Fue buena

12 abril 2015

Gran hermano

Filed under: General — Marcos @ 23:10

El tradicional baño del campeón de Houston, en la pileta del River Oaks Tennis Club. Primer título ATP para Jack Sock, a los 22 años y en su tercer torneo de la temporada luego de cinco meses sin competir.

A celebratory flip for Jack Sock into the River Oaks pool after winning his first career ATP World Tour title.

Posted by US Men's Clay Court Championship on Domingo, 12 de abril de 2015

El triunfo de Sock nos lleva a analizar cómo en un par de meses logró la estabilidad emocional para levantar su primer trofeo y pasó de ser ese jugador con la facilidad para sacar palazos de cualquier lado pero que flaqueaba en los puntos importantes a poder empezar a desarrollar su potencial y ser efectivo con su tenis suelto y vistoso.

Ese diálogo interno que todos tenemos y que Sock, al menos estas semanas, pudo terminar con saldo a favor tiene una explicación y una situación no deseada como disparador: en enero, su hermano Eric (dos años mayor que él) debió ser hospitalizado por el Síndrome de Lemierre, «una enfermedad que se da un caso en un millón», en palabras de Jack.

Cinco días después de ir al médico por un dolor de garganta y con el típico diágnóstico de que  se le pasaría, Eric – entrenador en la Universidad de Nebraska- debió volver al Hospital en ambulancia y ser atendido de emergencia. «Me llenaron de cables y drogas cuando entré y me levanté a los 10 días sin entender nada», le dijo Eric al sitio oficial de ATP.

Jack fue quien más tiempo pasó con él en terapia intensiva y seguía diariamente su evolución.

«Si hubiese estado en Australia y recibía una llamado de mi familia diciendo que Eric estaba en el hospital, no se cómo y en qué estado mental hubiese podido jugar al tenis. Los médicos decían que nunca habían visto una enfermedad así en sus carreras y que probablemente nunca vieran otra. Es así de improbable. Empezó como un fuerte dolor de garganta, pero después la infección se trasladó a sus pulmones, riñones y corazón. De un día para el otro comenzó a tener fallas en todos los órganos vitales. Estuvo a 24 horas de morir».

Eric pasó una semana con respirador artificial, fue operado y pudo salir adelante. Como suele suceder en estos casos, la situación extrema le sirvió en esta oportunidad al estadounidense para reflexionar sobre cuestiones más importantes que andar pegándole a una pelotita.


«4UERIC», en sus zapatillas durante Miami.

“Hemos pasado mucho tiempo juntos estos meses y eso me permitió reagruparme mentalmente. Hoy tengo la motivación de jugar para mi familia y especialmente para Eric, porque ha debido lidiar con más de lo que mucha gente se enfrenta en toda su vida. Cuando estás en la cancha y te frustras por errar una pelota o por lo que sea, me puedo poner a pensar por lo que tuvo que pasar, casi no llegando a una milagrosa recuperación. Como que me hace poner distintas situaciones en otra perspectiva. Solo hay que salir a la cancha a disfrutar y jugar un poco más libremente», consideró Jack durante Indian Wells.

Antes de su regreso en el primer M1000 de la temporada, Sock llevaba cinco meses sin competir. En lo que va del año lleva un registro de 10-2, y esta semana venció a Joao Souza, Roberto Bautista Agut, Santiago Giraldo, Kevin Anderson y Sam Querrey.

¿Significará un momento de cambio en la carrera para Sock? El trofeo en Houston puede convencerlo de que va por el camino indicado. Suma 250 puntos y tendrá su mejor ranking: desde mañana será 35 en el mundo.

No hay comentarios

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.