Fue buena

6 septiembre 2017

I ❤ NY Día 9

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 11:48

En el mar de variables que influyen sobre la carrera de un tenista suele haber una constante: la energía está puesta primero en la preparación y en el convencimiento fuera de la cancha para luego rendir adentro. Se trabaja en los entrenamientos y se aplica en los partidos.

El entrenamiento es esa parte que nadie ve: solamente el tenista, su grupo de trabajo y quizá algún allegado. Entonces, lo que se plasma en la cancha, en el triunfo y en la derrota, es un emergente de todo el proceso de cocción que va de un partido a otro. El orden es ese y no debe oscilar (idealmente) según los resultados. ¿Qué destacamos hasta ahora del camino de Diego Schwartzman y Juan Martín Del Potro? Nos quedamos en cómo han competido, cada uno con sus herramientas, limitaciones y fortalezas.

LAS ENSEÑANZAS

Hemos escrito bastante sobre la garra de los tenistas, condición que muchas veces es sobrevalorada en este deporte: hay decenas de jugadores que son tildados de guerreros, que son pura entrega, que “dejan todo”, pero pierden puntos importantes y por ende los partidos peleados. Muchos con puño apretado pero sólo cuando están perdiendo. El mensaje de “darlo todo” está buenísimo, pero si se pierde la mayoría de las batallas, de corto o largo aliento, algo está sucediendo.

Schwartzman hace tiempo que viene uniendo ambas cosas, luchar y ganar, y con una ofensividad inusitada en su tenis y en sus tiros. Pese a la derrota ante Carreño Busta, esa es la enseñanza de este torneo: la optimización de los recursos con los que se cuenta para derrumbar a gigantes que sacan mejor, le pegan más fuerte y también a los que apuestan a la regularidad. No todo es tan lineal: un partido se compone de minipartidos y Schwartzman ha trabajado en los entrenamientos para que el balance en cada encuentro le dé positivo. Si le quiebran el saque, por ejemplo, no hay problema: las estadísticas marcan que es el que mejor devuelve en todo el tour. También se divierte y disfruta el día a día como pocos.

Son casi nulas las cuestiones que quedan en manos del azar en tenistas de este nivel y, por su parte, Delpo sumó un rendimiento épico otra vez, con el guión del 2016 que rebalsó de sorprendente.

Esta vez, sacó adelante un partido casi perdido ante Thiem, con dos match-points en contra y después de arrancar con fiebre, como para meterle una cuota más de drama.

Su semblante cambia cuando suma sensaciones positivas, Del Potro tiene esa convicción especial de unos pocos de poder ganar cualquier partido no importa las condiciones ni el rival. Sucede que el tenis tiene ese elemento falopa (?) en el que en un momento puede ocurrir todo lo que no pasaba en las horas previas.

La película de Delpo tendrá un nuevo capítulo ante Federer. Ya tenemos pochoclos.

EL FAN

Alguien se puso contento con el ace de Delpo para salvar match-point ante Thiem.

EL MASAJE

Federer recibió un masaje ________ en su victoria ante Kohlschreiber.

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.