Fue buena

12 abril 2016

Como a los pandas

Filed under: General — TodosLosAutores @ 13:36

Si de algo sirvió el parate de Roger Federer es que lo vamos a extrañar mucho cuando ya no esté y lógicamente el circuito no será el mismo. No nos alcanza con que nos haya entretenido con sus fotos y emojis: tiene que jugar y bien.

Sin brillar, con errores lógicos de distancia en algunos golpes (hasta quiso hacer un SABR que no pasó la red), pero nada grave e ilógico para diez semanas de ausencia. Por supuesto, hay un detrás de escena necesario: entrenamientos con Alexander Zverev cuando todavía se hablaba de la final de Miami, más entrenamientos en los días siguientes, como por ejemplo con David Goffin. El ritmo estaba.

El asunto es probar la cabeza en competencia. Por más que sea Federer, las dudas pueden aparecer en algún momento. Por suerte para él fue solo un susto al final, cuando quiso jugar como si estuviera en Wimbledon, se fue a la red en todos los tiros y se quedó a mitad de camino. Perdió su saque en cero sacando para partido pero finalmente pasó el primer test ante García López.

Antes del partido, Federer había declarado que su rodilla operada estaba respondiendo bien y que los sets de práctica que pudo jugar desde que llegó a Montecarlo hace diez días le daban confianza de que todo iría bien. No obstante, faltaba probarla en un partido por los puntos y no hubo rastros de la molestia. De hecho, hasta resbaló y ganó puntos con su juego de piernas habitual que hace parecer que no necesita correr tanto como otros jugadores.

 

«Aunque sea difícil creerlo, siento que todavía me quedan retos por alcanzar. Amo salir a la cancha, viajar con la familia, hacer una vida de trotamundos, inscribirme en los torneos. Esta es mi decimoctava temporada como profesional. Me puedo permitir jugar menos pero hacerlo mejor. París, Wimbledon, los Juegos Olímpicos… Es un año intenso y quiero disfrutarlo. El tenis no dura para toda la vida», afirmó en una entrevista publicada hoy en la versión en papel del «Corriere della Sera».

En esa misma entrevista, al suizo le pidieron que se comparara con Valentino Rossi y Francesco Totti y le hicieron el chiste de si debían recibir la protección de la World Wildlife Fund (WWF) como osos panda. Federer siguió la broma y aseguró: «en parte, es verdad porque pertenecemos a otra especie. Nadie nos puede decir cuándo parar, es una decisión íntima y personal”.

No hay comentarios

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.