Fue buena

22 febrero 2016

Tres casos sobre tocar fondo y volver a subir

Filed under: Info — Marcos @ 15:04

Del arranque del 2014 a esta parte, Pablo Cuevas logró una continuidad en lo físico y lo mental (recuerdan que se operó dos veces la rodilla derecha, estuvo dos años sin jugar y pensó en retirarse) y ya no tiene dudas en sus desplazamientos, su fuerte. A los golpes de fondo les agregó la tranquilidad necesaria para encontrarle la vuelta a los partidos.

Siempre entrega esa imagen de que hace todo bien, aun en canchas rápidas. No tendrá la potencia de otros jugadores ni mide dos metros, pero cómo baila en la cancha, cómo se desliza; no son muchos los jugadores que tienen esa coordinación. Por si fuera poco, Cuevas sabe que puede jugar tres horas seguidas sin problemas. Le falta (o faltaba) el punch. La seguidilla de victorias han trabajado sobre su confianza. De hecho, sumó su cuarto título en cinco finales (títulos en Umag, Bastad, San Pablo y ahora Río, solo perdió con Federer en Estambul).

Desde el triunfo de Leo Mayer en Hamburgo, habían pasado 18 ATP500 ganados por jugadores top10. Los dos primeros del 2016 fueron conseguidos por Martin Klizan, en Rotterdam, y por Cuevas.

Guido Pella tuvo la mejor semana de su carrera y le sacó el jugo a la proximidad del ATP de 500 de Río: además de las experiencias límite y las placenteras (salvó match-points contra Isner, victoria ante Thiem), se llevó una necesaria cantidad de puntos que le ayuda al ranking y a la entrada de torneos importantes: se aseguró todos los grandes previos a Roland Garros.

Hace menos de dos años, Pella había dejado de jugar al tenis. Necesitó un parate para reacomodar pensamientos. «El tenis me estaba haciendo mal y no me aguantaba ni yo. Me la estaba agarrando con todo el mundo, con mi familia, con mi entorno, con todos. Creo que frenar fue la opción más inteligente», reconocía por ese tiempo. ¿Qué hizo Pella para volver a disfrutar? «Busqué soluciones por mí mismo, dejé de ir al psicólogo e intenté entenderme internamente». La apuesta le salió.

Juan Martín del Potro también pensó que no jugaría más al tenis. Sus dudas no eran momentáneas, todo lo contrario: la incertidumbre pasaba por si su carrera continuaría luego de tres operaciones en su mano izquierda. Su paso por Delray Beach le deja muchísimos aspectos positivos, a propósito de su regreso al circuito después de 11 meses de inactividad. Como él dice, todavía es un proceso.

«Esta semana gané más que un torneo. Me llevo muchas cosas positivas y cosas para mejorar», afirmó post derrota ante Querrey y luego de las victorias ante Denis Kudla, John-Patrick Smith y Jeremy Chardy.

2 Comments

  1. Que buen partido el de Cuevas y Pella. Ambos en un nivel superlativo, especialmente Pella, quien mostró muchas ganas, potencia, control y frialdad mental. Creo que si se mantiene en este nivel va a seguir dando que hablar. Felicitaciones.

    Comment por Mr. C — 22 febrero 2016 @ 17:22

  2. Lo de Del Potro también es prometedor. Haber regresado al circuito depues de casi un año con tres triunfos y una derrota mas que decorosa es algo notable. Espero que los dolores sean parte del pasado y que pronto vuelva a su mejor nivel. Quiero verlo de nuevo con esas ganas de morfarse a sus rivales que supo mostrar en el pasado.

    Comment por Mr. C — 22 febrero 2016 @ 17:34

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.