Fue buena

24 julio 2014

La revolución de Jaziri

Filed under: Notas — Uri @ 14:48

“Hablo español, tuve una novia argentina”, aclara Malek Jaziri, sentado en uno de los cómodos sillones de la recepción del Viking Hotel, el cinco estrellas donde se hospedan los tenistas que juegan el torneo de Newport. El primer tunecino en jugar tenis profesional tardará un poco más en contar que se entrenó un par de años en Barcelona, donde además de relanzar su carrera perfeccionó el idioma.

Tenía 24 años y una operación en la rodilla izquierda cuando llegó a Cataluña. “Tomé confianza para jugar y correr mejor, me quedé dos años y llegué a estar 200 y algo en el ranking”, destaca sobre su experiencia española.

Fue entonces cuando decidió prepararse en el Tennis Club de Bizerte, su lugar de nacimiento. El objetivo era hacer la pretemporada rumbo al 2011. En contacto con sus amigos y familia aprovecharía para cargarse de pilas, mientras se entrenaba duro en una de las tres canchas del club donde empezó a jugar a los cinco años.


Una postal de Bizerte, la ciudad más al norte de África.

El plan era perfecto para afrontar un año en el que podría dar un gran salto. Pasó la primera quincena en la “Venecia africana” -como define Jaziri la ciudad por sus canales y salidas al mar Mediterráneo- antes de frenar sus entrenamientos. Esta vez no era por una lesión.

“Era un panorama de locos. La gente estaba a full en las calles, escuchaba helicópteros, iba por el centro y había militares, escopetas. ‘¿Qué pasa aquí?’, me preguntaba. Nunca había visto algo así en mi vida y de repente, rifles por todos lados. Mucha gente murió, fue un desastre”, relata Jaziri. Eran los primeros días de la Revolución de los Jazmines.

En diciembre de 2010, un vendedor ambulante se inmoló prendiéndose fuego frente al ayuntamiento de Sidi Bouzid, una ciudad a 300 kilómetros de la capital tunecina. Fue en medio de una protesta contra la policía, que semanas antes le había confiscado su puesto de venta de frutas. Mohamed Bouazizi fue el mártir de una Revolución que, influenciada por su caso, movilizó al pueblo tunecino a las calles para exigir la renuncia del presidente Zine el-Abidine Ben Ali, que ocupaba el poder desde 1988.

La primera reacción de Ben Ali fue reprimir las protestas que se extendían por el resto del país. En 15 días, más de 60 personas murieron por el fuego del ejército, según reconoció el Gobierno.  “Toda la gente tenía miedo, no había seguridad, nada. Yo paré de entrenarme porque tenía que proteger a mi familia y a mi casa”, recuerda Jaziri.

“Las mujeres se quedaban adentro de casa y los varones salíamos a custodiar para que no roben. Estuve tres semanas con mis hermanos sin dormir, turnándonos para protegernos. Cada dos horas, uno se la pasaba en la calle. Hacía un frío de locos, era diciembre y enero”, describe.

Jaziri cuenta que la gente que apoyaba al dictador salía a robar y matar. “Yo no estaba sólo, nos cuidábamos con otros vecinos, armábamos barricadas en las esquinas, parábamos a los coches para ver qué tenían adentro y todo. Como si fuera una película. Nunca pensé que iba a pasar por algo así en mi vida. Fueron momentos que te acompañan para siempre”, dice Jaziri, que al igual que sus vecinos no portaba armas de fuego, pero sí palos y fierros como protección.

El estallido de la Revolución, con aeropuertos cerrados, calles agitadas y muertes, cambió las prioridades de Jaziri. No era tiempo para entrenarse, competir y pensar en su ranking.

Un mes después, Ben Ali huyó del país rumbo a Arabia Saudita en busca de asilo. Las protestas no cesaron y, para finales de febrero, también renunció el primer ministro Mohamed Ghannouchi.

Para esa altura, Jaziri ya había iniciado su temporada, sin la preparación ideal, pero con la inspiración de la Primavera Árabe. “La revolución me ayudó mucho, empecé a sentirme más libre. Ahora podemos decir y hacer lo que queremos sin pensarlo tres veces. Hay un cambio muy grande. Si ves mis rankings empecé a jugar mucho mejor después de la revolución”, dice Jazz.

Arrancó el 2011 en el puesto 343. Logró ganar cuatro futures, pasó la clasificación y ganó una ronda en el US Open y, para los tiempos de las primeras elecciones libres, en octubre, ya estaba entre los 150 mejores.

“Ahora el país está mejor, pero está bien siempre mirar al pasado. Intentamos hacer una democracia. Somos el único país árabe que está haciendo algo así. Ojalá que funcione y sirva de ejemplo para que la gente viva mejor”, se esperanza Jaziri.

Al año siguiente logró romper en el top-100 y fue parte del torneo de tenis en los Juegos Olímpicos. “Fue increíble. Está muy bien sentirse reconocido por la gente. Soy el segundo atleta del país, después del campeón olímpico de natación (Oussama Mellouli), entonces la gente me sigue mucho, tengo muchos fans, no sólo de Túnez”, expresa con orgullo Jaziri, que pasó una ronda en Londres 2012.

Jaziri cuenta que en el resto de los países árabes siguen sus partidos después de sus buenas actuaciones en el torneo de Dubai, donde llegó a jugar cuartos de final y hasta le ganó un set a Roger Federer. Ese reconocimiento le hizo más fácil las cosas en su país. Por ejemplo, ha vuelto a tener auspiciantes para solventar los gastos de viajes y entrenadores.

“Es duro encontrar un sponsor cuando jugás en un país pequeño. No hay tradición de tenis. Entonces cuando les dices que vas a jugar tenis profesional, te miran como como “¿qué hace este tío?”. Mucha gente no sabe que hay tenis profesional en mi país. Lo normal es hacer un trabajo, ir a la oficina a la mañana, atender una tienda, esos son trabajos”, explica.

A los 30 años, Jaziri pretende que su carrera sea más larga y exitosa para contagiar a que los más chicos a jugar al tenis en Túnez. “No es como Argentina o Francia, que tienen muchos jugadores que han recorrido el camino para llegar los mejores puestos. Ojalá que después de mí vengan más jugadores jóvenes a los que pueda ayudar”, argumenta.

Contra esa idea seguramente conspira la sanción que recibió la Federación tunecina para jugar la Copa Davis.

Su hermano mayor fue el único que habló tras el incidente. Explicó que no hubo ningún mail para pedirle que no se presente a jugar contra Amir Weintraub en el challenger de Tashkent, sino que tuvo problemas físicos.

Cuando le pregunto a Malek, la respuesta es tajante. “Yo juego al tenis, no hago política. No tengo problemas con nadie. Con Amir (Weintraub) llegué a compartir equipo en interclubes, lo conozco desde hace mucho tiempo y tengo buena relación”.

También se lleva bien con Dudi Sela, con quien se reía en la puerta del vestuario un rato antes de la entrevista.

“Claro que me molesta la suspensión, porque yo defiendo a mí país y quiero jugar la Copa Davis. No es una suspensión para la Federación, sino que afecta a los jugadores jóvenes que tienen el sueño de jugar la Copa Davis para su país. Pero qué querés que te diga, la ITF tomó esa decisión y no hay más que esperar el año y esperar al próximo para volver a jugarla”.

 

6 comentarios

  1. Qué bueno que le dediquéis un post a mi paísano.Soy una fiel lectora del blog.Saludos desde Túnez :-)

    Comentario by rym — 25 julio 2014 @ 17:21

  2. Muy buen post! Fue Buena Style!

    Comentario by Tandilero — 25 julio 2014 @ 20:08

  3. Interesante historia la de Jaziri. Buen jugador, no le sobra nada, pero es sólido. Lo vi el año pasado aca en Sao Paulo, en un challenger contra Pablo Galdon.
    Les tiro una idea: vieron que esta semana Jordi Arconada (17 años) jugó la qualy del Citi Open en Washington y el primer partido lo ganó por abandono de Llodra y en segunda perdió con Alex Kuztensov que juega para USA y le sacó el primer set. Pese a haber perdido la semana que viene sumas sus primeros puntos (4) para la ATP. Hagan un post sobre él y su hermana Usue que ya juega para USA, cuenten un poco la historia de ellos y su familia. Creo que vale la pena.

    Comentario by Gustavo L — 28 julio 2014 @ 10:47

  4. antes que nada, felicito a todos los autores (si, separado) porque los ultimos posteos en el blog han sido muy interesantes, FB Style, como dijo Tandilero.

    Gustavo, el finde note eso, busque sobre Jordi y aparece una nota de Juani Ceballos para espn, no se como estara su situación hoy, pero quizas sirva para un post.

    saludos.-

    Comentario by Fran — 28 julio 2014 @ 16:54

  5. Buen dato, lo vi en el cuadro y no lo conocía.

    Estamos a cuatro meses de la operación de Delpo y empezó a pegarle suavemente con la izquierda. Será que volverá antes de 2015?

    Muy buenas las notas de Newport! Felicitaciones.

    Otro que merece unas líneas ahora que es delivery (?), es Pablo Cuevas! Al borde del retiro volvió y ganó dos torneos tras mucho recorrer y luchar. Un ejemplo

    Comentario by marianonagy — 28 julio 2014 @ 18:31

  6. Vi la nota de Juani Ceballos, Fran, pero es vieja. Por eso creo que habría que actualizar algo de los hermanos Arconada. Y sobre Cuevas hay una serie de condiciones que la ITF impone para cambiar de país, tiempo sin jugar por el país anterior, opción solicitada con determinada anticipación, etc. Pablo en realidad fue a vivir a Uruguay con 14 años, por lo tanto, vamos a ser sinceros: es un tema personal pero pasó la mitad de su vida en cada país. Y puedo asegurarles que esta muy, pero muy feliz ganando torneos despues de estar 23 meses sin jugar. Volvió en abril del 2013 en el challenger de Santos. Mis felicitaciones para él.

    Comentario by Gustavo L — 29 julio 2014 @ 23:28

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.