Fue buena

28 marzo 2018

Tiempos de oferta

Filed under: General — TodosLosAutores @ 00:53

Por primera vez desde 2006, ningún miembro del denominado Big 4 llegó a la tercera ronda de un Masters 1000.

Por primera vez desde 2010 y segunda en 15 años, ningún integrante del Big 4 ganará Indian Wells o Miami.

Embed from Getty Images

El torneo de Miami puede empezar a marcar una tendencia: Zverev (campeón de dos Masters 1000, Roma y Montreal 2017), Coric o Chung representan a la fuerza joven; Del Potro, Raonic, Isner y Anderson son los bombarderos de generaciones ya instaladas (ahora se lo lleva Carreño y nos tapa la boca). Ganen veinteañeros o treintañeros, ya es extraño que en las finales no aparezcan Federer, Nadal, Djokovic o Murray.

Embed from Getty Images

Son tiempos particulares los del tenis masculino. De pronto desaparecieron Nole y Andy, quienes hasta no hace mucho dominaban a piacere (el serbio en la primera mitad de 2016, el británico en la segunda). Regresaron Rafa y Roger a lo grande en 2017, para ganar dos Grand Slam cada uno. En el cierre de la temporada, los lesionados de peso ya no sólo eran Djokovic y Murray sino también otros colegas del top 20 como Wawrinka, Raonic y Nishikori. Ya en 2018, Federer se jugó la ficha de Rotterdam y llegó al Uno, que perderá al caer rápido en Miami.

Esa derrota de Roger es poco frecuente pero no debería sorprendernos. ¡Tiene 36 años! Si últimamente llamamos “histórico” a todo lo que hace por su edad, no debería ser extraño que pierda con un chico de 21 años con grandes condiciones (Kokkinakis); por más que el suizo sea el más inteligente para programar giras y descansos. Si pensar en un tenis sin Federer espanta a muchos, la gira de polvo de ladrillo, Roland Garros incluido, servirá para advertir lo que será el circuito sin Roger. Tal como nos pasó el año pasado para la misma época del año.

Embed from Getty Images

Ya saben que nunca dejamos a los históricos fuera de la pelea: Nadal quizá vuelva a ganar todo hasta Roland Garros, Djokovic puede despertar en cualquier momento, Federer es hoy candidato en Wimbledon y veremos qué pasa con la cadera de Andy. Pero en algún momento habrá un período de transición; quizá haya comenzado el año pasado y se profundice en Miami. No lo sabemos hoy; se comprobará con el paso del tiempo.

Mientras tanto, hay posiciones de ranking “en oferta”. Marin Cilic, el número 3 del mundo, suma la menor cantidad de puntos de la década para un jugador ubicado en su posición.

Lo mismo ocurre para el 10, que hoy es para Lucas Pouille (campeonazo de la Davis pero sin un brillo especial en el circuito).

¿Cuál es la explicación de esto? Los puntos están muy repartidos y los de arriba “empezaron a repartir”. Los número uno del 2016 tenían cerca de 15.000 puntos, hoy no pasan los 10.000. Más abajo, entre Pouille (10°) y Carreño Busta (19°) hay apenas 375 puntos de diferencia. Por eso es que una buena actuación en un Masters 1000 como Miami hace que Isner suba al menos cinco puestos (17° al 12° hasta hoy) y Carreño, cuatro (19° al 15° hasta hoy) con el simple acceso a cuartos. El mismo Peque Schwartzman podría haber sido top ten si llegaba a semifinales en Key Biscayne.

Embed from Getty Images

El reparto de puntos en parte se explica porque los que aprovechan la baja de los Big 4 no logran regularidad para establecer liderazgos de segundo pelotón. Cilic llegó a las finales de Australia pero no suele ser constante y ahora se marchó rápido en Indian Wells y Miami. Dimitrov ganó el Masters de Londres y se pinchó. Lo mismo Sock con París. Thiem no despega fuera del polvo de ladrillo. Goffin podía amenazar y se lesionó un ojo. Del Potro comenzó a aprovechar esta situación desde febrero, y bien podría tocar el 3 del mundo antes del US Open. Anderson está logrando regularidad y se instala en el top 8. Raonic es otro que promete seguir subiendo.

Embed from Getty Images

Mientras tanto, lenta pero progresivamente (y quedó demostrado en Miami), la banda NextGen, actuales y recientes, avanza en malón. Entraron al top 100 en masa, ahora al top 50 y prontamente al top 20. Zverev es punta de lanza pero se anotan Chung y Coric, mientras Kyrgios sigue en su mundo de promesas. Shapovalov se mantiene, Tiafoe crece y Rublev avanza pese a su lógica irregularidad…

Falta el gran golpe en los Grand Slam. Chung llegó a semi en Australia. Zverev tiene como mejor resultado los octavos de Wimbledon 17. Por ahora, allí dominan los de 30. ¿La transición comenzará en Roland Garros?

Embed from Getty Images

(Aprovechando este tema que nos apasiona, el de las edades y generaciones, les contamos un secreto: es muy probable que próximamente salga un episodio de nuestro podcast con este tema, teniendo en cuenta que hace varios años que venimos juntando data relacionada. Ya saben: intentamos que nuestros podcasts estén bien producidos, por eso salieron tan poco. Veremos si éste sale bueno).

1 comentario

  1. Cómo era la repartida de puntos pre big four? Da la impresión que el nivel de competitividad los llevo a participar en más torneos que el cuerpo (aún el de ellos) puede soportar. No es casual que están todos rotos y la estrategia es tener un calendario más espaciado.

    Comentario by tomasitonone — 30 marzo 2018 @ 08:38

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.