Fue buena

3 octubre 2016

Ajedrez, libros y unos cuantos tiros ganadores

Filed under: Info — Marcos @ 10:08

Los nombres de los tenistas son un tópico fetiche en FueBuena. Hemos comprobado que muchos de ustedes siguen los resultados de los tenistas por el nombre, y hasta quizá queremos que un jugador gane sin saber siquiera cómo juega. Nunca lo hemos visto. El nombre de pila y/o el apellido alcanzan: es gracioso, su tonalidad, suena musical, la dificultad para pronunciarlo, etcétera.

El jugador del fin de semana fue el ruso Karen Khachanov, quien con 20 años ganó su primer título ATP, en Chengdu, en su primera final.

La mejor forma de empezar a conocer a un jugador del que escucharemos hablar bastante es con un aporte a la cultura (?), sección clásica del blog, para saber cómo se pronuncia correctamente su nombre.


«No tengo un nombre de mujer, es armenio», explica Karen. 

Al bueno de Karen también lo queremos porque se olvida de apagar el teléfono antes de arrancar un partido y corta un game para ir a atender. Ni Gaudio se animó a tanto.

Khachanov es un jugador de esos que no sólo entretienen con sus habilidades tenísticas: el ruso es un personaje pintoresco con el que se puede hablar de temas externos al tenis. Sus inquietudes van más allá del deporte que practica: su principal hobby es la lectura, las novelas clásicas y, antes que el Candy Crush, elige jugar a la ajedrez o tirar dardos para mejorar la concentración.

Su papá, Abgar, es un hombre de negocios y su mamá, Natalia, neuróloga. Karen parece tener todo claro en su cabeza: admite que no hay garantías en la vida y lograr una buena educación es esencial, por eso estudia Licenciatura en Educación física a distancia (cada dos meses rinde exámenes en Moscú).

“Durante los torneos leo y estudio, no es muy difícil. Es importante tener un título. Quiero educarme y aprender más sobre el cuerpo. Lo hago por mí. Me ayuda un poco en mis entrenamientos. He estudiado biología y es importante conocer tu cuerpo y además me distiende de la competencia”.

Khachanov tuvo una raqueta por primera vez en sus manos a los 3 años; varios años después, se decidió por el tenis como profesión full-time: a los 15 se mudó a Croacia para entrenar con un ex coach de Goran Ivanisevic y hace dos años hace base en Barcelona.

Galo Blanco (quizá lo recuerden del trabajo de base que hizo con Milos Raonic) tiene gran responsabilidad en este presente del ruso.

El español logró que Khachanov encontrase su rumbo, que pueda serenarse sin perder el instinto ofensivo. En cualquier partido suyo podrán ver esa mezcla de tirabombas que no se incomoda si tiene que ponerse a construir los puntos: desde sus 198 cms. castiga la pelota sin piedad y se mueve con facilidad para su porte.

El ruso es de esos jugadores que sin hacer demasiado esfuerzo es capaz de jugar a una media velocidad altísima: al estilo Marat Safin, por ejemplo, pin-pan-pún y a otra cosa. Safin es uno de sus ídolos, al igual que Juan Martín del Potro.

Algo parecido marcábamos cuando presentábamos hace un tiempo a Alexander Zverev, también debutante en títulos la semana pasada en San Petersburgo y futuro animador de Grand Slams. Allí se cruzaron y la prendieron fuego.

Khachanov tuvo su primera gran exposición cuando, con 17 años, llegó a cuartos de final en el ATP de Moscú . No obstante, debió aguardar su momento de maduración ideal.

«No estaba preparado para hacerlo de un modo más consistente. Es por eso que me costó más encontrar mi juego. Solo tienes que pasar por las etapas y creer que lo superarás. Algunos tardan más en llegar, algunos van más despacio”, analizó.

Un par de semanas después de cumplir 20, logró el objetivo de entrar al top 100 y ahora completó la mejor semana de su carrera con victorias ante Sousa, Mannarino, Feliciano López, Troicki y Ramos-Viñolas. Dos años y medio después de deslumbrar al mundo del tenis, el ruso llegó para quedarse (ya al borde del top 50).

¿Qué objetivos se pone ahora? «Prefiero pensar que este es un gran inicio en mi carrera por alcanzar la cima del tenis. Me motiva para trabajar más y mejorar. No me suele gustar hablar de objetivos si no concentrarme en el trabajo que tengo que hacer y luego ya veré lo que puedo llegar a lograr».

El tenis ruso vuelve a ofrecer un recambio interesante, con Khachanov, Rublev, Medvedev y los campeones de la Davis junior del fin de semana, grupo en el cual se destaca Alen Avidzba.

No hay comentarios

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.