Fue buena

21 noviembre 2019

Campeón del Masters, productor y director

Filed under: Info — TodosLosAutores @ 19:23

El colmo de la comunicación directa por parte de las protagonistas: minutos después de ganar el Masters (o el «Nitto», como lo llama él), le preguntaron a Stefanos Tsitsipas cómo había hecho para recuperar la sensación de querer competir después de meses de flojos resultados. El griego no quiso dar la respuesta. «La encontrarán en mi próximo vlog, estará bueno y estoy muy ansioso de hacerlo».

Recordemos que, hace dos años ya, presentamos a Stefanos como «el tenista youtuber«.

El lunes, Tsitsipas publicó este video en YouTube, que en realidad es un videochat con fans de 1h15. Ahí reveló algo más: hace cuatro o cinco semanas produce y edita un documental/peli sobre un padecimiento que él mismo soportaba de adolescente (no demasiado tiempo atrás: tiene 21 años) y que adelantó recientemente en el Masters. Esta vez sí se lo dijo a la prensa.

«Sufría de chico miedo al rechazo, entonces no me abría ni decía lo que sentía», comentó Tsitsipas en el O2 Arena. Su docu se ocupará de estos asuntos. ¿Incluirá el bullying? Esperaremos el resultado pero nos moviliza que un campeón de Masters y posible ganador de Grand Slam dedique tiempo a esto, más allá de que lo audiovisual sea su pasión.

«Estuve hablando con psicólogos para la filmación», contó Tsitsi. «Será la mejor película que hice en mi vida. Tiene un mensaje muy fuerte, puede ensañarles muchas cosas», agregó en YouTube. «Este año conocí a tanta gente, tuve experiencias nuevas, interacciones, y pude superar este miedo. Me siento tan agradecido de haberlo hecho, aprendí mucho». El griego, quien ya comenzó sus vacaciones en Islandia, explicó que le pidió ayuda a Casey Neistat, un director y youtuber estadounidense, pero éste no pudo sumarse al proyecto por falta de tiempo.

Ver esta publicación en Instagram

Settu eld í rigninguna. 😌 #Ferskja #BrosiðElskan #Ísland

Una publicación compartida por Stefanos Tsitsipas (@stefanostsitsipas98) el

Tsitsipas intentó ser vegano, le funcionó una semana y «los viajes lo hicieron imposible». Trabajó la flexibiildad en yoga pero lo dejó. Empezó a meditar en la semana de Basilea junto a su kinesiólogo Jerome, y trabaja con psicólogo desde los 12 años. «Me gusta meditar en compañía, más que nada en la respiración. Estar en el presente, cosas así».

Más allá de las búsquedas personales, el griego de 21 años suele viajar con las cámaras y micrófonos más modernos -drones incluidos- desde que estaba fuera del top 50. En la segunda mitad del año ensayó un pequeño apagón de redes -desconexión, bah-, muy dolido por la derrota ante Stan Wawrinka en Roland Garros que derivó en su salida prematura de Wimbledon.

Así como Dominic Thiem, el finalista en Londres, no tuvo una buena segunda mitad de año hasta que despertó (despertaron) en la gira de Asia. Créase o no, influyó muchísimo la Copa Laver, lo que se divirtieron ahí, los consejos de Roger y Rafa. Al ganar en la primera ronda de Beijing, cuenta Stefanos que volvió al hotel llorando, por un motivo que no quiso revelar. Después de ganarle la final de esa semana en China, Thiem tiró el deseo en forma pública: que en el futuro próximo, Tsitsipas y él coprotagonizaran más finales importantes. Ocurrió en Londres.

Campeón del Masters NextGen en 2018, del Masters Adults (?) en 2019, Tsitsipas sigue aprendiendo sobre filmaciones, fotos, luces y edición en los ratos libres. ¿Ocupación full time para cuando se retire?

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.