Fue buena

7 junio 2018

Paris Je t’aime Cuartos

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 21:07

Juguemos a ponernos, por un momento, en la cabeza de Juan Martín del Potro.

¿Cuántas veces pensaríamos en qué hacer al día siguiente, cuando el partido recomience con el marcador en 5-5 del tie-break del primer set? ¿Cuántas veces desde que abandona la cancha, se baña, trabaja con su kinesiólogo en la recuperación, mira los mensajes en su teléfono, cena, se va a dormir, sueña, se levanta, desayuna, le pega un par de bolas en el precalentamiento…?

Millones de veces. ¿Ustedes?

Embed from Getty Images

Volvieron hoy y Delpo salió a pegarle con el drive. 6-5. Aguantó en el segundo con revés con slice. Festejó el set “de dos puntos” como si hubiera ganado un partido. El día anterior, había levantado un 3-5 en ese tie-break.

¿Podía ser el set que definiera el partido, por lo inusual de su desarrollo? No, se trató de un partido con poco clima. De tormentas y momentos de sosiego. Por un lado, poco clima por la reducida cantidad de público en la Lenglen (consecuencia de la suspensión), por otro lado, porque se alternaban muchos errores. Delpo parecía muy frustrado pese al set de ventaja y Cilic sumaba pelotas en la red o fuera de los límites.

Embed from Getty Images

En el tercer set, otro momento extraño: en el peor pasaje del argentino, con expresiones muy negativas e insultos al aire, pasó de 1-3 a 6-3, gracias al saque y una mejor actitud en los puntos clave. En el final del cuarto, esperó la laguna del croata -éste seguramente recuerda, de tanto en tanto, su historial negativo ante Delpo, ahora de 2-11) para facturar.

Embed from Getty Images

El tandilense regresa a la semifinal de Roland Garros después de nueve años. En el caso suyo, también habría que incluir cuatro operaciones.

Se aseguró repetir el mejor ranking, cuarto, que mostró en 2010 y 2014 (amigos de las casualidades, de los números locos, explíquennos esto de ser cuatro cada cuatro años). Tendrá una montaña muy empinada enfrente mañana, pero sigue un proceso, más allá de algunos baches (el 2017 hasta el US Open) siempre para arriba desde su regreso al tenis. Impensado para muchos cuando recomenzó en el circuito en 2016, con aquel revés con slice recurrente.

Rafa frenó a Peque Schwartzman, quien nunca fue el mismo después de la lluvia de ayer. Nos quedamos pensando en los extraños procesos que de alguna forma decretan que “el partido siempre beneficia al que pierde” en caso de lluvia.

Nadal admitió que el parate lo ayudó a pensar (suspendió set y quiebre abajo, antes de recuperarse ayer mismo, y hoy completó la tarea). El Peque comentó que no fue el mismo del comienzo. Quizá sea demasiada psicología para este momento, ¿pero por qué eso “tiene que ser así”?

Nadal había remontado ante Zverev en Roma después de una lluvia, tenía un antecedente fresco. Schwartzman había comenzado el partido tirando y pegando durísimo, un ritmo muy difícil de sostener al mejor de cinco sets. De cualquier forma, su torneo es excelente y como afirmábamos en posts anteriores, su crecimiento como jugador es notable, se nota que capitaliza lo aprendido en estos últimos años, con físico, tenis y cabeza mejoradas, y es muy probable que llegue próximamente al top ten.

LA SORPRESA

Embed from Getty Images

Marco Cecchinato sacó a Novak Djokovic en el mejor partido del torneo. ¡Y qué tie-break!

El italiano, de Palermo, nunca había ganado un partido de Grand Slam (0-4) y en enero estaba jugando challengers en Sudamérica. Cambiará su ranking 72 por (al menos) el 27 y será preclasificado en Wimbledon. En césped tiene un partido jugado en toda su carrera, en cualquier nivel. En Roland Garros, Cecchinato eliminó a otra de las historias del torneo, también Marco, Trungelliti.

Nole quedó así:

Ahora que es famoso, a Cecchinato lo juntaron con su ídolo Marat.

Con un pasado algo manchado por el asunto apuestas, Marco enfrentará en la primera semi de mañana a Dominic Thiem, quien jugó semifinales en los últimos dos años e intenta pasarlas por primera vez.

LA CAMPEONA PRIMERIZA

Si la lluvia lo permite (pronósticos ásperos otra vez para todo el fin de semana), la final WTA será un prometedor partido entre Simona Halep y Sloane Stephens. O eso esperamos.

Una reflexión repetida pero real de los últimos Grand Slams: las definiciones del torneo femenino vienen superando al masculino, en nivel deportivo y cuán disputados han sido las finales.

Ojalá puedan superar los nervios y hacer otro partidazo. Seguro correrán muchísimo. Las dos vienen de buenas victorias en semis y con firmes actucaciones en partidos anteriores (Halep en dos a Muguruza, Stephens a su amiga Keys -misma final del último US Open-), lo cual convierte a la final de Roland Garros en una parada especial, sobre todo para la rumana, quien todavía carga con el rótulo hinchahué (?) de “número uno sin Grand Slams”.

Traeme la Copa, Simona, traeme la có (?). 

¿La cuarta será la vencida? Halep no pudo coronarse en sus primeras tres finales, ante Sharapova hace tres años, su mejor chance ante Ostapenko en 2017 y en Australia, este año, ante Caroline Wozniacki.

En enero, nos reconocíamos hinchas de Halep tras su mala racha. Hoy lo repetimos: queremos que ella gane su primer Grand Slam en su cuarto intento, algo que ya les sucedió a jugadores como Lendl, Murray y Clijsters.

En Melbourne terminó hospitalizada con un cuadro de deshidratación luego de la final. “Perdí tres veces y nadie se murió”, desdramatizó con una sonrisa. Seguro habrá presión, también para Stephens, pero todo dependerá de cómo logre canalizar los (malos)pensamientos en momentos de definición.

De hecho, en la final del año pasado iba 6-4, 3-0, y con punto para 4-0, antes de una vuelta increíble de Ostapenko.

OTROS DOS SEMIFINALISTAS

Delpo no es el único semifinalista argentino: Gusti Fernández quiere volver al primer lugar del tenis adaptado y sigue poniendo bien alta la vara de rendimiento. Hoy venció al francés Nicolas Peifer y mañana se medirá ante el también local Stephane Houdet.

Mientras tanto, en la semana recibió su galardón por terminar el 2017 como No. 1 (también Axel Geller)

Por su parte, Báez quiere revalidar su condición de No. 1 y buscará su primera final de Grand Slam: eliminó al dominicano Nick Hardt y tendrá un duro rival en semis, su compañero de dobles, el brasileño Thiago Seyboth Wild. Báez ha dicho en varias ocasiones que suele fijarse en Schwartzman por su talla. El tema de moverse rapidito ya lo hace bien.

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.