Fue buena

9 septiembre 2016

I❤NY Día 12

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 21:56

Y sí, al principio de la primera semifinal del US Open estábamos todos medio así…

No sabíamos qué le pasaba a Gael Monfils, pero en un punto no sorprendía: el francés es de los jugadores más bipolares que existen, capaz de saltar de hot shots a mamarrachos, de «tirar» un partido y jugar caminando a estirarse como goma para llegar a todas… Sin embargo, no estaba claro si el asunto era solamente mental. En ESPN decían que ya lo habían visto de mal humor en la entrada en calor. ¿Eran nervios? ¿Había recibido una mala noticia? ¿Alguna lesión?

Por primera vez perdía un set en este torneo Gael, quien más allá de los nervios, mostraba una estrategia rara ante Novak Djokovic, cortando los puntos, yendo a la red en las devoluciones, también con el saque, pero así arrancó 0-5. Se recompuso y llegó a tener dos break points para sacar 4-5, pero no concretó. Algunas devoluciones las hacía parado.

El 1 del mundo había pasado una ronda en el US Open por no presentación de Vesely; Youzhny y Tsonga se le retiraron… Y ahora esto.

En algún momento Monfils parecía tirarlo. John McEnroe, en su rol de comentarista, lo llamaba «no-profesional». José Luis Clerc, en el suyo, le dijo «payaso».

Monfils le respondió con altura a McEnroe.

Después del segundo set comenzaron a surgir algunos abucheos, pero un puntazo para el 2-2 en el tercero encendió al francés y mejoró su relación con el público. Ahí se armó el partido y la situación pareció desconcertar a Djokovic. Eso es lo que quería hacer -antes- Monfils según dijo en rueda de prensa: «get into his head» (meterse en su cabeza), desacomodar a Djkovic, porque había perdido los 12 encuentros anteriores frente al serbio y la idea era intentar algo distinto.

Desde aquel quinto game del tercero, Monfils metió más, acertó en los winners, se retroalimentó con la afición y se metió en la cabeza de Nole. El serbio luego diría que «a veces me ponía loco, a veces me divertía. Así es Gael». Cuando lo volvió loco, Nole hizo esto:

Jugar un punto así: totalmente normal.

Se sumaban los errores de los dos y hubo pedidos de tiempo médico de Nole: primero hombro izquierdo, luego hombro derecho. Monfils ganaba el tercer set, Djokovic parecía sentir el calor (muy distinto a los días anteriores, demasiada humedad, cero viento), y el drama aumentaba. El partido era malo, pero divertido por la intriga de lo que sucedería.

Hicimos una encuesta en el twitter de FueBuena a ver si pensaban como nosotros.

Creemos que terminó siendo uno de los «mejores peores partidos» que recordemos. Djokovic ganó 6-3, 6-2, 3-6 y 6-2. Sobre el final se recompuso, le hizo señas a su banco para que se quedara tranquilo, que él lo iba a ganar, e hizo cosas como ésta:

En la rueda de prensa le cuestionaron a Monfils la entrega en sus primeros sets y él se ofendió. Habló de la supremacía de Nole en el historial, de que no entiende cómo le cuestionan su espíritu deportivo, que lógicamente quiere ganar y que quizá no fue muy «académico» pero que probó cosas nuevas.

Como no somos robots sino que contamos historias de humanos, bancamos lo de Monfils aún con dos primeros sets horribles y muy particulares.

La próxima, ya 0-13 con Nole, quizá intente algo distinto una vez más.

No hay comentarios

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.