Fue buena

12 febrero 2015

Te acordás…

Filed under: Notas — TodosLosAutores @ 03:28

De esto también se trata el tenis y el deporte: feroces rivales que se reencuentran 24 años después, se ríen, intercambian favores y recuerdan el rol que les tocó en uno de los partidos más recordados en la historia del US Open.

Jimmy Connors jugó su último partido, ya no oficial, sino de exhibición. Lo hizo en pantalones largos. Dice que fue su match final porque, a los 62, le duele mucho la cadera. Jimbo viajó a Boca Ratón, en La Florida, para ayudar a Aaron Krickstein, director de tenis de un club allí.

No se hablaban desde aquellos notables cinco sets que jugaron en el US Open 91, encuentro que fue motivo de un capítulo de ESPN 30×30 (enlazado aquí abajo). En la exhibición, terminaron sentados y contando lo siguiente en el Wall Street Journal. Por ejemplo, que Krickstein estaba tan nervioso cuando llamó a Connors para invitarlo que no se dio cuenta de que su primer interlocutor fue un mensaje de voz.

Krickstein tuvo su revancha y, de local, pudo ganarle a Connors.

1 comentario

  1. Hará cuestión de un mes, tal vez más, vi el programa en ESPN. Me encantó pero a la vez me dio mucha pena por el pobre Aaron.

    Ese partido lo marcó. Tuvo buenos resultados luego (sf en Australia 1995) , pocos, y el relato es el de dos jugadores de distinta generación que se entrenaban juntos y tras ese match, nunca más.

    Tremendo lo que puede hacer un partido. Las escenas del mismo son claras. Los nervios del joven cuando sacó para partido. El show que armaba Jimbo con el público -al borde de la mala educación- lo fue apichonando.

    Y las palabras actuales, o de cuando se grabó el programa, eran de un enorme tenista y un dudoso sentido de ser buena gente. Y como contra parte un Kricksten totalmente afectado, marcado por ese encuentro. O al menos así López transmitió la edición de ESPN.

    Luego de verlo siempre quise recomendarlo para la sección VHS. No hizo falta.

    Me alegra mucho que esa exhibición haya tenido lugar. Nunca es tarde para ser menos omnipotente.

    Es mi opinión, formada al ver el programa y hurgar un poco en la vida de Aaron.

    Como dato zonzo, en 1984, le ganó una final a Batata Clerc.

    Comment por marianonagy — 12 febrero 2015 @ 14:46

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.