Fue buena

30 julio 2014

Quinto cómodo

Filed under: Coberturas — Uri @ 20:15

Tomas Berdych llegó a Washington descansado. Pasó una semana en las islas griegas con su novia y tomó otra de entrenamiento en Europa antes de pedir la invitación al Citi Open.

Ser el número 5 del mundo le da esos privilegios al checo: elige sobre la hora qué torneos quiere jugar. Al Citi Open le sirve sumar una figura como Berdych, entonces le manda el wild card. «El ranking me da esos beneficios de elegir qué torneos quiero jugar, después están los torneos más grandes, como los Masters 1.000 a los que tengo ir siempre y hay jugadores que están mejor que yo», comenta el checo, con cierto complejo de inferioridad.

Lleva más de cuatro años sin salir del top-10 y por estas semanas lleva su mejor ranking. Berdych se siente un privilegiado y quiere disfrutar de lo que consiguió. Entonces hace un equilibrio entre la ambición, el deseo de ir más allá y la realidad.

«Tal vez hubo un cambio en el top-4 en los últimos meses, con Stan entrando después de ganar en Australia. Él realmente se merece estar entre ese grupo. Básicamente diría que necesitás ganar un Grand Slam para entrar en ese grupo, porque sabés que todos los años Rafa, Novak o Roger ganarán al menos uno. Entonces, sí querés ser parte de eso tenés que ganar un gran torneo», explica Berdych a FueBuena.

Es una situación rara para el checo, que fue finalista en Wimbledon 2010 y semifinalista en Roland Garros, Australia y el US Open. A pesar de tener el juego, no cree estar listo para ganar su primer Major. Se esperanzó -como muchos en el vestuario- hasta el Abierto de Francia, cuando el «efecto Wawrinka» abría una posibilidad para jugadores de su categoría.

«Stan tuvo una gran semana en Australia y definitivamente fue un resultado increíble para él. Por un momento creímos que era posible que otros podamos ganar, pero después ves que Rafa gana Roland Garros y Novak en Wimbledon», se resigna Berdych.


Berdych fue semifinalista en Australia.

«Así que básicamente no cambió nada. Creo que de los últimos 40 Grand Slams (NdR: son 38), sólo dos ganaron afuera de Nadal, Djokovic, Federer o Murray. No diría que está muy abierto, creo que fue justo ese momento del año y  Stan pudo aprovecharlo», completa el checo.

Hace calor y está ventoso el día en el DiCí –como le gusta decirle a los estadounidenses-. Berdych cuenta que a mayor temperatura, más rápida se pone la cancha. Eso lo puede beneficiar durante esta semana. En su cuarta visita a la capital espera poder quedarse con el trofeo. No será fácil con tipos como Milos Raonic, Kei Nishikori, Richard Gasquet o John Isner.

Berdych atraviesa una etapa de conformismo exitoso. Tratamos de ponernos en su lugar. Seguramente estaría feliz siendo el quinto mejor periodista del mundo. O figurar N°5 en el ranking de ingenieros, o de choferes de colectivos o de lo que se dedique cada lector.


Intercambio de obsequios con los jugadores del Manchester United.

«Es muy difícil estar ahí arriba. Parece ridículo explicarlo con palabras, pero es realmente difícil llegar hasta donde llegué. No tengo una receta para mejorar el ranking. Yo trato de dar lo mejor, trabajo duro cada día, pero el hecho de mantener la posición que tengo durante ya algunos años, con el esfuerzo y los buenos resultados que conseguí, me hace ver cuán difícil es mantenerse. El hambre del resto de los jugadores es muy grande y el nivel de juego entre los primeros 100 es realmente alto y sólamente estar ahí es algo grande», cierra el checo, conforme y cómodo.

Fotos: Citi Open /Peter Staples y AustralianOpen.com

 

1 comentario

  1. Lo unico que te digo es que RF le cede con gusto los 17 grandes si Berdych se lleva a Mirka y le deja la novia.

    Comment por hindenburg — 30 julio 2014 @ 20:30

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.