más tarde, a García Márquez le diagnosticaron un cáncer linfático. En 2000 le contó al diario El Tiempo: «Hace más de un año fui sometido a un tratamiento de tres meses contra un linfoma, y hoy me sorprendo yo mismo de la enorme lotería que ha sido ese tropiezo en mi vida. Por el temor de no tener tiempo para terminar los tres tomos de mis memorias y dos libros de cuentos que tenía a medias, reduje al mínimo las relaciones con mis amigos, desconecté el teléfono, cancelé los viajes y toda clase de compromisos pendientes y futuros, y me encerré a escribir todos los días sin interrupción desde las ocho de la mañana hasta las dos de la tarde».

La disciplina fue un sello del escritor. En 2001 los médicos detectaron su mejoría, le quitaron todos los remedios y le armaron una dieta para no pasarse de peso. Obviamente, el tenis lo iba a ayudar. Era, además, una gran excusa para reunirse con amigos.

«En 2007, poco antes del homenaje que le hicieron en el Centro de Convenciones, me llamó para decirme que jugaríamos en algún momento porque duraría un buen tiempo en Cartagena, pero que aún no podía porque le dolía una rodilla», recordó Álvarez. La promesa del escritor se cumplió, y volvieron a jugar.

«Es más fácil atrapar a un conejo que a un lector».

Después de convivir con la enfermedad 15 años, ayer falleció Gabo en México D.F. por una neumonía. Su obra quedará y muchos conejos caerán rendidos desde hoy.

LOS TENISTAS EN REDES

El mejor tenista colombiano, Santiago Giraldo, me contó que es un gran admirador de García Márquez. Leyó siete veces Cien años de soledad y siempre tiene un libro en su raquetero.

 

 

 

Fotos: Archivo El Espectador, @PedroRFET.

7 Comments

  1. Que lindo homenaje. Estoy en el teléfono y no me puedo extender por la incomodidad para escribir.

    Pero no quería dejar de decir que muchos somos los que GABO ha marcado, emocionado en algún tramo de nuestras vidas. Siempre había soñado con que algún día publicaría Vivir para contarla 2 hasta que un día caí en la cuenta de que no podría.

    Cuantos recuerdos y momentos!
    Que detalle lo del tenis

    Chau GABO

    Comentario by marianonagy — 18 abril 2014 @ 22:14

  2. Gran post, no sabía el gusto por el tenis de este Señor escritor.

    Off-topic: ver el circuito sin Delpo (mejor dicho, un top que sea de este lado del mundo) es otra cosa la verdad (recién hoy ví un partido casi completo desde la final de Miami), todavía no me reacostumbro a ver torneos importantes con puros europeos/yanquis/australianos como hace unos 13/15 años. Montecarlo nunca me llamó demasiado la atención, y menos aún con la monotonía de Rafa. Una pena que Roger esté en la final en parte gracias a la lesión de Nole (una leve «delpotritis» parece), quería que el serbio gane todo este año; pero bueno, que el suizo sume este título me cae bien tb. Aunque, si el otro suizo lo termina ganando, tampoco habría problema. Un final feliz de todas maneras. En conclusión: así, con este gusto por el tenis pero tb con este tenue velo de indiferencia resultadista irá pasando la temporada jaja! Saludos

    Comentario by Downtheline — 19 abril 2014 @ 17:39

  3. offtopic total:

    1) Nole al Dr. Berger (un diego para delpo, obvio)

    2) Qué fácil que es jugar con una muñeca averiada… tanto q lo puteamos a JM (me incluyo), ahora vemos como robocop 2 sale lagrimeando.

    3) Mañana gana Stan.

    4) Rafa metió 44 errores no forzados en dos set en monte carlo, impensado. Cualquier otro de cuartos le hubiera ganado.

    5) Que bueno que la dupla super-galáctica trastabille, a ver si se pone un poco mas interesante. Sin delpo es un poco bajón, pero hay buenos partidos, me gusta verlo a SW en este nivel, hace muy lindos partidos.

    Comentario by dantes — 19 abril 2014 @ 19:24

  4. Muy bueno este artículo.
    Gabriel García Márquez.

    Sólo con decir el nombre se llena de magia el mundo.

    Que descanse en paz el creador, pionero, inventor…y por fin escritor.

    Comentario by IDAFE — 19 abril 2014 @ 19:55

  5. Stan barrió a Ferrer. Tiene todo para vencer a Roger mañana. Está en el mejor momento de su carrera. Veremos cómo le funciona el bocho, porque tenísticamente es el candidato.

    Comentario by mixtoo — 19 abril 2014 @ 20:51

  6. Maestro

    Comentario by Rober III — 19 abril 2014 @ 23:42

  7. gano el suizo N° 1 nomás, aunque los nervios lo deslucieron, recién en el tiebreak y el tercer set logró ser consistente. Más en la medida que rogelio dudó.

    de Nole:
    1) Lesión en la muñeca, no sale nada en las resonancias, los dres dicen que no hay que operar, pero nadie sabe qué tiene. Dice q no juega hasta no estar bien. Demasiado parecido, quién no piensa en lo de JM?

    2) Cada vez que se separa de Vajda va para atrás, y todos sus grandes triunfos fueron con él. Sin embargo busca otro, y otra vez para atrás. Este Vajda lo engualichó.

    Comentario by dantes — 20 abril 2014 @ 18:43

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.