Fue buena

11 junio 2017

Paris Je t’aime Día 15

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 19:11

Levante la mano el que pensó a fines de 2016 que Rafael Nadal ganaría, a los 31, su copa de Roland Garros más sencilla, la décima. O el que pensó que, terminada la primera mitad de la temporada, sería el candidato más firme al número uno de fin de temporada.

Levante la mano el que pensó que los primeros Grand Slam serían para Federer y Nadal.

Nosotros jamás vimos este “Back to 2007″.

Nadal había ganado Roland Garros sin perder sets (en 2008 y 2010) pero jamás con tan pocos games perdidos (35). Es cierto que un partido se cortó en el segundo parcial por retiro de Pablo Carreño Busta. El récord de menos games perdidos en Rolanga es de Borg (32 en 1978).

Nadie pudo llegarle a cinco games en un set a Nadal. Ni Wawrinka, vencedor de Murray, ni Thiem, vencedor de Djokovic.

Un año después de no poder presentarse ante Marcel Granollers en tercera ronda por problemas en la muñeca, Nadal se lleva una copa que dice “La Décima” y recibió el trofeo en manos de su tío Toni (anunció que será el último Rolanga con su sobrino). Cuentan en París que Toni lloró fuerte en el vestuario. La ceremonia de premiación fue muy digna, con la sorpresa del tío, unos trapos en el fondo y un lindo video de la decena que comenzó con aquel triunfo ante Mariano Puerta en 2005.

“Si me preguntabas en 2005 sobre 2017, me veía pescando en bote en Mallorca”, dijo Nadal, quien sumó su Grand Slam número 15 y volvió a quedar a tres de Federer.

Ninguno quiso perderse el último punto. Ni siquiera un campeón de Rolanga que conocemos.

10 RG 🇫🇷🏆

Una publicación compartida de GG (@soygatina) el

No queremos repetir un análisis sobre una conquista de Nadal que ya escribimos ocho veces (el blog nació en 2007). Sólo recordaremos que a su juego único, las revoluciones de su drive (Wawrinka no podía pegarle cómodo), a la excelencia en la transición de defensa a ataque, al revés mejorado, al saque pocas veces elogiado, hay que agregarle el disfrute que debe sentir Nadal por el viaje de estos últimos tres años. Nadal no ganaba un Grand Slam desde Rolanga 2014. En el medio, lesiones de rodilla y muñeca. Ya saben lo que pasa cuando una figura de su talla no gana y encima se rompe: se le pronostica el retiro o la decadencia. Lo mismo ocurrió con Federer.

De la final esperábamos mucho y hubo poco. Wawrinka necesita estar firme para jugar como sabe. Si corre de un lado para el otro, se le dificulta demasiado. Si el punto no comienza bien para él (saque o devolución) y no se puede afirmar, si tiene que visitar los costados e improvisar un último recurso, es muy probable que pierda contra Nadal. Necesita estar en modo cierro-los-ojos-y-entra-todo, lo cual no ocurrió en este caso. El suizo perdió su primera final de Grand Slam (3-1). “Nadal pone dudas en tu cabeza cuando lo enfrentás”, explicó Wawa.

Ojos cerrados no tuvo Nadal, pero tampoco siguió la pelota en este tiro imposible de la final.

Así disfrutaba Nicole.

El último punto fue un botón de muestra. Wawrinka ensayó una volea gillette desde el fondo que no pasó en la red, un golpe que resumió su impotencia. Ya se había intentado “comer” una pelota, había partido una raqueta… No fue su día pero sí un muy buen torneo para él.

Nadal, rey de la gira de polvo, ahora se prepara para el césped de Queen’s. Pasado mañana vuelve a jugar Roger (dominador del circuito de Australia a Miami). Nosotros nos preparamos para seguir comprando pochoclo.

1 comentario

  1. Bellos recuerdos aquellos en los que se decía que Rafa era un “pasapelotas” o un devolvedor. Se me ocurría lo siguiente.

    Qué diríamos de un jugador de tenis cuya carrera tiene estos pergaminos:

    Medalla de oro en juegos olímpicos en single y dobles.
    Cuatro veces campeón de copa davis.
    5 grand slam
    8 veces campeón en torneos master 1000 (+ 8 veces finalista)
    2 títulos atp 500 (+ 6 finales en dicha categoría)
    2 títulos atp 250 (+ 4 finales en ATP 250)
    2 veces finalista del torneo de maestros.

    Bueno, ahora sólo resta agregarle su desempeño en polvo de ladrillo…

    Ergo, si Rafa no hubiera jugado nunca en polvo de ladrillo, y contáramos su desempeño en hard y césped, Nadal estaría a la altura de Rod Laver…

    La estadística, obvio, es muy zonza, pero en algún punto la he pensado para dimensionar lo que está haciendo el mejor de la historia en clay, y un excelente player, de los mejores de la historia, aún si no contáramos su mejor superficie.

    Ni hablar de hacer la inversa, es decir, juzgar su carrera por solo su desempeño en clay….

    Que segundo semestre se viene, cuando Rafa gana en confianza, es letal.
    Y vuelve Roger…

    Comentario by marianonagy — 13 junio 2017 @ 10:22

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.