Fue buena

17 octubre 2016

De cobertura en la Copa FILA

Filed under: Coberturas — Marcos @ 01:13

Toda victoria con un poco de drama se disfruta más.

Renzo Olivo estuvo cerca de perder la semifinal, muy cerca de perder la final, pero terminó levantando la copa de campeón de la Copa FILA, el challenger porteño. «Fue como una película de suspenso», dijo el campeón, que corrió metros y metros para aguantar los palos de Leo Mayer para imponerse por 2-6, 7-6 (7-3) y 7-6 (7-3) después de levantar dos match points y una desventaja de 3-0 en el segundo set.


Foto: Sergio Llamera.

En la semifinal frente al dominicano José Hernández Fernández, el rosarino estuvo set abajo y 2-5 en el segundo, y triunfó por 5-7, 7-5 y 6-2.

¿La importancia de este título? Regresar el top 100, lograr su mejor ranking (dentro de los 90) y entrar directamente al Abierto de Australia, ya que apenas defiende ocho puntos hasta fin de año. Recordarán que a un Grand Slam se clasifican los mejores 104 (el número no es exacto ya que depende de las bajas y los rankings protegidos) del listado de seis semanas antes del comienzo del torneo. «Te ahorra mucho físico entrar a esos torneos. Tenés la posibilidad de sumar muchos puntos estando ahí arriba», dijo Olivo, que en 2016 en Australia pasó la clasificación y pasó una ronda al vencer al checo Vesely.

MOMENTO EMOTIVO

Leo Mayer perdió el título por nada: en el segundo match point intentó atajar con la volea de drive, se tiró como arquero y la pelota quedó en la faja. Pese a la bronca por los puntos que se escaparon, vivió un momento emotivo en la ceremonia de premios, cuando Renzo habló de la entrega del Yacaré, de los puntos que aportó en la Copa Davis, y éste no pudo aguantar las lágrimas.

LABURO Y SOLIDARIDAD

Mayer es de esos jugadores que, en los momentos de descontrol, se pueden enganchar con situaciones o personas del público. Cuando perdió un punto con Olivo, miró a la terracita cercana a la entrada del VIP y gritó: «Eh loco a ver si no se mueven que estamos laburando acá». Después de perder el punto siguiente volvió a mirar con ira para el mismo lado.

En la semifinal, cuando silbaron a su rival brasileño Dutra Silva, el Yacaré gritó que «si lo jodían al otro también lo estaban molestando a él» y que había que tener un poquito más de respeto.

UNA CONDUCTA NO TAN FRECUENTE

Los ball-boys cada tanto sufren la ira de los jugadores con órdenes o puteadas cuando los chicos tardan en alcanzar la toalla, pero Hernández Fernández es todo lo contrario: el dominicano es uno de los pocos que agradece cuando los alcanzapelotas le traen la toalla. Y la pide cada dos o tres puntos, como todos sus colegas. Gracias, dice, asintiendo con la cabeza.

En un momento de calentura, le sacó la toalla de las manos a un ball-boy como descarga e inmediatamente se deshizo en disculpas, pese a que supuestamente seguía enojado por la chance perdida en el partido.

Si quieren leer más de este dominicano que hace rato se entrena en la Argentina pueden entrar a este post de Efecto Tenis.

REPRESENTADO POR NADAL Y PORTEÑAZO

Jaume Munar, finalista de Roland Garros junior, español con mucha mano e inteligencia, físico y aguante, con destino al menos de top 100, llegó a cuartos de final en la Copa FILA y mostró sus credenciales.

Fue de los primeros en arribar a Buenos Aires: diez días antes del comienzo del torneo ya se entrenaba en las canchas del club Abierto mientras se armaba el estadio tubular. Representado por la empresa de Rafa Nadal, tiene la conducta de entrenamiento de Rafa y en la Copa FILA pudo vencer a Guido Andreozzi. También pegó asado, como se ve en la foto de su twitter.

EL MAGO ENTRE NOSOTROS

Guillermo Coria en una cancha de tenis. Eso vimos, aunque más no sea tirándoles pelotitas a los chicos junto con Eduardo Schwank para el programa Nuestro Tenis, un proyecto en conjunto entre la Secretaria de Deportes y la AAT (la continuación de Tenis Federal, de Martín Vasallo Argüello) en el que recorren el país detectando talentos y tratando de brindar mejores estructuras de desarrollo para chicos y chicas, sus familias y los entrenadores, y escuelas de tenis.

En 2016, el Mago visitó seis puntos del país. El programa no apunta a quienes ya se destacan sino a los que están algo más alejados del ranking quizá por falta de recursos para competir u otro tipo de dificultades. Mezclados entre los chicos correteaban los hijos del Mago, Delfina (3 años) y Thiago, de 4 años y medio, quien ya le daba con ganas a la raquetita desde antes de caminar. De hecho, Coria le contó a FueBuena que debió ejercer su rol de padre y ponerle un freno a su hijo porque su fanatismo era tal que le iba a romper la casa a raquetazos.


Delfina y el Tío Fede Coria. Foto: Sole Giménez.

3 Comments

  1. Quedé impresionado con el reconocimiento de Renzo hacia Mayer. Despues de matarse a palos el pibe manda «Leo es un ejemplo para todos nosotros» y le agradece por como representa a Argentina en el exterior. Muy adulto y ubicado, realmente para aplaudir. Con respecto al torneo se vieron lindos partidos. Seria bueno que le busquen la vuelta al tema de la ubicacion de las camaras, ya que muchas veces desaparecia de cuadro uno de los jugadores.

    Comment por sergio — 17 octubre 2016 @ 01:57

  2. Como no vivo en Bs As, no pude ver ni analizar el torneo, pero por lo que he leído y escuchado de amigos, un gran torneo con un nivel más que aceptable para un challenger de 50, en un buen club y con poca gente…
    Más que bronca, me da pena que así sea, y entiendo que se hace en una época de laburo, aunque también coincidió con un feriado, y que no todo el mundo tiene tiempo o ganas de ver un challenger, pero creo y siento que en un país con tanta gente relacionada con el tenis, deberían meterle un poco de onda e ir a ver, aunque sea un día a todos esos buenos jugadores que la pelean y se desgastan en un challenger. Cualquier top 50 que se haya lesionado o haya perdido ranking por x motivos y despues tiene que salir a pelearla en los challengers les va a decir que quiere salir rápido de ahi, porque es algo que exige mucho y hay mucha «hambre» por subir.
    Renzo, un tipo durísimo dentro de la cancha y muy correcto fuera de ella, merece haber llegado al top 100, por haberla peleado tanto y Leo, un tímido con mucha garra, ex tirador de cualquier lado y como sea, no te enganches tanto. Recuerdo el partido con Bellucci en el Ibirapuera y un par de imbéciles insultándote… se que es duro pero hace la tuya. Un gran jugador, que volverá rapidamente al top 50.
    En fin, creo que en Argentina hay demasiada Davis y poco del resto, no solo en el público sino tambien en los medios, quizás un poco de chauvinismo exagerado.
    Lógico que la prensa vende lo que la gente pide, pero no será también que esos medios «hicieron su negocio» con la Davis? No digo que esté mal ni bien, sólo creo que si nos gusta el deporte, deberíamos sacarle dramaticidad a la competencia por equipos y ponerle un poco más de ganas a los torneos que se hacen en nuestro país. Es mucho más complejo que esto, pero solo intenté hacer algo simple y que se entienda. Saludos.

    Comment por Gustavo L — 18 octubre 2016 @ 08:50

  3. Y sobre José Hernández, un gran tipo, muy educado y correcto, que muestra en su idolatría a Victor, su lado más humilde.
    Ojalá llegue tambien al top 100, financieramente no lo necesita, pero se lo merece. Y es muy lúcido al hacer análisis del tenis tanto de América Latina como el Universitario en USA.

    Comment por Gustavo L — 18 octubre 2016 @ 08:54

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.