Fue buena

20 junio 2016

Césped patinoso

Filed under: Info,Pienso de que... — TodosLosAutores @ 20:53

Mientras seguimos tirando a la basura cartón y plástico que podríamos reciclar, talamos árboles, malgastamos el agua y usamos nuestro auto para hacer 500 metros (?), el clima cambia. Europa Central, por caso, vive un período de lluvias e inundaciones pocas veces visto.

Más allá del mensaje grinpís que quisimos colar en el blog, nos preguntábamos qué efectos podría traer este fenómeno climático en la temporada con superficie natural: el césped. No propondremos esto como hipótesis sino como pregunta para aportar un dato o factor que podría en Wimbledon desde el lunes: ¿El pasto mojado puede ser la salvación de los especialistas que vieron, en los últimos años, cómo el césped del Grand Slam más tradicional se enlentecía a niveles alarmantes?

Enunciamos la pregunta en difícil, pero ojo que puede haber algo de cierto. Ya saben, en décadas anteriores se podía identificar qué jugadores serían, sino protagonistas, al menos peligrosísimos en determinadas superficies. En el polvo de ladrillo, españoles y sudamericanos (quizá sea lo único que se conserve), en césped y las indoor en carpeta de fin de año, los furibundos sacadores, los bombarderos, o aquellos que subieran a la red con conocimiento.

Con el tiempo, las pelotas usadas en canchas lentas fueron más balines, las de rápidas más pesadas, el césped utilizado en Wimbledon cambió, y no había ningún problema con ganarlo desde el fondo, apenas subiendo a la red a saludar. Este es un resumen no muy ordenado, pueden ver este video para recordar cómo cambió Wimbledon con los años, no sólo por el césped sino también por el desarrollo físico de los tenistas, y el tecnológico de las raquetas y cuerdas.

La nueva composición de semilla, 100% rye grass, comenzó en 2001. En 2010, Federer decía que notaba mucho el cambio y que ya no era la superficie más rápida.

En 2012, hablamos con el Groundsman de Wimbledon, uno de los capos de los cuidadores, y nos contó en el lugar cómo preparaban el pasto.

Cuanto más mojado el césped, más firme y agachadito hay que jugar. Es necesario andar con cuidado para no resbalar. Hace días en Queen’s hubo resbalones, entre ellos de Del Potro, Isner y Murray.

En ese terreno resbaladizo se mueve con sapiencia Florian Mayer, el alemán de 32 años que regresó al circuito en abril después de un año parado por una lesión de ingle. «Hace poco no sabía si podía seguir jugando al tenis», dijo Florian, que venció a la futura estrella Sasha Zverev en tres sets, tras perder dos match points en el segundo. Es el campeón de un ATP con peor ranking en tres años (192 hasta el domingo, hoy aparece 80).

Antes de ganarle a Zverev, Florian había vencido a Dominic Thiem. ¿Podría llegar lejos en Wimbledon? Difícil, pero quizá le amargue la vida a algún preclasificado. Seguramente, tendría menos chances si la quincena transcurriera a pleno sol y el césped estuviera duro. En Halle, como en la Catedral, había techo retráctil, pero lógicamente la humedad de un día lluvioso cumple su función aunque no caigan gotas desde arriba.

En el mismo grupo tenemos al francés Nicolas Mahut y al luxemburgués Gilles Muller, campeón y finalista en Hertogenbosch. El primero se mueve como un gato, tiene una de las mejores voleas del circuito (ahora también la rompe en el ranking de dobles) y le dio dolores de cabeza a Murray en la primera ronda de Queen’s. El segundo, zurdo de gran saque, molesta con su slice, el juego cortado y su ida permanente a la red.

Podríamos seguir con la lista: Ivo Karlovic, semifinalista en Hertogenbosch; Adrian Mannarino, uno que le encanta jugar bajito y agachado; Mikhail Youzhny, que estaba medio de vuelta y casi le gana a Thiem en Stuttgart; Radek Stepanek, Sergiy Stakhovsky, Dustin Brown… Es un grupo heterogéneo y varios de ellos rinden en otras superficies pero en condiciones de césped húmedo, pueden romper el cuadro la semana que viene. Algunos de ellos ya tienen su buen currículum en la Catedral. En un nivel más alto, Feliciano López o Bernard Tomic también podrían beneficiarse con una superficie húmeda.

Más allá del nivel de humedad, ya saben que hicimos todo este post (?) para volver a enlazar, como cada año, los consejos de Javier Frana para jugar en césped. En 2000 y ahora.

2 Comments

  1. El ultimo Wimbledon pasado por agua fue el del 2012. Quien lo gano ? Si, Federer. Siendo su ultimo GS.

    Una lastima que este año llegue falto de ritmo y volviedno de una lesión. De haber estado bien fisica y tenisticamente sumado a las lluvias, quizá tenia alguna chance.

    Comment por Emiliano (el original) — 21 junio 2016 @ 09:50

  2. ¿Algún jugador se animará a decir: Wimbledon me resbala? ^_^

    Comment por Mono Inquieto — 21 junio 2016 @ 09:58

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.