Fue buena

7 julio 2017

London Calling Día 5

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 20:08

De chico, Gustavo Fernández miraba cada partido de tenis que pasaban en la tele. No se cansaba nunca y un día se animó a soñar y dijo: “Quiero ser Federer”. Así empezó.

Primero, se destacó a nivel nacional, fue Nº 1 del mundo junior y comenzó una promisoria carrera profesional. Ganador de dos Grand Slams en singles, el lunes será el primer argentino en llegar a la primera posición del ranking profesional de singles en cualquier disciplina.

Hace algunos años, se ponía contento con participar en los Grand Slams y ser parte de la elite del tenis. Jugar y entrenar en las mismas canchas, compartir vestuario… Bueno, mejor dicho, tener vestuario.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

“Los Grand Slam son muy, pero muy diferentes”.

Sin embargo, con los cheques que recibe en los torneos a Fernández difícilmente le alcanza para dedicarse al tenis a tiempo completo y por eso necesita de apoyos externos, ya sean del Estado (el Enard, que tanto le ha sumado a muchos atletas) o de algún que otro privado que aparezca para poder competir en el circuito con aspiraciones altas.

De hecho, en Wimbledon jugará sin sponsor de indumentaria y con ropa que el mismo se compró. La semana que será el Nº1 del mundo, mirá que justo (?).

“Intenté de muchas maneras conseguir sponsors privados y ha sido imposible. No juego al tenis por esta razón ni cambia mis objetivos, estoy tranquilo con mi trabajo y los resultados, pero en Argentina todavía nos falta cambiar la cabeza de muchas personas con respecto a la discapacidad y deporte y que te valoren como el deportista que creo que soy y no como un discapacitado, hasta que eso no empiece a modificarse va a ser complicado y más con lo que cuesta todo economicamente”, le cuenta Fernández a FueBuena.

El cordobés se lo toma con humor. “Tendré que ir una vez cada tanto a comprarme ropa, no es tanto renegar”, bromea. No obstante, asegura: “Tener sponsors es sentir un mimo con respecto a lo que uno hace y que es valorado”.

Un deportista que será el mejor del mundo en lo que hace merece un trato mejor que de una marca quieran darle “tres remeras, dos pantalones y un par de zapatillas” para una gira de cuatro meses.


Por si no vieron nunca partidos de tenis adaptado, hay puntos así. Bien, ¿no?

EL JUNIOR

En las mismas canchas en las que se juega la qualy de profesionales de Wimbledon, Axel Geller fue campeón hoy de la Nike Junior Cup (ITF G1), un importante torneo junior. El argentino mide arriba del 1,90m, suele sacar por encima de los 200 km/h y calza 48, dato random (?).

Además de ser candidato en Wimbledon, la historia de Geller es interesante porque después de terminar el colegio secundario cursando normalmente y con un gran promedio de notas decidió continuar formándose académicamente. Luego del Grand Slam inglés se radicará en Estados Unidos y seguirá una carrera universitaria en Stanford.

Desde que fue campeón del Orange Bowl sub14, de distinas universidades comenzaron a seguir su desarrollo. A mediados del año pasado, y antes de irse de viaje de egresados, Axel hizo una especie de tour por prestigiosas universidades, como Stanford, Harvard, Philadelphia y Princeton.

¿Qué va a estudiar? “En Roland Garros tuve que terminar de escribir un par de ensayos para aplicar a clases y conocer a mis ‘advisors’. Estoy entre Economía con especialidad en finanzas o Management en Ciencias e ingeniería con especialización en Economía, pero quiero mantener el nivel de tenis entonces lo que me de tiempo de poder entrenar bien sin perder pisada y a la vez poder estar tranquilo en clase, eso haré”, relata Geller ante nuestra consulta.

La idea era poner una cara normal

Una publicación compartida de Axel Geller (@axelgeller) el

El Director de tenis en Stanford es Paul Goldstein, quien estudió en esa misma Universidad y luego estuvo dentro de los 60 mejores del mundo una vez que terminó sus estudios. “El sabe que yo quiero ser profesional en algún momento y ojalá me pueda ayudar”, dice Geller con sorprendente madurez para un chico de 18 años y 2 puntos ATP. “En mi conferencia ademas hay partidos de locos, voy a jugar muy probablemente de primer singlista de mi equipo entonces todos los partidos son finales de future, salgo de ahí y el nivel future se pasa más tranquilo que arrancando de cero”, dice.

En la semana, Geller fue a pasar el día a Wimbledon y mientras veía un partido Khachanov-Monteiro, al lado suyo estaba el argentino Facundo Lugones, actual entrenador del británico Cameron Norrie con apenas 25 años. “Norrie era 1 de college, ahora se hizo profesional y la semana pasada le ganó a Zeballos, me di cuenta que era un camino distinto pero bueno, después veremos hasta donde me da para llegar”, concluyó.

LA MALA DECISIÓN

Fabio Fognini tuvo cinco set points para llevar al quinto a Andy Murray. En uno de ellos, decidió parar el punto. Su peor elección.

EL GAME

Cuatro aces del bombardero Gilles Müller. Divertido (?).

EL TARDÍO

Seguimos con el austríaco Sebastian Ofner, el hombre de la gomina que -marcamos ayer- ya se instaló en tercera ronda. ¿Sabían que se tomó el tenis en serio a los 19 años? Más de estas curiosidades en esta nota.

EL SALUDO

Bettanie Mattek agradece la preocupación tras el accidente.

EL ATERRIZAJE

Steve Johnson deja todo.

Giving it everything like… 😮 . #Wimbledon #Johnson @steviej345 #tennis

Una publicación compartida de Wimbledon (@wimbledon) el

EL CONCURSO

Durante Wimbledon tenemos el Desafío Yonex por la raqueta que usa Nick Kyrgios. Pueden visitar la tienda de Yonex para ver más raquetas.

EL PROGRAMA DE MAÑANA

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.