Fue buena

21 abril 2019

“Una semana te cambia el humor”

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 22:11

Sería fácil para nosotros escribir que Fabio Fognini exorcizó todos sus fantasmas, que se transformó en un ganador en una semana, pero el tenis nos vuelve a ofrecer ejemplos de los márgenes pequeños que existen entre triunfo y derrota como para evitar el lugar común que determina que un tenista de mano fácil y cabeza endeble como Fabio “sigue igual” o “cambió” (uf, qué larga la oración).

Embed from Getty Images

Es más interesante observar esta construcción de siete días, que tuvo méritos propios y ayuda externa.

Fognini llegó a Mónaco con un récord de 0-4 en polvo de ladrillo durante 2019 (derrotas en su debut en Córdoba, Buenos Aires, Río de Janeiro y Marrakesh). Se podría pensar en la posibilidad de que hubiera jugado alguno de esos cuatro torneos sin ganas o ya satisfecho con las garantías, pero una actitud “monetarista” como tal no podría ocurrir en cuatro campeonatos (tres seguidos) en su superficie favorita.

“A mi edad es difícil aceptar las derrotas y problemas físicos”, explicó el italiano después de pasar la primera ronda en Montecarlo, un partido que perdía 6-4, 4-1 y chances de 5-1 contra Andrei Rublev. “A veces es un poco de suerte”, dijo y, según indica La Gazzetta dello Sport, tiró una bombeta (*): “Tengo dolores en un tobillo y el codo. Voy a jugar hasta Roland Garros y después ver”. ¿Se venía una pausa?

Así como estuvo a muy poco de irse en primera ronda, también podría haberse despedido en la segunda: lo esperaba Gilles Simon y su récord de 5-0 sobre Fabio, en partidos en polvo de ladrillo, aunque es verdad también, alejados en el tiempo (el último, en 2012). “Me desperté con la espalda dura”, explicó el francés.

Llegaba Alexander Zverev con marca más reciente de 2-0 sobre Fognini, ambos en 2017. El primer set se definió por dos puntos (8-6) en el tie-break y, ya con la victoria consumada, Fabio le diría a Flavia Pennetta y Corrado Barazzutti (capitán de la Davis italiana, reemplazó a Franco Davin estos días) que ese partido fue un giro importante en su confianza. Luego debió recuperar un 1-6 ante Coric y llegó el festival ante Nadal, en el que se advirtió a un Rafa impreciso, con escasa profundida, y un Fognini que jugaba casi de sobrepique. En la final, Fabio pareció no sentir la presión del favoritismo.

“Antes de Montecarlo no tenía paciencia. Me entrenaba bien pero no lo trasladaba a los partidos. Es lo maldito o maravilloso de este deporte: una semana te cambia el humor”.

(*) Mal escrito a propósito.

1 comentario

  1. (*) Ahora lo pueden escribir bien y traducir? (?) Gracias

    Comentario by PABLITENE — 22 abril 2019 @ 18:40

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.