Fue buena

20 noviembre 2014

Seve, un sabelotodo

Filed under: Info — Marcos @ 20:10

No hay una condición necesaria para llegar a ser capitán de Copa Davis, aunque la mayoría de quienes logran ocupar ese lugar han sido personalidades rimbombantes, figuras del deporte, tipos con peso específico. El suizo Severin Luthi sirve de contraejemplo.

De apenas 38 años, Luthi fue un buen tenista en su época de junior, pero no logró destacarse como profesional -llegó a ser 622º en 1995- y dejó el tenis a los 20 para trabajar con un amigo de su papá Ernst y cursar en la Universidad en Berna. Mientras tanto, desde los 17 jugaba al fútbol en el Grasshopper Club de Zurich.

«A los 15 o 16 años uno tiene ideas extrañas. En ese tiempo, quería llegar a lo más alto y no creo que habría estado satisfecho con llegar a estar entre en el 50º y el 100º del mundo», afirma Seve en esta entrevista.

En sus días de juvenil lo solían describir como un  jugador con talento pero demasiado «cerebral». Ese defecto, cree él, se convirtió luego en una virtud que le sirvió para seguir ligado al tenis, cuando decidió que los libros tampoco eran lo suyo. Entonces se convirtió en un estudioso del juego.

Basta repasar el CV de Luthi para darse cuenta del progreso que logró en base a su conocimiento y a la capacidad comunicacional. Comenzó como entrenador en la Federación suiza, luego pasó a ser sparring del equipo de Fed Cup de su país y de Martina Hingis; de ahí a ayudante en la Copa Davis, en 2002, para ser ascendido como capitán tres temporadas después, con apenas 30 años. Desde 2007 acompaña a Federer en el circuito y también aconseja a Stan Wawrinka.

«Mi idea es que un entrenador debe adaptarse a cada jugador. Yo no impongo nada. Por supuesto, es bueno como entrenador para tener una guía, pero no hay que olvidarse de una regla de oro: ‘podes ser el mejor entrenador, si los jugadores no son buenos, no se obtiene ningún resultado'», explica.


Las mellis Federer y el tío Seve.

Luthi conoció a Federer -cinco años menor que él- cuando tenía 13 años. «Lo vi un par de veces y pensaba que iba a ser muy bueno -cuenta el capitán-. Lo más impresionante era que cada vez que pasaba el tiempo y lo volvía a ver, siempre había mejorado». No tenían demasiado contacto hasta que en el 2002 volvieron a cruzarse, de casualidad y tras una tragedia.

Aquel año, el formador de Federer, Peter Carter, asumía como capitán en el equipo suizo. Carter falleció al poco tiempo en un accidente automovilístico en Sudáfrica. Bajo esas circunstancias, Peter Lundgren -entrenador de Federer en ese momento- tomó el cargo y le propuso a Luthi que fuera su asistente. Severin aceptó y tres años después pasaría a sentarse en la silla más caliente (?).

«A veces me gustaría ser menos controlado, ser eufórico. Pero en la cancha, mi papel es mantener la calma. Hay suficiente entusiasmo en torno a los jugadores, yo no estoy para hacer ningún show «.

Además de su trabajo dentro de la cancha, Seve, como se lo conoce en el circuito, formó junto al extenista Ivo Heuberger la empresa de marketing HI-PRO que actualmente provee la indumentaria oficial al equipo suizo. Incluso ha firmado dos contratos de patrocinio privado (con la aprobación de Federer) con el fabricante de relojes Louis Erard y con la compañía de seguros Firstcaution.

En este interesante video de ATP escucharán elogios a Luthi, su relación con Federer y el respeto/reconocimiento de otros entrenadores.

1 comentario

  1. Rogelio al horno y sin papas

    Comment por PABLITENE — 21 noviembre 2014 @ 14:00

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.