Fue buena

7 junio 2016

Sobre el Nole Slam

Filed under: Pienso de que... — Marcos @ 14:51

En 2014, tras 11 años de no suceder, los cuatro Grand Slams tuvieron diferentes ganadores. En 2015, Djokovic estuvo a un partido de ganar el Grand Slam completo y logró 11 títulos -en 15 finales- en 11 meses.

En 2016, el serbio es el primer jugador que logra Australia y Roland Garros desde Jim Courier en 1992 y el octavo tenista dueño al mismo tiempo de los cuatro torneos de Grand Slam.

Qué tema el de la Historia en el tenis. Siempre genera controversias.

 

“Sin ser arrogante, en la vida todo es posible y ganar los cuatro títulos del Grand Slam en un mismo año, también”, aseguró Nole tras vencer en París.

Djokovic no habrá ganado los cuatro un mismo año pero hacerlo en forma consecutiva en un año calendario (el descanso a final de año es el mismo para todos) nos parece un logro inmenso también, a niveles similares. No vemos demasiada diferencia. Es cierto, la tradición dice que debe ser de enero a septiembre, pero piénsenlo un segundo: ¿hay mucha diferencia?

Ya hubo un Martina Slam, un Serena Slam, hoy existe un Nole Slam.

Ya hemos escrito bastante sobre Djokovic en el blog, las razones y contextos de su dominio. A menos que baje su nivel de concentración y rendimiento -en otros años era común que le agarraran baches, algunos profundos- hace tiempo que nos preguntarnos hasta dónde llegará y cuándo podrá meterse en la discusión del «mejor de la Historia», si es que hace falta ese rótulo (nunca entendimos mucho la necesidad de encontrar a un “mejor de la Historia” como un producto que queremos vender).

Desde ya, es un asunto complejo, en el que no existe una postura única y las opiniones varían.

La constante evolución de Nole ha sido un tema de charla cada vez que nos juntamos en la baticueva de FueBuena y creemos que no se habla lo suficiente según certifica su actualidad. De hecho, Djokovic aguantó pacientemente su momento allá por 2007 y 2008 cuando Roger Federer y Rafael Nadal todavía ganaban la mayoría de los torneos grandes. A varios años de ser claramente el tercer jugador, hoy es notoriamente el primero y hace méritos para seguir sumando records para ser el mejor de su generación. Por lo pronto, ya logró el récord de puntos de ranking. De los Grand Slam, Masters y Masters 1000, Juegos Olímpicos y Copa Davis, sólo le falta Cincinnati y si queremos romper los quinotos (?), cambiar el bronce olímpico que le ganó Del Potro por el oro quizá en Río.

En ese camino, el serbio ha transitado una mutación interesante: del bromista que se viralizaba con sus imitaciones a esta máquina de jugar al tenis; en definitiva, ese caudal tenístico es su ofrenda principal para el mundo del deporte profesional. Djokovic llegó al nivel deseado (siempre diagnosticó que Federer y Nadal lo hicieron mejor jugador), logró un 2015 de novela y comienza 2016 aplastante tachando cada casillero importante; una oferta abrumadora y tiene margen (aun con un Murray en nivel) para seguir mejorando y consechando títulos.

El aporte de Federer y Nadal, individual y en la rivalidad, como embajadores globales del deporte dificilmente sea igualada. De igual forma, nos puede «atraer» más el juego de Roger por su naturalidad en la ejecución de los tiros y en la forma de desplazarse, el arsenal de tiros y efectos, también es cierto, pero si lo que mandan son los resultados, Nole y su juego «aburrido» para algunos pueden llegar a tener mejores números. Como decía Andy arriba.


Un poco de vulgaridad a veces sirve, disculpen (?)

Los criterios para comparar jugadores terminan siendo insuficientes: la preparación física cambió, las raquetas, la exigencia del circuito, algunas cuestiones del reglamento… la cantidad de Grand Slam ganados no es el único parámetro para decir que, por ejemplo, Laver fue peor que Federer. En nuestra opinión, es un monstruo en cada era. Sino también deberíamos criticar duramente a Sampras por no haber ganado Roland Garros. Siempre «lo que falta» y no lo que se logró.

En el fondo,  nos parece que hay un componente típico del sistema competitivo en el que vivimos: siempre tiene que haber un ganador, imposible aceptar segundos o que nos gusten varios. Nuestra posición es que puede (o no) haber uno mejor por cada época distinta. Podemos decir que Federer fue bastante mejor que Sampras. Pero los 60 de Laver y los 70-80 de Borg son bien diferentes. La era Djokovic todavía se está escribiendo.

4 Comments

  1. Antes que nada, soy un aficionado al blog de hace años. Felicitaciones por la nota, me resulta motivador para los que seguimos la historia de los grandes torneos.
    A mi me encanta el juego de Roger, verlo jugar siempre fue un placer, y por mucho tiempo sorprendente. En mi humilde opinión, Rafael Nadal fue su gran piedra en el zapato. Sin desmerecer a Rafa, que aunque siempre lo vi como el rival de juego menos entretenido, creo que mentalmente es de lo más fuerte que he visto y me he sacado el sombrero por su fortaleza muchas veces. Si no hubiera habido un Rafael Nadal contemporáneo a Roger, cuantos Gran Slams tendría Roger?
    Claro que pensando así, lo mismo podríamos decir al revés y con Nole también.
    Sin embargo creo que Nole lo dice claro, el creció para superar a Rafa y Roger. Creo que Roger es muy talentoso en sus movimientos, golpes y estrategia, sin embargo Rafa fue más fuerte mentalmente y entre ellos formaron a Note que es una combinación de ambos, mentalidad fuerte y buen físico, golpes y táctica. Pero la ventaja de este último es que encontró a Roger y Rafa en su declive tenistico, a Roger por su edad y a Rafa por haber exigido a su físico al extremo.
    No veo a los 3 como perteneciente a la misma generación, ya que Rafa fue prematuro en su explosión de nivel y la «vida útil» de su físico.
    De todas formas, cada uno tendrá su favorito, el mio sigue siendo Roger, por hacer ver tan bello a este complejo deporte. Saludos!

    Comment por rubenprod — 7 junio 2016 @ 22:51

  2. En general puedo decir que estamos en una etapa impresionante del tenis, con tipos que han coincidido en época y que están destinados a los libros de historia. Cuánto se han quitado y cuánto se han potenciado el uno con los otros? Es algo muy difícil de medir, y creo que allí termina prevalenciendo el gusto personal, que hace que uno termine de alguna manera «justificando» en algunas cosas al preferido de uno, con lo cual automáticamente se le quita o se le relativiza el crédito al otro (o a los otros dos en este caso). El serbio es un jugador increíble, coincido en esta obviedad, pero hay ciertas cosas, «entrelíneas» que leo en varios lados con las cuales no termino estando de acuerdo, porque todo termina de uno u otro modo, repito, relativizando sus logros. A qué voy? Para mí, y es totalmente subjetivo, Djokovic no ha sido una «consecuencia» formada por Roger y Rafa. Es verdad que estuvieron esa cantidad de partidos donde siempre perdía y no podía pasar del tercer puesto. Pero previo a las victorias en cancha, están y estuvieron las condiciones de Nole, y sobre todo, la DECISIÓN psicológica de llegar a ser el mejor, la capacidad de superación, de realmente creer que podía ganarles, y eso no se lo enseñaron ni el español ni el suizo. Podría haber asumido que simplemente no podía con ellos, y así y todo tener una exitosa carrera como tercer escalón durante muchos años, y hubiese pasado como un buen jugador, diferente, pero lejos de marcar época. La ambición y la determinación hizo que no se quedara allí, y en eso, que es la base de su éxito, el 100% del crédito es del propio Novak. Hay algo en Djokovic que en Murray no hay, o no ha habido hasta ahora. Sino el escocés, que ha transitado el mismo camino, estaría en la misma situación. Después podemos hablar de detalles propios del juego, la técnica y la estrategia, en los cuales Nole tuvo que profundizar para darles vuelta la torta a los otros 2 monstruos. Pero muchachos, primero que nada, el DESEO de querer hacerlo, ESO hace que pocas personas en cualquier ámbito de la vida queden en la historia, y la mayoría nos conformemos y aspiremos transitar una existencia cómoda, sin demasiados conflictos, hablando de tenis o de lo que sea. Uno puede tener condiciones, pero está en uno elegir todos los días explotarlas al máximo o no. Para ver el contraejemplo, David Nalbandian. Nada me pareció nunca más triste que ver a un tipo y a sus fans que se consolaran diciendo que «cuando David quería y se ponía las pilas, le ganaba a todos». El talento desperdiciado de manera consciente, es un mérito? En serio? Por suerte vienen tipos como Djokovic, que incomodan con su ambición y vinieron a romper el establishment, a no conformarse, a decir «la vara la marco yo». Felicitaciones. Para mí Nole no tuvo ninguna ventaja en sus logros sobre Roger o Rafa que los otros dos no hayan tenido. En serio es más ventajoso ganarle dos finales de Wimbledon a un ROger de 33 años número 2 del mundo, o a un Murray que, salvo su record en finales de Grand Slams, sus estadísticas personales están en el nivel de Edber y Becker; que ganarle finales de Grand Slams a los Feña Gonzalez, Bagdhatis, Roddick, etc? No se che, yo tengo mis dudas. Es verdad que son dos jugadores de diferentes generaciones, y eso es algo que no eligieron obviamente. O un Rafa que para lograr lo que logró tuvo que romperse entero? Para mí no hay mala suerte en el caso de Nadal, simplemente esto que le pasa son CONSECUENCIAS de haber jugado siempre así, es decir, de su ELECCIÓN sobre cómo afrontar físicamente su carrera como tenista. Obviamente que el desgaste te pasa factura en algún momento, pero son CONSECUENCIAS de las decisiones que uno toma, para mí.
    Djokovic no se ha aprovechado de nada, sólo está tomando lo que se ganó por derecho propio, por haber aprovechado las circunstancias del contexto y por estar tomando las decisiones adecuadas para obtener el mayor éxito posible.
    Cierro diciendo que admiro a los 4 jugadores en diferentes aspectos. Al principio era todo Roger, pero con los años cambié, y afirmo que hoy soy tenísticamente polígamo, no me caso con nadie. Llega un momento en el cual ya uno deja de idealizar a los deportistas como seres perfectos que hasta se tiran pedos perfumados, y es capaz de ser críticos con todos. Lo del serbio es impresionante y me genera curiosidad hasta dónde puede llegar, pero su caracter es lábil bajo mucha presión todavía, sus emociones aún se le escapan a veces, se nota, y se nota que está trabajando en eso. Por otro lado Murray, fascinado con su estilo técnico, pero aún más preso de su cabeza y de sus emociones que el serbio. ROger tiene un tenis que no alcanzan palabras, pero ha mostrado a lo largo de los años ciertas actitudes hacia sus colegas en las cuales dije «ahhh entonces no sos perfecto, también te calentás, te recontra embola perder y le tirás mier… a tus colegas». EL problema para mí no es que le pase eso, sino que lo haga con modos tan «suizos», tan tratando de que nada se note, es decir, uno no puede quedar siempre bien con todo el mundo en la vida. Por lo que he leído de opiniones de sus colegas, Roger es un tipazo, y concuerdo, pero de ahí a llevarlo al pedestal donde lo pusieron, me generó siempre rechazo, como algo poco creíble. Entendí que eso fue un invento del marketing para venderlo, pero sólo eso, un personaje vendible que encantó a la mayoría, y Rogelio quedó «preso» de esa imagen.
    Y Nadal como ya dije antes, para mí, nunca fue víctima de sus lesiones, estas llegaron por obvias razones de años y estilos. No hay mala suerte, hay consecuencias. Siempre admiré su cabeza, dispuesta a incluso romper su cuerpo con tal de alcanzar el objetivo. Pocos tienen tantas bolas en la vida, y es todo un ejemplo.
    Cuando los 4 no estén, el vacío va a ser grande. Veremos que depara el futuro con los nuevos pibes, y además si, como argentinos, Delpo nos puede regalar un último trecho de alegrías estos años.
    Hacía mucho no comentaba, por eso me explayé jaja! Saludos

    Comment por Downtheline — 9 junio 2016 @ 03:26

  3. Hay algunos errores de redacción que se me escaparon, pero bueno, espero se capte la idea. Saludos

    Comment por Downtheline — 9 junio 2016 @ 03:31

  4. Muy interesantes opiniones de rubenprod y Downtheline. Uno puede coincidir o no, pero las fundamentan, tienen argumentos.
    Veo tenis desde la década del 70 y creo que nunca hubo un momento de tanta visibilidad a nivel global y de tanta firmeza por parte de solo 4 jugadores como en los últimos 8 años. Solo se han metido esporadicamente entre estos 4 Roddyk, Davydenko, Ferrer, Delpo y Wawrinka, algo que nunca había pasado donde si bien había cambios entre los 2 o 3 primeros, estos nunca duraban 8 años seguidos. Analizándolo friamente es impresionante.
    Y esta supuesta rigidez en el ranking habla de un nivel de profesionalismo y autoexigencia que nunca se había alcanzado. Hoy sería imposible que jugadores como Rios, Moyá o hasta el talento de un Safin, alcancen el número 1 del mundo. Hay 4 delante de ellos que nunca darían margen para ello.
    Finalmente coincido en que JMDP nos va a dar todavía algunas alegrías. Saludos.

    Comment por Gustavo L — 10 junio 2016 @ 09:22

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.