Fue buena

28 enero 2018

Aussie Rules final

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 11:40

El año pasado titulábamos, en broma, “CIERREN EL TENIS“. ¿Podía haber un capítulo mejor de la serie que aquella final de cinco sets entre los resucitados Federer y Nadal? Sí, Roger siempre nos da una de más y lo peor es que no nos sorprende para nada. Piensen por un segundo: ¿quién era el favorito para ganar Australia? Federer. El de 36. Lo ganó. Es normal.

Embed from Getty Images

Tres Grand Slams en los últimos 12 meses y monedas. La tiranía de los números redondos (?) hará que valoremos más el 20 que el 19 (Wimbledon) o el 21 (¿Wimbledon?). Le vuelve a sacar cuatro de ventaja a Rafa. No los aburriremos con todos los números (pueden ver este resumen). El que nos interesa citar es curioso:

La Era Abierta del Tenis comenzó hace 50 años.

Hubo emoción al final de su discurso y cierta emoción en el partido: Cilic borró la mala imagen de Wimbledon y se dispuso a tirar misiles que Federer sólo podía responder con sobrepiques. Ambos se presionaban por el lado del drive, intentaban tomar la iniciativa y cuando bajaban un poco en el servicio o cometían algún que otro error, chau set.

Roger pasó de más de un 80% de efectividad con el primer servicio en el tercer set a un 36% en el cuarto, de una ventaja de 3-1 a ese parcial a perder cinco juegos consecutivos. Cilic no mantuvo la precisión en el inicio del quinto y Federer ya no soltó la ventaja. Por algo es considerado uno de los mejores “frontrunners” (los que sacan una diferencia y no la desaprovechan, salvo el cuarto set de hoy). Resultó la final de Grand Slam más entretenida desde el último Australia, aunque el quinto set fue rápido y desbalanceado. Finalizó, como el año pasado, con un challenge.

Luego vino el llanto, el festejo de la familia y el influencer Rod Laver que tomaba imágenes para romperla en sus redes sociales.

Ya lo había dicho Pete Sampras en 2009: Federer puede llegar a los 20 Grand Slam. Leímos por allí y no recordamos la fuente: las personas que nacieron cuando Roger ganó su primer Major ya están en el secundario. Dennos el bastón.

Roger nos recuerda que es humano cuando llora y también cuando reconoce que se sintió muy nervioso antes del partido. Analizaba qué pasaría si ganaba, si perdía, si no llegaba a 20… Nos gusta dejar enseñanzas en nuestros lectores más jóvenes: está bien sentir tensión, la cuestión es superarla cuando juegan sus partidos (no tiene por qué ser en Australia) aunque los rivales sean mejores ese día. No quedarse con la sensación de que no pudieron entregar lo que tenían.

¿Ahora vamos por los 22 Grand Slam de Steffi? Roger no deja tranquilo a nadie. Aunque él no lo reconozca, sentimos (?) que no quiere retirarse sin pasar los 109 títulos de Jimmy Connors.

Cilic, por su lado, se mostró algo molesto por el hecho de que la final se haya jugado bajo techo por el calor, apuntó al inicio del quinto set como factor determinante de la final y confió que su sueño es llegar al número uno del mundo. Por el momento quedará 3, nada mal.

Embed from Getty Images

La parte divertida del asunto llega al final con este hilo del colega Carl Bialik sobre todas las veces que Roger, según la prensa “especializada”, debía retirarse o no ganaría más torneos grandes.

LA CAMPEONA

Notarán que cada tanto posteamos fotos de los tenistas cuando eran niños. En esa foto, y en lo que ocurrió después, se revelan los sueños concretados. El niño o la niña que sueñan con ser campeones. Ganar algo importante. El “durante” no lo vemos completo, incluye mucho trabajo a puertas cerradas, hasta la gran foto con el trofeo (los privilegiados que pueden alzarlo).

Caroline Wozniacki escribió hace pocos meses una carta a su joven yo. En ella le decía a la joven Caroline que tendría que trabajar mucho y que, fundamentalmente, papá tenía razón. El tenis era una buena elección.

Embed from Getty Images

Piotr Wozniacki, padre y entrenador, también posó con el trofeo del Abierto de Australia, el primera Grand Slam de su hija. Caroline ciertamente debió trabajar mucho y su último gran esfuerzo fue llegar desde el puesto 70 del ranking al número uno que lucirá desde mañana. En aquel 2016, admite la danesa, la palabra “retiro” le dio vueltas.

Embed from Getty Images

Había sido número uno en 2010. Es la brecha más larga para una tenista en la historia del ranking WTA (noviembre de 1975).

Desde este momento somos hinchas de Simona Halep. Queremos que ella gane su primer Grand Slam en su cuarto intento, algo que ya les sucedió a jugadores como Lendl, Murray y Clijsters. La pobre Simona terminó hospitalizada con un cuadro de deshidratación; le dieron el alta hoy a la mañana. Halep disputó partidos extensos (más tobillo dolorido) con Lauren Davis y Angie Kerber.

No olvidemos que Wozniacki estuvo a esto de quedar eliminada en segunda ronda, cuando perdía 5-1 y 40-15 en el tercer set. Su rival, la croata Jana Fett, está jugando la qualy del WTA de San Petersburgo.

Una reflexión nada original pero importante de remarcar: el torneo femenino superó al masculino como viene ocurriendo en los últimos Grand Slam.

EL PUNTO

Para quedar championship point.

EL REGALO

Como su padre hace 20 temporadas. Como su hermana golfista, también campeona en Australia. Sebastian Korda se impuso en juniors y le cumplió el sueño a papá Petr, quien cumplía justo 50 años.

LA REACCIÓN

Miren a Mate Pavic cuando termina el partido de dobles. Su compañero Marach debió avisarle que habían ganado, a los gritos. No caía el croata.

La pareja campeona viene invicta en el año después de los títulos en Doha y Auckland. Pavic también sumó el doble mixto con la canadiense Gabriela Dabrowski. Ella definió el partido con una devolución ganadora después de dos aces de Pavic. Cierre perfecto de la dupla.

Embed from Getty Images

EL MENSAJE

Dylan Alcott, campeón en silla de ruedas, y la última respuesta: “Jamás cambiaría esto por nada del mundo porque me dio la oportunidad de ser quien soy”.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.