Fue buena

19 julio 2015

Cuestión de equipo

Filed under: Coberturas — Marcos @ 23:00

Los triunfos, como el 4-1 contra Serbia en Tecnópolis, ayudan y levantan el ánimo, pero la historia de este fin de semana nos resulta una continuación del nerviosismo superado de la serie ante Brasil y la suma de varios desafíos aprobados.

Ahora que Argentina volvió a sacar pasaje a semifinales de la Davis y cuando ya hubo hablado (?) en ruedas de prensa y se empezó a desarmar la particular cancha dónde se jugó la serie para trasladarla al Cenard, desarrollamos aquellas ideas.

Para arrancar por el origen, ¿cómo hizo Orsanic para congeniar y potenciar a cada integrante del equipo? Comunicación, entendimiento, discusión, hasta concesiones y exigencias… el jugador necesita entrar a la cancha en el mejor estado posible de mentalidad y paz. El desgaste emocional, muchas veces, es más grande que el físico y, en una serie tan pareja, cada partido se cerró con un moño.

«Cuando uno empieza un nuevo proceso imaginas un montón de cosas, en cómo será ese proceso. De la serie de Brasil a esta pasamos del drama y los nervios a la tranquilidad y la emoción, por el buen nivel. Pero nuestra actitud fue la misma. Y tampoco hubiese cambiado si no obteníamos el resultado que queríamos. Creo que vamos conociéndonos todavía más y los jugadores estuvieron incluso más abiertos a nuestra propuesta de inculcar valores para tirar todos para el mismo lado. Si bien estábamos preparados para cualquier desarrollo de la serie, creo que ni el más optimista de nosotros se esperaba este rendimiento. La mayor satisfación es haber pasado una nueva serie de la manera en la que lo hicimos y poder estar ahora en semifinales», analizó post triunfo el capitán Orsanic ante la consulta de FueBuena.

Ahora bien, ¿no se gana y se pierden las series en la cancha? ¿Que no viniese Djokovic le dio confianza a los argentinos e hizo que terminasen sacando lo mejor de cada uno en el momento necesario? ¿Los serbios se apichonaron ante la adversidad? 

EL TALENTO COLECTIVO

Sobre los distintos tipos de talento, recomendamos esta charla Ted, de hace algunos años, en la que Manu Ginóbili se autodenomina «distinto» y se explaya sobre el valor de las cualidades grupales antes que las individuales. Valen la pena los 18′.

¿Cuánto incide lo grupal en un deporte tan individual? ¿Es necesario llegar a un punto de amistad para conseguir los resultados? Creemos que no es necesario que los tenistas sean amigos -los del equipo argentino sí lo son, por ejemplo-, pero sí que se comuniquen. Que planteen los problemas y traten de solucionarlos.

Cada tanto recordamos este audio de Luis Scola en FM Metro.

scola en basta de todo sobre grupos

A principio de año, antes de la serie ante Brasil, Orsanic se propuso reunir a los jugadores, entrenadores y cuerpo técnico para diagramar los meses siguientes y, sobre todo, soñar con poder dejar atrás épocas peores (en cuestión de grupo, no en resultados).

Específicamente en la Copa Davis, el tenista choca justamente contra eso, una educación a base de la superación personal a costa de otros. Suele costarle, a su matriz individualista, entender la solidaridad con el compañero y la aceptación del rol.

Esta temporada 2015 pareciera que vino a sanear el individualismo residual: Mayer, el líder que encuentra su comodidad siendo «uno más», superó lesiones, dejó atrás inseguridades y hoy es la bisagra del equipo dentro de la cancha. De hecho, tiene una personalidad introvertida y Orsanic supo llegarle.

A los 28 años, Leo no solamente logró afirmarse en el circuito, sino que muestra atributos (de los otros, los intangibles) como la frescura para desdramatizar cualquier situación. «A la hora de entrenarme y de competir, lo hago igual que cualquiera… ese es el eje, el equipo», dijo antes de la serie. Esa humildad no es impostada: si gana un partido disfruta lo justo y necesario; si pierde, se va a pescar a Zárate o Corrientes con su bulldog inglés, Nelson.

La superioridad del correntino ante Krajinovic fue tal que Orsanic decidió hacerlo jugar también el doble. «Fue una experiencia nueva verlo a Mayer en cancha viernes y sábado y estamos contentos por verlo en su mejor nivel», dijo Orsanic.

El caso de Berlocq también resulta representativo: la soltura y el buen rendimiento en el dobles resultó un desahogo para Charly después de semanas difíciles y una complicación de salud de su hijo Agustín.


El recuerdo familiar. Foto de @SebaTorok

DELBONIS Y EL APORTE (IN)ESPERADO

Delbonis fue otro que supo de muchos vaivenes, que suele alternar buenos impactos en el circuito (triunfos ante Federer o Wawrinka, por ejemplo) con derrotas sorpresivas: si su debut en singles en la competencia en el 5º punto ante Brasil fue una muestra de personalidad y decisión, la reacción ante Troicki seguramente sea un mojón todavía más firme para su apuntalamiento y explosión.

Después de los dos primeros sets en los que acumuló casi 50 errores no forzados, Delbonis hasta pudo terminar holgado el quinto set y cerrarlo así…

Esta serie era especial para Delbonis. Destacábamos en las claves del jueves su elección de ir a jugar un challenger en polvo de ladrillo antes que alistarse para Wimbledon y el resultado terminó siendo, justamente, el esperado. Preparar la Davis sacrificando la gira de césped.

“Estábamos un tanto retrasados en el ranking y eso no nos aseguraba tener continuidad en los torneos ATP. Ante la posible convocatoria a la Davis y al priorizar siempre defender los colores de Argentina decidimos ir al Challenger. Para él es un deseo jugar la Copa Davis y parte de eso fue para preparar lo que vivimos ahora”, le explicó Gustavo Tavernini, coach de Delbo, al blog EfectoTenis.

Del lado serbio, el triunfo de Delbonis fue un golpe duro a las aspiraciones del equipo visitante: pese a la inclusión de Troicki, la superioridad que (a priori) había en el dobles no fue tal y no tuvieron ninguna capacidad de respuesta.

Donde sí reaccionaron fue en la rueda de prensa.

«La organización fue bastante mala. Esperamos 35 minutos para que nos pasaran a buscar, cuando llegamos hacía mucho frío. Se lo dijimos a la ITF pero no mucho no le importó: fue la peor organización que he tenido en los diez años de carrera en la Copa Davis», sentenció Obradovic.

Extrañamente, Obradovic no hizo mención a la coordialidad del encordador argentino Luis Pianelli para solucionarles un percance que tuvo el equipo serbio con la maquina de encordar que trajeron: primero le compartió la suya y luego le consiguió una nueva para que pudiera trabajar con tranquilidad.

«Fue un acto de clase y generosidad. Es un placer recibir un trato así de primera mano», le agradeció vía Facebook el encordador serbio.

LOS JUNIORS 

Junto a los sparrings Pedro Cachin y Gerónimo Espin, por iniciativa del Departamento de Desarrollo de la AAT, toda la semana hubo cuatro juniors acompañando a los jugadores en las prácticas, compartiendo almuerzos y todo tipo de charlas.

«No me podrían haber hecho un mejor regalo», decía, contento, Tomás Etcheverry, quien el sábado cumplió 16. Etcheverry fue campeón sudamericano Sub16 en 2015 junto a Santiago Rodriguez Taverna, otro que estuvo presente en Tecnópolis, además de Franco Capalbo y Genaro Olivieri.

LO QUE VIENE

Bélgica no perdonó a una Canadá sin Raonic ni Pospisil y se metió en semifinales, después de más de 15 años, para ser el rival argentino del 18 al 20 de septiembre.

En Bélgica, Argentina jugará su 15ª semifinal de Copa Davis (4 triunfos, 10 caídas), la 9ª de visita, donde sólo ganó 1 (3-2 a Serbia 2011). Hasta el 28 de junio hay tiempo para que se defina la sede (Ostende, Amberes, Bruselas o Charleroi) y la superficie -seguramente sea cemento, del rápido-, pero ya podemos ir aprendiendo los nombres de los rivales: David Goffin, Steve Darcis, Kimmer Coppejans y Ruben Bemmelmans.

3 Comments

  1. Me llamó la atención los comentarios del capitán serbio acerca de la organización, desde afuera y sin conocer el off the record sonaba mas a un acto de calentura que otra cosa. Tanto el estado de la cancha como el frío es algo que debieron enfrentar ambos equipos, lo mismo que el tema de los traslados. En una ciudad con tránsito caótico como Bs As no parece una locura una demora de 35 minutos (supongo que no habrán esperado con los bolsos sentados en la vereda de la terminal de Retiro no?). En fin, que eso no diluya el gran triunfo de Argentina… a esperar con toda la fé la serie con Belgica!.

    Comentario by Damian — 20 julio 2015 @ 13:17

  2. Felicitaciones al equipo nacional y a los chicos de fue… Enorme y humilde faena!!.
    Buen contrapunto le metieron a las críticas de Obradovic!!!
    Bien Delpo en acompañar, Vilas presente con esposa a hija, Irigoyen saludando. Desde la TV parecía un acompañamiento más honesto y menos farandulesco que en otras series.
    Serbia, con y sin Nole, en dura y en polvo, de local y de visita… eso tiene nombre!!
    Yaca martillando, Delbo enseñando que siempre se puede!!!
    Bien Orsanic que tiró toda la carne al asador para un incierto punto de doble y que metió a Delbo, Peque era otra posibilidad clara de single 2.
    Rara decisión de Obradovic con el single 2, Lajovic siempre era opción por su crecimiento en el circuito y en Davis.

    Comentario by Marianiten — 20 julio 2015 @ 13:26

  3. Ya del resultado anterior me pareció que es la primera vez que tenemos un Capitán en serio. De haber contado con uno antes, cuantas veces hubieramos salido campeones.. claro que ahora sin top tens.. hasta donde puede hacer un Capitán.. hasta ahora viene demostrando que más de lo esperado, ojalá siga siendo así!

    Comentario by Arturo — 22 julio 2015 @ 21:03

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.