Fue buena

13 septiembre 2020

Los 90 fueron buenos (?)

Filed under: General — TodosLosAutores @ 12:55

Está tan concentrado el circuito en estos últimos meses del año que el US Open parece del mes pasado, pero no.

https://www.instagram.com/p/CFHoB3-JRdE/

Comenzaremos con el chiste obvio: se requirió una lesión del que nunca se lesiona(ba), complicaciones de una pandemia mundial y un blooper histórico para tener, finalmente, nuestro primer rey de Grand Slam nacido en la década del 90. Para que Marin Cilic, a sus 31 años, no siga con el cartelito de campeón masculino de Grand Slam más joven en actividad. Pete Sampras, al ganar su Grand Slam final en su último partido oficial (el US Open 2002), era más joven en aquel momento que el croata hoy.

Fuera de broma, estaba al caer, con o sin Fedal. Como escribimos varias veces, la renovación estaba ocurriendo en el top 10 y 20 (Thiem y los NextGen suplantaron al segundo pelotón de los Wawrinka, Delpo, Cilic o Anderson), en los títulos de Masters 1000, en las rondas finales de los Grand Slam. Sólo falta el top 2 y rogábamos por el recambio en los «Majors»; la última gran estadística por romper, que habla de lo increíble que es el Big 3 (más cuando esos monstruos se preparan para tener el pico en los Slams).

Thiem es el «joven escondido», tiene 55 años (bueno, 27) y concretó lo que no pudo todavía la generación de los Raonic, Dimitrov o Goffin. Tuvo un crecimiento progresivo, primero en polvo de ladrillo, y en canchas duras principalmente en los últimos dos años, con su título en Indian Wells y la final en Australia. Beneficiado, si se quiere, por la lentitud de las superficies rápidas (puede jugar bien atrás, usar el top de ambos lados), pero también con algunos cambios técnicos como acortar un poco el swing de revés, mejorar el slice, confiar en el saque, etc.

En la rueda de prensa postriunfo en NY, Domi comentaba que Nico Massú hizo un gran aporte en ese sentido: convencerlo de que no era solamente un jugador de tierra. «Mejoré mi juego en duras muchísimo desde que estoy con él. También cambié mi mentalidad y creo que muchos de mis tiros funcionan en estas superficies. Mi mejor Slam antes de este había sido Australia. Ya no es sorpresa para mí tener un trofeo de estos y que no sea Roland Garros», dijo Domi. El austríaco ya está en su país con descanso merecido, y dice que su problema en el Aquiles es menor, que pronto empezará a entrenarse en polvo de ladrillo y viajará para reaparecer justamente en Rolanga.

Si viste la final del US Open, especialmente el quinto set, quizá tuviste algunos destellos del Coria-Gaudio del 2004. Aquella vez no eran amigos como ayer, pero no recordamos otra final reciente entre hombres en la que los dos protagonistas muestren tantos nervios, especialmente en el cierre. Este es un comentario de sillón pero no derogatorio: se entienden los nervios de los dos, la chance del primer título de Grand Slam sin el Big 3 dando vueltas, la situación bizarra de los nervios a estadio vacío. Muy raro todo, como los días que transitamos todos y todas estos meses. Además, ¿no fue divertido adivinar quién sería el que fallaría menos estando adelante? Ese nerviosismo que sentimos todos nos hizo vivirlo con más pasión.

La cuestión mental estuvo ahí en todo momento: el arranque furioso de Zverev por saberse el “underdog”, lo tentativo que se puso cuando estuvo dos sets arriba, los gestos negativos de los dos, el 5-3 que no aprovechó Sascha en el quinto, el 6-5 y saque que tampoco cierra Domi, los calambres del austríaco (más similitudes con el 2004), el atrape de Zverev al final, con la oportunidad tan grande… Por eso su llanto. Ojalá se pueda recuperar y aprender: su tenis en los primeros sets fue notable. La confianza la tiene: «Sé que ganaré un Grand Slam en algún punto».

https://twitter.com/AnnaK_4ever/status/1305483685425295360

A veces nos olvidamos de que cuando un jugador como Sascha tenga la edad de Thiem, el Big 3 ya no debería ser un problema. Habrá que ver si no surge un fenómeno de la generación siguiente (Sinner, Alcaraz, Musetti, otro) que haga las cosas más difíciles.

Thiem y varios del NextGen como Zverev o Medvedev, marcan una diferencia gracias a esto que marca muy bien De Miñaur.

CAMPEONA CON MENSAJE

Un título de US Open con el «clima enrarecido» por la situación de Serena con el juez Carlos Ramos. El segundo título del US Open y la imagen de la soledad, sin público ni alguien que la felicite: aislada en pandemia, digiriendo que llegó un nuevo Grand Slam, el tercero en tres finales.

Nos preguntábamos qué sentirá el/la jugador/a que gana un Grand Slam en estas condiciones. Recordamos lo que dijo Andy Murray sobre ganar un puntazo con un tiro a la carrera: la reacción instantánea del tenista profesional de alto nivel es unirse en comunión con el público, eso sale rápido en el momento, y no estuvo esta vez. Los únicos que escuchamos aplausos somos los televidentes gracias a la inteligencia artificial.

¿Pero qué pasará en el momento de sacar en el match point? La presión, los nervios, la ausencia del típico fan que grita a destiempo, el murmullo, el «silencio ensordecedor» previo a tirar la pelota… El error de Azarenka que le da el título. ¿Será lo mismo? Seguro lo es en la premiación, pero nos gustaría saber qué siente exactamente el profesional en un partido sin público, con la chance de seguir escribiendo páginas históricas.

Osaka le agregó algo más, y vaya si es importante: así como en Cincinnati sintió que no podía jugar al día siguiente de otro asesinato policial contra un negro en los Estados Unidos, esta vez decidió salir a la cancha con un tapabocas con los nombres de víctimas del racismo. Lo hizo siete veces, porque jugó siete partidos y los ganó todos. ¿Qué habría pasado si perdía rápido? ¿Si perdía la final? Hay que tener en cuenta eso: la apuesta por dar un mensaje fuerte, de asuntos que exceden el deporte, y aún con ese peso agregado, ser campeona. Doble, triple, cuádruple mérito.

En la ceremonia, le preguntaron (hasta medio de compromiso) qué sentía al usar esos tapabocas. Ella repreguntó a su entrevistador qué le hizo sentir a él. «Lo importante es que se hable del tema», agregó Naomi, quien recibió el agradecimiento de familiares de dos de las víctimas.

Osaka cree que la camiseta de Kobe le dio fuerzas. Como si fuera una capa de superhéroe que transfiere poderes. Más tarde recibió la felicitación de LeBron James.

https://twitter.com/espn/status/1304980626437701632?s=12

Azarenka pretendía ser la campeona de Grand Slam «con mayor diferencia de años entre un título y otro» (se nos complicó formular esa categoría, je), después de sus títulos en Australia 12 y 13. Estuvo a cuatro games (6-1 y 2-0), pero, como dijo, «la tercera no fue la vencida, quizá la cuarta». La bielorrusa perdió la finales del US Open en 2012 y 2013, y en la primera quedó a un game frente a Serena Williams. Al menos se dio el gusto de vencer a Serena en semis del primer Grand Slam pandémico.

Y se fue con una filosofía para imitar: disfrutar el momento, ser más persona y «menos tenista».

Hoy, miércoles, hizo bien la transición y le ganó a Venus en Roma. Veremos qué puede hacer en Roland Garros.

EL PELOTAZO

Año movido el de Nole: invicto hasta la mitad del US Open; señalado como el gran culpable del malogrado Adria Tour, donde se contagiaron de coronavirus varios jugadores, también él y su esposa; separatista (?) con la nueva asociación de jugadores, y lo último, este pelotazo al cuello de la jueza de línea, que desactivó su sueño de sumar otro Grand Slam ante la ausencia del dúo Fedal…

Ya sabemos que Nole no tuvo intención, que le dio justito a la jueza en el cuello y se juzgó más el resultado que la intención. Su entrenador, Goran Ivanisevic, le dijo a un medio serbio que «lo trágico es que Novak no estaba enojado. Vi el video 3.877 veces y su error más grave fue que no estaba mirando en esa dirección». El campeon de Wimbledon 01 también dijo que, al llegar a la casa, Novak se quedó solo un rato, que después hablaron, que era un shock para él también, y que es bueno que pueda jugar pronto en Roma, que la estrategia es que parezca que el incidente «ocurrió hace cinco años». Goran también habló de reacción desmedida, un poco parecido a lo que dijo Djokovic sobre cómo lo culparon por el Adria Tour. La turba en redes puede ser muy dañina.

Recordamos que minutos antes del partido, Novak estaba así:

Ya en Roma, Nole dijo que aprenderá de este error, que no puede garantizar que no ocurra de nuevo, y Nadal comentó que esas son cosas que no se hacen, que hay que controlarse en la cancha. Ah claro, como si fuera tan fácil (?).

LA «INNOVACIÓN»

Que siga esto, con o sin vacuna: los ball-kids no dan más las toallas, se las tienen que ir a buscar los jugadores solos.

Otra novedad «divertida» del torneo fue ver a los jugadores en las suites, siguiendo los partidos mientras comían. Ya que no hay público, al menos público vip.

LOS VIDEOS

El archivo no perdona a Nole.

Daniil Medvedev volvió a hacer de las suyas, y lo compilaron en este video.

LOS DATOS

En 63 de los últimos 64 Grand Slams, el campeón masculino fue europeo. El único que rompió esa racha: Delpo en el US Open 2009.

Además, el US Open 2020 fue el primero en la historia que tuvo a tres madres en cuartos de final: Azarenka, Serena y Tsvetlana Pironkova, una de las grandes sorpresas del torneo, ya que era su regreso a la competición después de tres años de ausencia.

SIGA, SIGA

En situación pandémica es complicado pedir perfección, y los popes (?) del US Open deben estar felices de haber podido completar el torneo (y conservado el dinero de los derechos de TV, y haber demostrado que USA rules). Sin embargo, hay que marcar que el protocolo no se cumplió para todos por igual (ver las diferencias entre el caso Galván -el PF de Pella y Dellien- y el caso Paire) y los encargados de salud de Nueva York pedían cuarentenas obligadas a los que perdían, como este caso:

LA FRASE

«Tengo la impresión de que somos prisioneros, o que somos criminales. Es una pesadilla y quiero recuperar mi libertad».

Kristina Mladenovic, furiosa con la burbuja.

No hay comentarios

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.