Fue buena

6 julio 2016

London Calling Día 10: Federer a lo Nadal

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 23:29

Muchos FedFans nos querrán escupir la cara por el título (?). Lo de siempre, no nos cansamos de repetirlo: si no aceptan las virtudes del otro (pasa actualmente con el dominio de Djokovic), se están perdiendo de algo muy grosso.

Federer solía empezar a full sus choques contra rivales importantes. El asunto es que, de un tiempo a estar parte, la realidad cambió y cuando enfrente tiene a un jugador firme e inspirado como Marin Cilic, Roger puede caer en algunas lagunas: si ataca en forma desordenada, si no logra leer el juego del rival, si engancha pelotas indignas de su grandeza en momentos de tensión, sólo puede significar algo… Federer está en un día poco feliz.

El asunto es que, justamente, para ganarle a Federer se necesita una precisión en la intensidad que todavía pocos pueden sostener. No a ese nivel de exigencia. El croata tuvo tres match-points y no lo logró. La remontada de Roger ofreció, en ese sentido, algunos elementos novedosos. Vale la pena refrescar algunos.

Federer con el tiempo cambió la génesis de su juego intentando ser todavía más ofensivo (recordarán el SABR y las nuevas raquetas) y buscando mayor cantidad de winners: hoy demostró que cuando no luce a todo motor durante un partido, ya no pierde la chaveta tan sencillamente y puede revertir esas situaciones en las que necesita ser demasiado preciso. Incluso sin que parezca estar a tope fisicamente (días antes admitió que no está en su mejor momento físico, hoy declararía que terminó entero).

Sucede que no quedan tantos jugadores exclusivamente ofensivos. Hace falta, sí, tiros punzantes para jugar en el más alto nivel, pero también hay que defender lo mejor posible: primero se defiende, después se ataca. Las prioridades han sido alteradas y el físico, el desarrollo de esa capacidad, es lo que marca la diferencia.

«Fue una batalla mental y física. Por mi temporada, ganar un partido así, comprobar mi estado físico, mi cuerpo, luchar y ganar, es un sentimiento increíble», describió.

Desde los cuartos de final del US Open 2014 que Federer no jugaba un partido a cinco sets en un Grand Slam. Esa vez también logró venir de dos sets a cero abajo para vencer a Gael Monfils -con el de hoy, ocho veces hizo lo mismo en Grand Slams- antes de caer en aquel torneo ante Cilic. Después de la victoria de hoy, el suizo decía que tanto tiempo sin tener un partido de tal duración le daba intriga por cómo reaccionaría a ese «test» su cuerpo, su mente y su motivación. «¿Tu hombro, tu espalda, tus piernas, pueden sostener el rendimiento varias horas? Por eso empujé con fuerza en el quinto set, porque quería llegar a la línea final», afirmó.

También repitió que el triunfo le da confianza para la semifinal ante el bombardero Raonic y para ganar el torneo. Para su objetivo cumbre todavía restan dos partidos y Federer lo tiene claro. 

Alguna vez Nadal describió que, golpe por golpe, el juego de Federer era superior al suyo, y que por eso suplía esa desventaja con más «intensidad». Hoy Federer pudo ser intenso cuando lo necesitó -estaba dos sets a cero abajo, 3-3 y 0-40 con su saque-, cuando estaba contra las cuerdas y, con la pizca de azar siempre necesaria de su lado, sacó a relucir esa garra extra para potenciarse cuando parecía perdido. Terminó festejando con un motivador agite del índice derecho, como aquella épica semifinal de Roland Garros 2011 ante Djokovic. Cilic, mientras, se lamentó por los match points con segundo saque de Roger.

 

Un dato: Con 34 años y 336 días, a un mes de pisar los 35, Federer se convirtió además en el jugador de mayor edad en llegar a las semifinales de Wimbledon desde 1974, cuando el australiano Ken Rosewall consiguió alcanzar esa etapa con 39 años y 246 días.

De allí también que lo de Federer es una maravilla y sólo es posible por la medida de sus ambiciones, la de un competidor feroz.

MURRAY TAMBIÉN LUCHANDO

Cuando un partido se extiende, los siguientes jugadores en entrar suelen pasar una situación bastante incómoda: calientan varias veces al pedo para volver a aguardar el turno definitivo de salir a la cancha. “La espera nunca fue fácil porque el partido (Federer-Cilic) estuvo cerca del final en varias ocasiones y luego de un partido emocionante tuve que crear mi propia atmósfera con el público», afirmó Murray.

Andy venía en piloto automático (2-0 en sets) hasta que Tsonga comenzó a complicarlo con precisas ejecuciones. Después de no aprovechar un 4-2 en el cuarto, el británico mostró la chapa y lo resolvió con holgura en el set final, luego de salvar un punto de break en el primer game. En semis se medirá ante Tomas Berdych, otro que cuando está derecho en pasto es difícil de aguantar.

1 comentario

  1. Cuanto amor propio , vergüenza deportiva, lo más admirable es que mantenga la llama luego de haberlo ganado todo, con 35 años , 4 hijos y xxx millones en el banco.
    pensar que alguno comentarista hace unos años decía que RF era pecho frío ….

    Comment por pistolpete — 7 julio 2016 @ 08:46

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.