Fue buena

10 septiembre 2017

I ❤ NY Días 13 y 14

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 23:15

Muchas veces somos injustos con Rafael Nadal. Cuando Roger Federer gana un Grand Slam solamente nos referimos a él, pero es recurrerente (no sólo en nosotros) que aparezca la mención al suizo cuando Rafa gana un título grande.

Embed from Getty Images

En este caso tenemos una pequeña justificación para caer en esa falta generalizada: con el título de Nadal ante Kevin Anderson en el US Open, se terminó el año de los Grand Slam. No podemos dejar de asombrarnos con el resultado:

Federer dijo en Australia que un empate con Rafa habría estado bien en aquella final. El tiempo le dio la razón a Roger: terminaron empatados en los Majors este año.

La historia de recuperación (una más) de Nadal después de los problemas de muñeca que tuvo el año pasado no debe pasarse por alto. De regreso al número uno hace un par de semanas, el español ganó un título que a nuestro parecer “necesitaba” en un año que se planteó desde el comienzo como un cara a cara con su clásico rival. Con 16 Grand Slam, volvió a quedar a tres de los 19 de Roger con cinco años menos de edad (31 contra 36). Se reaviva esa pelea. Qué importante fue la victoria de Federer en Australia para que no estuviera más pareja la cosa.

La final no tuvo demasiada emoción. Kevin Anderson es un legítimo finalista pero también es cierto que llegó por una parte del cuadro abierta (demasiado) y no mostró nivel de finalista de Grand Slam, al menos no para inquietar al campeón. Con el título, Nadal quebró una racha curiosa: ocho finales sobre canchas duras perdidas en forma consecutiva. No ganaba un título fuera de polvo de ladrillo desde Doha 2014, cuando venció a Gael Monfils.

“Tenemos la misma edad, pero te siento como un referente”, lo elogió Anderson en la ceremonia. Nadal no enfrentó a ningún top 25 en este torneo pero como siempre decimos, no es culpa suya: Del Potro jugó a nivel top ten (había vencido a Bautista, Thiem y Federer) y Anderson arribó por la parte del cuadro que dejaron libre Zverev, Cilic y Dimitrov, entre otros.

Nadal no había pasado de octavos de final del US Open desde el título en 2013 (no participó en 2014) y su tercer US Open (2010) lo reconcilia con la superficie que históricamente más le costó. Su recorrido en la edición 2017 tuvo dos mitades marcadas: una primera semana con dudas hasta el partido con Leo Mayer (allí manifestó su deseo de que aquel partido sirviera de bisagra) y una segunda semana a lo campeón. En la final metió 30 winners, cometió 11 errores no forzados y terminó 16/16 en la red.

¿Habrá sido el último Grand Slam con el tío Toni? Ahora se dedicaría solamente a la academia en Mallorca mientras Rafa sigue con Carlos Moyá. Sería extraño no verlo en el banco si Rafa juega otra final de Roland Garros. “Esto es increíble, porque desde el 2014 tuvo muchos problemas físicos y por ende de cabeza, así que ser campeones de nuevo es muy especial”, le dijo el tío al New York Times.

Embed from Getty Images

En el ranking de mañana, Rafa y Roger volverán a ser 1 y 2 por primera vez desde 2011. Nadal tendrá 1.960 puntos de ventaja. Federer deberá remarla.

LA CAMPEONA

En el US Open 2017 gustaron mucho más las historias de los campeones que las finales.

En marzo, Sloane Stephens estaba así.

Pasó 16 semanas sin poder caminar normalmente. Estuvo 11 meses fuera del circuito. Comenzó la gira estadounidense de cemento fuera del puesto 900 del ranking. “Cuando regresé no pensaba en nada cercano a un título del US Open, sino en ranking protegido, en poder correr libremente, esas cosas. Esto es increíble”.

Durante su recuperación, Stephens “trabajó” de notera para el Tennis Channel. En una de las notas, en abril, charló con su amiga Madison Keys, quien también estaba de regreso por lesión, y le dijo que seguramente se clasificaría al Masters de Singapur.

También le hizo una recordada nota a Dustin Brown.

Con el empuje que representa regresar de una operación de pie, Stephens jugó sin presión, con determinación y logró puntazos como estos frente a Venus Williams en semifinales.

En la final, fue más sólida que Keys y logró un título impensado.

Hermoso momento en la red.

En los instantes posteriores al título, Sloane mostró un asombro que no cesaba. Primero cuando le dijeron el monto del cheque.

Luego, muy locuaz en la conferencia de prensa.

DOBLETE

A 20 años de su título en singles frente a Venus Williams, Martina Hingis ganó el mixto y el doble femenino.

Embed from Getty Images

Embed from Getty Images

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.