Fue buena

29 noviembre 2015

El Murray de la Gante

Filed under: Coberturas — TodosLosAutores @ 15:59

Andy Murray realizó una tarea titánica en 2015: por primera vez en su carrera terminó 2 del mundo en el ranking de fin de año y encima le agregó la Copa Davis. Finalizó 11-0 en la competencia y completó una serie de títulos notables para él: oro olímpico en Londres, primer Grand Slam con el US Open, primer Wimbledon británico en décadas y ahora la primera Davis británica en 79 años. Desde que se creó el Grupo Mundial en 1981, solo John McEnroe terminó con un mejor récord posible (12-0) e Ivan Ljubicic también quedó con 11-0 en 2005. Lo grosso de este caso era que todos los puntos de Murray contaban, no eran a tres sets. Hay que bancarse esa presión del favoritismo…

What a day! Thanks everyone for all your support! #WorldChampions #DavisCup #TeamGB

A photo posted by Andy Murray (@andymurray) on

Como Roger Federer, Murray elegía en años anteriores las series que jugaba de acuerdo con su andar en el circuito. Como Federer, siempre llegaba para evitar desastres mayores si la cosa iba mal. Gran Bretaña navegó en categorías zonales hasta que llegó esta gran oportunidad y Murray decidió que este sí sería el año en el que irían por todo.

Decidió prepararse en polvo de ladrillo antes del Masters, al que le puso empeño y del cual se fue enojado por no clasificarse a semifinales. Hoy finalizó la faena de esta manera, con un gran defensa y globo en una cancha que tenía un techo bastante bajo para ser indoor.

Antes, había ganado el segundo set con este puntazo:

En la era de los gestos, Murray también tuvo los suyos. Frenó el festejo cuando lo rodeaban sus compañeros para ir a saludar a David Goffin y el resto del equipo belga y después de la celebración en la cancha se quedó un buen rato sacándose fotos con los británicos que llegaron a Gante.

«Cuando vencimos a los franceses, sentimos que podíamos hacerlo», dijo Murray en rueda de prensa. Gran Bretaña venció a las otras naciones organizadoras de Grand Slam (Estados Unidos, Francia y Australia) y pudo con Bélgica en la final. El equipo belga, aun con grandes virtudes, se benefició este año con las bajas de Suiza (Federer y Wawrinka), Canadá (Raonic y Pospisil) y Argentina (Del Potro y Mónaco) para convertirse en el sorpresivo finalista.

Nosotros también bromeamos que la Davis no la ganó Gran Bretaña sino Escocia, o Dunblane, o un mismo vientre (?), el de mamá Judy. Qué increíble sensación debe sentir esa mujer ahora.

Sin embargo, al explicar el año de Gran Bretaña, Murray no estuvo solo. La Davis jamás la gana un solo jugador. Lógicamente fue el artífice, la pieza clave, el líder, el as de espadas y más que eso. Sin él, Gran Bretaña hoy estaría en otra categoría. Pero este año tuvo un doblista de lujo en su hermano, jugador «paletero», de potencia media y muchos reflejos en la red, quien estuvo en la Argentina en 2008 en la serie ganada por el local en Parque Roca.

Jamie, el mayor de los Murray, se recuperó de un período de malos resultados en años anteriores, llegó al top ten en el ranking de dobles y sumó, con Andy, puntos clave ante Francia, Australia y Bélgica. Es la tercera dupla de hermanos que gana la Davis.


Puntazo de Bélgica en el doble del sábado.

Los Murray tampoco estuvieron solos. En este post queremos destacar especialmente al olvidado de las crónicas periodísticas (?), el flaco habitué de challengers que sumó un punto clave en la primera ronda en Glasgow con una victoria por 15-13 en el quinto set sobre John Isner. El único inglés que aportó puntos en esta gesta británica.

James Ward se llama, y usa esa remera (?). Hace días nomás estaba ensayando en polvo de ladrillo en el barrio de Saavedra, en el challenger de la Copa FILA. Perdía en su segundo partido. Habría jugado el quinto punto en Gante si Murray perdía con Goffin.

En parte gracias a Jamie Murray, en porción menor gracias a Ward, gracias al capitán Leon Smith (¡también escocés!); a Louis Cayer, el entrenador de dobles canadiense que llamaron especialmente (como Suiza había hecho el año pasado con un estadounidense, como Bélgica hizo con Michael Llodra, lo cual mostramos en el newsletter FueBuena con esta nota sobre el tema); gracias a todos ellos y a muchos factores que se nos escapan, Andy Murray se transformó en el último integrante del Big Four en ganar la Davis. En rigor, los siete mejores, sumando a Wawrinka, Ferrer y Berdych, conquistaron al menos una vez la Copa.

El aguante físico es otro factor para resaltar en Murray, que espera todavía una alegría mayor, aunque incomparable, a principios del año próximo, cuando sea padre por primera vez.

4 Comments

  1. QUe lindo ver como un jugador del talento que desde chico uno veìa en Murray se termina convirtiendo en este tipo de campeón.
    que con toda la mochila encima juega increiblemente bien, que pese a la presión de que todo dependa de él salga a jugar mejor que cualquier otro dia.
    Creo que lo que más vamos a extrañar de estos cuatro monstruos cuando se retiren va a ser la anormalidad que tienen para este tipo de épicas.
    Algunos piensan que el tenis hace años que es aburrido, ojalá que sea asi de aburrido para siempre…

    Comment por niclaus — 29 noviembre 2015 @ 16:39

  2. No entiendo porque en el post se indica que Bélgica se benefició de la baja de Mónaco. De verdad, no entiendo.

    Comment por diegueras — 29 noviembre 2015 @ 19:40

  3. No es que tuvo partidos fáciles, pero si que aprovechó muy bien Andrés no haber tenido competencia galáctica este año.
    El unico doble que no jugó fue en la primera fecha (GB lo perdió) porque Ward sacó ese punto de la galera contra Isner.
    El resto lo jugó y ganó todo, en este tenis tan físico en el que muchos jugadores no pueden jugar dos partidos seguidos a 5 set sin romperse.
    Tuvieron la ventaja de jugar de local en las primeras series, y en la final tuvieron polvo de ladrillo indoor. No era tan malo para Murray este año en que le puso mucha pila en la superficie, pero no se olviden que el año pasado perdieron en cuartos con Italia (Andy perdío mal con Fognini), y le había puesto la misma pila a la copa.
    Espero que pueda recuperar la derecha decisiva que tuvo hace unos años, y que necesita si o si para jugar contra Nole en igualdad de condiciones (este año solo pudo ganarle un partido, y muy peleado).

    Comment por Mariano Cuello — 30 noviembre 2015 @ 10:18

  4. A mi me hace bien ver que un equipo gané para su país una Davis y que no haya chauvinismo barato y macabro. Andy se puso el equipo al hombro pero hubo mucha seriedad y firmeza de parte de todo el equipo, como cuando Ward le ganó a Isner, partido épico, o como cuando el capitán británico y los otros posibles singlistas viajaron a Sudamérica a jugar challengers para prepararse mejor en polvo, cosa que Bemelmans no hizo (jugó challengers en Europa), solo Coppejans viajó (buen futuro, juega fácil ese chico). Igual Bélgica también estaba satisfecha, sabia que no daba para ganar con Murray a ese nivel. Dentro de un 2015 opaco por la diferencia gigante que tuvo Djokovic con el resto, esta Davis fue interesante. Y pienso igual que niclaus: parece aburrido pero cuando falten estos 4 va a ser muy extraño. Elevaron la vara del tenis como deporte y como negocio a un nivel increíble. Saludos.

    Comment por Gustavo L — 1 diciembre 2015 @ 17:33

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.